SABURO SAKAI

M

MIGUEL


Actualmente este piloto goza de mas popularidad que cualquier otro piloto Japonés debido a que este aun está vivo y mantiene una vida activa en el mundo de la aviación. Según tengo entendido todo el mundo puede estrecharle la mano en el Chino Air Show que es uno de los mas importantes espectáculos aéreos del mundo que se celebra anualmente en los Estados Unidos. Saburo Sakai es uno de los tres integrantes del apodado trio de la limpieza formado junto con Nishizawa y Ota. Antes de que Hiroyoshi Nishizawa se convirtiera en el mejor piloto japonés, Saburo Sakai era el que le daba los consejos, ya que por el año 1943 Sakai era un piloto mas experimentado que Nishizawa. Participó en acciones sobre la isla de Iwo Jima y poco después debido a las heridas sufridas en combate, perdió ligeramente la visión, por lo que ocupó un puesto de instructor. Como ya he dicho actualmente aun vive y reside todavía en Japón, donde ha escrito un libro de memorias titulado "!Samurai!"
El Sr. Saburo Sakai falleció en el año 2000.-
 
M

MIGUEL

Saburo Sakai (1916-2000) en sus memorias de guerra “Samurai”, cuenta uno de sus últimos combates contra el superior e imparable poder aéreo estadounidense. A los mandos de un A6M5 estaba destinado en Iwo Jima, cuando el 24 de junio de 1944 sonaron las alarmas: el radar había detectado una gran formación enemiga aproximándose a la isla. Nuestro héroe subió a su aparato y despegó junto a sus compañeros para interceptar a los estadounidenses. Pocos minutos después establecieron contacto y se produjo una melee. Sakai consiguió algunas victorias y para romper el contacto se introdujo en unas nubes cercanas, cuando salió el combate casi había terminado y ambas formaciones se hallaban ya separadas. Se dirigió hacia una formación de 15 aparatos que creía que eran “Zeros”... pero cuando estuvo lo suficiente cerca descubrió su error, ¡eran F6F “Hellcat”!.

Rápidamente intentó romper el contacto pero dos F6F lo divisaron y fueron a por él. Sakai entonces demostró porque había sobrevivido durante todos esos años en un caza tan frágil. Sacando todo el jugo de su aparato y aplicando toda su experiencia a los mandos del mismo consiguió evitar la primera embestida. Pero cuatro F6F más se habían sumado al ataque. Sakai sabía que no podía combatir contra los ágiles y superiores F6F, así que solo le cabía una salida: huir. Siempre yendo un paso delante de los pilotos estadounidenses, esquivando, derrapando, viradas cerradas, derrapando de nuevo, picando hacia el mar, así sucesivamente y por espacio de casi una hora, hasta que los pilotos estadounidenses con sus municiones agotadas y escasos de combustible, tuvieron que romper el contacto y regresar a sus portaaviones. Sakai había llegado a volar tan bajo que las salpicaduras de los disparos fallidos de los F6F contra la superficie del mar llenaban de gotas el parabrisas del “Zero”. Con los brazos y piernas agarrotados por el esfuerzo, no creía posible aterrizar en el destruido aeródromo de Iwo Jima. Se introdujo en un banco de nubes bajas por unos instantes y cuando por fin salió de ellas diviso a los 15 F6F “Hellcats” alejándose de Iwo Jima. Había sobrevivido un día más.

Saburo Sakai a su regreso a Rabaul el día de la fatídica misión que le costó el ojo derecho. Apenas puede abrirlo y tiene la cara manchada de hollín y sangre. Saburo Sakai, no fue el máximo as de la Marina Imperial Japonesa, pero si fue el piloto más famoso. En 1942 la Marina Imperial ordenó el abandono de contabilizar las victorias personales de sus pilotos, para contabilizarlas en el global de la unidad. Es por ello que nunca se sabrán el total de victorias personales obtenidas por los pilotos japoneses, a pesar de que se atribuyen a Saburo Sakai más de 60 victorias. Su última misión de combate fue el 17 de agosto de 1945, cuando estando destinado en el Yokosuka Sentai, él y otros pilotos trataron de interceptar a un B-32 “Dominator” en misión de reconocimiento sobre Tokio.
 

Leutnant

Colaborador
Colaborador
Muy buen informe STG...digo... Miguel.
Sin duda alguna, es admirable el espiritu de sacrificio del piloto japones ( y a esto no solo me refiero a Sakai, sino a todos los combatientes nipones).
Coraje, Honor, y Sacrificio.

Saludos!!!
 

Noticias del Sitio

Arriba