Noticias de Mali evolución del conflicto

Shandor

Colaborador
Colaborador
Al Qaeda difunde fotos de cinco hombres secuestrados en Mali

En las imágenes aparecen dos franceses y otros tres hombres cuya nacionalidad aún no fue confirmada, que fueron capturados hace dos semanas.

SECUESTRADOS. Los franceses Philippe Verdon ySerge Lazarevic fueron capturados el 24 de noviembre pasado. (AFP)

CAPTURADOS. Una de las imágenes, en las que se puede ver a tres hombres secuestraCompartir
La organización terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) envío hoy a la agencia mauritana de noticias, ANI, dos fotos de los cinco hombres que secuestró a fines de noviembre, en Mali.

En una de las fotos, cuya autenticidad no pudo ser verificada, aparecen los franceses Philippe Verdon y Serge Lazarevic, que trabajaban para una cementera en la ciudad de Hombori, y que fueron secuestrados en 24 de noviembre.

La segunda fotografía muestra a las otras tres personas -de las que todavía no se han facilitado sus nacionalidades- capturadas un día después del secuestro de los franceses en la ciudad de Tombuctú, en un suceso en el que fue asesinado un alemán.

Según ANI, las dos fotografías, en las que se pueden ver a los secuestrados rodeados de combatientes armados y con las caras cubiertas, llegaron al correo electrónico de la agencia de noticias. Detrás de los secuestrados se observan dos pancartas en las que se lee en árabe: "No hay más Dios que Alá y Mohamed es su profeta" y "Al Qaeda en el Magreb Islámico".

Ayer, la agencia de noticias mauritana difundió un comunicado de AQMI en el que reivindicaba el secuestro de estas cinco personas y aseguraba que lo hizo "en represalia a las numerosas agresiones perpetradas por Francia contra los musulmanes en los países del Sahel".

Por otro lado, AQMI negó su vinculación con el secuestro de dos ciudadanos españoles y una italiana en los campamentos de refugiados de Tinduf (sur de Argelia) el pasado 23 de octubre.
fotos: http://www.clarin.com/mundo/Qaeda-difunde-hombres-secuestrados-Mali_0_605939635.html
clarin
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Decretaron la disolución de todas las instituciones del Estado y la suspensión de la Constitución


El portavoz de los militares rebeldes malienses que tomaron el miércoles varios centros vitales de la capital del país, Amadou Konaré, decretó este jueves el toque de queda hasta próximo aviso y llamó a la población a la calma.
Konauré, que leyó dos comunicados en la televisión estatal, controlada desde ayer por militares amotinados, aseguró que los rebeldes han constituido un Comité Nacional por la Recuperación de la Democracia y la Restauración del Estado (CNRDRE), presidido por el capitán Amadou Haya Sanogo.
En un primer mensaje Konaré decretó la disolución de todas las instituciones del Estado y la suspensión de la Constitución.
En su alocución, la primera desde la irrupción, la tarde de ayer, de la señal de la radio y la televisión públicas, Konaré denunció la incapacidad del Gobierno de solucionar la crisis del norte del país, donde el grupo independentista tuareg Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) se levantó en armas en enero.
Asimismo, lo acusó de ser incapaz de hacer frente al terrorismo y de no poder dotar al Ejército de los medios suficientes para desarrollar su labor.
El norte de Mali, cuya independencia es reclamada por el MNLA, es también uno de los principales refugios en la región del grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).
No obstante Konaré ha señalado que el CNRDRE no tiene intención de "confiscar" poder.
Esta alocución que había sido anunciada a primeras horas de la madrugada y que se pospuso debido a problemas técnicos, coincide con detenciones de miembros del Gobierno, según dijo a Efe una fuente cercana a los militares amotinados.
La guarnición de Kati se amotinó este jueves como protesta por la decisión de las autoridades de movilizarla para participar en los combates contra la insurgencia independentista tuareg, que lucha contra el Ejército de Mali en el norte del país desde el pasado 17 de enero.
El desencadenante de la situación fue al parecer la visita al acuartelamiento del ministro de Defensa, Sadio Gassama, para hablar a los reclutas sobre el conflicto con el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), que reclaman la autodeterminación de ese territorio.
Gassama fracasó en su intento de calmar los ánimos de los militares y sus familiares, que el pasado 1 de febrero ya protagonizaron disturbios en protesta por la situación del conflicto y el estado de las tropas.
Además de la crisis de seguridad y la rebelión tuareg, que ha forzado a casi 200.000 personas a abandonar sus hogares en dirección a otras zonas del país o a los estado vecinos, la hambruna amenaza a al menos a tres millones de malienses, según la ONU.
el observador
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Los militares que dieron un golpe de Estado en Mali ahora cierran las fronteras

Un comité militar derrocó ayer al presidente Amadou Toumani Toure, cuyo paradero aún es desconocido.
Los militares que dieron un golpe de Estado en Mali cerraron hoy las fronteras terrestres y aéreas del país, mientras se desconoce el paradero del presidente derrocado, Amadou Toumani Toure.

"Declaramos el cierre de todas las fronteras terrestres y aéreas con los países vecinos", declaró el portavoz del recién constituido Comité Nacional para el Restablecimiento de la Democracia y la Restauración del Estado, el teniente Amadou Konare.

En un discurso televisado, los militares justificaron su acción alegando el "clima de inseguridad" en el país y la "incapacidad del régimen para combatir el terrorismo". Ayer, tomaron el edificio de la televisión y la radio estatal. Luego asaltaron el palacio presidencial y derrocaron al gobierno, a sólo un mes de que terminara su mandato.

Los soldados amotinados impusieron un toque de queda a nivel nacional y advirtieron a los habitantes que no salieran a la calle hasta nuevo aviso. Dijeron que su intención era entregar el poder a un gobierno elegido democráticamente, aunque parece improbable que muchos malienses acudan a las urnas el 29 abril como estaba programado. Se esperaba que más de una decena de candidatos participaran, pero el mandatario ya no competiría porque cumplió el máximo de dos periodos.

El presidente derrocado, Amadou Toumani Toure, de 63 años, estaba al frente del país de Africa occidental desde 2002. En 2007 el ex general fue elegido con el 68% de los votos para un segundo mandato.

Toure ya había anunciado que no iba concurrir a las próximas elecciones del 29 de abril. La Constitución en Mali no permite más de dos mandatos a un jefe de Estado.

En tanto, parte de la comunidad internacional condenó el golpe. Allain Juppé, el canciller de Francia, de la que Mali fue colonia, criticó la intervención. "Nosotros nos sentimos obligados al respeto al orden democrático y constitucional". En el mismo sentido, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se mostró "profundamente preocupado" por las noticias y llamó a la calma y la solución pacífica de todas las diferencias.

(Fuente: Agencias)
 
A un mes de terminar el mandato? me hace acordar de cierta revolucioncilla caribeña en el 59, aunque a ese poder berraco le faltaba un poco mas........
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Golpe de Estado en Malí "para combatir islamistas"

Resistencia. Presidente se encuentra en una base militar
Al menos un soldado murió y unas 40 personas resultaron heridas, entre ellas civiles, durante el golpe de Estado en Malí entre el miércoles y ayer, indicaron fuentes médicas y soldados.
Una junta militar tomó ayer el poder en Bamako tras varias horas de enfrentamientos, cerró las fronteras y disolvió las instituciones, alegando la necesidad de "combatir con eficacia la rebelión tuareg y a los grupos armados islamistas" que operan en el norte, según precisó.
El presidente derrocado, Amadou Toumani Touré, se encuentra en una base militar de Bamako, según su entorno, junto a militares de élite de su guardia presidencial.
El golpe en este país de África del oeste, que debía celebrar elecciones presidenciales el 29 de abril a pesar de una rebelión tuareg comenzada en enero, fue recibido con numerosas condenas internacionales.
"El presidente está en Bamako, no está en una embajada. Está en una base militar desde donde dirige", afirmó una fuente militar leal al mandatario, lo que confirmó un miembro del entorno de Touré, precisando que estaba con los "Boinas rojas" de su guardia presidencial.
Militares en uniforme aparecieron en la televisión nacional cuyo edificio ocupaban desde el miércoles poco después de comenzar un motín en Kita, ciudad guarnición, que se extendió a Bamako y luego a Koulouba, donde se encuentra el palacio presidencial.
RAZÓN. La junta militar afirmó haber puesto fin al "régimen incompetente" instalado en Bamako y anunció la disolución de "todas las instituciones", la suspensión de "la Constitución" y un toque de queda.
Los funcionarios fueron invitados a reanudar sus labores el martes 27 de marzo so pena de ser considerados como en "abandono de puesto".
El aeropuerto de Bamako fue cerrado y los vuelos anulados hasta nueva orden.
Este golpe se produce a un poco más de dos meses de comenzada una guerra contra los rebeldes tuareg del norte de Malí, amplia zona en donde operan grupos islamistas y traficantes.
El régimen de Touré tuvo que afrontar en las últimas semanas al malestar en el frente, con soldados subequipados a adversarios fuertemente armados, respaldados por islamistas, pero también a los allegados de las tropas desplegadas en el norte, que criticaban la falta de firmeza del gobierno frente a los rebeldes.
El teniente Amadou Konaré, portavoz de los golpistas, denunció la "incapacidad" del gobierno para resolver "la crisis en el norte de nuestro país". Los golpistas, que formaron el Comité Nacional para la Recuperación de la Democracia y la Restauración del Estado, se comprometen a "restaurar el poder" civil y a formar un gobierno de unión nacional.
El golpe militar puso fin a un proceso electoral que preveía una elección presidencial, un referendo constitucional y legislativas. Toumani Touré -elegido en 2000 y reelegido en 2007- debía ceder su cargo, conforme a la Constitución que le autoriza un máximo de dos mandatos consecutivos.

El País Digital
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
El líder del golpe militar en Mali, el capitán Amadou Sanogo, apareció en la televisión estatal para desmentir los rumores de que había sido asesinado.
El militar denunció el saqueo generalizado posterior a la sublevación y dijo que tiene pruebas de que los responsables no son los soldados reales, sino gente con uniforme del ejército que estaba tratando deliberadamente de cambiar la opinión popular en contra de los golpistas, según informa el portal de BBC Mundo.
Informaciones provenientes de Bamako, la capital del país, señalan que hombres uniformados están saqueando tiendas y estaciones de servicio y secuestrando vehículos. Mientras continúa el desorden, los rebeldes tuareg del norte tomaron varios pueblos abandonados por el ejército.
Por otra parte, se desconoce hasta ahora el paradero del depuesto presidente maliense, Amadou Toumani Toure, quien huyó cuando los militares golpistas asediaban la sede presidencial. Algunas versiones sostienen que el mandatario estaría bajo la protección de soldados que le son leales en algún cuartel militar de Bamako.
la republica
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Africa cierra filas contra los golpistas en Malí

En un esfuerzo para forzarlos a dejar el poder, 15 naciones del continente anunciaron que cerraron sus fronteras terrestres con ese país y congelaron sus cuentas bancarias

Las sanciones financieras están entre las más duras impuestas en años recientes a una nación del occidente africano y probablemente estrangularán al empobrecido Malí, que importa casi toda la gasolina que consume del vecino Costa de Marfil.

Kadre Desire Ouedraogo, presidente de la Comisión de la Comunidad Económica de Estados de Africa Occidental, dijo a reporteros en la capital de Costa de Marfil que las sanciones entrarán en efecto en 72 horas. Afirmó que además del cierre de las fronteras, todos los países pertenecientes al bloque de 15 naciones dejarán de permitir a Malí utilizar sus puertos.

En tanto, además de que el banco central congeló su cuenta, Ouedraogo explicó que el bloque instruyó al banco a no realizar ninguna transferencia a bancos comerciales en Malí. Había grandes filas afuera de las principales entidades de Bamako, donde residentes en pánico trataban de retirar su efectivo.

La junta militar derrocó el miércoles de la semana pasada al líder del país elegido democráticamente. Los Estados Unidos, Francia y la Unión Europea cortaron su ayuda al país. Las sanciones financieras tienen la intención de ser un golpe fuerte a la capacidad de funcionar de la junta militar.

Los presidentes de cuatro países del Africa occidental buscaban negociar en Malí con miras a restaurar al Gobierno salido de las urnas en ese país. Horas antes, el avión que transportaba a los visitantes no pudo aterrizar en la capital maliense por la presencia de simpatizantes de los golpistas en el aeropuerto, dijo un funcionario marfileño.

Los cuatro presidentes amenazaron con recurrir a la fuerza militar si el capitán golpista Amadou Haya Sanogo no dimite. Los mandatarios de Costa de Marfil, Benin, Níger y Burkina Faso se reunirán con el capitán del Ejército que la semana pasada encabezó un motín en una base militar.

"Impondremos sanciones inmediatamente si no restauran el orden constitucional", advirtió el asesor.

Fuente: AP
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Malí: facción tuareg anunció un alto al fuego

Los rebeldes proclamaron unilateralmente el fin de sus operaciones militares en el norte del país, sumido en el caos luego del golpe de Estado del 22 de marzo. Uno de los motivos de la decisión fue la fuerte presión internacional





El Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA), importante componente de la rebelión tuareg en el norte de Malí, decidió "unilateralmente proclamar el fin de las operaciones militares a partir del jueves a la medianoche".

La decisión fue tomada "tras la liberación completa del territorio de Azawad y dada la fuerte demanda de la comunidad internacional, principalmente del Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos, Francia y Estados de la subregión", detalló un comunicado difundido en la web.

El Consejo de Seguridad condenó este miércoles los ataques, saqueos y la ocupación de territorio perpetrados por los grupos rebeldes, a los que pidió "el cese inmediato de las hostilidades y todo tipo de violencia".

El MNLA "invita, por tanto, a los Estados de la subregión y a la comunidad internacional a proteger al pueblo de Azawad de todas las agresiones de Malí", concluye la nota firmada en Gao, ciudad del norte del país capturada el sábado por la rebelión tuareg y grupos islamistas.

El MNLA, que se presenta como un movimiento laico, busca constituir un Estado tuareg en el norte de Malí. Aprovechando el golpe militar en Bamako contra el presidente Amani Toumani Touré el pasado 22 de marzo, los rebeldes y grupos islamistas tomaron, el pasado fin de semana, las tres ciudades clave del norte de Malí: Kidal, Gao y Tombuctú.

Los islamistas de Ansar Din y los hombres de Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) tomaron luego la delantera sobre el sector laico de la rebelión, encarnado por el MNLA, que no obstante afirma "mantener su posición" ante sus rivales.

La junta militar denunció, este miércoles, "graves abusos y violaciones" cometidos por los rebeldes. La revuelta, que estalló el pasado 17 de enero, ha causado más de 200 mil desplazados y refugiados. Sin embargo, no existe ninguna cifra de muertos, ni por parte de las autoridades ni por parte de los sublevados, que se acusan mutuamente de matanzas.

Fuente: AFP - EFE
 

Barbanegra

Colaborador
El jefe golpista de Malí apoya una intervención extranjera en el norte del país

El jefe de los golpistasde Malí, Amadou Haya Sanogo, ha advertido de las consecuencias para África y el mundo de la toma de control del norte de su país por los islamistas y se ha pronunciado a favor de una intervención extranjera en esa zona.
"Si las grandes potencias han sido capaces de atravesar los océanos para luchar contra esas estructuras integristas en Afganistán, ¿qué les impide venir aquí?", señaló Sanogo en una entrevista publicada hoy por el diario francés 'Libération'.
Según Sanogo, "si una fuerza (internacional) debe intervenir, que lo haga en el norte", ocupado por los independentistas tuareg apoyados por grupos vinculados con Al Qaeda en el Magreb islámico (AQMI).
"El enemigo es conocido y no está en Bamako", la capital de Malí, afirmó el máximo responsable de la junta militar, en alusión a las críticas recibidas de la comunidad internacional y en particular de la Comunidad de Estados de África del Oeste (CEDEAO), que ha pedido el restablecimiento del orden constitucional.
Sanogo advirtió de que lo que ocurre en el norte de Malí, donde el Gobierno ha perdido el control, "no es una simple rebelión, son grupos islamistas que se instalan" y "si se deja Malí solo con este problema, África y el mundo pagarán las consecuencias".
El líder golpista se negó a distinguir entre los tuareg del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) y los integristas, en la medida en que "sigan sembrando el terror".

Llamada al diálogo
Sin embargo, dijo que "las puertas del diálogo están abiertas" con el límite de que no se negociará la integridad territorial del país.
Sanogo justificó el golpe, que a su juicio ha permitido "evitar el caos", precisamente porque "la situación es crítica desde hace mucho tiempo" y porque se había abandonado al ejército frente a los tuareg : "si estamos en el poder, es por la fuerza de los hechos", explicó.
"No estamos aquí para eternizarnos", aseguró, y dijo que como militares su misión principal es "preservar la integridad del territorio, proteger los bienes y las personas".
Sanogo también reclamó "más diálogo" con la CEDEAO, aunque subrayó que "es tiempo de pasar a una CEDEAO de los pueblos y no de los Estados, por el bien de los pueblos africanos".
El jefe golpista insistió en que hay tiempo para la concertación, "pero no para hacer frente a los grupos armados en el norte".
"En Bamako la vida continúa, la administración funciona, la gente se dedica a sus negocios, se respeta nuestro comité. Por tanto, no hay urgencia en Bamako, la urgencia está en el norte", concluyó.

www.elmundo.es/elmundo/2012/04/05/internacional/1333620597.html
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Mali: tuaregs declaran la independiencia del norte

Aseguran que establecerán fronteras con los Estados colindantes a la región de Azawad. La ONU estima que hay 90 mil desplazados. La junta militar llamó a "resistir"


Los islamistas de Ansar Dine, dirigidos por el jefe tuareg Iyad Ag Ghaly, y elementos del grupo Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) pasaron a controlar enormes áreas después de que el Movimiento Nacional por la Liberación de Azawad (MNLA) anunciara unilateralmente el fin de sus "operaciones militares". Importante componente de la rebelión tuareg maliense, el MNLA proclamó este viernes "la independencia de Azawad" en una declaración en su página de Internet y por boca de uno de sus voceros en la televisión France 24.

El grupo de militares en el poder desde el 22 de marzo llamó a las poblaciones del norte del país a "resistir" a los "grupos rebeldes y otros atacantes extremistas" que controlan ahora sus regiones, en un comunicado difundido el jueves. Además, les "garantiza que el Estado hará todo lo posible en los mejores plazos" para volverles a dar plena seguridad.

Según el MNLA, el grupo optó por el alto el fuego ante "la liberación completa de Azawad -una región considerada como cuna de los tuareg, por lo que reivindican su independencia- y el "pedido de la comunidad internacional". "En realidad, por lo que sabemos, el MNLA ya no dirige actualmente nada (en el norte del país. Iyad (Ag Ghaly) es el más fuerte, y él está con AQMI", dijo a la AFP una fuente militar maliense que pidió el anonimato.

Esta supremacía de los islamistas, que se proponen imponer la sharia, preocupa a la comunidad internacional y llevó al Consejo de Seguridad de la ONU a votar el miércoles una resolución sobre Malí. Allí pide un alto el fuego completo y condena la violencia registrada en el norte del país, que este jueves obligaba a huir a centenas de personas desde regiones que se han vuelto inaccesibles para la prensa o las organizaciones internacionales de ayuda humanitaria.

Numerosos desplazados relataron saqueos generalizados en Gao y Tombuctú, y actos de vandalismo en Kidal. De acuerdo con Caritas International, unos 90.000 desplazados "sin asistencia" se encuentran en Gao, Tombuctú y Kidal. Testigos aseguran que centenas de personas abandonaron Tombuctú en la noche del miércoles, la mayoría en dirección a Mauritania y Burkina Faso, países limítrofes.

El consulado de Argelia en Gao fue ocupado el jueves por islamistas armados que izaron su propia bandera y arrestaron a los diplomáticos. En Tombuctú, tres occidentales fueron evacuados en el último minuto.

La junta militar en el poder en Malí desde hace menos de un mes acusa a los nuevos amos del norte del país de haber cometido "graves violaciones de los derechos humanos", citando el caso de mujeres violadas, especialmente en Gao. "Esas personas están cometiendo todo tipo de atrocidades", dijo el jueves a la AFP una fuente militar próxima a la junta.

Simultáneamente, el líder de los golpistas, el capitán Amadou Sanogo, seguía debatiendo con emisarios de la Comunidad Económica de los Estados del Oeste de África (CEDEAO) que impuso un embargo total a Malí para forzar a la junta militar a retirarse del poder. La CEDEAO ya puso en alerta a entre 2.000 y 3.000 hombres.

Las organizaciones humanitarias Oxfam y World Vision expresaron su inquietud por la consecuencias de este embargo por la amenaza que supone para millones de personas que sufren la precariedad alimentaria.

Paralelamente, representantes de la junta negociaban con políticos locales para encontrar una salida a la crisis. Una coalición favorable a la junta militar, el Movimiento Popular 22 de Marzo (MP22) exhortó a los golpistas a "mantenerse firmes y rechazar completamente los dictados de los imperialistas franceses y occidentales". Sanogo, en cambio, llamó a los países occidentales a intervenir militarmente en el norte de Malí, contra los islamistas armados.
Fuente: AFP
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Súbito agravamiento de la crisis en Mali, que hoy quedó partido en dos

Un grupo guerrillero laico declaró la independencia de la gigantesca region de Azawad. Pero una organización ultraislámica repudió ese paso anticipando una guerra civil. Mali sufrió en marzo un golpe militar.

El MNLA proclamó hoy la independencia del territorio de Azawad, de unos 850 mil kilómetros cuadrados situado en el norte de Mali. (AFP)
En un súbito agravamiento de la crisis que sacude a Mali desde enero, los rebeldes tuareg laicos del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad declararon hoy la independencia de esa región septentrional de Mali qubrando en dos literalmente a ese pobrisimo país africano. "Proclamamos solemnemente la independencia del Azawad", dijo el portavoz Mossa Ag Attaher, indicando que su movimento quiere respetar "las fronteras con los países limítrofes" y que lucharan contra el terrorismo.​
Pero los milicianos ultraislámicos del grupo Ansar Dine, también tuaregm advirtieron que lo de ellos es una guerra santa "por el islam" anticipando la guerra interna que se esta incubando.
El anuncio de la independencia rechazado firmemente por Francia, la ex potencia colonial de Mali, se produce dos semanas después del derrocamiento del presidente de la ex colonia francesa, Amadou Toumani Touré acusado por sus camaradas de una actitud muy blanda con los guerrilleros ultraislámicos.
De este modo la independencia dejó a Mali partido en dos: el sur, controlado por los militares que dieron el golpe el 22 de marzo y el norte, en marcha franca hacia la compelta anarquía.
La Union Africana, la Union Europa y Francia, expresaron su rechazo a la proclamacion unilateral.
Entre tanto el vocero del movimiento tuareg en Francia, Mossa Ag Attaherel, declaró que el Movimiento Nacional de Liberacion del Azawad, un movimiento laico, está dispuesto a combatir a la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico, en el marco de una "asociación internacional" contra el terrorismo.
El jefe militar del grupo ultra islámico, Omar Hamaha, le respondio desde Tumbuctu que "la nuestra es una guerra santa y legal en nombre del islam. Estamos contra las rebeliones, contra la independencia y contra cualquier revolución que no tenga lugar en nombre del islam. Vinimos aquí para practicar el islam en nombre de Alá", expresó el dirigente musulmán.
"Lo que queremos no es Azawad, sino el islam, ¡el islam!", prosiguió Hamaha, y consideró que "la verdadera independencia es el islam y la práctica de la sharia" (ley islámica).
Azawad, un territorio árido, con una superfice equivalente a las de Francia y Belgica sumadas, se situúa al note del río Niger.
Esta crisis se produce en un país que tiene a la mitad de su poblacion en la miseria, con multiples grupos extremistas y delincuentes de toda índole. Mali limita con Argelia, uno de los países que el año pasado experimento marchas populares en demanda de la democratización y contra la dictadura en el marco de la Primavera Arabe. El régimen de Argel culpó inmediatamente a la red terrorista Al Qaeda por esas protestas.
Fuente: Clarín y agencias
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Tras haber sido derrocado, renunció oficialmente el presidente de Mali

Dos semanas después de haber sido derrocado por un golpe militar, el presidente de Mali, Amadou Toumani Toure, renunció oficialmente a su cargo, según informó el corresponsal de la cadena Al Yazira en Bamako, la capital del país.

De acuerdo a la información, una carta de renuncia de Toure llegó a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS). Esto fue comunicado por el ministro del Exterior de Burkina Faso, Yibril Bassole, en Mali.

Con su renuncia, Toure quiere despejar el camino para un traspaso de poder de los militares a un gobierno de transición.

El líder de los golpistas en Mali, el capitán Amadou Sanogo, prometió transferir el poder al presidente del Parlamento, Dioncounda Traore, quien se convertirá en el mandatario interino.

Sanogo anunció el viernes en la televisión estatal que llegó a un acuerdo al respecto con ECOWAS y aseguró que se restaurará el orden constitucional.

A cambio, a los golpistas se les prometió una amnistía general y el levantamiento de las sanciones económicas contra el régimen, que estaban ahogando al país.

En tanto, Traore regresó a su país, donde encabezará un gobierno de transición hasta que se celebren elecciones.

Traore estaba en Burkina Faso cuando un grupo de soldados dio un golpe de Estado contra el presidente Toure el 22 de marzo. Desde entonces Toure no ha sido visto en público y su seguridad forma parte del pacto.

Mali enfrenta además actualmente una rebelión de tuaregs en el norte, donde los insurgentes han conseguido hacerse con un vasto territorio, incluida la histórica ciudad de Tombuctú.

Por otra parte, siete diplomáticos argelinos secuestrados el jueves en Gao, en el norte de Mali, una de las tres ciudades bajo control de los rebeldes tuareg y de islamistas, se encuentran en libertad, informó hoy un diario argelino.

El diario "Al Watan" informó en su web que el cónsul argelino y seis diplomáticos fueron puestos hoy en libertad, aunque por el momento no hay confirmación oficial de la noticia.

El movimiento tuareg Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA), que ha proclamado la independencia del estado de Azawad en el norte de Mali, con Gao como capital, responsabilizó a los islamistas del secuestro que tuvo lugar el jueves.

Argelia, fronteriza con Mali y escenario de una insurgencia islamista durante décadas, aseguró que no aceptará una división de Mali y advirtió de la amenaza islamista en la región.
AMBITO WEB
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Grupos islamistas destruyen siete mausoleos y una mezquita en Malí

Fue desde el fin de semana. Son grupos fanáticos que dominan el norte del país africano tras un golpe de Estado

Los pobladores de los barrios del sur vieron pasar a los milicianos islámicos sin estimar lo que iba a suceder. Con turbantes, barbas largas, picos, mazas y unos cuantos fusiles Kalashnikov llegaron al cementerio de Djingareyber. Pocas horas más tarde salieron a los gritos por el mismo camino que habían tomado. “¡Dios es grande!”, repetían una y otra vez. Detrás había quedado destrozado el monumento a Sheij al Kebir, construido en 1327. Esa misma suerte sufrieron el fin de semana siete de los 16 mausoleos a los santos musulmanes y la mezquita más grande de Tombuctú, la mítica ciudad de Malí, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988. Todos fueron atacados por un grupo salafista que controla el norte del país, tras un golpe de Estado cometido contra el gobierno central el 22 de marzo.
Los islamistas de Ansar al Din (Defensores del islam), controlan desde entonces esa región, junto a Gao y Kidal. Los medios los vinculan con Al Qaeda, aunque los especialistas los ubican como jihadistas independientes del grupo que fuera liderado por Osama Bin Laden. Después de que el fin de semana destruyeran siete mausoleos de santos islámicos, ayer milicianos destruyeron la entrada de la mezquita Sidi Yayia , uno de los atractivos turísticos de la zona.
La de Sidi Yayia es una de las tres grandes mezquitas de Tombuctú, junto con las de Djingareyber y Sankore, consideradas además joyas arquitectónicas durante el auge de esta antigua ciudad.
La puerta estaba cerrada desde hace décadas, ya que según los relatos locales, su apertura provocaría el fin del mundo. Los islamistas la rompieron para demostrar que la creencia no era cierta. “Esa puerta además conduce a un sepulcro de santos y si los islamistas lo hubiesen sabido, habrían destruido todo”, sostuvo uno de los testigos.
“La ciudad de los 333 santos”, como se bautizó a Tombuctú, alberga numerosas tumbas y mausoleos en homenaje a esas imágenes, y eso provoca el rechazo de los elementos más radicales del islamismo sunnita, cuya visión de la religión les lleva a considerar herejía a cualquier otra forma de culto que se separe del más estricto monoteísmo.
Ante las destrucciones de los sitios históricos, la asociación de líderes religiosos de Malí sostuvo que “hasta el profeta (Mahoma) mismo iba a visitar las tumbas y los mausoleos. Esto que hicieron es intolerancia”.
Luego de destruir mausoleos en Tombuctú, los islamistas intervinieron en Gao, donde minaron los alrededores de la ciudad. “Mucha gente intenta huir, tomarse ómnibus para irse a Bamako, pero los islamistas les impiden abandonar la ciudad ”, agregaron fuentes de los tuareg, refugiadas en la capital.
La UNESCO condenó ayer “firmemente” la destrucción de los mausoleos, y pidió que cesen estos “actos repugnantes”.
Tombuctú fue fundada entre el siglo XI y el siglo XII, según los documentos, por tribus tuaregs. Fue un gran centro intelectual del islam y una antigua metrópoli mercantil próspera gracias a las caravanas. Decenas de miles de manuscritos, algunos de los cuales datan de la era anterior al islam, son un testimonio de su antiguo esplendor y de su edad de oro en el siglo XVI. Por estas características míticas, el país africano es permanentemente nombrado en la literatura contemporánea.
clarin
 

Sebastian

Colaborador
Los yihadistas fusilan a un hombre en público en Tombuctú

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas comienzan este jueves 4 de octubre a debatir la posible intervención militar internacional en Malí propuesta por la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste


Miembros de Ansar Dine (Defensores de la Fe), uno de los grupos yihadistas que controlan el norte de Malí desde hace seis meses, fusilaron este martes en público a un condenado a muerte en Tombuctú. La ejecución tuvo lugar por la tarde ante un centenar de vecinos. Según varios testimonios, el preso, que era miembro del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA), estaba acusado de haber matado a un pescador a una treintena de kilómetros de Tombuctú.
Es la segunda vez que los grupos armados que se han hecho fuertes en el norte de Malí llevan a cabo un ajusticiamiento en público. El primero tuvo lugar el pasado 29 de julio cuando los miembros del Movimiento por la Unicidad de la Yihad en África Occidental (MUYAO) lapidaron a una pareja por tener hijos sin estar casados, apelando a la sharia o ley islámica que aplican de manera extremista.
Asimismo, el pasado 10 de septiembre, el MUYAO amputó una mano y un pie a cinco presuntos ladrones en la ciudad de Gao. Desde que se hicieron con el control de este vasto territorio, tanto Ansar Dine como el MUYAO y Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) han castigado con latigazos a decenas de personas por fumar, beber alcohol o por adulterio. La última vez ha ocurrido también este martes en Duentza, localidad bajo su control, donde cuatro hombres recibieron 40 latigazos tras ser detenidos en un establecimiento clandestino donde se vendía alcohol.
Recientemente, la organización Human Rights Watch (HRW) presentó un informe en el que alertaba sobre los métodos que están empleando estos grupos yihadistas. “Los grupos armados islámicos se han vuelto cada vez más represivos a medida que han ido aumentando su control sobre el norte de Malí”, según dijo Corinne Dufka, investigadora sobre África de HRW. “Lapidaciones, amputaciones y latigazos están a la orden del día en un aparente intento de forzar a la población a aceptar su visión del mundo”, añadió.
Asimismo, HRW puso el acento sobre el reclutamiento de cientos de niños de hasta doce años de edad para engrosar las filas de estos grupos armados.
Mientras esto ocurre en el norte de Malí, los países miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas comienzan este jueves 4 de octubre a debatir acerca de una posible intervención militar internacional que ha sido propuesta por la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (Cedeao), pero que necesita del aval del Consejo de Seguridad para llevarse a cabo.
Estas discusiones son el paso previo a una reunión, aún sin fecha fijada pero prevista para el presente mes de octubre, a la que serán convocados representantes de la Cedeao para que expliquen el plan militar ya diseñado y aporten detalles sobre el mismo, como cuáles son los países que enviarán tropas, cuál es el presupuesto de la operación o cuál es la duración prevista.
La Cedeao ha diseñado un plan de intervención que incluye el desplazamiento a Malí de 3.300 soldados de distintos países africanos.
Por su parte, el Gobierno maliense ha solicitado formalmente dicha intervención para recuperar el norte del país y combatir el terrorismo islamista que campa a sus anchas en su mitad septentrional, mientras que la Unión Africana y países europeos como Alemania y sobre todo Francia han mostrado su respaldo explícito y su disponibilidad para prestar apoyo logístico a este despliegue de tropas. La pelota está ahora en el tejado de la ONU, cuyo aval es imprescindible.
Las tres regiones del norte de Malí, Gao, Kidal y Tombuctú, se encuentran ocupadas desde finales del pasado mes de marzo por los grupos terroristas y yihadistas Ansar Dine, el MUYAO y AQMI. Unas 400.000 personas han abandonado sus hogares y huido de la zona en dirección a distintas ciudades del sur del país o a los países vecinos, Argelia, Níger, Mauritania y Burkina Faso, donde viven en campos de refugiados, provocando una crisis humanitaria.
http://internacional.elpais.com/internacional/2012/10/03/actualidad/1349285383_867444.html
 

DSV

Colaborador
Consejo de Seguridad aprueba resolución que pide intervención militar en Mali


12 de octubre, 2012 - El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó hoy una resolución que pide la intervención de una fuerza militar internacional que apoye al ejército de Mali en la recuperación de las regiones ocupadas del norte del país.

El texto, promovido por Francia y Marruecos y adoptado por unanimidad, exige a los grupos armados que operan en esa región maliense que pongan fin a los abusos de los derechos humanos y las violaciones del derecho internacional humanitario, incluidos los ataques selectivos a civiles , la violencia sexual, el reclutamiento de niños soldados y los desplazamientos forzosos.

Asimismo, solicita al Secretario General de la ONU que provea de inmediato los planificadores militares y de seguridad para que asistan a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) y la Unión Africana –en consulta con Mali – en el trazado de una hoja de ruta que responda a la solicitud de apoyo de las autoridades de transición de Mali.

El presidente en turno del Consejo de Seguridad, el embajador de Guatemala, Gert Rosenthal, explicó ante la prensa el procedimiento que se seguirá antes del despliegue de una fuerza militar.

“Esta es una primera resolución que será seguida por un plan más detallado en las próximas semanas. Se le pidió al Secretario General que presente una propuesta concreta en un plazo de 45 días”, dijo.

La crisis política en Mali comenzó el 22 de marzo pasado con la rebelión de elementos de las fuerzas armadas que anunciaron la disolución de las instituciones de gobierno y la suspensión de la Constitución. Luego de este golpe, los rebeldes Tuareg tomaron el norte del país, clamando buscar su independencia, pero fueron desplazados por grupos extremistas que han tomado el control de la zona.

http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?newsID=24743
 
Los jihadistas del norte de Mali levantan el tono contra Francia.

Luego de la adopción por el Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución avalando el principio de una intervención armada internacional en el norte de Mali para desalojar a los jihadistas que se han establecido ahí, estos últimos han levantado el tono contra Francia amenazando con matar a los rehenes.
El norte de Mali está actualmente en manos de tres organizaciones jihadistas: al-Qaeda en el Maghreb islñamico (AQMI), que mantiene como rehenes a 6 ciudadanos franceses, Ansar Dine, un grupo islamista tuareg, y el Movimiento por la unidad y la jihad en África del Oeste (Mujao).
Oumar Ould Hamaha, miembro del Mujao afirmó el 13 de octubre, que el presidente francés está poniendo en peligro la vida de sus compatriotas retenidos en el Sahel al apoyar una operación militar contra los jihadistas establecidos en el norte de Mali.
Sus declaraciones aparecen luego de la difusión de un video en el cual un jihadista francés que se hace llamar Abdeljalil Al Farançi, que se presenta como un ex oficial de la marina mercante, advierte a Francia contra cualquier intervención militar en la región.
El mismo día, de visita en Kinshasa, en la República Democrática del Congo, el presidente francés Hollande no dudó en reaccionar “¿Acaso lo que hablamos sobre la integridad de Mali, sobre la lucha contra el terrorismo, debería ser callado porque existen estas amenazas? Yo pienso lo contrario” afirmó durante una conferencia de prensa.

http://aboudjaffar.blog.lemonde.fr/...ums-fernando-fernando-abba/#xtor=RSS-32280322

.
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
La UE prepara una misión militar para formar al Ejército de Malí

El presidente provisional de Mali, Dioncounda Traoré, reclamó “urgencia” en la intervención armada internacional para liberar el norte del país, ocupado por grupos armados islamistas, en lo que será una operación multinacional tutelada por África con participación de la Unión Europea para formar y reorganizar a las precarias fuerzas armadas de Mali. Traoré abría así dramáticamente una reunión internacional en Bamako, la capital del país, para acelerar tal intervención. “No podemos perder un segundo, estamos en una carrera contra el reloj”, enfatizó un presidente, que agradeció el apoyo a la creación de una fuerza militar compuesta por países de África occidental englobados en la Comunidad Económica de África Occidental (CEDEAO) y avalada por la ONU.
Entre tambores de guerra y negociaciones, Traoré reclamó esa acción inmediata en una cita en la que la surafricana Nkosazana Dlamini-Zuma, se estrenaba como nueva presidenta de la Comisión de la Unión Africana (UA). Traoré agradeció la ayuda de la UA; del presidente francés, François Hollande, y del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y se refirió especialmente a Hollande, impulsor de la intervención extranjera aceptada en el Consejo Europeo concluido en Bruselas, como antes hizo ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Traoré destacó que Hollande ha tomado postura “sin ambigüedad, a pesar del odioso chantaje de los terroristas”.
En Bruselas, los líderes de la UE expresaron su profunda preocupación por la crisis política, humanitaria y de seguridad que se da en Mali, una situación que “planeta una amenaza inmediata para la región del Sahel, el África occidental y septentrional y Europa”, según las conclusiones del Consejo Europeo, inquieto por la potencial creación de una plataforma terrorista en su vecindad . En respuesta a la petición de Traoré, la UE se propone apoyar, de forma aún por determinar, a la fuerza multinacional africana y preparará una operación castrense para “reorganizar y formar a las fuerzas militares de Mali”. La UE también promete reanudar su cooperación para el desarrollo en cuanto la situación de seguridad lo permita y adoptará sanciones contra personas en caso necesario.
España participará en el despliegue, pero sin fuerzas sobre el terreno
Los detalles de la misión europea están supeditados a la aprobación a finales de noviembre por el Consejo de Seguridad del plan de acción africano. España participará en el despliegue, aunque “sin presencia de tropas sobre el terreno”, según el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.
La confirmación de la participación de la UE en esta nueva misión se produjo al tiempo que los Veintisiete reiteraban su política de sanciones sobre el régimen sirio, pese a que en la UE comienza a abrirse paso la tesis de que la estrategia no funciona, y sobre Irán, que lleva años burlando la presión diplomática de la comunidad internacional con motivo de su programa nuclear.
Los Veintisiete reiteran su política de sanciones contra el régimen de Siria
En Bamako, el secretario general adjunto de la ONU, Jan Eliasson anunció que expertos militares de la ONU viajarán al país en los próximos días para coordinar la reconquista del norte. Dlamini-Zuma expresó su “compromiso personal” y su solidaridad con Mali, primer país que visita en su nueva función.
La ex activista contra el apartheid explicó que hace seis meses que dos tercios del país están ocupados por fuerzas de Al-Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), aliadas con los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), y calificó esa presencia como “una amenaza grave para Mali, la región y más allá”. Los islamistas han impuesto la sharia (ley islámica) y llevan semanas perpetrando asesinatos, ejecutando lapidaciones y destruyendo monumentos sagrados que forman parte del Patrimonio de la Humanidad.
el pais de españa
 

Barbanegra

Colaborador
Al Qaeda advierte a Hollande contra intento de rescatar rehenes

Un líder del brazo de Al Qaeda en el norte de Africa advirtió el sábado a Francia de que cualquier intento de rescatar por la fuerza a seis ciudadanos galos tomados como rehenes por el grupo extremista podría causarles la muerte.
El presidente de Francia, François Hollande, está presionando por tomar acciones militares contra los insurgentes ligados a Al Qaeda que operan en Mali, a fin de erradicar lo que percibe como un riesgo de que se produzca un atentado en suelo francés, dijeron esta semana fuentes diplomáticas.
En declaraciones por primera vez desde que fue nombrado este mes como jefe de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQIM, por sus siglas en inglés), Yahya Abu Hamam dijo que Hollande había estado intensificando su retórica contra el grupo.
"El ha prometido a su pueblo que liberará a los rehenes sin negociaciones con los yihadistas", aseveró Haman en una entrevista publicada por la agencia de noticias mauritana ANI.
"Quiero enviar un mensaje a los familiares de los rehenes franceses que están con nosotros: la decisión de guerra que Hollande parece haber tomado significa que ha firmado su ejecución y que él debería ser responsable por estas decisiones", declaró.
Siete trabajadores de la firma francesa Areva fueron secuestrados en el norte de Níger en 2010 y desde entonces sólo tres de ellos han sido liberados. Otros dos ciudadanos franceses fueron tomados como rehenes en Mali en noviembre.

REUTERS
 

Noticias del Sitio

Arriba