Relaciones Rusia - China

Shandor

Colaborador
Colaborador
"Occidente no podrá dividir a Rusia y China"

© RT / Wikipedia
Moscú y Pekín mantienen posiciones similares sobre diversas materias y están en condiciones de suavizar contradicciones internas, por lo que Occidente no podrá impedir que la cooperación de China y Rusia sea cada vez más estrecha, según los expertos.
Occidente entiende erróneamente las razones por las que Rusia y China están intensificando la cooperación: el acercamiento entre Moscú y Pekín se explica no solo por intereses materiales sino por "un sentido de identidad común" que experimentan los dos países, opina el profesor de la Universidad de Princeton Gilbert Rozman en un artículo publicado en la revista 'Foreign Affairs'.

En la década de 1990 los políticos occidentales veían las relaciones entre Rusia y China como "un matrimonio de interés" y esperaban que, teniendo en cuenta las buenas relaciones que mantenían con Moscú en la década de los 90, ambos países sacrificaran sus relaciones llegado el caso. Sin embargo, los países occidentales no llegaron a entender que Moscú y Pekín superaron las tensiones de la Guerra Fría, subraya el autor del artículoChina y Rusia combaten la hegemonía de Occidente y abordan con respeto sus mutuos intereses geopolíticos
"Las actuales autoridades de ambos países están decididas a no repetir los errores del pasado y no demostrarán la superioridad de uno ante otro para llegar a la meta: es decir, reducir al mínimo la influencia de Occidente en las regiones importantes para ellos", enfatiza Rozman.

Hay varias razones para creer que el apoyo mutuo de Rusia y China tendrá largo recorrido. En primer lugar, ambas partes tienen un pasado comunista y socialista común (que para Pekín es presente). Además, los dos estados se alzan contra el papel hegemónico de Occidente y con respeto tratan sus mutuos intereses geopolíticos, pese a que, a veces, sus opiniones son sean las mismas, destaca el autor.

Por otra parte, tanto Rusia como China están convencidos de que la crisis financiera mundial de 2008 evidencia que el modelo político y económico occidental ha fracasado.

Además, Rozman constata que Moscú y Pekín se apoyan mutuamente en el escenario mundial y coinciden en numerosas áreas de las relaciones internacionales. Este entendimiento en el ámbito internacional "es un signo de un nuevo estilo geopolítico después de la Guerra Fría y, mientras en estos países estén en el poder los líderes actuales Occidente no debe esperar cambios significativos en las relaciones ruso-chinas", advierte Rozman.

"Los países que quieren dividir a China y Rusia –en particular el Japón del actual primer ministro, Shinzo Abe– se sentirán decepcionados (...) En muchos asuntos complicados de resolver, como los referentes a Corea del Norte, Irán y otros, Occidente debe prepararse para la competencia que tendrá de Rusia y China", resume el autor.


La política de Occidente acerca aún más a Rusia y China
En opinión del filósofo y activista estadounidense Noam Chomsky las sanciones occidentales han acercado aún más a China y Rusia.

"A pesar de algunas dificultades que ha habido en las relaciones entre Rusia y China los dos países tienen intereses comunes, y las sanciones y otros medios de presión contra Rusia empujan irresistiblemente a relaciones más estrechas con China", dijo a RT Chomsky en el programa 'Sophie&Co'.

En este contexto, las sanciones contra Rusia, según el experto, representan una amenaza para el liderazgo de EE.UU.

China y Rusia son miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái (OSC), que también incluye a Kazajstán, Tayikistán, Kirguistán y Uzbekistán. Este organismo puede ampliarse a lo largo de la región euroasiática, advierte Chomsky.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/146431-occidente-incapaz-dividir-rusia-china
 
es que con la acción en ucrania y dando un guiño a las protestas en Hong Kong.......
al parecer el gobierno ruso y chino, se dieron cuenta que si quieren sobrevivir, deberán colaborar y establecer una agenda en común.....
es raro pero parece que en la administración Obama, tiro por la borda, uno de los mayores logros geo-politicos del siglo XX para los EEUU : aprovechar la ruptura SINO-SOVIÉTICA y obligar a la URSS a luchar en un doble frente, el mayor logro de Henry Kissinger......
Es obvio que si bien los rusos y chinos mantuvieron relaciones muy tensas, casi llegando a la guerra, creo que ambos altos mandos, tanto chinos, como rusos, saben que en EEUU tiene un enemigo en común y para peor, los estados unidos son un enemigo hostil ( véase Ucrania y Hong KONG). Por lo cual una alianza tacita, paso a ser una cuestión de supervivencia
 

Sebastian

Colaborador
Putin: la cooperación ruso-china es importante para la estabilidad en el mundo

© RIA Novosti. Mikhail Klementiev
15:00 09/11/2014
Pekín, 9 nov (Nóvosti).

Rusia y China deben proseguir con su cooperación para que la situación en el mundo sea más estable, declaró hoy el presidente ruso, Vladímir Putin.

"La cooperación entre Rusia y China es sumamente importante para que el mundo se guíe por (el respeto al) derecho internacional y sea más estable", dijo el líder ruso durante un encuentro con su homólogo chino, Xi Jinping, en Pekín.

Según Putin, Moscú y Pekín deben afianzar sus lazos a pesar de los cambios en la palestra mundial.

"Independientemente de los cambios de la situación global debemos proseguir con nuestra política, ampliar y profundizar la cooperación mutuamente ventajosa", señaló el mandatario ruso.
http://sp.ria.ru/international/20141109/162953209.html
 

Sebastian

Colaborador
El encuentro en Pekín entre Putin y Xi Jinping confirma la buena relación entre los dos países

10 de noviembre de 2014 Andréi Iliashenko, en exclusiva para RBTH
Durante la cumbre de APEC, que se celebra del 9 al 11 de noviembre en Pekín, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, llevará a cabo varios importantes encuentros bilaterales llamados a confirmar la creciente relevancia del vector oriental en la política exterior de Moscú. La cuestión sobre un posible encuentro con el presidente de Estados Unidos sigue abierta.


Se reunieron en los márgenes de la cumbre de APEC. Moscú planea promover sus intereses en Asia. Fuente: Getty Images / Fotobank
Xi Jinping y Putin se reunieron el domingo 9 , en los márgenes del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) afianzando sus buenas relaciones. “Los líderes trataron cuestiones relacionadas con la cooperación bilateral y problemas relevantes internacionales y regionales, y verificarán las posturas de ambos países respecto a los principales temas del orden del día de las próximas cumbres de APEC y del G20. En esta reunión está prevista la firma de una serie de documentos bilaterales”, según informó el servicio de prensa del Kremlin.

APEC (Asia-Pacific Economic Cooperation, en español Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) se creó en 1989, con el fin de consolidar el crecimiento y la prosperidad de los países del Pacífico. Los temas más importantes de su agenda tienen que ver con el intercambio comercial, la coordinación económica y la cooperación. Integra a numerosos países de Asia, Rusia, EE UU y Canadá. Chile, México y Perú son los representantes latinoamericanos.

Además, presidieron la firma de 17 acuerdos cuyos detalles apenas trascendieron, aunque sí se destacó entre ellos un memorando de entendimiento para negociar exportaciones de gas ruso a través de un gasoducto por la llamada "ruta occidental".

El pasado mes de mayo, durante una visita de Putin a China, los presidentes declararon el inicio de una nueva etapa de cooperación e interacción estratégica. Además, recordaron sus antiguos compromisos de “ofrecerse mutuamente un firme apoyo en las cuestiones relacionadas con sus intereses fundamentales, como la soberanía, la integridad territorial y la seguridad”. Esta es una alusión bastante transparente a la posibilidad de una alianza militar sobre la que ni Moscú ni Pekín han declarado nada abiertamente hasta el momento.

Esta postura se ve reforzada también por la repentina aceleración de las relaciones económicas ruso-chinas.

En mayo se firmó un importante contrato para la construcción del gasoducto Power of Siberia y para el suministro de gas natural a China estimado en 400.000 millones de dólares. Y esta es únicamente la ruta oriental: se están llevando también negociaciones sobre una ruta occidental, que permitirá reorientar hacia China el gas que se transporta a Europa desde Siberia Occidental. Esta flexibilidad es altamente beneficiosa para Rusia.

En octubre, el consorcio estatal Rosneft declaró la venta a la corporación petrolera estatal china CNPC de un 10% de las acciones del proyecto de desarrollo del mayor yacimiento petrolífero de Siberia Occidental. Esta misma compañía china adquirió el 20% de las acciones de una empresa de gas natural licuado en la península de Yamal de la compañía Novatek. Al parecer, Rusia ha abierto a China finalmente el acceso a la explotación de su subsuelo.

También se están negociando proyectos de construcción de la primera línea de ferrocarril de alta velocidad rusa Moscú-Kazán con la participación de China Railway Construction Corp. El volumen de este proyecto asciende a unos 10.000 millones de dólares, con la perspectiva de ampliar la línea hasta Pekín. Huawei Technologies contempla proyectos análogos en envergadura en el ámbito de la telefonía móvil.

Para cubrir estas transacciones, los bancos estatales de ambos países han firmado acuerdos de swaps de rublos y yuanes por valor de 25.000 millones de dólares. Esto permitirá al negocio ruso evitar las sanciones occidentales que prohíben préstamos en bancos extranjeros, y ayudará a China a ahorrar en reservas de divisas. En última instancia, todo esto está dirigido a expulsar el dólar de las transacciones mutuas.

En resumen, las relaciones entre Rusia y China están pasando por una auténtica luna de miel, cuya confirmación ha sido el reciente encuentro entre Putin y Xi Jinping. Para Estados Unidos esta será una clara muestra de que su actual política de sanciones a toda costa empujan a Rusia hacia China y lo único que hacen es reforzar las posiciones de Rusia en la confrontación global.

No obstante, tampoco puede decirse que Moscú mire exclusivamente hacia el gigante asiático.

Durante la cumbre en Pekín, Putin se reunirá con el primer ministro japonés, Shinzō Abe. Japón envía como puede señales a Moscú para hacerle ver que tiene sus manos atadas en la cuestión de las sanciones contra Rusia y que está dispuesto a dialogar respecto a la cooperación económica en Siberia. Tanto más cuanto que es el único país que posee realmente experiencia en esta cuestión desde la época soviética. Fue precisamente Japón el país que inició la explotación de los yacimientos de gas y petróleo de la isla de Sajalín junto con la Federación Rusa.

El desarrollo del oriente ruso
Además, Rusia, anunciando su giro hacia el este, sigue abierta a la colaboración multilateral. La víspera de la cumbre, el gobierno de Rusia introdujo en la Duma un proyecto de ley sobre territorios de desarrollo prioritario en el Extremo Oriente.

Según declaró en octubre el ministro para el Desarrollo del Extremo Oriente, Alexander Galushka, en el proyecto de ley sobre los territorios de desarrollo prioritario figuran dos ideas clave: la desrregulación y la estimulación fiscal para satisfacer los intereses de los inversores extranjeros. Según Galushka, se planea que los territorios de desarrollo prioritario aporten más de 600.000 millones de rublos (unos 13.000 millones de dólares) de inversión directa y más de 37.000 nuevos puestos de trabajo altamente cualificados.

En caso de que se apruebe la lista de 14 territorios seleccionados, la red de territorios de desarrollo prioritario incluirá tres puertos marítimos, dos centros logísticos, tres clústeres agroindustriales y dos químicos, un centro de construcción de aviones, uno de producción de materiales de construcción, un centro de producción de joyas y diamantes y un centro de formación e investigación.

Según el Ministerio para el Desarrollo del Extremo Oriente, la mayor parte de los territorios de desarrollo prioritario (11 de 14) se encuentra en las regiones fronterizas con China, otros dos territorios se encuentran en Yakutia y otro en Kamchatka. Cinco de los 14 territorios se encuentran en el krai de Primorie, entre ellos el territorio de la isla Russki en Vladivostok, donde en 2012 se celebró la cumbre de APEC.

El proyecto de ley parece esconder el enfoque principal de Rusia en cuanto a la política en la región Asia-Pacífico, ante todo en lo referente a la colaboración económica.
http://es.rbth.com/internacional/20...utin_y_xi_jinping_confirma_la_buen_44971.html
 

Sebastian

Colaborador
Rusia y China afianzan su alianza energética y económica en Pekín
Agencia EFE – dom, 9 nov 2014 16:34 CET

Pekín, 9 nov (EFE).- Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de China, Xi Jinping, celebraron hoy un encuentro en Pekín, en los márgenes del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC), tras el que Moscú y Pekín firmaron varios acuerdos para una mayor colaboración energética y comercial que afianza sus buenas relaciones.

Xi y Putin presidieron la firma de 17 acuerdos cuyos detalles apenas trascendieron, aunque sí se destacó entre ellos un memorando de entendimiento para negociar exportaciones de gas ruso a través de un gasoducto por la llamada "ruta occidental", que complementaría el histórico acuerdo logrado por ambos países el pasado 21 de mayo.

Aquel acuerdo, también de exportación de gas pero a través de un gasoducto de "ruta oriental", fue logrado por Putin durante un viaje oficial a China y en uno de los momentos de mayor aislamiento internacional de Moscú, debido a la crisis ucraniana, que entonces se encontraba en su apogeo.

El gigante gasístico ruso Gazprom y la mayor firma china de hidrocarburos, CNPC, vendía de este modo a una China cada vez más necesitada de energía 38.000 millones de metros cúbicos anuales de gas natural en los siguientes 30 años, al precio de 400.000 millones de dólares.

La "ruta oriental" comenzó a construirse el pasado mes de agosto en el este de Siberia, para llegar a las principales refinerías chinas del noreste, aunque Pekín también estaba interesada en un gasoducto más occidental para otras regiones del país.

Ambas partes aludieron hoy, como tras los acuerdos de mayo, a que la situación internacional no hace mella en la tradicional amistad de Pekín y Moscú, señalando que "sin importar los cambios en la situación internacional, mantendremos la línea marcada y expandiremos una cooperación mutuamente ventajosa".

Xi y Putin también analizaron hoy posibles acuerdos futuros para que el yuan, la moneda china, sea utilizado en las transacciones entre ambos países, como parte del creciente proceso de internacionalización de esa divisa, que quiere alcanzar el estatus de otras como el dólar o el euro.

Todo ello con la meta de lograr un intercambio bilateral de 100.000 millones de dólares anuales, un objetivo que según Putin se conseguirá en 2015, según señaló el pasado mes de octubre en un encuentro en Moscú con el primer ministro chino Li Keqiang.

Antes de la reunión de Putin y Xi, sus respectivos ministros de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov y Wang Yi, también celebraron hoy un encuentro, en el que debatieron asuntos internacionales, entre ellos las crisis nucleares en Irán y Corea del Norte, destacó la agencia oficial china Xinhua.

Putin, Xi y otros líderes del Asia-Pacífico, como el presidente estadounidense Barack Obama, el mexicano Enrique Peña Nieto o el peruano Ollanta Humala, celebran los días 10 y 11 de noviembre una cumbre que los anfitriones chinos desean centrar este año en avanzar hacia una zona de libre comercio regional.

La iniciativa no acaba de encajar del todo con la que en la costa americana del océano abanderan los Estados Unidos, el Acuerdo de Libre Comercio Transpacífico, aunque China espera con esta cumbre mostrar que ambas iniciativas pueden complementarse.
https://es.finance.yahoo.com/noticias/rusia-china-afianzan-alianza-energética-153400981.html
 

Sebastian

Colaborador
Rusia suministrará a China propulsores para cazas de quinta generación

© United Engine Corporation
20:31 10/11/2014
Moscú, 10 nov (Nóvosti).
Los cazas chinas de quinta generación J-31 se equiparán con el propulsor ruso RD-93, informó un ejecutivo del grupo de defensa Rosoboronexort, Serguéi Kórnev .

"El J-31 con el propulsor ruso RD-93 es un avión de exportación capaz de competir con el estadounidense F-35 en mercados regionales", dijo Kórnev, que encabeza la delegación de la empresa en la feria Airshow Сhina 2014.

Indicó que China desarrolla actualmente dos cazas de quinta generación, J-20 y J-31, lo que demuestra el alto potencial de su industria aeronáutica.

"Es un programa ambicioso pero viable teniendo en cuenta el elevado precio del F-35 y algunos problemas con su desarrollo", señaló.

El J-31, aún en proceso de desarrollo, realizo el primer vuelo el 31 de octubre de 2012.

Su futuro motor RD-93 es una versión modificada del RD-33, desarrollado por la empresa Klimov en los años 1970 y 1980. El RD-33 se usa en cazas MiG-29, MiG-29K, MiG-35 y otras aeronaves de la clase, así como en el avión de asalto IL-102.

La feria Airshow Сhina 2014 tendrá lugar del 11 al 16 de noviembre en la ciudad china de Zai. Se celebra cada dos años desde 1996 y cuenta con el apoyo del Gobierno chino.
 
Última edición:

Sebastian

Colaborador
Putin confirma en Pekín el giro de Rusia hacia Oriente

11 de noviembre de 2014 Oleg Kóniujov, para RBTH
Rusia planea desarrollar activamente su cooperación económica con los países de la Región Asia-Pacífico, y en primer lugar con China. La presencia de Vladímir Putin en Pekín, para asisitir a la cumbre de APEC muestra el acercamiento de Rusia hacia Oriente.


El presidente ruso asiste a la cumbre de APEC. Fuente: Konstantín Zavrazhin / Rossiyskaya Gazeta
El 10 de noviembre Vladímir Putin declaró en su intervención en la cumbre del foro de la APEC, que Rusia y los países de la Región Asia-Pacífico deben aprovechar el potencial de la cooperación en beneficio mutuo.

APEC (Asia-Pacific Economic Cooperation, en español Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) se creó en 1989, con el fin de consolidar el crecimiento y la prosperidad de los países del Pacífico. Los temas más importantes de su agenda tienen que ver con el intercambio comercial, la coordinación económica y la cooperación. Integra a numerosos países de Asia, Rusia, EE UU y Canadá. Chile, México y Perú son los representantes latinoamericanos.

“Rusia, como parte de la Región Asia-Pacífico, está obligada a utilizar las ventajas concretas que nos ofrece este centro económico, tecnológico y de inversión que crece a un ritmo frenético”, citó la agencia TASS.

“Por otra parte, el desarrollo de Siberia y el Extremo Oriente también es una oportunidad única para los países de esta potente región, una posibilidad de aprovechar de manera eficaz las perspectivas que se abren en la zona y reforzar todavía más su potencial”, declaraba Putin.

El presidente ruso calificó de estratégica la interacción con la Región Asia-Pacífico, a la que considera una prioridad para Rusia. Según Putin, Rusia ha establecido una serie de pasos a seguir en el desarrollo de la cooperación con los países de la región, como el aumento de la participación de la región en su comercio exterior del 25% actual hasta el 40%.

Una nueva zona de libre comercio
Rusia ha apoyado la idea de creación de una zona Asia-Pacífico de libre comercio y cuenta con la cooperación en este proyecto de la Unión Económica Euroasiática.

“Consideramos un importante logro de la presidencia china (de la APEC) el acuerdo de pasos concretos para la creación de una futura zona Asia-Pacífico de libre comercio”, declaraba el presidente de la Federación Rusa durante la cumbre del foro de la APEC.

“Evidentemente, la futura zona Asia-Pacífico de libre comercio deberá interactuar con otras granes agrupaciones económicas regionales”, añadía Putin.

China, un socio clave
El día anterior, el 9 de noviembre, Vladímir Putin se reunió con su homólogo chino Xi Jinping.

Los presidentes constataron el desarrollo positivo de la cooperación bilateral. El presidente ruso declaró la vital importancia de la interacción de Rusia y China “para mantener el derecho internacional en el mundo y volverlo más estable”.

Tras el encuentro de los jefes de Estado, el secretario de prensa del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, informó de que Vladímir Putin y Xi Jinping habían debatido la posibilidad de realizar transacciones en yuanes durante la colaboración de ambos países en distintos ámbitos, “incluyendo la cooperación técnico-militar”.

La importancia del gas
Tras las negociaciones, los líderes de Rusia y China firmaron 17 documentos, entre los cuales figura un memorándum sobre el suministro de gas de Rusia a China por la llamada ruta “occidental” (desde los yacimientos de Siberia Occidental).

Según el periódico Kommersant, el contrato de suministro por la ruta occidental se firmará antes de finales de 2015 (más tarde el ministro de Energía, Alexander Novak, aclaraba que se firmará durante el primer semestre de 2015), y preverá un suministro de 30.000 millones de metros cúbicos al año durante un plazo de 30 años.

“Los plazos de la construcción ya están definidos - aclaraba el director de Gazprom, Alexéi Miller - son los mismos que previmos para la ruta oriental, es decir, cuatro más dos años, de modo que el plazo de la explotación del gasoducto tras la entrada en vigor del contrato será de cuatro a seis años…”.

Alexéi Miller declaró también que, en caso de la ampliación de la potencia de esta ruta, el suministro podría alcanzar también los 60.000 millones o incluso los 100.000 millones de metros cúbicos de gas al año.

Según valoraciones de varios observadores, cada uno de los 17 documentos firmados (la construcción de una central hidroeléctrica en el Extremo Oriente, la apertura de líneas de crédito entre Sberbank y el Banco de Exportaciones e Importaciones de China, la construcción de fábricas de cemento, etc.) es una constatación del giro hacia China de Rusia.

Chile y Japón hacen sus propias propuestas
El primer día de su estancia en Pekín, Putin se reunió con los líderes de Japón y de Chile.

En cuanto a las negociaciones con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en primer lugar figuraron las cuestiones relacionadas con la cooperación económica. Chile cuenta con la creación de una zona de libre comercio con la Unión Aduanera (compuesta por Rusia, Bielorrusia y kazaistán), según declaró la propia Michelle Bachelet.

Rusia, por su parte, considera a Chile como un importante exportador de producción agrícola capaz de incrementar su suministro en un momento en el que ha prohibido la importación de productos europeos.

Por su parte, para el primer ministro japonés, Shinzō Abe, lo más importante fue que el presidente de Rusia declarara: “Es una buena noticia que se hayan retomado nuestras negociaciones para la firma de un acuerdo de paz (en torno a las islas Kuriles)”. Cabe señalar que la reanudación de las negociaciones tenía lugar en el contexto de la incorporación de Japón a las sanciones introducidas contra Rusia por parte de la Unión Europea y Estados Unidos.
http://es.rbth.com/internacional/20...kin_el_giro_de_rusia_hacia_oriente_44991.html
 

Barbanegra

Colaborador

Vladímir Putin y Xi Jinping están construyendo un nuevo orden mundial
Las relaciones económicas y políticas entre Rusia y China se fortalecen, y en este acercamiento los contactos personales entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el mandatario chino, Xi Jinping, tienen un papel destacado.

La visita de Vladímir Putin a China en el marco de la cumbre de la APEC se convirtió en la quinta ocasión en lo que va de año para que el líder ruso se reuniera con Xi Jinping y firmara varios acuerdos importantes, escribe el periódico ruso 'Vzgliad'. Durante los últimos nueve meses los mandatarios de Rusia y China se encontraron en Shanghái y Sochi, en Brasil y Tayikistán. Durante el año pasado, los dos presidentes se reunieron tres veces, pero hay que recordar que Xi fue elegido como presidente chino solo el pasado marzo y que inmediatamente emprendió una visita a Moscú.

Los contactos entre los líderes de Rusia y China no solo se han hecho más frecuentes, sino también más productivos; por ejemplo, en la cumbre de la APEC Pekín y Moscú firmaron un memorando histórico de cooperación según el cual Rusia suministrará gas natural a China. Putin y Xi mencionan constantemente el carácter amistoso de las relaciones entre ambos países y de la intensificación de la interacción estratégica. Asimismo, también ponen cada vez más énfasis en el hecho de que los dos países han acordado una línea en los asuntos mundiales "para mantener la paz en el marco del derecho internacional con el fin de hacerlo más estable" (de acuerdo con Putin) y "para proteger conjuntamente el orden mundial de posguerra" (según Xi).

Todo el mundo entiende cuál es el trasfondo de esas palabras: ninguno de los dos países está dispuesto a permitir que EE.UU. les dicte su voluntad; es más, han iniciado su rumbo hacia un nuevo mundo multipolar. El diario subraya que el giro de Rusia hacia China no se produjo después de la crisis de Ucrania, sino que solo después de que EE.UU. tratara de aislar a Rusia y de deteriorar sus relaciones con la UE se aceleró el acercamiento entre Moscú y Pekín. Sin embargo, la cooperación económica entre ambos países ha estado desarrollándose progresivamente durante los últimos quince años, y los lazos políticos se han reforzado cuando Rusia ha empezado a defender sus intereses nacionales. Precisamente el fortalecimiento de Rusia fue el factor determinante para que China se mostrara favorable al acercamiento, cree el rotativo.

La buena sintonía entre Putin y Xi refleja que los intereses de ambos países son muy parecidos. Simplemente por ser vecinos Rusia y China están destinadas a mantener una relación estrecha y mutuamente beneficiosa. Pero además la situación internacional obliga a Rusia y China a librar una lucha geopolítica, económica e ideológica para establecer un nuevo orden mundial.

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/146709-rusia-putin-china-nuevo-orden-mundial
 

Barbanegra

Colaborador

China se apoya en Rusia para acrecentar su peso internacional
La foto de familia de la cumbre del Foro Asia-Pacífico (APEC) esta semana en Pekín lo decía todo. El presidente chino, Xi Jinping, como anfitrión, en el centro. A su derecha, quien se ha convertido rápidamente en su mejor aliado, el ruso, Vladímir Putin. Ambos se mostraron inseparables casi en cada comparecencia pública de los líderes. El jefe de Estado ruso llegó a ofrecer su abrigo a la primera dama china, Peng Liyuan, durante la ceremonia de bienvenida, en un gesto que desató todo tipo de comentarios.

“Es el momento de recoger los frutos del árbol de la amistad”, afirmó Xi durante una reunión bilateral con Putin al margen de la cumbre de la APEC en la que firmó un acuerdo con el país vecino por el que Rusia proporcionará 30.000 millones de metros cúbicos de gas natural a China. El pacto complementa el gigantesco acuerdo que ambos suscribieron en mayo, mediante el cual Rusia suministrará gas natural al norte de China por valor de 400.000 millones de dólares a lo largo de 30 años y que se ha convertido en el resultado más emblemático de la sintonía entre los dos vecinos.

Los vínculos —motivados por afinidades ideológicas, convergencias económicas y necesidades geoestratégicas— enlazan en cierto modo con los que las dos potencias regionales mantuvieron como regímenes comunistas en los años cincuenta. Pero la relación actual es muy diferente de aquella en la que Iósif Stalin insistía en marcar el paso frente a Mao Zedong. Hoy es Pekín el “hermano mayor” que se encuentra en posición dominante.

“Antes China era el país débil y Rusia, la antigua Unión Soviética, el fuerte. Pekín tenía que preocuparse por lo que hiciera o dejara de hacer Moscú. Ahora toca jugar a la inversa”, afirma el comentarista y experto en relaciones internacionales chino Gao Feng.

La segunda potencia económica mundial es el principal socio comercial de Rusia, con la que el intercambio alcanzó los 90.000 millones de dólares (71.885 millones de euros) en 2013 y que en el primer semestre de este año creció un 3,4% respecto al año anterior. China sigue creciendo —aunque a ritmo menos acelerado que en los últimos años— y se mantiene en búsqueda constante de fuentes de materias primas, especialmente en el ámbito de la energía, que le puede proporcionar un vecino del norte que necesita encontrar nuevos clientes ante el deterioro de sus relaciones con Occidente a raíz de la crisis ucrania.

Pero el nexo no es meramente económico. Xi y Putin cuentan con una visión ideológica similar. Los dos presidentes comparten una perspectiva nacionalista —aunque tienen buen cuidado de evitar en sus relaciones mutuas este tipo de retórica, que reservan para otras potencias menos afines— y un modelo de liderazgo de “hombre fuerte” dispuesto a desafiar las injerencias extranjeras. Ambos acarician la idea de presentarse como alternativa al modelo occidental y al dominio de EE UU como gran potencia. Xi habla con frecuencia del “sueño chino” —que esta semana en la cumbre de la APEC hizo extensivo a un “sueño para Asia-Pacífico”—, en el que su país jugará un papel de referente para la zona. Su alianza con Rusia le refuerza como líder regional.

Los dos países, que ya votaban con frecuencia al unísono en el Consejo de Seguridad de la ONU, han reforzado grupos como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), instituciones regionales que languidecían, como la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) o la casi desconocida Conferencia sobre Interacción y Creación de Confianza en Asia (CICA). En ambas, China es el país más influyente.

Para Gao la sintonía actual es una mera relación de conveniencia: “Son dos líneas paralelas, que se apoyan mutuamente pero tienen sus propios intereses”. Es posible que ahonden aún más su relación bilateral en ámbitos como la cooperación militar o incluso en el océano Ártico “para la explotación de energías o si algún día se establece una ruta de navegación”. Pero aunque Rusia, considera, “se encuentra bajo presión” para acercarse aún más a China ante el nivel de sus disputas con Occidente, Pekín “intenta mantener una distancia razonable y que la relación continúe al nivel en el que está”.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/15/actualidad/1416088304_442188.html
 

Sebastian

Colaborador
Rusia y China celebrarán maniobras militares en el Mediterráneo en 2015
Agencia EFE – Hace 2 horas 44 minutos

Moscú, 18 nov (EFE).- El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, acordó hoy en Pekín con su homólogo chino, Chang Wangquan, la celebración de maniobras militares conjuntas en el mar Mediterráneo en la primera mitad de 2015.

"Planificamos celebrar maniobras navales conjuntas en primavera del próximo año en el mar Mediterráneo. También planeamos efectuar ejercicios navales conjuntos en el océano Pacífico", dijo Shoigú a medios rusos.

Shoigú subrayó que el objetivo de la cooperación militar entre ambos países es crear un "sistema colectivo de seguridad regional" y recordó que en mayo pasado se celebraron las terceras maniobras conjuntas entre las Armadas de ambos países.

"Nuestra cooperación en el ámbito militar aún tiene un gran potencial y la parte rusa está dispuesta a desarrollarlo de la manera más amplia posible", agregó.

Al mismo tiempo, aseguró que la cooperación militar entre Moscú y Pekín "no representa una amenaza para terceros países" y que ambos Estados "quieren contribuir por todas partes a la estabilidad internacional y a la paz".

"Aspiramos a forjar con China unas relaciones que respondan no sólo a los intereses bilaterales, sino a las exigencias de seguridad de la región Asia-Pacífico y el mundo en general", dijo.

Al respecto, Shoigu aseguró que coincidió con su colega chino al expresar "su inquietud por los intentos de Estados Unidos de reforzar su influencia político-militar en la región Asia-Pacífico".
https://es.noticias.yahoo.com/rusia...as-militares-mediterráneo-2015-145714651.html
 

Sebastian

Colaborador
Cómo remplazar al dólar en las transacciones internacionales

19 de noviembre de 2014 Alexéi Lossan, RBTH
Rusia y China planean pasar a realizar sus transacciones en rublos y yuanes. Así lo afirmó Vladímir Putin durante la pasada cumbre de la APEC. Se trata de una media que a medio plazo reduciría la importancia de la moneda estadounidense y podría contribuir al crecimiento de la presión inflacionaria sobre Estados Unidos.


El nuevo símbolo del rublo. Fuente: TASS

Según Putin, si Rusia y China pasan a realizar sus transacciones en rublos y yuanes, se limitaría la influencia del dólar en el mercado energético mundial. “A largo plazo, las transacciones en rublos y yuanes son, evidentemente, algo muy prometedor. Si logramos iniciar un cambio tan importante, esto significará que la influencia del dólar en el mercado energético mundial, por ejemplo, se reducirá objetivamente”, declaraba el presidente ruso.

Tras estas declaraciones, el mayor banco de Rusia, la entidad estatal Sberbank, lanzó el 18 de noviembre cartas de crédito de financiación en yuanes chinos, realizando de este modo la primera transacción en moneda china con una de las mayores compañías rusas.

Además, el volumen de las transacciones en yuanes entre empresas de ambos países se ha incrementado en un 73% desde comienzos de año. Estas operaciones se han llevado a cabo a través de la filial en el Extremo Oriente del banco estatal ruso VTB.

Beneficio mutuo
“El paso a las transacciones en divisa nacional en el comercio entre Rusia y China es mutuamente beneficioso para los dos países y resulta positivo desde el punto de vista de la cooperación en el marco de los BRICS”, comenta Dmitri Bedenkov, director de la sección analítica de Russ-Invest.

Según el experto, para Rusia este cambio es muy importante debido a las sanciones que la UE y EE UU han impuesto al sector financiero. “Un cambio gradual hacia las transacciones en divisas nacionales es un plan perfectamente realizable, de hecho se inició hace varios años, ya que en la élite financiera mundial existen importantes fuerzas interesadas en ello”, declara Alexander Doroféiev, director general de la consultora Arkaim.

“El desarrollo de esta confrontación se verá determinado por la velocidad a la que avancen estos cambios, aunque es evidente que se reducirá las capacidad de Estados Unidos de forzar las transacciones en dólares en todas partes del mundo”, añade Doroféiev. Según su opinión, a pesar de que el proceso ya está en marcha, el presidente ruso es el único mandatario a nivel mundial que se dedica a dar prioridad a esta cuestión.

Restricciones globales
Desde diciembre de 2010, en las bolsas de Moscú y de Shanghái se da un comercio bursátil entre el rublo y el yuan. Sin embargo, por ahora China mantiene restricciones para las operaciones en divisas con empresas rusas en yuanes. Según declaró en septiembre el viceministro de Finanzas de Rusia, Alexéi Moiséiev, si se retiraran estas restricciones, ambos países podrían comenzar a realizar la mitad del comercio bilateral en yuanes y rublos.

Las mayores compañías rusas ya operan activamente con la divisa china. “Hemos realizado transferencias de una parte de nuestros recursos libres en divisas asiáticas, como los dólares de Hong Kong o yuanes”, declaraba en una entrevista para RBTH en septiembre de 2014 Vladímir Potanin, director general y copropietario de Norilsk Nickel, el mayor fabricante de níquel del mundo.

Según el analista del holding de inversión Finam Antón Soroko, el rechazo al dólar es una de las medidas más agresivas que pueden influir a largo plazo en el desarrollo de la economía mundial.

“Durante las últimas décadas, los países que están consiguiendo aumentar su poder económico han comenzado a trabajar gradualmente en la reducción de su dependencia de la divisa estadounidense”, añade el experto.

En particular, según Soroko, en la eurozona se están llevando a cabo reformas estructurales para conseguir que el yuan sea una divisa libremente convertible. “En la actualidad esta tendencia todavía está germinando. La gran mayoría de las operaciones comerciales en el mundo se realizan en dólares estadounidenses, pero a largo plazo esta tendencia podría forzar la vuelta del dólar hacia el territorio de EE UU, lo cual implicaría un crecimiento de la presión inflacionaria [sobre la economía norteamericana]”, señala Antón Soroko.
http://es.rbth.com/economia/2014/11..._las_transacciones_internacionales_45199.html
 

Sebastian

Colaborador
China y Rusia convierten en “una prioridad” la cooperación militar

El acercamiento se presenta como respuesta a las “injerencias” de EE UU en Asia

Xavier Fontdeglòria Pekín 19 NOV 2014 - 19:32 CET253
El segundo y tercer ejército del mundo estrecharon ayer en Pekín aún más sus relaciones. La visita del ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, a la capital china ha puesto de relieve la voluntad de ambos países de profundizar los intercambios militares. Shoigu y su homólogo chino, Chang Wanquan, declararon que la cooperación en este ámbito es "una prioridad".

"Nuestra cooperación militar tiene un gran potencial, y Rusia está dispuesta a desarrollarla de la manera más amplia", aseguró el ministro ruso. Chang destacó el "sólido" desarrollo de las relaciones y abogó por una mayor confianza mutua. El objetivo de ambos países es "crear un sistema colectivo de seguridad regional", asegura la agencia Xinhua.

Rusia ha sido tradicionalmente el principal proveedor de armas a China desde 1989, cuando tras la matanza de Tiananmen tanto la Unión Europea como Estados Unidos decretaron un embargo militar al gigante asiático. El primer portaviones chino Liaoning, cuya puesta en marcha en 2012 se calificó como un hito histórico, fue construido en 1985 por la Unión Soviética. A pesar de que la cooperación tiene límites —Rusia se ha resistido a vender a China su tecnología militar más avanzada—, en los últimos años ha ido en aumento. China, además, ha dejado atrás su condición de subordinado para, como hizo hincapié ante Shoigu el primer ministro chino, Li Keqiang, tener una relación con Rusia "de igual a igual".

Pekín y Moscú aspiran a crear un sistema colectivo de seguridad regional

En mayo, ambas potencias realizaron sus terceras maniobras conjuntas en el mar de la China Oriental, y en agosto lideraron unos ejercicios terrestres junto a tres países más de la Organización de Cooperación de Shanghái, que reúne a varias naciones de Asia Central. La colaboración proseguirá en 2015, cuando la Armada rusa y el Ejército de Liberación Popular chino planean otras dos rondas de maniobras, una durante la primavera en aguas del Mediterráneo y otra, sin fecha, en el Pacífico. También conmemorarán el 70 aniversario del fin la II Guerra Mundial, un conflicto que sigue siendo motivo de desconfianza entre vecinos de la región.

El estrechamiento de las relaciones militares llega en un momento de mejoría general de las relaciones bilaterales entre ambas potencias. Xi Jinping y Vladímir Putin se reunieron recientemente al margen de la cumbre foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) de la semana pasada y suscribieron un nuevo acuerdo por el cual Rusia suministrará a China 30.000 millones de metros cúbicos de gas natural, una cantidad que se suma a los 38.000 millones anuales durante 30 años acordados en mayo por un valor de unos 320.000 millones de euros. Ambos países, además, han cerrado filas en cuestiones internacionales: China no ha criticado ni responsabilizado a Moscú por el conflicto del Este de Ucrania, y ayer el viceministro de Defensa ruso, Anatoly Antonov, sugirió que ambos países compartían tesis sobre las protestas prodemocráticas en Hong Kong.

Las maniobras conjuntas entre los dos países se han multiplicado

La buena sintonía es la demostración de una supuesta coalición ante Estados Unidos, que en el llamado giro hacia Asia de su política exterior, quiere recuperar su hegemonía en la región y contrarrestar la pujanza china. Shoigu fue claro en este sentido: "Hemos expresado nuestra preocupación por los intentos de EE UU de reforzar su influencia militar y política". China y Rusia defienden que su cooperación militar no representa una amenaza para terceros países y que su alianza "contribuye a la estabilidad internacional y la paz".

La reticencia a la injerencia estadounidense en la región quedó patente también en la última Conferencia para las Medidas de Interacción y Construcción de la Confianza en Asia (CICA), en la que el presidente chino, Xi Jinping, defendió ante los 28 estados miembros de la organización que "los problemas de Asia tienen que ser resueltos por el pueblo asiático, y la seguridad en Asia tiene que ser protegida también por los asiáticos".
http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/19/actualidad/1416421925_750344.html
 

Barbanegra

Colaborador

Rusia y China fabricarán el helicóptero de transporte pesado más potente del planeta
El nuevo helicóptero será el más potente del mundo, superando así al soviético Mi-26, que ostenta tal título desde hace más de 40 años.

Rusia y China han acordado empezar la construcción de un nuevo helicóptero de transporte pesado, informa la corporación estatal rusa Rostec ('Tecnologías rusas', en español) en su página web.

El nuevo aparato pretende superar a Mi-26, el helicóptero más grande y potente del planeta en su categoría. Mi-26 fue creado en los años 70 del pasado siglo en la Unión Soviética para aplicaciones civiles y militares. Su producción comenzó en 1981 y continúa en la actualidad. Mide más de 40 metros de largo y es capaz de levantar carga de hasta 20 toneladas para transportarla a una distancia máxima de 400 kilómetros.

Sin embargo, no se trata de la nueva versión modificada y modernizada de Mi-26 sino de la creación de un helicóptero completamente nuevo. "Por lo que plantea la parte china está claro que la carga útil del nuevo helicóptero será dos veces la del actual Mi-26 ", aseguró el viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozin tras reunirse con su homólogo chino Wang Yang.
Los detalles técnicos y configuración del nuevo aparato se anunciarán el próximo febrero.

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/148058-rusia-china-helicoptero-transporte-pesado
 

Barbanegra

Colaborador

Los rusos ven a China como su nuevo amigo
Los rusos han revisado en 2014 su lista de "amigos" y "enemigos" en el escenario internacional, escribe este lunes Kommersant.

La tradicional percepción positiva de EEUU, la Unión Europea (UE) y Ucrania ha cambiado a negativa. Los rusos miran hacia el este y sienten cada vez más amistad hacia China, afirma el diario citando recientes sondeos del Centro ruso VTsIOM.

El 66% de los rusos tiene actualmente una percepción negativa de EEUU, una cifra que supone un máximo histórico para la opinión pública rusa. El número de los que tienen una percepción positiva de Washington cayó más de la mitad, del 43% al 18%, en lo que va del año. El número de los rusos que sienten amistad hacia los países de la UE se redujo del 51% al 26%.

El país que más amigos perdió en Rusia ha sido Ucrania que en enero de 2014 contaba con la percepción positiva de un 66% de los rusos. Esa cifra actualmente bajó a un 28%.

El enfriamiento hacia Occidente comenzó en marzo, cuando Crimea, antiguo territorio de Ucrania, se adhirió a Rusia tras un referéndum.

Actualmente la percepción positiva de Occidente "toca niveles críticos", dice el vicedirector del Centro Levada, Alexéi Grazhdankin.

La escasez de simpatía hacia los estadounidenses empuja a cada vez más rusos a buscar nuevos amigos. China cuenta con la percepción positiva de un 74% de los encuestados.

Pekín se perfila como un socio fiable e importante con quien se puede "desarrollar contactos en tiempos del enfriamiento de relaciones con Occidente", opina Grazhdankin.

http://sp.ria.ru/revista_de_prensa/20141208/163508194.html
 

Sebastian

Colaborador
La compra china de misiles rusos S-400 supone un cambio importante en el estrecho de Taiwán

Agencia EFE – Hace 19 horas

  • Agencia EFE - Varias personas observan el sistema de misiles antiaéreo, S-300 y S-400, el pasado 14 de agosto, en la exhibición de la industria militar "Tecnologías en la construcción de máquinas", …más
Taipei, 12 dic (EFE).- La anunciada compra china de misiles antiaéreos rusos S-400, con un alcance de 400 kilómetros, ha desencadenado un debate sobre su impacto en la defensa de Taiwán, y la mayoría de expertos considera que suponen un cambio importante, informó hoy el diario "Want China Times".

En su último artículo para la revista "Defense News", el analista militar estadounidense Wendell Minnick, aseguró que con los misiles S-400, el Ejército de Liberación Popular chino podía destruir por completo las defensas aéreas de la isla.

En Rusia, el experto Vasiliy Kashin, del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías en Moscú, aseguró que los misiles serán colocados en la costa frente a Taiwán y que cubrirán con su alcance toda la isla.

El presidente de Estrategias y Transformaciones Mundiales, Paul Giarra, dijo que los misiles S-400 suponen "un cambio radical" y "un desafío", y que permiten a China realizar operaciones militares sobre el territorio de aliados estadounidenses y en alta mar.

Algunos expertos como Ian Easton, investigador del Project 2049 Institute, consideran que existen contramedidas para neutralizar a los S-400 con equipos de detección temprana y que los misiles taiwaneses Tien Kung 2, Tien Kung 3 y Hsiung Feng 2E pueden destruir o interceptar los S-400.

El ex viceministro de Defensa de Taiwán Lin Chong-pin, por su parte, apuntó que no es probable que China intente invadir Taiwán con lluvias de misiles sino con medios no propiamente militares tales como los de la guerra sicológica, mediática o económica.

China y Taiwán, a pesar de su acercamiento económico y social acelerado desde la subida al poder del presidente taiwanés Ma Ying-jeou en 2008, mantienen una disputa de soberanía y Pekín no descarta el uso de la fuerza para lograr la unión con la isla.
https://es.finance.yahoo.com/notici...os-s-400-supone-cambio-041828131--sector.html
 

Sebastian

Colaborador
Putin se abre al abrazo chino

15 de diciembre de 2014 Georgina Higueras, para RBTH
El acercamiento entre el país más grande y el más poblado ha se ha ampliado con el aumento de la tensión entre Rusia y Occidente.


Dibujado por Konstantín Máler

El deterioro de las relaciones Rusia-Europa y la creciente desconfianza entre Moscú y Washington han dejado sin argumentos a los rusos que recelaban de China y de su frenética marcha hacia la cúspide del mundo.

Traicionada por Estados Unidos, que insiste en alentar las aspiraciones de ingresar en la OTAN y en la Unión Europea de antiguas repúblicas soviéticas —como Ucrania, Georgia y Moldavia—, Moscú se ha abierto al abrazo chino con una nueva batería de acuerdos, que incluyen desde el incremento del suministro energético a la cooperación militar.

Rusia y China se cortejan desde la desaparición de la Unión Soviética, aunque el salto cualitativo se produjo tras la vuelta de Vladímir Putin al Kremlin, en mayo de 2012, y la buena relación establecida con Xi Jinping, quien en 2013 realizó a Moscú su primera visita como presidente.

Ambos comparten la sensación de que EE UU trata de frenar el crecimiento de sus respectivos países y están convencidos de que, si unen las fuerzas de los llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica) y de otros países emergentes, pueden acabar con la hegemonía estadounidense y establecer un nuevo orden internacional más acorde a sus intereses.

Giro hacia el Oriente
Desde los tiempos de Pedro el Grande (1672-1725), el oso ruso, con la cabeza en Europa y el cuerpo en Asia, ha mirado siempre hacia Occidente. Ahora, el peso de la geopolítica le impone un giro hacia Oriente. En mayo, en plena crisis con Bruselas por haberse tragado la península de Crimea y apoyar a los movimientos secesionistas del este de Ucrania, Putin y Xi firmaron el mayor acuerdo entre los dos países: 323.075 millones de euros por el suministro entre 2018 y 2048 de 38.000 millones de metros cúbicos anuales de gas. Moscú y Pekín llevaban diez años enredados en la negociación de este contrato.

Las dos potencias han profundizado mucho en sus relaciones desde que los pragmáticos dirigentes chinos, con Deng Xiaoping a la cabeza, tomaron el poder en diciembre de 1978 con el propósito de modernizar el país. China comprendió muy pronto que la estabilidad que necesitaba para impulsar su desarrollo dependía en gran medida de las relaciones de buena vecindad, sobre todo con Rusia.

Pekín no tardó en darles un impulso y, aunque dejó claro que no quería establecer ningún tipo de alianza militar, en 1996 invitó a Moscú a crear una “asociación estratégica de coordinación”, al tiempo que ambos países acordaban fundar la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).Constituida para resolver los conflictos fronterizos de China con Rusia y las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central —Kazajistán, Kirguizistán, Tayikistán y Uzbekistán, aunque esta última solo ingresó en 2001—, la OCS es la única organización de carácter militar en la que China participa.


En los dos últimos años ha aumentado considerablemente la cooperación entre Moscú y Pekín en temas de terrorismo, inteligencia, ciberespacio y ejercicios militares conjuntos. Tras la reunión de los dos ministros de Defensa, Serguéi Shoigu y Chang Wanquan, en noviembre pasado en Pekín, la agencia oficial Xinhua señaló que su objetivo común es “crear un sistema colectivo de seguridad nacional”.

Rusia es el primer proveedor de armas a China desde que Occidente le impuso un embargo por la matanza de Tiananmen en 1989, aunque se resiste a suministrarle su tecnología más avanzada.

El país más extenso del planeta y el más poblado llevan dos décadas construyendo confianza mutua, pero no es fácil borrar un recelo histórico después de que la “solidaridad comunista” se hiciese añicos en los choques fronterizos de 1969.

Rusia aún mantiene una superioridad militar frente a China, pero el despegue económico de Pekín hace tiempo que dejó a Moscú en evidencia, con lo que satisface su vieja aspiración de hablar de igual a igual al gran vecino del norte.

Potencia asiática

Día a día, el peso de Asia se va imponiendo en la realidad rusa. Putin tomó en 2011, siendo aún primer ministro, el guante que en 2004 lanzó el presidente kazajo, Nursultán Nazarbáyev, sobre la creación de una Unión Euroasiática. El proyecto, con el que Rusia esperaba recuperar parte de la influencia perdida por el desmoronamiento de la URSS, parecía factible en un momento en que el alto precio del crudo y de las materias primas llenaban las arcas rusas. Putin contaba con Bielorrusia y Ucrania para equilibrar la parte asiática.

La torpeza de Bruselas, la injerencia de Estados Unidos, el cansancio de los ucranios con la corrupción del Gobierno de Kiev, el populismo y el nacionalismo ruso desataron la caja de los truenos. Por el camino quedan ya 5.000 muertos y millones de refugiados. Además, el fuerte descenso del precio del crudo experimentado en los últimos meses hará perder a Rusia 80.769 millones de euros en un año, a sumar a los 32.307 millones que le cuestan las sanciones impuestas por EE UU y la UE.

El giro asiático de Putin permite a Rusia brillar en Oriente, mientras se apaga el espejismo de su asociación con Occidente. Moscú encuentra no solo en China sino también en sus antiguos aliados asiáticos —India, Vietnam y Corea del Norte—nuevas áreas de influencia que, unidas a las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central, le permiten recuperar una buena parte del peso que tuvo en la esfera internacional.

Actualmente China es el primer socio comercial de Rusia. El comercio bilateral alcanzó en 2013 los 72.692 millones de euros, pero ambos están decididos a duplicar esa cantidad antes de 2020. Además, tras los acuerdos en el marco de los BRICS, realizarán los intercambios en yuanes y rublos, sin pasar por el dólar, lo que supondrá un considerable ahorro.

Rusia ha encontrado también en China un apoyo para su estrategia internacional y, aunque por razones distintas —Pekín sigue apegado al principio de no injerencia en asuntos internos ajenos—, ambos han impedido sanciones al régimen sirio de Bachar el Asad y han adoptado en el Consejo de Seguridad de la ONU posiciones similares en otros frentes.

Aunque sin entusiasmo, Rusia se ha establecido ya como una potencia asiática. Su giro hacia el Pacífico es innegable, pero aún no ha mostrado cómo jugará sus cartas.

Georgina Higueras (1955) es una periodista española. Fue corresponsal de la Cadena SER en Moscú entre 1997 y 2001. Trabaja actualmente en el diario El País, dedicada a Asia.
http://es.rbth.com/opinion/2014/12/15/putin_se_abre_al_abrazo_chino_45845.html
 

Noticias del Sitio

Arriba