Noticias de la Armada Argentina (ARA)

  • Tema iniciado oficial_olfatin
  • Fecha de inicio

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador

La fragata ARA “Libertad” amarró en Toulon​

Permanecerá en la ciudad francesa hasta el 17 de agosto, fecha en la que partirá hacia Cádiz.

DOMINGO 14, AGOSTO 2022

Toulon (Francia) – El buque escuela de la Armada Argentina amarró ayer en el puerto militar de la Base de la Marina Francesa en Toulon, luego de haber zarpado el pasado 4 de agosto del puerto de Saint Malo y navegado durante 10 días por el Océano Atlántico. Durante la travesía cruzó el Estrecho de Gibraltar y surcó las aguas del Mar Mediterráneo. Permanecerá en la Costa Azul hasta el próximo miércoles, cuando pondrá proa hacia Cádiz.
Antes del ingreso, la unidad fondeó a la altura de rada Bormes Les Mimosas, donde el Embajador de Argentina en la República de Francia, Leonardo Costantino, embarcó junto a autoridades locales y se realizó una rendición de honores frente al fuerte Bregancon.
Este fuerte es la residencia de verano de los presidentes de Francia; por estos días el Presidente, Emmanuel Macron, se encuentra de vacaciones allí junto a su familia. Por otra parte, Bormes Les Mimosas es la localidad que vio nacer a Hipólito Bouchard, otro de los grandes héroes navales que luchó por la Independencia de nuestro país junto al Almirante Guillermo Brown.
Pasado el mediodía, el buque escuela de la Armada Argentina amarró en la Base Naval Francesa, considerada uno de los puertos militares más importantes de Europa, donde también funciona un arsenal y es sede de la Fuerza de Acción Naval. Fue recibida por la Ministra de la Embajada Argentina, Silvina Murphy; el Agregado de Defensa, Capitán de Navío Pablo Basso; el Jefe de la Misión Naval, Capitán de Navío Santiago Villemur; el oficial de enlace de la Marina Francesa y personal de la Embajada Argentina en Francia.
Durante la estadía en Toulon se llevarán a cabo encuentros protocolares con autoridades locales, diversos homenajes a Hipólito Bouchard, y la tripulación tendrá la oportunidad de recorrer la ciudad y alrededores.

Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador

La Armada estuvo presente en “Argentina Vuela 2022”​

Casi 3 millones de personas disfrutaron de la nueva edición del evento, uno de los más importantes de la aeronáutica militar y civil. Se conmemoró el 110° aniversario de la Fuerza Aérea Argentina y los 40 años de la Gesta de Malvinas.

LUNES 15, AGOSTO 2022

Morón – Durante el sábado y domingo, en la Base Aérea Militar Morón se llevó adelante el evento “Argentina Vuela 2022” en conmemoración del 110° aniversario de la Fuerza Aérea Argentina y del 40° aniversario de la Gesta de Malvinas.
A lo largo de los dos días, los visitantes pudieron disfrutar de manera gratuita de pasajes aéreos; lanzamientos de paracaidistas; exhibiciones; presentación de globos aerostáticos; pabellones vinculados al mundo de la aeronáutica; y charlas informativas a cargo de representantes de las distintas áreas y secretarías del Ministerio de Defensa.
Asimismo, diversos organismos civiles expusieron sus propuestas con el fin de difundir la industria aeroespacial nacional. Todas estas actividades se complementaron con dos jornadas educativas y culturales, llevadas a cabo los días 11 y 12, dirigidas especialmente a escuelas de enseñanza secundaria.
Por parte de la Armada Argentina, estuvieron presentes personal y medios de la Aviación Naval, entre ellos, aviones T-34 Turbomentor de la Escuela de Aviación Naval; Beechcraft B-200 de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima; S-2-Turbotracker, de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina; y helicópteros Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros.
A ellos se sumaron representantes de la Escuela Naval Militar y miembros de las Fuerzas Especiales, pertenecientes a la Agrupación Comandos Anfibios y de la Agrupación Buzos Tácticos, que realizaron saltos con paracaídas.
“No pudimos venir ayer, pero disfrutamos de todas las actividades de hoy. La verdad que es algo nuevo para nosotros porque sabemos muy poco del mundo de los aviones, pero nos pareció muy entretenido”, comentó María Laura Ackermann, que se acercó a la base aérea de Morón junto a sus hijos Gastón y Nicolás.
Cerrando las jornadas, el Ministro de Defensa, Jorge Taiana, acompañado por el Intendente de Morón, Lucas Ghi; y el Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, Brigadier General Xavier Julián Isaac, entregaron medallas a dos Veteranos de la Guerra de Malvinas en representación de los 465 veteranos oriundos del Municipio de Morón.
“Es una alegría poder compartir este momento. Teníamos muchas expectativas por volver a reproducir aquí, en Morón, este gran evento que desde el 2014 no vivíamos”, comentó el Intendente Ghi. Además, reconoció a todos aquellos, personal militar y civil, que colaboraron durante las dos jornadas y los meses previos en la organización del evento.
Por su parte, el Brigadier Isaac también destacó el esfuerzo de todos los involucrados: “Esto es ‘Argentina Vuela’ porque llamamos a gente que no es solo de la Fuerza Aérea. Hay representantes del Ejército, de la Armada, instituciones civiles y toda la comunidad involucrada, porque nuestro objetivo es uno solo: que volemos, cada vez más alto, más rápido y más lejos”.
Para concluir, y dando paso al show musical programado, el Ministro de Defensa Taiana agradeció la masiva concurrencia y el acompañamiento del público: “Ustedes, con su presencia ayer y hoy, demostraron la voluntad y las ganas de disfrutar todos juntos”.
“Este es un año especial porque volvemos para conmemorar los 40 años de la Guerra de Malvinas. Por eso entregamos las medallas y por eso seguimos reclamando, y no cesaremos de hacerlo, para que las Malvinas vuelvan a ser administradas por Argentina”, resaltó.
Durante el acto de cierre también estuvieron presentes el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Teniente General Juan Martín Paleo; y los Jefes del Estado Mayor General de la Armada y del Ejército Argentino, Almirante Julio Horacio Guardia y General de División Guillermo Olegario Gonzalo Pereda, respectivamente.

Día de la Fuerza Aérea Argentina

Cada 10 de agosto, la Fuerza Aérea conmemora su aniversario, recordando el día en que, en 1912, el entonces Presidente de la Nación Roque Sáenz Peña firmó el decreto de creación de la Escuela de Aviación Militar, sentando las bases del primer organismo estatal destinado a la enseñanza del vuelo militar.
Posteriormente, en 1954, el Ministro de Aeronáutica Brigadier Mayor Juan San Martín, propuso el 10 de agosto como el Día de la Fuerza Aérea Argentina. Esta fecha fue aceptada por el Presidente de aquel entonces, Teniente General Juan Domingo Perón, y se estableció por Decreto N° 14.204/54.
Este año, la ceremonia central por el 110° aniversario se realizó el miércoles pasado en la Base Aérea Militar Morón con un desfile aéreo presidido por el Ministro Taiana, acompañado por el Intendente Ghi y los Jefes de la Fuerza Aérea Argentina, de la Armada Argentina y del Ejército Argentino.

Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador

Combate Naval de Costa Brava: otra demostración del genio táctico de Brown​

Enfrentando las fuerzas de la Banda Oriental, al mando de Garibaldi, lucharon en el río y en tierra. La victoria de Brown consolidó el dominio argentino en la Cuenca del Plata.

LUNES 15, AGOSTO 2022

Durante la guerra de la Confederación Argentina contra la Banda Oriental del Uruguay, la escuadrilla al mando del Almirante Guillermo Brown salió en persecución de unidades de la escuadra de Fructuoso Rivera, bajo las órdenes del Coronel italiano Giuseppe Garibaldi, que se desplazaban por el río Paraná. Ambas fuerzas se encontraron –luego de 18 días– en Costa Brava (río Paraná, límite de Entre Ríos y Corrientes), donde luego de un cruento combate, el poder naval nacional se erigió victorioso.
Las unidades principales de la Confederación Argentina eran el bergantín “Echagüe”, el bergantín goleta “Americano”, la barca de dos gavias “Chacabuco”, el bergantín goleta “Republicano” y la goleta “9 de Julio”; en tanto que las fuerzas de apoyo estaban compuestas por la goleta “La Argentina”, la goleta “Libertad”, el “Santafecino” y el cúter “Federal”.
En suma, la fuerza de Brown estaba constituida por 7 unidades de guerra y 3 auxiliares, tripulados por unos 730 hombres, incluidos 100 Infantes de Marina. Sus oficiales, veteranos de otras luchas, tenían alta jerarquía y demostraron su valor. Además, estaban bien equipados, con médicos y medicamentos.
La escuadrilla oriental, en tanto, estaba compuesta por la corbeta “Constitución”, el bergantín “Pereyra”, el bergantín goleta “Joven Esteban”, el lanchón balandra “Caa-Guazú”, tres balleneras, el buque hospital “Mercedes” y cuatro embarcaciones mercantes correntinas apresadas. Contaba con aproximadamente 420 hombres incluidos 50 Infantes de Marina.
A pesar de la superioridad del poder argentino, Costa Brava preanunciaba la presencia de sorpresas tácticas para Brown y sus comandantes.
El 14 de agosto por la tarde, los argentinos divisaron los palos de la escuadra oriental, fondeada en cercanías de Curuzú Chalí. Marchaba a proa el “Echagüe” que al divisar al enemigo dejó pasar a la “9 de Julio”, buque insignia al mando del Almirante Brown.
Fondearon en la punta de la Cancha de Costa Brava y se alistaron para zarpar a la mañana siguiente en zafarrancho de combate.
Al encontrarse Garibaldi con una bajante que no pudo salvar la corbeta, no tuvo más remedio que prepararse para combatir contra Brown. Mientras aguardaba tuvo tiempo para apreciar en detalle las características del lugar del combate, y tomar las previsiones que su experiencia le señalaban para defenderse de un enemigo que presumía superior en fuerzas a las propias.
Brown dispuso sus unidades en dos divisiones o alas: la derecha encabezada por el “Echagüe” seguido por la “Chacabuco”, la “9 de Julio” y el “Americano”; la izquierda formada por “La Argentina”, el “Republicano” y la “Libertad”.
Giuseppe Garibaldi y Guillermo Brown, los valientes marinos al mando de las escuadras enfrentadas en Costa Brava.
El Almirante Brown mandó gente a tierra para que hicieran de sirgadores –remolcando los barcos desde la orilla por medio de cuerdas–, pues había decidido avanzar a la sirga con cuatro naves que maniobraban cerca de tierra, donde había suficiente profundidad, hacia el enemigo, viendo que era difícil y peligroso atacar a Garibaldi de un modo frontal. A la vez, dispuso que el ala izquierda fondeara al suroeste del enemigo a distancia de tiro, hostigando y perturbando la reacción enemiga contra el ala derecha con los cañones que pudiera presentar.
Por su lado, Garibaldi, que había advertido la maniobra de Brown, mandó que su infantería fuera destacada para tirotear a los sirgadores y a las tripulaciones.
Se dio cuenta Brown y ordenó al Sargento Mayor Rufino Montaña ir a tierra con 100 hombres en tres columnas: una de 20 hombres al mando del Teniente Mariano Cordero se dirigiría por la ribera; la derecha también de 20 hombres al mando del Tenientete French y la tercera en el centro con 60 Infantes de Marina, al mando de Montaña y los Subtenientes Montandón y Castellanos. Montaña no tardó en repeler al enemigo desalojando la orilla de los tiradores emboscados. A partir de ese momento el ala derecha de Brown pudo moverse con mayor libertad y alcanzar la distancia de tiro.
Cuando las unidades argentinas entraron a distancia de tiro de las orientales, Garibaldi abrió fuego soportado estoicamente por el ala derecha, auxiliada a la vez por el ala izquierda que ya debía haber alcanzado la posición asignada. Brown pudo hacer maniobrar a los buques para presentar la banda de babor al enemigo, entrando en combate todos ellos.
Al mediodía, el fuego se había generalizado, iniciándose el ablandamiento del enemigo con la artillería, sin apresurar abordajes, que hubieran costado muchas vidas. El combate se frenó cerca de las 16 para que la gente pudiera comer, reanudándose poco después hasta el oscurecer, con ambos bandos tomando disposiciones de seguridad nocturna, y la atención de los buques y del personal herido o muerto.
Garibaldi estaba en serios problemas apremiado por la escasez de munición, la elevada pérdida de gente y el mal estado de sus unidades de combate por los impactos de cañón.
Previendo su derrota, armó dos brulotes –barcos cargados de materias combustibles e inflamables, que se dirigía sobre los buques enemigos para incendiarlos— que Brown mandó a anular su carga explosiva y a embicarlos en un banco de arena.
Signada su suerte por la deserción de su personal, que huyó en un par de buques o por tierra, a media mañana del 16 Garibaldi decidió abandonar la lucha y se retiró en tres balleneras en dirección a Esquina. Luego hizo volar a la “Constitución”, al “Pereyra” y al “Joven Esteban”, que no se hundió, para no entregárselos a Brown, y escapó a tierra firme. Los argentinos, al querer perseguirlo para ultimarlo, fueron detenidos por Brown: “Garibaldi es un valiente, dejen que se salve y que Dios lo ayude”, habría dicho.
Luego de arranchar todo y escribir los informes correspondientes, el Almirante Brown emprendió su regreso. En esta acción quedó definitivamente anulado, en ese entonces, el poder naval de la Banda Oriental del Uruguay en la Cuenca del Plata.

Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador

La Armada Argentina recordó el 180° aniversario del Combate Naval de Costa Brava​

Personal perteneciente al Área Naval Fluvial y destinos dependientes participaron de los actos y posterior desfile en Esquina, Corrientes.

MARTES 16, AGOSTO 2022

Corrientes – Ayer por la mañana se llevó a cabo el acto en conmemoración del 180° aniversario del Combate Naval de Costa Brava organizado por la Municipalidad de Esquina para celebrar la confraternidad argentino-italiana, representada por las figuras del Almirante Guillermo Brown y de Giuseppe Garibaldi.
Los actos fueron encabezados por el Intendente Municipal, profesor Hugo Daniel Benítez, acompañado por el Jefe del Estado Mayor del Área Naval Fluvial, Capitán de Fragata Carlos Alberto Soto. Acompañaron el Director de Patrimonio de Esquina, Fernando Quevedo Orden; la vicepresidenta a cargo del Instituto Nacional Browniano, licenciada Nélida Beatriz Cirigliano; autoridades municipales, legislativas, consulares, eclesiásticas; integrantes de la Asociación de Ex Combatientes de Malvinas de Esquina; asociaciones italianas de Corrientes, de Resistencia y la Asociación Familia Piemontesa; y abanderados de instituciones educativas locales.
Los actos tuvieron inicio en la plazoleta Almirante Brown con el saludo del Intendente esquinense a la “Agrupación Desfile 15 de Agosto”. Allí se realizó la colocación de ofrendas florales, en primer término, por parte del Capitán de Fragata Soto junto a la licenciada Cirigliano; luego fue el turno del intendente Benítez junto a su vice intendente, Carlos Bianchi; mientras que la última de las ofrendas florales fue arrojada desde una lancha por personal de la Armada Argentina, donde confluyen las aguas de los ríos Corrientes y Paraná.
Un momento muy especial se vivió a continuación, cuando se realizó la entrega de una réplica del sable del Almirante Guillermo Brown al Museo Histórico Municipal “Armando Martínez Rolón”, donde los esquinenses mantienen viva la llama de sus raíces y, particularmente, las figuras del Almirante Brown y de Giuseppe Garibaldi.
En el marco de la celebración de la confraternidad argentino-italiana, la licenciada Cirigliano se refirió en palabras alusivas a “dos hombres que, sin saberse enemigos y sin conocerse, se enfrentaron en un combate luchando por dos países que no eran originariamente los suyos”, y agregó que, finalizada la contienda y emprendiendo Garibaldi su repliegue “Guillermo Brown demostró su honor en la victoria, cuando ordenó respetar la vida de su contendiente derrotado, acuñando la famosa frase ‘Ese gringo es un valiente, déjenlo huir’ ”, expresó. Décadas más tarde, la figura de Giuseppe Garibaldi sería de suma relevancia para el proceso de unificación de Italia.
Finalizadas las actividades en la plazoleta Brown, los asistentes se trasladaron por la costanera para la inauguración del Paseo Italia, donde se erigió un monumento a Giuseppe Garibaldi, que conmemora la unión de los pueblos. Luego de entonar las estrofas de los himnos nacionales argentino e italiano, se realizó el descubrimiento de una placa recordatoria y se colocaron ofrendas florales.
Por último, una vez inaugurado el paseo costero y con los acordes de la Banda de Música del Batallón de Ingenieros de Monte 12, el Jefe de la “Agrupación Desfile 15 de Agosto”, Teniente de Fragata David Crespo, solicitó autorización para iniciar el desfile de las secciones de la Armada Argentina, del Ejército Argentino, de la Prefectura Naval, de los Bomberos Voluntarios de Esquina y de agrupaciones tradicionalistas a caballo.

Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador

Finalizó el ejercicio combinado “Panamax 2022”​

La Armada Argentina participó del ejercicio combinado multinacional junto a otros 19 países.


MIÉRCOLES 17, AGOSTO 2022



Concluyó el ejercicio combinado multinacional “Panamax”, organizado por el Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica y que convoca la reunión, en distintas etapas, de personal militar de 20 países.
Al frente del ejercicio estuvo el Comandante del Área Naval Atlántica, Contraalmirante Marcelo Luis Fernández, cumpliendo funciones como Comandante del Componente Marítimo, integrado por alrededor de 300 personas de las Fuerzas Armadas de los países de la región.
Con el objetivo central de defender, como punto estratégico, el Canal de Panamá a través de operaciones marítimas multinacionales, este tipo de ejercicios busca garantizar la seguridad y estabilidad de la región. Por tal motivo surge la necesidad de realizar este tipo de actividades de alta complejidad en el planeamiento y en la ejecución para todas las naciones participantes de Sudamérica, Centroamérica, el Caribe y Estados Unidos de Norteamérica.
Las tareas del ejercicio tendieron a planificar operaciones navales que aseguren la navegación libre y segura de los buques en las líneas marítimas de aproximación hacia y desde el Canal de Panamá. Por otro lado, se trabajó con el mantenimiento del control en diferentes espacios marítimos jurisdiccionales, dentro del marco brindado por una Resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.
Para el Contraalmirante Fernández «el ejercicio ha permitido una excelente interacción entre el personal de los diferentes países, generando lazos de confianza, tan necesarios para el trabajo en un ejercicio de esta naturaleza», además, destacó la importancia de contribuir a mejorar la interoperabilidad entre las Fuerzas Armadas de los países participantes.
Participaron de esta edición Argentina, Belice, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, España, Uruguay y Estados Unidos de Norteamérica.
Este año el ejercicio se dividió en distintas etapas. Durante el mes de junio una de ellas, la de planeamiento a nivel operacional, fue llevada a cabo en San Antonio, Texas. En tanto que en la ciudad de Panamá tuvo lugar otra etapa de planeamiento del mismo ejercicio.
La última parte, desarrollada en distintos puntos geográficos estadounidenses, incluyó el despliegue del personal naval en la Estación Naval de Mayport, en Florida. Por su parte, otros componentes se congregaron en la Base Aérea en Homestead, Florida; en Fort Sam, Texas; y en la Base de la Fuerza Aérea Davis Monthan, en Arizona.
El primer ejercicio “Panamax” tuvo lugar en el año 2003 con la participación de Chile, Panamá y Estados Unidos de Norteamérica. Las siguientes ediciones incorporaron nuevos países hasta conformar la participación de 20 naciones. Su finalidad es fortalecer las asociaciones internacionales y mejorar la interoperabilidad entre las Fuerzas Armadas del continente. Así, los comandos de los distintos componentes son ocupados por miembros de varios de los países participantes.
De la misma forma que el componente marítimo estuvo a cargo del Contraalmirante Fernández de la Armada Argentina; el componente terrestre estuvo a cargo de Brasil; el aéreo de Colombia; las Fuerzas de Operaciones Especiales de Perú; mientras que Chile estuvo a cargo de la función de Segundo Comandante de la Fuerza Multinacional y Estados Unidos de Norteamérica como Comandante de la misma.

Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador

Ceremonia por el 172° aniversario del fallecimiento del General José de San Martín​

El acto central se llevó a cabo en la plaza que lleva el nombre del Libertador de América, en el barrio porteño de Retiro. También hubo ceremonias en destinos de la Armada.

JUEVES 18, AGOSTO 2022

Buenos Aires – Ayer por la tarde se realizó la ceremonia tras cumplirse 172 años del paso a la inmortalidad del General José de San Martín.
La misma, organizada en la Plaza General San Martín del barrio de Retiro, estuvo presidida por el Ministro de Defensa, Jorge Taiana, y el Presidente del Instituto Nacional Sanmartiniano, Eduardo Emanuel García Caffi. Además, estuvieron presentes el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Teniente General Juan Martín Paleo; los Jefes del Estado Mayor General de la Armada, Almirante Julio Horacio Guardia; de la Fuerza Aérea, Brigadier General Xavier Julián Isaac; y del Ejército Argentino, General de División Guillermo Olegario Gonzalo Pereda; autoridades legislativas, eclesiásticas y diplomáticas; representantes de instituciones educativas y de investigación histórica; e invitados especiales.
Tras entonarse el Himno Nacional Argentino, el Presidente del Instituto Nacional Sanmartiniano pronunció palabras alusivas: “Los pueblos de medio continente tenemos la responsabilidad de ser herederos de San Martín y que su ejemplo impregne cada una de las acciones que propendan a unir a Latinoamérica tras un destino mancomunado”.
“El legado sanmartiniano se hace presente ante cada desafío que nos toca: la institucionalidad democrática, los intereses nacionales y los anhelos continentales, sobre bases que amalgamen los valores supremos de libertad, destino soberano y justicia”, expresó.
A continuación, el Ministro de Defensa también se dirigió a los presentes destacando aquellos aportes esenciales del Libertador: “San Martín no solo es el Padre de la Patria porque logró la Independencia y creó las condiciones materiales para que sea posible, sino también porque transmitió muchos de los principios y valores que debe tener una sociedad para ser digna y crecer”.
“El espíritu sanmartiniano es un espíritu de libertad, de justicia y de hermandad. Eso es lo que debemos retener centralmente de él: su decisión de defender la soberanía y su vocación de trabajar por la unidad de los argentinos”, señaló el Ministro Taiana.
Continuando con la ceremonia se procedió con la colocación de ofrendas florales al pie del monumento que recuerda al Padre de la Patria y se efectuó un minuto de silencio. Para concluir el acto, se entonaron las estrofas de la Marcha de San Lorenzo.

Ceremonia en Puerto Belgrano


Ceremonia en Villa Paranacito



Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador

Operación «Cruz del Sur»: a 20 años del rescate del “Magdalena Oldendorff”​

El 18 de agosto de 2002, regresó a Buenos Aires el rompehielos ARA “Almirante Irizar”, luego de brindar asistencia, abastecimiento y ayuda médica al buque alemán atrapado en los hielos.

JUEVES 18, AGOSTO 2022



Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador
A comienzos del invierno de 2002, el buque mercante alemán “Magdalena Oldendorff” quedó atrapado en los hielos cuando replegaba personal de bases antárticas rusas. El capitán Iván Dikiy –con 79 científicos rusos y 28 tripulantes a bordo– resguardó el buque en la Bahía de Muskegbukta para evitar los riesgos de derivar con el campo de hielo.
La empresa Oldendorff Carriers realizó gestiones ante la Armada Argentina con la finalidad de concretar una operación destinada a asistir al buque y, de ser posible, llevar a cabo su rescate. En esa región de la Antártida, para esa época del año, hay solo cuatro horas de luz, la temperatura puede llegar a 50º C bajo cero y son comunes las tormentas de nieve. Arribar a esa latitud en pleno invierno antártico entraña severas dificultades debido a la presencia del campo de hielo marino cuyo comportamiento es siempre impredecible.
El rompehielos ARA “Almirante Irízar” había terminado recientemente su campaña antártica; aun así, tuvo que alistarse en poco tiempo para acudir al rescate. El 25 de junio zarpó de la Dársena Norte del puerto de Buenos Aires con rumbo a Puerto Galván, en Bahía Blanca. Tres días más tarde, una vez completadas las tareas de abastecimiento de combustible y de otros elementos necesarios para la misión –y de haber incorporado dos Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros– puso rumbo a la Antártida. Embarcado iba el Comandante de la Fuerza Naval Antártica, Capitán de Navío Raúl Benmuyal.

Ese mismo viernes 28, dos helicópteros de la Fuerza Aérea Sudafricana partieron desde el buque de rescate “Agulhas” que se encontraba a unos 330 kilómetros del «Magdalena Oldendorff» para evacuar a 48 científicos. Quedaban a bordo 10 más y los 28 miembros de la tripulación. Asimismo, los helicópteros entregaron 1,5 toneladas de alimentos y otros elementos al buque bloqueado.
Debido al empeoramiento del clima, el «Agulhas» debió poner rumbo Norte, fuera del radio de acción de sus helicópteros en relación al «Magdalena Oldendorff»; el espesor del hielo continuaba engrosándose.
No había antecedentes de otra operación realizada en esta época del año y nadie podía asegurar que se llegara hasta el “Magdalena” para asistirlo por lo que la operación “Cruz del Sur” fue un hito en la historia del “Irizar”. Complicando aún más la misión, a punto de llegar al continente blanco el “Irízar” –al mando del Capitán de Fragata Héctor Tavecchia– soportó los embates de una tormenta de tres días que ocasionó algunos daños.
En pleno invierno, el “Irízar” navegó entre mosaicos de hielo hasta que el mismo se hizo compacto, grande, denso. Era 11 de julio, con temperaturas de 20ºC bajo cero y el doble de sensación térmica, y tormentas de nieve cada vez más frecuentes que acortaban las posibilidades de operar de los helicópteros embarcados en el buque.
Recién pudo llegar el 16 de julio a 60 millas náuticas (111 km) del “Magdalena”, navegando en campos de hielo de hasta 2 metros de espesor, manteniendo en todo momento contacto radial con el buque alemán.
El 19 de julio, el “Irizar” logró amadrinarse al buque atrapado para en tres días abastecerlo con 600 m³ de gasoil para los generadores de energía y la calefacción; y 60 toneladas de víveres para los tripulantes alemanes, rusos, ucranianos, filipinos e indios, que además recibieron asistencia sanitaria y que, hermanados por las circunstancias, obtuvieron el apoyo moral de los tripulantes argentinos.
Con el objeto de encontrar la mejor ruta de salida, los Sea King realizaron vuelos de exploración glaciológica. Se decidió realizar la apertura de un canal en el campo de hielo por parte del “Irízar” para que el buque alemán pudiera seguirlo por sus propios medios, sin necesidad de ser remolcado. La marcha hacia aguas abiertas era cautelosa debido a que las permanentes nevadas y la deriva del hielo. Ambos buques navegaron en convoyado hasta un punto en la Antártida donde el “Magdalena” podría esperar para zafar de su condición.
En el rompehielos se evaluaba permanentemente la situación climática y glaciológica de las zonas de operaciones y aledañas con información obtenida a través de medios propios de a bordo y del Departamento Glaciología del Servicio de Hidrografía Naval, contándose asimismo con la colaboración del Servicio Meteorológico Nacional, del National Ice Center (NIC) y del Comando Meteorológico y Oceanográfico del Atlántico de los EE.UU. También brindaron apoyo la Agencia Federal Marítima, Hidrográfica y Servicio de Hielo de Alemania y el Instituto Ruso de Investigaciones del Ártico y Antártico, entre otros organismos científicos del mundo.
Además de la evaluación técnica y operativa que se realizaba a bordo del “Irízar”, la Central de Operaciones del entonces Comando de Operaciones Navales, con asiento en la Base Naval Puerto Belgrano, mantuvo permanente enlace con el buque para controlar, asesorar y apoyar en sus decisiones al comandante operativo en el mar.
Luego de varios días de navegación atravesando un campo de hielo pesado, el 27 de julio el rompehielos logró posicionar al «Magdalena Oldendorff» en una zona de la Antártida protegida de la acción de los hielos y de las corrientes marinas. Desde allí se exploraron nuevas rutas de salida mediante el empleo de los helicópteros y del análisis de la información glaciológica y meteorológica.
Como resultado de las reuniones mantenidas entre los capitanes de ambas naves y el Comandante de la Fuerza Naval Antártica, se decidió en conjunto buscar una posición geográfica segura para que el buque “Magdalena Oldendorff” pueda esperar el verano antártico. La península Ttrontungla Muskegbukta fue el lugar elegido para dar reparo a la nave alemana de los vientos, corriente marina y deriva de campos de hielos. Además del abastecimiento recibido, el Teniente de Navío Médico Juan Carlos Campana se quedaría con ellos. El oficial argentino ya había estado en la Antártida como médico del destacamento naval Orcadas durante la campaña 2001-2002.
El rompehielos comenzó el 4 de agosto su regreso. Dos semanas más tarde, el “Irízar” ingresó triunfante al puerto de Buenos Aires, donde fue escoltado por embarcaciones deportivas y vitoreado por el público que lo aguardaba con banderas argentinas. Hasta la legendaria corbeta ARA «Uruguay» lo esperaba en el antepuerto –como aquel 2 de diciembre de 1903, cuando ella misma regresó de cumplir con un rescate entre los hielos– demostrando la continuidad del apoyo y la salvaguarda de la vida humana en aguas antárticas brindado por la Armada Argentina.

Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Merchant Marine one

Miembro del Staff
Moderador

Virgen Stella Maris: protege a los navegantes​

La imagen de la virgen Stella Maris está entronizada en unidades y destinos de la Armada Argentina, Prefectura Naval Argentina y Marina Mercante. El 18 de agosto de 1937 fue aprobada su designación como Patrona de los navegantes.


JUEVES 18, AGOSTO 2022


Zarpan buques y ahí está ella; se despliegan los hombres y mujeres de la Armada por tierra y a ella invocan; nuestra Patrona de la vida en el mar, la estrella esplendorosa, derramando su fulgor inagotable, dotando de gracia la soledad del marino. «Bendice a la Armada Argentina, haciéndola fuerte en tiempos de paz, valerosa en la guerra y generosa en la victoria», reza la plegaria a Stella Maris.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Especial_ParroquiaStellaMaris_08.jpg

Desde el 18 de agosto de 1937, por decreto del Poder Ejecutivo –firmado por el entonces Presidente de la Nación, General Agustín P. Justo– fue aprobada la designación de Nuestra Señora Stella Maris como Patrona de la Armada Argentina y de los navegantes.
El decreto expresa que “la advocación de Nuestra Señora Stella Maris tiene singular significado para los hombres de mar, y que su culto es particular y profundamente grato al personal de nuestra Marina de Guerra”.
La Patrona de la Armada fue condecorada con la “Cruz Naval Laureada a los servicios distinguidos” por “brindar su celestial protección a los hombres y mujeres de la Armada que a diario custodian desde el mar, desde el cielo y desde las costas, la República Argentina y su bandera”; y ascendida al grado de Almirante de la Armada Argentina.
Hoy en día la imagen de Stella Maris está entronizada en todos los buques y destinos en tierra de la Armada Argentina y también de la Prefectura Naval y la Marina Mercante.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Especial_ParroquiaStellaMaris_01.jpg

La Estrella del Mar

No consta un tiempo exacto de la devoción a la Virgen Stella Maris pero se dice que, durante la Edad Media, ya circulaba por el boca a boca de los navegantes que tocaban puerto y que se encomendaban antes de cada viaje por los mares a la advocación de la Virgen. María (Myriam) significaba “estrella del mar” y en latín “Stella Maris”, comenzó a ser nombrada como estrella de los navegantes por todos los marinos de la época.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Especial_ParroquiaStellaMaris_00-1024x612.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Especial_ParroquiaStellaMaris_09.jpg

Una Catedral erigida en su honor

Su construcción data de 1957, fue bendecida e inaugurada entre el 16 y el 17 de agosto de 1965, y otorgada al Obispado Castrense de las Fuerzas Armadas por el Presidente de la Nación Arturo Umberto Illia.
Se encuentra ubicada en el predio del Edificio Libertad, sede del Estado Mayor General de la Armada, en el barrio de Retiro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1408_StellaMaris_02.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1408_StellaMaris_04.jpg

El Obispado Castrense Argentino

La Santa Sede, en conjunto con el Gobierno nacional, estableció constituir un Obispado Castrense para atender, brindar el cuidado y servicio espiritual de los militares de tierra, mar y aire, de todas las Fuerzas Armadas. Su sede central funciona hoy en día en la Catedral Stella Maris, forjando un particular vínculo con los hombres y mujeres de la familia naval.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Especial_ParroquiaStellaMaris_06.jpg

El Obispado Castrense cuenta con alrededor de 180 capellanes distribuidos por todo el territorio argentino desde Tierra del Fuego hasta Jujuy, atendiendo las necesidades espirituales de gendarmes, prefectos, policías y militares de las tres Fuerzas Armadas. Entre ellos, actualmente la Armada Argentina cuenta con 20 capellanes ubicados en distintas reparticiones navales que velan por el bienestar espiritual de la Fuerza y sus familias.

Créditos: Gaceta Marinera Digital
 

Noticias del Sitio

Arriba