Noticias de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires

La Policía porteña tendrá salario alto, casa y tecnología de punta

Macri anunciará mañana el plan de seguridad para la Ciudad. Buscarán que la nueva Policía tome ejemplos de la de Nueva York y la de Londres. Los primeros 1.000 agentes estarán en la calle recién a fines de 2009.


Mauricio Macri quiere policías "súper profesionales". Si todo se cumple como se lee en el proyecto que se enviará a la Legislatura -al que tuvo acceso Clarín-, los efectivos sólo tendrán que preocuparse por su empleo. Macri promete salarios jerárquicos, créditos blandos para la vivienda para que nadie viva en el Gran Buenos Aires (a los comisarios les alquilarán una casa en el barrio donde esté la comisaría a su cargo), un régimen previsional especial, una buena obra social, el pago de la matrícula en los colegios de sus hijos y tecnología de punta para salir a la calle, como pistolas con efecto adormecedor.

¿Qué les pedirá a cambio? "Los egresados del Instituto que fueran declarados aptos adquirirán estado policial. Deberán tener y conservar, desde ese momento, dedicación exclusiva, con expresa prohibición de servicio de policía adicional y/o cualquier otra actividad que fuera reputada incompatible, riesgosa o que pueda resultar en desmedro del rendimiento físico o psíquico de sus funciones". Textual, el artículo 19 del capítulo IV de la Ley Orgánica de la Policía.

Habrá otras obligaciones, no todas precisados en la Ley. No se admitirá el ingreso a la Academia (formalmente denominada Instituto Superior de Formación Policial) a quienes no tengan el secundario completo. Los egresados, ya en funciones, tendrán prohibido fumar en horas de trabajo, usar celular y alejarse de su manzana.

Una de las ideas del ministro Guillermo Montenegro es que los vecinos cuenten con "policías de proximidad", según la denominación que usan en Madrid y Barcelona, o "policía de la esquina", como se lo conoce aquí. "El Policía tiene que estar comprometido. Se hará cargo siempre de un mismo lugar y pagará los costos cuando algo no salga bien", dicen que dirá Macri mañana, cuando se anuncie el Plan Integral.

Los policías, según se especula en los despachos del ministerio de Seguridad, tendrán el aval político para actuar. "No hablamos de mano dura ni de tolerancia cero, pero tampoco habrá mucha tolerancia. Al policía no se le va a faltar el respeto", cuentan quienes trabajaron en el plan.

En la última reunión que Macri mantuvo con Montenegro -en la que participaron sus colaboradores más fieles- hubo un funcionario que contó un caso de hace una semana en Saavedra: "Cinco chicos estaban fumando marihuana en una plaza y cuando el agente los fue a indagar se le tiraron encima. Le pegaron una piña tras otra". Hubo un acuerdo unánime: "Eso se termina".

Las comisarías que imagina Montenegro, según contaron en la Jefatura de Gobierno porteña, no tendrán números sino que llevarán el nombre del barrio. Claro que, para eso, antes deberán pasar por la Academia varias generaciones, ya que recién a finales de 2009 la Ciudad tendría los primeros mil policías propios.

El curso de capacitación que se dará en un edificio cercano a la villa 1-11-14 durará 40 semanas. Los reclutas entrenarán y dormirán en el mismo lugar. Para eso, Macri promete invertir 50 millones de pesos en la obra.

Para acelerar la fuerza local, en el artículo 17 de la Ley Orgánica se aclara que "podrán ser incorporados, en las condiciones que establezca la reglamentación, quienes hayan sido integrantes de Fuerzas Armadas o de Seguridad". En términos menos protocolares se habla de "los enganchados": son quienes darían el salto de trabajo seducidos por un salario mínimo de 3 mil pesos y mejores condiciones laborales.

Los dos modelos de seguridad que más analizó Macri fueron el de Nueva York, donde hay saturación de efectivos, y el de Londres, que tiene cámaras de vigilancia para prevenir el delito en los lugares menos pensados (modalidad conocida como "Big Brother"). "Tienen que pararse en el medio", les dijo en su paso por Buenos Aires el inspector general de las Fuerzas Policiales Británicas, Ronnie Flanagan.

El futuro de la "Policía Metropolitana" tomará cosas de ambos modelos. Macri impulsará la colocación de cámaras en plazas y lugares de transporte público y las integrará a través de un software para que no se tarde "más de cinco minutos en llegar" a la zona de emergencia. Pero, además, comprarán patrulleros de última tecnología, que vienen con GPS o mapa de posicionamiento satelital. Cada policía tendrá su uniforme, su equipo de comunicación y sus armas.

Fuente: Clarin
 

joseph

Colaborador
Colaborador
A todo esto quien va a entrenar a estos 1000 policias, policias, gendarmeria o militares.
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Pasarán a la Ciudad 21.000 policías de la Federal en enero
Una promesa de campaña.Responderán al Jefe de Gobierno. Son los que trabajan en la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, en Bomberos, algunos de Investigaciones y de Científica.


“La Policía Metropolitana tiene por delante una enorme tarea, porque muy pronto se va a agrandar la familia para recibir a parte de la Policía Federal”. Las declaraciones fueron hechas por el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, en un momento clave: el 28 de octubre pasado, tres días después de las elecciones presidenciales que le abrieron la puerta al ballotage y, finalmente, a la presidencia de la Nación.

Ya con Macri en la Casa Rosada y con Horacio Rodríguez Larreta como su sucesor al frente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el viejo anhelo del PRO ya tiene fecha de despegue. En el mes de enero unos 21.000 hombres de la Federal pasarán a depender del Gobierno porteño, que también recibirá de Nación la parte del presupuesto correspondiente. Así, Rodríguez Larreta cumplirá una de sus principales promesas de campaña.

El pase tendrá un criterio: la mudanza incluirá a los policías de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana (básicamente, las 54 comisarías porteñas, Infantería y Montada), la Superintendencia de Bomberos y parte de las áreas de Policía Científica y de Investigaciones (Homicidios, Robo y Hurtos, Defraudaciones y Estafas, entre otras).

Así, bajo la órbita del Gobierno de la Nación –como la tradicional Policía Federal Argentina– quedarán las áreas que comprenden delitos federales relacionados con el crimen organizado transnacional: terrorismo, narcotráfico y trata de personas, por ejemplo. Esto plasma la vieja idea de que la Federal comience a operar a nivel de todo el país como un FBI estadounidense.

En cuanto al traspaso –que fue confirmado a Clarín para enero por fuentes del Gobierno porteño– se haría por decreto del presidente de la Nación, aunque en el Ejecutivo prefieren esquivar la palabra “decreto” y usan un término más diplomático (“convenio”) al hablar sobre el tema.

Actualmente la Ciudad cuenta con la Policía Metropolitana –que ya cumplió siete años desde su creación–, en cuyas filas hoy cuenta con 6.300 oficiales. A esos se sumarían los 21.000 de la Federal, casi la mitad de la dotación de 44.000 que tiene actualmente la Fuerza.

“Habrá un período de transición y otro de integración”, sostuvieron las fuentes consultadas. En realidad la cuestión tiene poco de misterio: la Federal y la Metropolitana tienen organizaciones internas muy distintas que hacen imposible que se fusionen inmediatamente. Y a eso se suma la pica histórica entre sus integrantes y sus cúpulas.

Por eso, más allá de las declaraciones oficiales, la idea sería que a partir de enero Federal y Metropolitana coexistan dependiendo de una misma cabeza política –el ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad, Martín Ocampo– pero en paralelo.

“Juntos, pero no mezclados”, sintetizó un jefe policial ante la consulta de Clarín. Y reconoció que la idea a largo plazo es que la Metropolitana vaya creciendo y “se coma” a la Policía Federal Metropolitana (o “PFM”, posible nombre de la policía traspasada).
La idea es que los policías federales que lleguen a la Ciudad tengan un jefe de su propia Fuerza. Para hacer todo lo menos traumático posible no habrá cambios de uniformes, ni de escalafón y los oficiales se seguirán atendiendo en el Hospital Churruca y tendrán la misma caja de retiros. Los cambios formales tampoco llegarán aún a la Metropolitana.

“Queremos que el personal policial retenga las cosas que valora, su sentido de pertenencia, su obra social, tener un buen ingreso. Estamos buscando la fórmula de un traspaso no traumático”, dijo ayer el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco.
Todo el plan se maneja con delicadeza y algo de secreto para no herir susceptibilidades en una transición que, de por sí, tiene sus complejidades objetivas debido a las estructuras distintas de ambas fuerzas.
Por ejemplo:
Escalafones: la Policía Federal tiene tres (Bomberos, Comunicaciones y Seguridad) mientras que la Metropolitana sólo uno.
Rangos: la Policía Federal tiene oficiales y suboficiales; en la Metropolitana sólo hay oficiales.
Horarios: los policías federales trabajan seis horas rotativas (una semana de 0 a 6, la siguiente de 6 a 12 y así sucesivamente); los policías de la Metropolitana trabajan 8, pero en turnos fijos.

Salarios: Un oficial recién recibido de la Metropolitana gana cerca de 15.000 pesos. Un agente nuevo de la Federal recibe unos 12.000, aunque puede hacer horas adicionales y engrosar su salario (los de la Metropolitana lo tienen prohibido por ley).
Aunque tanto en la Federal como en la Metropolitana no ven posible una fusión en el corto plazo, eso es exactamente lo que planteó Rodríguez Larreta en un reportaje publicado por Clarín el domingo. “Hay que fusionar dos organizaciones, no es que una toma a la otra. Algún día se van a llamar igual. Lo importante es que haya una sola Fuerza”, dijo. Eso sí, calificó la tarea como “titánica”.
clarin
 

Artrech

Colaborador
Colaborador
El Gobierno define el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad

Más de 20 mil hombres de las 54 comisarías, Bomberos y grupos especiales como el GEOF serían absorbidos en un nuevo esquema con un nuevo jefe policial y un secretario de Seguridad porteño. Cajas jubilatorias y obra social son el eje de la discusión

Eugenio Burzaco, nuevo secretario de Seguridad nacional, sabía que trabajaba sobre terreno complejo. El traspaso de la Superintendencia Metropolitana de la PFA, un universo de más de 20 mil hombres, a la órbita de la Ciudad bajo un sistema de comunicación y una conducción unificada en absorción con la Policía Metropolitana fue uno de los puntos iniciales en el programa del nuevo Gobierno. Burzaco mismo anunció este viernes en Radio Belgrano: "Queremos que el personal policial retenga las cosas que valora: su sentido de pertenencia, su obra social y tener un buen ingreso. Estamos buscando la fórmula de un traspaso no traumático". En sí, el trauma es el problema: el color del uniforme, la multimillonaria caja jubilatoria de la PFA, la obra social del hospital Churruca y qué pasará con los sueldos y los servicios adicionales en custodias de puntos como shoppings y bancos se vuelven puntos calientes de la situación.

En las últimas semanas, los comentarios en la frecuencia baja de la PFA comenzaron a repetirse. Algunos fueron más apocalípticos: "Yo soy federal. Si me cambian, entrego la chapa", dijo un comisario de años. "Ni euforia ni tragedia; mientras laburemos mejor, todo bien", deslizó otro, más mesurado. Un alto jefe en la PFA fue más esperanzado, aunque cauto: "Si se hace prolijamente, es posible". En los últimos días, tanto Burzaco como el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, indicaron que el traspaso es un hecho cada vez más cercano. Por lo pronto, tres voces clave dentro del nuevo Gobierno coincidieron en diálogo con Infobae sobre los aspectos principales de un borrador sobre el proyecto que se convertiría en anuncio en el Boletín Oficial en los próximos días.

Se prevería el traspaso, solventado por el presupuesto del Ministerio de Seguridad en la calle Gelly y Obes a la órbita de la Ciudad de 20 mil hombres que no solo integran las 54 comisarías en territorio porteño, sino también Bomberos y grupos especiales como GE-1 y GEOF, elementales por ejemplo en allanamientos narco y procedimientos de riesgo en villas de emergencia. Tendrían un nuevo jefe, proveniente de las filas de la PFA, y se habla también de un posible nuevo secretario de Seguridad en el ámbito porteño. "Sería como un pase en comisión", apunta una de las fuentes. En el proyecto, trabajan el Ministerio de Seguridad tanto nacional como porteño y la Comisión de Seguridad de la Legislatura. Los efectivos de la Policía Metropolitana mantendrán su mando. Sin embargo, figuras jerárquicas de la fuerza creada por la administración PRO como el comisario Ricardo Pedace no participan de la letra del proyecto. El nuevo conglomerado, finalmente, tendría como autoridades máximas a Rodríguez Larreta y al ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo. Es decir, en el fondo, solo cambian las cabezas.

Lo que todavía no queda claro es si se conformará una nueva fuerza, si Federal y Metropolitana se unificarán en la jurisdicción del nuevo esquema o si retendrán sus colores. Por otra parte, las actuales cabezas jerárquicas de la PFA conciben a la Superintendencia Metropolitana como algo más expansivo, de cara a las actuaciones del GE-1 y GEOF por orden judicial federal en todo el país, por ejemplo en Rosario contra el narcotráfico como en el sur del país contra la trata de personas, además de delegaciones puntuales en San Martín y otros puntos de la provincia de Buenos Aires. Para lo segundo, en su lista de órdenes del día de ayer,Román di Santo, máxima cabeza de la PFA, resolvió crear la "Coordinación para la Gestión Estratégica con la Provincia de Buenos Aires", bajo jefatura directa de la Federal.

Hoy, la PFA tiene cerca de 46 mil efectivos, incluyendo retirados, 300 de ellos con rango de comisario. El término "familia policial" está grabado en su ADN: con los grupos familiares, se cuentan a más de 300 mil personas. Así, la obra social del hospital Churruca y la millonaria caja jubilatoria de la PFA se vuelven beneficios preciados: el proyecto de traspaso no busca tocarlos.

Todavía no hay indicios claros sobre un candidato a nuevo jefe que reemplace al comisario general Román di Santo, si es que lo hubiera. Di Santo, por lo pronto, colaboró estrechamente con el nuevo gobierno de Cambiemos en los operativos de seguridad de la asunción presidencial y la reciente visita a la Catedral porteña. Por sus tareas, Di Santo y la fuerza recibieron una felicitación escrita de Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte.

a Policía Metropolitana, en ocho años, acumuló 8 mil efectivos. Pero la PFA creció con fuerza durante la era Berni: aumentó sus filas en un 30 por ciento en los últimos tres años. Lo mismo en equipamiento, con 900 patrulleros Ford blindados, nueve unidades móviles de investigación y nuevos chalecos antibalas, además de todo su aparato pericial. El escenario ante un eventual movimiento de efectivos se vuelve complejo.

Gabriel Iezzi y Víctor Varone son abogados penalistas de empresas especialistas en seguridad ciudadana. Para Iezzi y Varone, de cara a esta situación, teorizan sobre un escenario más conveniente: asignar recursos federales en comisión.

"El término a utilizar no es 'traspaso', sino, precisamente, 'designar en comisión'", dice Iezzi, quepropone junto con Varone un nuevo cuerpo, quitando a grupos especiales y al Cuartel Nº1 de Bomberos del esquema: "Así se formaría, llamémosla, la 'Policía Federal Urbana', que mantendría su pertenencia en la PFA con oficial superior a su cargo con dependencia funcional del Ministerio de Seguridad porteño. Hay que manejar el tema de las comisarías en CABA por un lado y el resto de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana por el otro". Iezzi sigue: "La seguridad en embajadas y edificios federales como los tribunales de Comodoro Py, la Corte, la Casa de Gobierno y el Congreso, está por ley asignada a la Policía Federal. En cuanto a Bomberos, la seguridad de la Rosada hoy depende del Cuartel Nº1. Los aeropuertos con jerarquía internacional son jurisdicción de los bomberos de la PFA, sumada a la seguridad en el área del transporte ferroviario, de competencia federal. La PFA tiene una ley orgánica que la rige, en todos sus aspectos, sumado a sus bienes que pertenecen al Estado nacional. Por fuera de esto quedan las 9 agencias federales de narcotráfico y las 30 delegaciones de drogas peligrosas".

Varone continúa: "Se utilizaría idealmente la Federal hasta formar los hombres necesarios para cubrir territorio porteño. Año a año, se irá reduciendo el personal que deba actuar en comisión. Para el caso de los oficiales superiores, se puede dar una opción de traspaso voluntario para que luego de retirarse en la PFA puedan mantener la actividad por algunos años en la Metropolitana creando cuadros superiores. Lo esencial es mantener la unicidad y ser operativos. La seguridad consta de tres pilares, que son la autoridad política, la judicial y la policial, manteniendo así una unidad de gestión".

http://www.infobae.com/2015/12/18/1...fine-el-traspaso-la-policia-federal-la-ciudad

 

Artrech

Colaborador
Colaborador
A mi no me parece correcto que transfieran el GEOF, GE-1, GOMF, Infantería y Caballería a la ciudad, por mas que sean parte de la Superintendencia Metropolitana cumplen funciones claramente federales.
 
A mi no me parece correcto que transfieran el GEOF, GE-1, GOMF, Infantería y Caballería a la ciudad, por mas que sean parte de la Superintendencia Metropolitana cumplen funciones claramente federales.
No solo eso...La PFA deberia renombrarse en BFI dejando sus unidades de Investigaciones, Laboratorios y por ende el GEOF, etc...el resto que pase a la Metro

PD: El tema a resolver serian los Bomberos Federales del resto del Pais...por ej: Aeropuertos...podrian pasar a la PSA y el resto a la GNA (Ej: Centro Atomico Bariloche)
 
PD: El tema a resolver serian los Bomberos Federales del resto del Pais...por ej: Aeropuertos...podrian pasar a la PSA y el resto a la GNA (Ej: Centro Atomico Bariloche)
Si no me equivoco, en Mar del Plata los bomberos del aeropuerto pertenecen a la PBA. Cuando haya organismos que tengan cuerpos de bomberos podrían asumir esa función.
Saludos
 
Creo, que el tema más que por un traspaso liso y llano, va a pasar por un trabajo bajo un comando conjunto de ambas fuerzas en area metropolitana, aunque manteniendo cada una su independencia.
 

Armisael

Moderador Borgeano
Miembro del Staff
Moderador
Creo, que el tema más que por un traspaso liso y llano, va a pasar por un trabajo bajo un comando conjunto de ambas fuerzas en area metropolitana, aunque manteniendo cada una su independencia.

Es exactamente eso. El viejo proyecto de 1995.

Y no se equivoquen, Guardia de Infantería, Montada, Perros. GEOF, Custodia y otros sectores que mencionan, no dependen de Metropolitana.

No serían "traspasados"
 

nico22

Colaborador
Bullrich explicó que el personal que se transfiere pertenece a la Superintendencia de Seguridad Metropolitana de la PFA, que básicamente son las 54 comisarías porteñas, personal de Infantería y Montada.

Lo dijo por radio Mitre
 

Armisael

Moderador Borgeano
Miembro del Staff
Moderador
Entonces se equivocó, La Direcccón General de Orden Urbano y Federal, nunca dependió de Metropolitana (comisarías), debido a que es la fuerza de choque de despliegue nacional de la PFA.

De hecho, hay personal de GI y Montada desplegados en forma permanente en Tucumán y otras delegaciones de todo el país.

Si hacen eso, es cualquiera.
 
Entonces se equivocó, La Direcccón General de Orden Urbano y Federal, nunca dependió de Metropolitana (comisarías), debido a que es la fuerza de choque de despliegue nacional de la PFA.

De hecho, hay personal de GI y Montada desplegados en forma permanente en Tucumán y otras delegaciones de todo el país.

Si hacen eso, es cualquiera.

Estimado Armisael, me permito una pequeña corrección.

La DGOUyF, sí depende de la SSM. De hecho es una de sus Direcciones Generales. Los Cuerpos a su vez dependen de la DGOUyF, por lo tanto son parte de ella, al igual que el GE1 (que es parte del Cuerpo Guardia de Insfantería). Y también el GEOF.

Atte. Gonzalo
 

Armisael

Moderador Borgeano
Miembro del Staff
Moderador
Estimado Armisael, me permito una pequeña corrección.

La DGOUyF, sí depende de la SSM. De hecho es una de sus Direcciones Generales. Los Cuerpos a su vez dependen de la DGOUyF, por lo tanto son parte de ella, al igual que el GE1 (que es parte del Cuerpo Guardia de Insfantería). Y también el GEOF.

Atte. Gonzalo

Pero eso es un engendro "kk" para meter a los gendarmes a hacer el trabajo de la Federal.

Es un desatino, nunca fue así, y no corrresponde.
 
Según dice ahí va a quedar todo igual, solo que ahora los de la PFA porteña quedan bajo el mando unificado de la metropolitana, pero con toda su estructura, grados, uniformes, sueldos, contratos, operaciones, etc, etc. Mientras la metropolitana va a ir creciendo y los de la PFA serán cada vez menos hasta que solo quede la metropolitana.
Todo lo especial de uso federal de la PFA sigue intacto.
 

Armisael

Moderador Borgeano
Miembro del Staff
Moderador
Según dice ahí va a quedar todo igual, solo que ahora los de la PFA porteña quedan bajo el mando unificado de la metropolitana, pero con toda su estructura, grados, uniformes, sueldos, contratos, operaciones, etc, etc. Mientras la metropolitana va a ir creciendo y los de la PFA serán cada vez menos hasta que solo quede la metropolitana.
Todo lo especial de uso federal de la PFA sigue intacto.

No señor, van a quedar bajo el mando del Jefe de Gobierno, no de la metropolitana, que tiene un rango inferior en la escala jerárquica.

El Minsitro de Seguridad de CABA, va a ser el coordinador de las acciones de ambas fuerzas.

Y te acklaro que los recursos de la PFA son del dominio Nacional, y no pueden transferirse sin ley habilitante . . .
 

nico22

Colaborador
Segun tengo entendido hay un articulo de la nueva constitucion que cundo se transfiere un organismo nacional al CABA,se transfiere con recursos incluido.Lo escuche al jefe de gobierno aseverando esto.
 

Noticias del Sitio

Arriba