Noticias de Ucrania

Antes salió algo sobre "una bomba nuclear sucia"....Ahora "armas biológicas".... batallones nazis....es decir , el cóctel publicitario completo!!! (para el que este inclinado a creerlo, claro)

mmm...




Por que poner en la misma lista dos acusaciones de dudosa documentación con una tercera publicamente documentada?

:rolleyes:
 
La mitad de la estacion es rusa, no lo veo descabellado, en el sentido que por razones tecnicas no puedan usarse sus sistemas.
Totalmente de acuerdo, además demuestra que no se dan idea del corte total de relaciones y lo que implica perder la experiencia y capacidad espacial rusa, y que va en serio ... Deberían recurrir a los supuestos "ganadores" de la carrera espacial para continuar con sus proyectos espaciales...
 
La mitad de la estacion es rusa, no lo veo descabellado, en el sentido que por razones tecnicas no puedan usarse sus sistemas.

los grises:


"Pero sin duda el principal impacto que podría tener la invasión de Ucrania es en la ISS. Tanto Rusia como Estados Unidos dependen actualmente el uno del otro para mantener operativa la estación. El segmento ruso se encarga de elevar regularmente la órbita del complejo para evitar que se desintegre en la atmósfera mediante las naves de carga Progress y los motores del módulo Zvezdá (que utilizan combustible suministrado por las Progress). Además, y esto es algo que no se suele mencionar con frecuencia, los motores de control de posición del segmento ruso se emplean para cambiar la orientación de la estación en determinadas ocasiones, como, por ejemplo, durante los acoplamientos de algunos vehículos según el puerto de atraque elegido (el segmento estadounidense carece de propulsores de ningún tipo). Estos motores son también los que deben compensar movimientos inesperados de la estación durante los acoplamientos (como ocurrió el año pasado cuando el módulo ruso Nauka decidió comportarse de forma «traviesa»). Por otro lado, para movimientos más lentos, pero no menos importantes, se emplean los volantes de inercia del segmento estadounidense (USOS). Del mismo modo, el segmento ruso depende de la electricidad generada por los enormes paneles del USOS. Por tanto, en estos momentos ni Roscosmos ni la NASA están en posición de dejar de colaborar si quieren seguir con la ISS operativa. De hecho, ahora mismo la ISS es el único proyecto relevante en el que Occidente y Rusia siguen colaborando de manera activa a pesar de la guerra.

Si las sanciones impidiesen que Rusia mantuviese el nivel actual de actividades espaciales, la NASA debería buscar una solución (o si Roscosmos se retira del proyecto, algo que recientemente ha declarado que piensa hacer en 2024, aunque todavía es pronto para confirmar este punto). Una opción sería modificar naves Cygnus para permitir que eleven la órbita de la estación. Precisamente, la Cygnus NG-17, actualmente acoplada a la ISS, será la primera que ponga a prueba esta capacidad, aunque solo de forma experimental (el puerto de atraque empleado por las Cygnus no favorecen este tipo de maniobra). Sin embargo, habría que desarrollar una versión nueva de la Cygnus si, además de elevar la órbita de la ISS, queremos que se encargue de mover la estación mediante propulsores adicionales. Además, también habría que lanzar las Cygnus mediante otro lanzador en caso de que el Antares quedara fuera de juego (recordemos que algunas Cygnus ya fueron lanzadas mediante Atlas V de ULA). La Starliner de Boeing, si despega algún día, también podría usarse para subir la órbita del complejo, pero la Dragon lo tiene más difícil, ya que los motores principales Draco están situados en la parte frontal de la nave y no pueden usarse con el vehículo acoplado. Eso sí, se podría emplear la capacidad de carga del maletero de la Dragon para llevar algún tipo de sistema propulsor a la estación.

A pesar de que Rusia lleva una década sopesando la posibilidad de separar el segmento ruso del resto de la estación, sobre todo desde 2014, esta opción no es actualmente la más deseable y recordemos que los planes actuales de Roscosmos pasan por construir una nueva estación totalmente rusa, denominada ROSS, cuando se retiren de la ISS. Pero incluso si ROSS no prospera, separar todo el segmento ruso, aunque posible físicamente, es inviable (el número de conexiones internas y externas es enorme) y, como hemos visto, el segmento ruso también depende del estadounidense. Separar los nuevos módulos Nauka y el Prichal, acoplados el año pasado, es factible, pero no le serviría de mucho a Rusia, pues la capacidad de estos vehículos para operar como una pequeña estación espacial sería muy limitada."

https://danielmarin.naukas.com/2022...nia-y-su-repercusion-en-el-panorama-espacial/
 

Noticias del Sitio

Arriba