Noticias de Hong Kong

Daishi

Colaborador
#1
Hong Kong evoca el espíritu de Tiananmen

Al Gobierno local de Hong Kong le salió por la culata el permiso que concedió a la policía para usar gas lacrimógeno y gas pimienta contra los manifestantes prodemocracia el domingo. Este lunes, desafiantes, muchos más manifestantes que en días previos —100.000 según los organizadores— ocuparon las principales arterias de la ciudad. Pero sin apenas presencia de fuerzas antidisturbios, por orden del jefe del ejecutivo, Leung Chun-Ying. Una victoria para los ciudadanos, aún airados por lo que consideran que fue un uso desproporcionado de la fuerza pero que también declaraban su satisfacción por haber logrado hacerse con la calle, en una evocación del espíritu de los sucesos de la plaza de Tiananmen en 1989. En aquella ocasión las protestas multitudinarias en Pekín fueron duramente reprimidas incluso con tanques.

El ambiente era muy diferente de las tensiones de los días previos. Decenas de miles de hongkoneses, en su mayoría jóvenes, abarrotaban las calles en el centro de la excolonia británica en actitud festiva. Algunos habían pasado allí la noche, durmiendo sobre el suelo. Muchos habían traído bocadillos y bebidas, y se sentaban sobre el asfalto en una suerte de romería laica. Otros, los más cercanos a la sede del Gobierno local —junto a la cual habían tenido lugar las peores cargas policiales— sin espacio para sentarse, permanecían de pie mientras coreaban eslóganes. Muchos reconocían que no hubieran acudido sin la represión policial previa.


Jackie, un estudiante de 21 años, y su amiga Cary, de 20, que exigían a gritos la renuncia de Leung, así lo declaraban. “Vimos por televisión la violencia de la policía y nos enfadamos mucho, sentimos que teníamos que venir. El Gobierno de Hong Kong nunca se ha dignado responder a nuestras demandas y ahora emplea la violencia. Vamos a venir hasta que nos escuche”, sostenían.

Los manifestantes están perfectamente organizados. Han establecido puestos de primeros auxilios, numerosos puntos de suministro gratuito de comida, bebidas —imprescindibles en la aglomeración bajo temperaturas superiores a los 30 grados— y los productos básicos para hacer frente a las cargas de gases policiales: toallas, plásticos, mascarillas... Muchos voluntarios llevan bolsas de basura para recoger escrupulosamente cualquier desperdicio. Los desechos se separan para su reciclaje. Las áreas de césped con el cartel “no pisar” permanecen inmaculadas. Pese a la muchedumbre, nadie pone un pie encima ni arroja allí una botella vacía.

La figura más impopular, con diferencia, es la de Leung. “Leung Chun-Ying, ¡dimite ya!”, es el eslogan más coreado de la concentración, por miles y miles de voces al unísono. Una careta gigante del jefe del Gobierno con colmillos recibe los mayores abucheos de la noche. Alguien, con un macabro sentido del humor, ha erigido frente a un autobús transformado en puesto de primeros auxilios un altar del tipo que en la cultura china se reserva a los muertos, con velas, incienso y ofrendas de frutas, y el lugar de honor en el conjunto se le ha reservado a una foto del líder del Ejecutivo, bajo el lema “Vergüenza, Leung”.

movimiento civilOccupy Central with Peace and Love(Ocupar Central con Paz y Amor), convocante de la sentada. Según él, la clave del éxito del movimiento estuvo en que los manifestantes no solo no se retiraron sino que se multiplicaron tras las cargas del domingo. Esa inesperada respuesta de la población llevó al jefe del Ejecutivo local a cambiar de táctica. “Una dureza aún mayor habría significado declarar el estado de excepción, quizá hacer intervenir a las tropas del Ejército Popular de Liberación [que cuenta con un cuartel en la colonia]. Probablemente consultó con Pekín y le dijeron que no”, considera Chan.

El origen de las protestas está en la propuesta de reforma electoral para la excolonia que Pekín anunció el 29 de agosto. Aunque —tal como se había comprometido Pekín hace años— introduce el sufragio universal, impone una serie de condiciones destinadas, según el movimiento prodemocracia, a garantizar que los candidatos contarán con el visto bueno de Pekín. En respuesta, Occupy Central proclamó “el comienzo de una era de desobediencia civil”. Desde hace una semana los movimientos estudiantiles están en huelga. El viernes, una sentada en la sede del Gobierno autónomo terminó con el desalojo de 150 jóvenes. Un total de 78 personas fueron detenidas en unas protestas que se prolongaron todo el fin de semana y que llevaron a Occupy Central a adelantar el comienzo de su campaña para reclamar más democracia.

La fecha marcada en todos los calendarios es la del miércoles 1 de octubre, día nacional de China, la fecha original del comienzo de la campaña de desobediencia civil de Occupy. Chan considera necesario mantener las movilizaciones hasta entonces. El Gobierno local anunció el lunes que suspende la ceremonia de fuegos artificiales prevista para ese día. “Es un reconocimiento de debilidad. Nosotros, en cambio, estamos cobrando impulso. Hay que aprovecharlo”, sostiene el profesor.



La caída del jefe del Ejecutivo autónomo se convierte en objetivo de las movilizaciones
Después de que la policía de Hong Kong reprimiera a los manifestantes pro democracia el domingo con gases lacrimógenos y aerosoles de líquido picante, el movimiento civil Occupy Central ha sumado otro objetivo más a su lista de exigencias: la marcha del jefe del Ejecutivo autónomo, Leung Chun-Ying.

“Lo que hemos visto el domingo ha sido escandaloso ¿Cómo puede la policía utilizar esa fuerza brutal contra manifestantes pacíficos que sólo querían llegar hasta el parque frente a la sede del Gobierno?”, explica el profesor Chan Kin-Man, cofundador del movimiento junto a Benny Tai y el reverendo Chu Yiu-Ming.

“Es el objetivo que nos hemos impuesto tras esa represión brutal. Es la barrera, el obstáculo a nuestras libertades civiles. Así que tenemos que conseguir que esta persona deje el cargo. Lo primero es que se vaya, y después nos pondremos con una nueva ronda de reforma constitucional”, explica Chan. Occupy Central también exige comicios completamente libres en la excolonia británica y la retirada de la reforma electoral que ha propuesto Pekín, que no prevé la designación libre de candidatos.

Los legisladores prodemócratas en el Legislativo hongkonés han indicado hoy que preparan una posible moción de censura contra el jefe del Ejecutivo y una sesión especial para debatir el modo en que la policía se enfrentó a los manifestantes el pasado domingo.

Leung ya arrastraba una fuerte impopularidad. Nombrado en 2012 para el cargo, sólo consiguió el apoyo de 689 de los 1.200 miembros del comité encargado de elegir al jefe del Gobierno autónomo, tras una campaña en la que desacreditó a su rival, Henry Tang, por haber erigido estructuras ilegales en su vivienda. Tras su victoria se supo que su vivienda contaba con irregularidades similares.

Durante su mandato, caracterizado por una gran cercanía al Gobierno central en Pekín, sus enemigos le acusan de haber agravado problemas como el encarecimiento de la vivienda, una de las grandes lacras de la excolonia británica.

EL PAIS


Protestas en China / Crece la "revolución de los paraguas"

Hong Kong le pierde el miedo a Pekín y toma las calles
La mayor ola de desobediencia civil desde Tiananmen se apoderó de la ex colonia, que reclama más libertad


http://www.lanacion.com.ar/1731450-hong-kong-le-pierde-el-miedo-a-pekin-y-toma-las-
calles



Expertos acusan a la prensa occidental de parcialidad en comentarios sobre Hong Kong

Moscú, 30 sep (Nóvosti).


Los medios occidentales carecen de objetividad a la hora de interpretar los últimos acontecimientos en Hong Kong donde continúan desde el sábado pasado las manifestaciones Occupy Central, opinan varios expertos entrevistados por Nóvosti.

Alexandr Salitski, del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de la Academia de Ciencias rusa, comparó las protestas actuales en Hong Kong con lo sucedido en el Maidán de Kiev a principios de este año.

"La cobertura de los disturbios (en Hong Kong) es similar a la que hubo durante los acontecimientos en Kiev. Se puede hablar de una interpretación subjetiva (en los medios de EEUU) que forma en gran medida la opinión pública mundial", precisó el experto.

Salitski duda que EEUU esté detrás de las protestas en Hong Kong.

"Hay un factor externo. Pero es poco probable que se trate de un servicio de inteligencia", dijo.

Agregó que se puede hablar de una influencia informativa ya que a menudo las valoraciones estadounidenses predominan en otros países.



© Getty Images\Fotobank.ru
Disturbios en Hong Kong



El sábado pasado, los organizadores del movimiento de protestas Occupy Central que aboga por la democratización de las elecciones en Hong Kong, anunciaron el inicio de una campaña para bloquear un centro de negocios de la ciudad. Anteriormente, los manifestantes trataron de alcanzar el territorio de un edificio gubernamental. Los activistas exigen celebrar en 2017 elecciones generales directas a la alcaldía.

A raíz de los enfrentamientos con la policía, al menos 56 manifestantes resultaron heridos. Un total de 89 personas fueron acusadas de gamberrismo. Fueron detenidas decenas de personas, varios agentes de policía recibieron heridas leves. Las autoridades acusaron de violación del orden público a los manifestantes que a su vez se quejaron del uso desmesurado de la fuerza por parte de la policía.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Ernest, declaró que EEUU apoya las exigencias de los activistas ya que la legitimidad del alcalde de Hong Kong será mayor si los ciudadanos pueden escoger entre varios candidatos.

"Apoyamos una ampliación general de los derechos de Hong Kong que se basa en la legislación. Apoyamos las esperanzas del pueblo de Hong Kong. Creemos que una sociedad abierta junto con el máximo nivel de autonomía y los principios de la supremacía de la ley son necesarios para la prosperidad de Hong Kong", dijo Ernest.

A Salitski no le sorprende la postura de Washington.

"Desde hace mucho (…) la postura de Estados Unidos se basa en que un nuevo gobierno es mucho mejor que el anterior cuando se trata de los países que no forman parte de la lista de los socios estadounidenses", dijo.

Alexandr Lukín, director del Instituto de Investigaciones Internacionales de la Universidad rusa de Relaciones Internacionales (MGIMO), tampoco ve indicios de injerencia externa en Hong Kong.

"Es un conflicto interno que se viene desarrollando desde hace mucho. Tal vez, alguien lo interpretaba en Occidente a favor de los manifestantes. Pero en general es un conflicto antiguo que empezó a finales del período colonial cuando Inglaterra planeaba entregar Hong Kong a China", dijo Lukín.

Opina que los disturbios actuales se deben a que una parte de la sociedad aboga por democratizar el sistema político y elecciones directas. Actualmente, las autoridades hongkonesas se eligen a través de un comité que puede filtrar a los candidatos lo que permite dominar a los que apoya la política del Gobierno central.

El documento firmado en el momento de la transferencia de Hong Kong a China por parte de Gran Bretaña, prevé que en 2017 las elecciones a la alcaldía sean directas.

Lukín explicó que "autorizar elecciones directas con un número ilimitado de los candidatos significa aceptar que allí aparezca un líder dispuesto a luchar por la democratización en toda China, lo que podría servir de ejemplo contagioso".

Alexandr Salitski cree a su vez que Pekín y Hong Kong podrán llegar a una solución de compromiso en una o dos semanas.


http://sp.ria.ru/international/20140930/162164326.html

 
Última edición:

Shandor

Colaborador
Colaborador
#2
Beijing pidió a los "países relevantes" que no interfieran en los asuntos internos de Hong Kong
Adevertencia de China a potencias extranjeras
El distrito financiero se cubrió otra vez de ciudadanos que reclaman al administrador "estar del lado de la gente".

Menos policía - Las autoridades sacaron a los uniformados en la segunda noche - Foto: AP
Decenas de miles de manifestantes ampliaron ayer sus protestas más allá del distrito financiero a otras zonas de Hong Kong en reclamo de la elección libre del gobierno de la región, en la crisis política más grave desde la devolución de la ex colonia británica a China en 1997.
Los manifestantes exigen la renuncia del administrador de la ciudad, Leung Chun-Ying, y llamaron a los demás funcionarios a "estar del lado de la gente". El detonante de las protestas es una reforma electoral por medio de la cual China admite en 2017 la elección directa del gobernador, pero con candidatos elegidos por Beijing.
Los manifestantes impidieron el paso en importantes avenidas en la zona financiera de Central en la isla de Hong Kong y en la península de Kowloon. El movimiento Occupy Central llamó a los habitantes a continuar con las protestas hasta que se cumplan sus demandas. Central se le llama al distrito financiero y comercial de Hong Kong.
"Éramos unos cientos, y entonces vimos a miles de personas bloqueando el tráfico en (la autopista) Harcourt Road para unirse a las protestas. Esto fue más allá de nuestra imaginación", dijo el organizador de Occupy Central, Eddie Chung, a la agencia alemana dpa.
Sin embargo, China advirtió ayer a las potencias extranjeras que no apoyen las protestas que desde hace días se desarrollan en Hong Kong, a las que calificó de actividades ilegales. "Esperamos que los países relevantes cuiden sus palabras y acciones, que no interfieran en los asuntos internos de Hong Kong y que no apoyen a Occupy Central y otras actividades ilegales a través de ninguna medida", dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying.
"El gobierno central está firmemente en contra de cualquier actividad ilegal que destruya la ley y la sociedad pacífica en Hong Kong", se explayó Hua.
El gobierno chino también expresó su "completa confianza" en que el gobierno de Hong Kong logrará controlar la situación. Medios chinos, como el diario Global Times, rechazaron comparaciones entre esta protesta y el movimiento democrático duramente reprimido en 1989. "China no es la misma nación que hace 25 años", indicó el periódico. La ex colonia británica funciona como un territorio autónomo bajo la premisa de "un país, dos sistemas".
En un discurso televisivo, el primer ministro de la metrópolis, Leung Chun-ying, llamó a los siete millones de habitantes a la calma y el orden. También desmintió los rumores según los cuales había pedido ayuda al Ejército Popular chino. Leung llamó sin éxito a los manifestantes a irse a casa. "No queremos ningún caos en Hong Kong", añadió.
A lo largo de ayer fue creciendo el número de manifestantes. Debido a que muchos de ellos portaban paraguas para protegerse del gas lacrimógeno y el gas pimienta, pero también del sol, algunos llaman "revolución de los paraguas" al movimiento.
Al parecer, para tranquilizar la situación, la policía anunció que retiraba a las fuerzas especiales antidisturbios. Como argumento, alegó que los manifestantes se comportaban de manera pacífica. Hacia la noche, la presencia policial se vio fuertemente reducida.
Durante la noche del domingo la policía avanzó en forma violenta con gas lacrimógeno, bastones y sprays de pimienta para tratar de dispersar a los ciudadanos, sin éxito. Al menos 70 personas resultaron heridas desde el viernes. La policía disparó 87 veces gas lacrimógeno. «
tiempo argentino
 

Jorge II

Serpiente Negra.
#9
Por más entrenamiento que tengan de los servicios estadounidenses ( ya que personalmente norteamericanos pueden ser los Estadounidenses, Canadienses, Mexicanos,) los chinos van a ir con una poderosa fuerza para aplastar estas manifestaciones ( personalmente estoy de acuerdo de que ellos tienen que elegir a sus autoridades, incluso en a China misma tiene que tener una democracia no digo al estilo USA pero que puedan elegir a sus gobernantes), ahi ni los estadounidenses, ni la OTAN se van a meter porque es un territorio chino con características diferentes pero chino al fin. Si eso ocurre las economías europeas directamente se funde, la de USA se golpea bastante.
 

Daishi

Colaborador
#10
Los boquiabiertos turistas chinos


Xiaoyu y sus amigos llegaron a Hong Kong ayer 1 de octubre, día nacional de China. La festividad es una de las escasas oportunidades que tienen los chinos de tomar varios días de vacaciones seguidos y poder viajar. La excolonia británica ha venido siendo uno de sus destinos favoritos, tanto por su relativa cercanía como por los precios más baratos a los que se venden los productos importados. Lo que ellos no se esperaban era que su primer viaje a Hong Kong coincidiera con la campaña de desobediencia civil convocada por el movimiento Occupy Central.

Una vez salidos de la terminal de tren de Hung Hom, que conecta Hong Kong con la provincia de Cantón, ya encontraron los primeros problemas: tomar un taxi les obligaría a dar un rodeo enorme para llegar a su alojamiento, dado que gran parte del centro está ocupado por los manifestantes. Tomar el metro les haría acarrear su equipaje cuesta arriba hacia las faldas de las colinas del distrito Mid Levels. Al final la decisión fue fácil: ningún taxista quiso llevarlos.

Los estudiantes dan un ultimátum al jefe del Gobierno de Hong Kong
Ellos representan al grueso de los turistas chinos, audiencia de periódicos y canales de televisión locales sin acceso a redes sociales ni fuentes de información internacionales, bloqueadas en la China continental. Cercados por la “gran muralla cibernética” y la censura, desconocen casi por completo la situación en esta excolonia que ahora tan orgullosamente consideran suya.

Si de algo han llegado a enterarse es, a lo sumo, de la creciente tensión que existe entre los locales y los visitantes del continente, reportajes sí permitidos por la censura china. Hasta hace dos años, los medios continentales enfatizaban obsesivamente el lado positivo de las relaciones entre Hong Kong y el resto del país, pero el alza en el volumen de “informes negativos” (en la jerga oficial) es aparente.

No contribuye al entendimiento mutuo el hecho de que desde el 28 de septiembre, la plataforma WeChat, una aplicación móvil que permite chatear en privado y compartir texto e imágenes en un muro al estilo de Facebook, haya estado bloqueando de forma sistemática las imágenes publicadas por usuarios de Hong Kong. Esa tarde la policía lanzó 87 unidades de gas lacrimógeno sobre decenas de miles de manifestantes. El muro de WeChat se venía perfilando como la alternativa a Weibo, red social china al estilo de Twitter y víctima de una censura cada vez más rigurosa.

el impacto económico real de Occupy sobre esta semana de oro del turismo chino, pero una caminata por las calles de Central o Wanchai, adyacentes al epicentro de la ocupación y donde se concentran los bares repletos en días feriados, revela que la merma en el volumen de la clientela es palpable. Algunas tiendas en áreas ocupadas como Monkok y Causeway Bay directamente bajaron sus cortinas metálicas, y las que siguen operando también sienten la ausencia de las colas de clientes tan comunes en feriados chinos como el que comenzó ayer.

No es que la gran mayoría de los turistas haya sido ahuyentada por las protestas callejeras, ya que no estaban al tanto de ellas. Xiaoyu y sus amigos ya habían comprado sus pasajes y sacado sus visados con anticipación (hace falta visado de Hong Kong para los turistas de China continental); pero muchos turistas de último momento no pudieron viajar, simplemente, porque las agencias de viajes se negaban a ofrecer esa visita, sin dar mayores explicaciones.

EL PAIS
 
#11
Segun los medios rusos, entre ellos el super respetable Rossiya 24, los estudiantes chinos "recibieron entrenamiento de los servicos norteamericanos"
http://online.wsj.com/articles/russian-state-media-portray-hong-kong-protests-as-u-s-plot-1412103539

vviolin:rolleyes::rolleyes:
Porque es algo que jamas han intentado...

EE.UU. envió a peruanos a Cuba para impulsar a la oposición
Uno de los inexpertos jóvenes es ahora asesor del Ministerio de Educación. Todos fueron contratados por Usaid

http://elcomercio.pe/mundo/latinoamerica/eeuu-envio-peruanos-cuba-impulsar-oposicion-noticia-1747586
 
#12
Es que Acheron, vos sabes, la CIA invento un virus psicologico, mandan a dos o tres estudiantes infectados, y para cuando te diste cuenta tenes un movimiento estudiantil que esta en contra de los valerosos combatientes contra el capitalismo.
 

Jorge II

Serpiente Negra.
#14
incluso pasa con agrupaciones juveniles de poca monta, sindicatos etc etc etc y no necesariamente la CIA, sino con dinero o especias.
 
#16
No se si sera un virus de la CIA, pero en cualquier país consigues suficientes débiles mentales a buen precio para que apoyen la causa que tu quieras.

Otpor, y afines.
No habras querido decir Oplot (Оплот)? :rolleyes:
 
#17
Jajajaja, como que USA es un nenito inocente que jamás financió, entrenó, apoyó movimientos desestabilizadores o golpes de estado... Si claro, porque son incapaces, ya que son rectos, buenitos e incorruptibles...
 
#19
igual esto era sabia que iba a pasar mejoran el bienestar social y van a pedir mas les paso a todos los países industriales no le va a pasar a china? tarde o temprano china va a ser una democracia
 

Noticias del Sitio

Arriba