Imagen cortesía de Sputnik

 

Dos bombarderos estratégicos B-1B Lancer de la Fuerza Aérea de EEUU, capaces de portar armas nucleares, realizarán un entrenamiento con aviones de combate de Corea del Sur, informaron los militares surcoreanos.

“Nuestra Fuerza Aérea planea realizar hoy un simulacro conjunto con dos B-1B en el cielo de la península de Corea”, cita la agencia Yonhap al teniente coronel Kim Sung-duk, un portavoz de la Fuerza Aérea surcoreana.

Los B-1B permanecerán en el espacio aéreo surcoreano durante unas horas, junto con dos aviones de combate F-15K, agregó el oficial. Una fuente de Seúl dijo que los bombarderos simularán bombardeos en la cordillera de Pilsung, en la provincia oriental de Gangwon.

La anterior ocasión en que EEUU mandó bombarderos B-1B a Corea del Sur fue el 29 de mayo, horas después de que Corea del Norte disparara un misil balístico.

Esta vez el envío se produce tras la muerte del estudiante estadounidense Otto Warmbier, condenado en Corea del Norte a 15 años de trabajos forzados en marzo de 2016 y repatriado a mediados de junio en estado de coma tras 17 meses de detención.

Los bombarderos estratégicos B-1 Lancer, emplazados en la base aérea Andersen, en Guam, son aviones supersónicos con cuatro motores de propulsión a chorro y alas de geometría variable. Son capaces de alcanzar la velocidad máxima de Mach 2.

 

Deja un comentario