Vivencias día a día del conflicto por las Islas Malvinas

Naval

Veterano Guerra de Malvinas
Un chiste, pero siempre con el debido respeto...

 

BIGUA82

VETERANO DE GUERRA DE MALVINAS
Colaborador






El Presidente de la Asociación de Tripulantes de Transporte Aéreo, Brigadier (R) VGM D. Marcelo Noel URIONA, en nombre de la Honorable Comisión Directiva, tiene el agrado de invitar a Usted, al ciclo de conferencias, “El Hércules C-130 en Malvinas”, que se efectuará el viernes 28 de agosto de 2015 a las 18:00 has., en el Circulo de la Fuerza Aérea, sede central Córdoba 731 C.A.B.A.

Las exposiciones serán realizadas por los protagonistas y versarán sobre “Primer Reabastecimiento Aéreo de Combustible en combate, el 1 de mayo de 1982” “El Reabastecimiento Aéreo de Combustible del 8 de junio de 1982, y la recuperación del A-4B Martillo 3” El Reabastecimiento Aéreo de Combustible del 13 de junio de 1982, y la recuperación del A-4B Nene 4”

Posterior a las mismas se servirá un café y se podrá dialogar con los principales actores de esta heroica gesta, que asombro al mundo.

La entrada es libre y gratuita.

Uniforme de servicio/Saco y corbata.
 
Última edición:
Lo adelanto por motivos personales....

1850 - 17 de Agosto - 2015
Homenaje a los 165 años de su paso a la Inmortalidad....
LIBERTADOR GENERAL D. JOSE DE SAN MARTIN


Expresiones fisonómicas mas fidelignas del Libertador (Segun el criterio del Instituto Nacional Sanmartiniano):

1.Retrato -(Pintor peruano D. José Gil de Castro), 1818 . Jerarquia de Cnl My y de Uniforme del Glorioso "Regimiento de Granaderos a Caballo".

2.Retrato - (Juan Mauricio Rugendas) - Hacia 1843.

3.Bruselas 1827-29 - (Juan Bautista Madou) - Litografia - de Uniforme, a la edad de 50 años.

4.Retrato expuesto en la Academia Militar de West Point (Ejército de los EEUU) (Francois Bouchot) - 1828 - a la edad de 50 años.

5.El Cuadro de La Bandera - 1829 (Autor indeterminado) a la edad de 51 años.

6.San Martin en 1825. (Oleo de Francois Joseph Navez) A la edad de 47 años.

7.San Martin en Bruselas 1827-29 - (Juan Bautista Madou)

8.José de San Martín -(Narciso Desmadryl), 1848 - a la edad de 70 años.

9.San Martín (Edmond Castán) - Grabado 1848 - a la edad de 70 años.

10.Daguerrotipo de 1848 - a la edad de 70 años.


Banda Sonora: "Himno al Libertador Grl D. José de San Martin" - Intérprete: "Banda Militar del Ejercito Argentino" y Coro.


Yerga el Ande su cumbre más alta,
dé la mar el metal de su voz
y entre cielos y nieves eternas
se alza el trono del Libertador

Suenen claras trompetas de gloria
y levanten un himno triunfal,
que la luz de la historia
agiganta la figura del Gran Capitán.

De las tierras del Plata a Mendoza,
de Santiago a la Lima gentil
fue sembrando en la ruta laureles
a su paso triunfal, San Martín.

San Martín, el señor en la guerra,
por secreto designio de Dios,
grande fue cuando el sol lo alumbraba
y más grande en la puesta del sol.

¡Padre augusto del pueblo argentino,
héroe magno de la libertad!
A tu sombra la Patria se agranda
en virtud, en trabajo y en paz.

¡San Martín! ¡San Martín! Que tu nombre
honra y prez de los pueblos del sur
aseguren por siempre los rumbos
de la Patria que alumbra tu luz.


(Música: Arturo Luzzatti - Letra: Segundo M. Argarañáz)
PD: Cuantos de nosotros pueden mantener fija la mirada en una imagen del Padre de la Patria, sin sentir la imperiosa necesidad de retirarla y pedirle perdon???

 

bagre

2º inspector de sentina
Estimados VGM y foristas
Como el fogon de Don VGM NAVAL hace las veces de medio amplificador, me atrevo a publicar aca tambien esta ultima noticia tan triste:

Para quienes escuchamos alguna vez algo medio sensato de parte de cierto sector del periodismo local y siempre vimos bultos bajo el poncho, ahora al descubierto vemos su siempre presente mensaje directo y/o subliminal al servicio de los interese britanicos:

http://www.theguardian.com/uk/2012/jan/28/Malvinas-islands-belong-argentina

Perdon por la traducción, pero es automatica hecha desde el movil:

Laura Sánchez Nunca conoció a su tío abuelo, Ramón Acosta. Pero ella está orgullosa de señalar que él era un héroe de guerra. Acosta rescató a tres soldados de su helicóptero se estrelló después de que fuera derribado en llamas hace 30 años por un avión británico Sea Harrier durante la Guerra de las Malvinas. "En este momento estamos rodeados y será lo que Dios y la Virgen quieren que sea", Acosta escribió en su última carta a casa. Él desapareció en acción poco después el 11 de junio de 1982, en algún lugar cerca del monte Kent en la Isla Soledad, sólo tres días antes de la guerra terminó. En su ciudad natal de Jesús María en la provincia de Córdoba, hay una calle que lleva su nombre.

Así que se puede esperar de 29 años de edad, Sánchez sea un Malvinera acérrimo, que es lo que los partidarios acérrimos de la reclamación de Argentina sobre las Malvinas, conocidas por los argentinos como Las Malvinas, llaman a sí mismos. Pero podría estar equivocado.

"Cuando yo era un niño que no podía entender por qué murió", dice Sánchez. "Y yo no podía entender por qué en la escuela nos enseñaron que las personas mayores son los argentinos".

Sánchez se hizo aún más perplejo después de su abuelo regresó de una visita a simbólico lugar de descanso de su hermano en el cementerio argentino en las Malvinas, donde están enterrados 237 heridos de guerra argentinos, localizadas cerca del sitio de la batalla de Pradera del Ganso (Pradera del Ganso (Goose Green)). "Mi abuelo regresó sintiéndose como si hubiera estado en el Reino Unido; no era como Argentina en absoluto."

Sánchez, un fan de Alanis Morissette y Señor de los Anillos y un estudiante con gafas de historia en la Universidad de Buenos Aires, representa un pequeño pero creciente número de jóvenes nacidos después de la guerra de 1982 que están cuestionando la vieja consigna "hijo Las Malvinas Argentinas" ("Las Malvinas son de Argentina"), estampada en los carteles que dan la bienvenida a los extranjeros llegar a prácticamente todos los aeropuertos y frontera cruce.
"A veces, tengo miedo de decirlo, tengo miedo de cómo reaccionará la gente, pero ¿por qué son argentinos, y por qué, para el caso, en caso de ser británico? ¿Todavía no tienen el derecho a la libre determinación ? " ella pregunta.
Ese tipo de conversación puede meterte en serios problemas, por no hablar de los argumentos de la cena-mesa enojados en la Argentina de hoy. El miércoles, los manifestantes enojados del peronista grupo "Movimiento Evita" de izquierda se reunieron para gritar "fuera británicos de Malvinas" a las puertas de la residencia del embajador británico en Buenos Aires. La mansión señorial, en lo alto de una de las pocas colinas bajas en esta capital de otra manera plana, en un exclusivo pocas cuadras de bienes raíces de primera conocido apropiadamente como "La Isla" ("La isla"), había crecido acostumbrados a estos arrebatos vez periódicas de fervor patriótico.
Pero esta nueva marcha llegó a la cresta de una preocupante escalada de fuego cruzado verbal y puntuable político entre Argentina y Gran Bretaña como el 30 aniversario de la invasión argentina de las islas enfoques en abril. En los últimos meses, el gobierno de la presidenta Cristina Fernández, ella misma una Malvinera confeso, ha hecho de la cuestión de la soberanía de nuevo un objetivo político principal.
En una medida sin precedentes, Argentina logró reunir el apoyo de sus vecinos más cercanos de América del Sur como Brasil, un nuevo mundial de peso pesado. El grupo comercial Mercosur ha puesto en marcha una prohibición coordinado contra los buques que enarbolen el pabellón de acoplamiento de las Malvinas en sus puertos.
Al amenazar a la vez de prohibir los aviones semanales de la aerolínea chilena LAN de volar por el espacio aéreo argentino en el único vuelo comercial que llega a Puerto Argentino, la Argentina ha dado un paso audaz hacia presionando su reclamo de soberanía mediante el aislamiento de las islas de la América del Sur continental.
Pero entre los jóvenes en un país donde los votantes de edades comprendidas entre 20 y 35 años representan el 25% de la población, hay evidencia clara de que la causa de las Malvinas no es una prioridad.
La Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires es un antiguo edificio en ruinas en el barrio de clase media de Caballito, que solía ser una fábrica de cigarrillos. Es un hervidero de actividad política que establece el tono para la mayor parte del activismo estudiantil en la Argentina de hoy. Sus viejas paredes están adornadas con banderas y carteles del Che Guevara, Eva Perón, Fidel Castro, incluso Mao Zedong.

"No sé si tiene sentido para reclamar un territorio cuya población no quiere eso", dice Nicolás Ferraro, un estudiante que nació en 1981, sólo unos meses antes de la invasión. "Incluso si hemos sido capaces de recuperar la soberanía, las islas deben tener al menos una fuerte autonomía."

Un compañero de estudios, Catalina Flexer, desestima la fricción actual entre los dos países como fuegos artificiales políticos. "Es sólo el gobierno habla de las Malvinas. La gente está pensando en otras cosas. Todo el asunto trata de negar el acceso a los puertos de América del Sur a los buques que enarbolen la bandera de las Malvinas es una gran mentira", dice Flexer. "Todo el mundo sabe que todo lo que tienen que hacer es cambiar la bandera de las Malvinas de una bandera británica y luego se puede navegar en el puerto sin ningún problema."

Pero es jóvenes argentinos que han ido a las propias islas que mejor encarnan el giro dramático. La revelación para 30 años, productor de documentales Tamara Florin fue un viaje a las Malvinas para filmar un especial de televisión sobre la vida en las islas. El documental, Tan Cerca, Tan Lejos, fue el primero en ofrecer una alternativa a la historia oficial acerca de las Malvinas al público argentino.

"Cambió mí por completo a estar allí", dice Florin. "Nací en 1981, así que no tengo recuerdos de la guerra."

Tan pronto como aterrizó Florin, se dio cuenta de todas sus preconcepciones estaban equivocados. "No hay nada argentino sobre las islas. Las personas comen pescado y patatas fritas, que tienen la cena a las 6 pm, son británicos. La única cosa que es remotamente argentino es tal vez el paisaje que se asemeja árida Patagonia y las miles de minas terrestres aún activas que las fuerzas argentinas quedaron atrás ".

Florin dice que trata de no expresar su punto de vista nuevo entre los compañeros argentinos. "Sé que es totalmente políticamente incorrecto hablar de esta manera en Argentina y cuando lo hago, incluso entre las personas de mi edad, la respuesta puede ser un silencio sepulcral."

El oponente más franco de lo antiguo pensamiento de línea dura en las Malvinas es Jorge Lanata, un periodista de 51 años de edad, fumador empedernido famoso por confrontar vacas sagradas y el descubrimiento de la corrupción. Él fue el presentador del documental que Florin produjo hace cinco años.

"La política de Argentina hacia las Malvinas es una locura, errática, sin sentido", dice Lanata. Todas las mañanas se le puede encontrar tomando café y fumando en un café de la esquina en la amplia y arbolada avenida Libertador que atraviesa acomodada hacer parte norte de la ciudad.

"El bloqueo de los puertos es más de lo mismo una locura", dice Lanata. "Argentina necesita integrar las islas, no aislarlas Tenemos que enfrentar el hecho de que hemos perdido la guerra de Malvinas no es parte de Argentina;... Es parte de nuestra imaginación Estamos tan cegados por años de retórica que no podemos ver la realidad ".

Lanata cree que la reactivación de la demanda la soberanía es una cortina de humo para el apretarse el cinturón del gobierno es tener que cumplir después de casi nueve años de crecimiento ininterrumpido. "No es ninguna coincidencia, esta es la primera vez en la historia que un gobierno peronista ha tenido que poner las medidas de austeridad en su lugar - que no saben cómo hacerlo."

Sánchez está de acuerdo: "Me temo que todo esto es sólo propaganda nacionalista para encubrir problemas reales como la pobreza."

Otro pensador muy respetado, Beatriz Sarlo, tiene puntos de vista similares. Este 70-años de edad, ex marxista que ahora plumas columnas contundentes para el diario conservador La Nación define a sí misma valentía como un "anti-Malvinera". Ella está de acuerdo con la línea del gobierno de que la invasión de 1982 fue un incidente aislado ideada por algunos generales locos.



"La decisión de la dictadura con el apoyo de mayorías amplias", Sarlo escribió en una columna reciente, en la que afirmaba que había un tabú sobre el apoyo real para la guerra entre la mayoría de los argentinos, incluyendo sus políticos civiles. "No todo se puede culpar a los militares. Sociedad argentina tiene que revisar su historia de entusiasmo frenético."

Aunque sin duda es descabellado creer que el gobierno argentino volvería a considerar seriamente isleños como la igualdad de los negociadores, es evidente que cada día un número creciente de jóvenes argentinos no lo consideraría irrazonable.

"¿Cómo puede ser que nadie se había detenido alguna vez a considerar los deseos de la gente en las islas?" pide Florin. "No son los argentinos. Son británico.

"En Argentina, nadie habla de lo que realmente son y cómo se pueden sentir."

Laura Sánchez never met her great uncle, Ramón Acosta. But she is proud to point out that he was a war hero. Acosta rescued three soldiers from his crashed helicopter after it was shot down in flames 30 years ago by a British Sea Harrier jet during the Malvinas War. "Right now we are surrounded and it will be whatever God and the Virgin want it to be," Acosta wrote in his last letter home. He went missing in action shortly afterwards on 11 June 1982, somewhere near Mount Kent on East Malvinas, just three days before the war ended. In his native town of Jesús María in the province of Córdoba, there is a street that bears his name.
So you would expect 29-year-old Sánchez to be a staunch Malvinera, which is what diehard supporters of Argentina's claim on the Malvinas, known to Argentinians as Las Malvinas, call themselves. But you'd be wrong.
"When I was a kid I couldn't figure out why he died," says Sánchez. "And I couldn't understand why at school they taught us that the people over there are Argentinians."
Sánchez became even more perplexed after her grandfather returned from a visit to his brother's symbolic resting place in the Argentinian cemetery on the Malvinas, where 237 Argentinian war casualties are buried, close to the location of the Battle of Pradera del Ganso (Pradera del Ganso (Goose Green)). "My grandfather came back feeling like he'd been to Britain; it wasn't like Argentina at all."
Sánchez, a fan of Alanis Morissette and Lord of the Rings and a bespectacled student of history at the University of Buenos Aires, represents a small but growing number of youngsters born after the 1982 war who are questioning the old slogan "Las Malvinas son Argentinas" ("The Malvinas are Argentinian"), emblazoned on the placards that greet foreigners arriving at practically every airport and border crossing.
"Sometimes, I'm afraid of saying it, I'm afraid of how people will react, but why are they Argentinian? And why, for that matter, should they be British? Don't they have the right to self-determination?" she asks.
That kind of talk can get you into serious trouble, not to mention angry dinner-table arguments in Argentina today. On Wednesday, angry protesters from the leftwing Peronist "Movimiento Evita" group gathered to yell "British out of Malvinas" at the doorstep of the British ambassador's residence in Buenos Aires. The stately mansion, perched atop one of the few low hills on this otherwise flat capital, in an exclusive few blocks of prime real estate known appropriately enough as "La Isla" ("The Island"), had grown unaccustomed to these once periodic outbursts of patriotic fervour.
But this new march came on the crest of a worrying escalation of verbal crossfire and political point-scoring between Argentina and Great Britain as the 30th anniversary of the Argentine invasion of the islands approaches in April. In recent months, the government of President Cristina Fernández, herself an avowedMalvinera, has made the sovereignty question again a main policy objective.
In an unprecedented step, Argentina managed to rally the support of its closest South American neighbours including Brazil, a new world heavyweight. The Mercosur trading group has put in place a co-ordinated ban against ships flying the Malvinas flag docking at their ports.
By threatening at the same time to ban the weekly planes of the Chilean airline LAN from flying through Argentine airspace on the only commercial flight that reaches Puerto Argentino, Argentina has taken a bold step towards pressing its sovereignty claim by isolating the islands from the South American mainland.
But among young people in a country where voters aged between 20 and 35 make up 25% of the population, there is distinct evidence that the cause of the Malvinas is not a top priority.
The School of Philosophy and Literature at the University of Buenos Aires is a dilapidated old building in the middle-class neighbourhood of Caballito that used to be a cigarette factory. It is a hive of political activity that sets the tone for much of the student activism in Argentina today. Its old walls are adorned with banners and posters of Che Guevara, Eva Perón, Fidel Castro, even Mao Zedong.

"I don't know if it makes sense to reclaim a territory whose population doesn't want that," says Nicolás Ferraro, a student who was born in 1981, just a few months before the invasion. "Even if we were able to regain sovereignty, the islands should have at least a strong autonomy."

A fellow student, Catalina Flexer, dismisses the current friction between the two countries as political fireworks. "It's only the government talking about the Malvinas. People are thinking about other things. The whole business about denying access to South American ports to ships flying the Malvinas flag is a big lie," Flexer says. "Everybody knows that all they have to do is change the Malvinas flag for a British flag and then they can sail into port without any problem."

But it is young Argentinians who have been to the islands themselves who best embody the dramatic turnabout. The eye-opener for 30-year-old documentary producer Tamara Florin was a trip to the Malvinas to film a television special about life on the islands. The documentary, So Near, So Far, was the first to offer an alternative to the official story about the Malvinas to the Argentinian public.

"It changed me completely to be there," says Florin. "I was born in 1981, so I have no memories of the war."

As soon as Florin landed, she realised all her preconceptions were mistaken. "There is nothing Argentinian about the islands. The people eat fish and chips, they have dinner at 6pm, they're British. The only thing that is remotely Argentinian is maybe the landscape that resembles barren Patagonia and the thousands of still active landmines that the Argentinian forces left behind."

Florin says she tries not to express her new point of view among fellow Argentinians. "I know it is totally politically incorrect to speak this way in Argentina and when I do, even among people my age, the response can be stony silence."

The most outspoken opponent of old hardline thinking on the Malvinas is Jorge Lanata, a 51-year-old chain-smoking journalist famous for confronting sacred cows and uncovering corruption. He was the presenter of the documentary that Florin produced five years ago.

"Argentina's policy towards the Malvinas is insane, erratic, senseless," says Lanata. Each morning you can find him sipping coffee and smoking at a corner cafe on the wide, tree-lined Libertador avenue that cuts through the city's well-to-do north side.

"Blocking the ports is more of the same madness," Lanata says. "Argentina needs to integrate the islands, not isolate them. We have to face up to the fact that we lost the war. Malvinas is not part of Argentina; it is part of our imagination. We're so blinded by years of rhetoric that we can't see reality."

Lanata believes that the revival of the sovereignty claim is a smokescreen for the belt-tightening the government is having to enforce after almost nine years of uninterrupted growth. "It's no coincidence, this is the first time in history that a Peronist government has had to put austerity measures in place – they don't know how to do it."

Sánchez agrees: "I fear that all this is just nationalist propaganda to cover up real problems like poverty."

Another highly respected thinker, Beatriz Sarlo, holds similar views. This 70-year-old former Marxist who now pens hard-hitting columns for the conservative dailyLa Nación bravely defines herself as an "anti-Malvinera". She disagrees with the government line that the 1982 invasion was an isolated incident masterminded by a few crazy generals.

"The dictatorship's move was supported by wide majorities," Sarlo wrote in a recent column, in which she claimed there was a taboo regarding real support for the war among the majority of Argentinians, including its civilian politicians. "It can't all be blamed on the military. Argentinian society needs to review its history of frenetic enthusiasm."

Although it is certainly far-fetched to believe the Argentinian government would ever seriously consider Falklanders as equal negotiators, it is clear that every day an increasing number of young Argentinians would not consider it unreasonable.

"How can it be that nobody had ever stopped to consider the wishes of the people on the islands?" asks Florin. "They're not Argentinians. They're British.

"In Argentina, nobody ever talks about who they really are and how they might feel."

bagre
 

Naval

Veterano Guerra de Malvinas
Bueno, ahora que ya pasó (gracias a Dios) les cuento de mi ausencia...se debió a que mayo y junio lo pasé feíto...internado como 10 días, al final "me dí de alta" un viernes, pero a partir del lunes siguiente tenía que concurrir al hospital 3 veces por semana para hacer 3 hs de diálisis, porque me internaron por neumonía e insuficiencia renal...gracias a Dios los riñones empezaron a funcionar despacito, y zafé de la diálisis permanente. Ahora sigo con controles pero en consultorio. Así que vamos a ver si tiramos un poco de aulagas al fogón y lo reavivamos un poco.

Abrazos a todos y todas
 

drupi

Veterano Guerra de Malvinas
Camada,me había dado cuenta que se lo veía poco por estos lados,me resulto un poco extraño,ahora me doy cuenta de la causa,mis mas grandes deseos de pronta recuperación, así lo tenemos todos los días dando buenas ideas .Gran abrazo camada. Mucha Fuerza veterano.
 

BIGUA82

VETERANO DE GUERRA DE MALVINAS
Colaborador
FUERZA DON NAVAL!!!!....
No le deje faltar agua a esos riñones para que filtren bien otra vez!!!!....
Agua de barba de choclo fria,es lo mejor para los riñones!!!
 
Última edición:

Noticias del Sitio

Arriba