La Pistola Colombiana Indumil Córdova 9x19mm Generación 3.0

1

Con más de 10.000 unidades de la Córdova 9×19 milímetros vendidas en el mercado nacional, la Industria Militar de Colombia (Indumil) ha venido posicionando este modelo de pistola producto de un diseño y desarrollo adelantado enteramente por esta empresa, perteneciente al Grupo Social y Empresarial de la Defensa y el Bienestar (GSED).

La Córdova fue expuesta por primera vez en la feria colombiana Expodefensa-2012, y a partir de ese momento ha venido evolucionando a ritmo acelerado a tal punto de haberse lanzado en el 2.017 la generación 3.0 de esta arma, que ha sido diseñada en las versiones Compacta, Estándar y Táctica y que para el aniversario número 64 de esta compañía fue motivo de una edición especial.

La Córdova 3.0 es entonces una pistola semiautomática que ha recogido la experiencia de los usuarios de las dos versiones anteriores e introducido una serie de cambios y mejoras, que han logrado que a esta pistola sea un arma confiable, precisa, ergonómica, balanceada, suave, que le garantiza a todos sus usuarios un eficiente y cómodo funcionamiento.

Características:

Una de las principales características de la Córdova es que ha venido siendo desarrollada con una visión centrada en ofrecer el mejor producto posible, lo que ha permitido cambios en el diseño del arma que han mejorado significativamente sus prestaciones, como mencionamos, basada en la experiencia de los usuarios actuales.

En este sentido las Córdova han sido diseñadas para tener un alcance efectivo de 35 metros (diferente a su máximo alcance), pero gracias a un re-diseño de sus miras que son más cortas y bajas -particularmente la trasera- y su mira delantera que impide la entrada de luz a los lados de la misma, se han logrado reducir las probabilidades de desalinear los disparos, lo que efectivamente pudo comprobarse con disparos en los que la efectividad del arma alcanzó los 50 metros sin necesidad de corregir las miras: En pruebas privadas, aun expuestas al público, se constató que puede disparar hasta 100 metros sin realizar ajuste por elevación.

De igual forma el arma está mejor compensada respecto de su primera versión, lo que genera un disparo más suave, dado que su disparador ha sido angulado levemente hacia atrás, suavizando también el resorte de recuperación. También han logrado que el reinicio del disparador sea un poco más corto, realizando el disparo por Acción Sencilla en un espacio equivalente a 1 milímetro, lo que se traduce en disparos más rápidos y precisos, y por supuesto con un retroceso más cómodo para su usuario.

Adicionalmente se ha logrado un casi perfecto balanceo del arma, que al momento de disparar presenta un ángulo de inclinación inferior a 10 grados, dado que el movimiento hacia arriba es suave, lo que le permite al usuario re alinear sus miras de manera más rápida para los siguientes disparos, y que gracias precisamente a su balance y su disparador en polímero, cumple con la función de ser fiable al momento de accionarse, presentando también una cadencia de fuego bastante más rápida que sus contra-partes del mercado.

En relación a los seguros, los mismos son ahora más suaves, pero al mismo tiempo más rígidos, corrigiendo el problema de los de la primera generación, que por el contrario eran más duros de accionar pero muy suaves para destrabar lo que ocasionaba que se podían activar solos.

Los seguros de la Córdova desactivan la aguja percutora y simultáneamente abaten el martillo del arma, desactivando igualmente el disparador, lo que anula por completo la posibilidad de un disparo realizado de forma accidental, convirtiéndola en una de las armas más seguras del mercado.

Todas estas características han permitido que la pistola se comporte muy bien al ser disparada con munición OTAN, así como con la de Factor 132, brindándoles a sus usuarios una experiencia de disparos más suaves que modelos similares, gracias a las mejoras introducidas desde la primera versión. De hecho esas mejoras fueron determinantes en la selección de la pistola después de sortear rigurosos procesos de escogencia, por parte primero del grupo GAULA (Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal) del comando general de las Fuerzas Militares Colombianas, que adquirió la versión 3.0, como muestra de la confianza que desde el punto de vista tecnológico representan las pistolas y de la seguridad que brinda su operación; seguido por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación y la Unidad Nacional de Protección (UNP). La última adquisición estatal fue realizada por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec) a través de su Unidad de Servicios (Uspec) con algunas mejoras especiales para sus armas.

Cabe en este punto destacar que la versión “Compacta”, incluye las mejores de la Córdova generación 3.0, y que se diferencia de la “Estándar” en su tamaño, pues cuenta con un cañón de 3 pulgadas (en vez de 4), pero que sigue siendo igual tanto en sus componentes como en sus prestaciones, tal y como lo demostraron las pruebas NIJ Standard «National Instute of Justice», MilSpec «Military Especifications» y las propias del Ministerio de Defensa de Colombia, así como en la demostración que se le hizo a este autor, en donde se pudo observar y comprobar cómo su marco, cañón y proveedores son totalmente compatibles e intercambiables según los estándares de fabricación de Indumil y la usanza internacional.

De acuerdo con el GSED e Indumil, se han enviado Córdova gen 3.0 para su evaluación y pruebas a México, El Salvador y Paraguay y actualmente hay estudios de adquisición desde Canadá y Estados Unidos, para el mercado civil.

 

1 COMENTARIO

Deja un comentario