Notas en los medios sobre Nazismo

Shandor

Colaborador
Colaborador
Encuentran en el Ártico una base nazi secreta más de 75 años después
Expedición
Hitler había ordenado su construcción para hacer estudios meteorológicos. Hallaron más de 500 objetos de valor histórico.








Un equipo expedicionario del Parque Nacional Ártico Ruso encontró una base secreta nazi en el Artico. Hallaron más de 500 objetos de valor histórico entre las ruinas de lo que fue una base meteorológica. Hitler había ordenado su instalación para recibir informes del clima para las misiones militares. Está situada a 1000 kilómetros del polo norte. El parque nacional ha publicado un video en el que se pueden ver los restos aparecidos en el lugar, conservados por las bajas temperaturas a pesar de que la base estaba destruida.

<iframe src="https://vodgc.com/p/102/sp/10200/em...ry_id=0_468zgslk&flashvars[streamerType]=auto" width="560" height="395" allowfullscreen webkitallowfullscreen mozAllowFullScreen frameborder="0"></iframe>
La estación, llamada Schatzgraber (caza fortunas en alemán), estuvo en servicio entre 1943 y 1944, y fue demolida durante los años cincuenta.

De acuerdo con los descubrimientos, la mayoría de los objetos de metal se encontraron oxidados, pero el resto terminó protegido por el frío.

La mayoría de estos artefactos, principalmente de cuero y plástico, mostraban la esvástica, y fueron abandonados durante la evacuación de la isla de Alexandra.
clarin
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Un Hitler adicto, al frente de ejércitos drogados
Historia

Un estudio del periodista alemán Norman Ohler arroja nueva luz sobre el rol de los estupefacientes en la vida del líder nazi y entre sus tropas.

Adolf Hitler invita a la conspiranoia. Por culpa de la naturaleza tenebrosa del dictador la rumorología sobre el tema se halla siempre en un estado febril. Todos ustedes han escuchado rumores sobre la vida sexual del Führer: que si tenía un solo testículo (un rumor tan popular que acabó en canción infantil), que si era un “coprófilo impotente” (un bulo de chocante eficacia que les coló Otto Strasser, uno de los primeros ERE del partido, a los aliados)... Nada de eso es cierto. Hitler era sólo un heterosexual gazmoño con dos testículos. Bonitos o feos, jamás lo sabremos.

No sucede lo mismo con la drogodependencia del tirano. Las primeras biografías fiables del Führer coincidían en que había sido “adicto a la medicación” y que “tomaba drogas incesantemente” (Joachim C. Fest en Hitler). Trevor-Roper, en Los últimos días de... advertía que su médico personal desde 1936, el “odioso” doctor Morell, tuvo un papel clave en el hábito de Hitler, que lo “inyectaba a diario” y que durante una época empleó en su paciente 28 drogas distintas (“narcóticos, estimulantes y afrodisíacos”). Trevor-Roper ponía énfasis en las “píldoras del doctor Koester” (con estricnina y belladona) y apostillaba que “el control de Morell sobre la vida de Hitler durante los últimos seis meses fue casi absoluto”.

Ian Kershaw desmintió esos puntos de vista en su (casi) definitiva Hitler, afirmando que “Morell y sus medicamentos no eran una parte importante” de la ecuación y que “no puede demostrarse que Hitler tomase anfetaminas”. Confundiendo causa con efecto, Kershaw concluía que, tras el atentado de 1944, “las fuertes dosis diarias de pastillas e inyecciones no podían hacer nada para evitar el deterioro (...) de Hitler”.

Un nuevo estudio del periodista alemán Norman Ohler, El gran delirio: Hitler, drogas y el III Reich, demuestra que eran precisamente esas inyecciones las que causaron el deterioro de Hitler, y que este estuvo artificialmente estimulado cada día desde 1940 hasta el día de su muerte. Y Adolf no era de los que se metía sin invitar. Alemania entera era one nation under a groove. “Un pueblo colocado con la droga del pueblo”.

¡Acieeed Heil!

Norman Ohler ha excavado en fuentes vírgenes (o ignoradas): el dietario personal de Theo Morell, los laboratorios Temmler o el Archivo Militar Federal de Alemania. El resultado son unos hallazgos que reescriben la historia del nazismo y la Segunda Guerra Mundial, alterando para siempre nuestra comprensión de ella. Tras leer a Ohler uno se pregunta cómo tardamos tanto en atar cabos. La Alemania de los años veinte era una gigantesca rave de ingesta galopante y afters en forma de territorios anexionables. En 1926 el país era líder mundial de exportación de heroína (Bayer la sintetizó en 1897), y dominaba el 80 % del mercado mundial de la cocaína (“cocaína Merck”, famosa por su pureza).

En 1937 Fritz Hauschild, de Temmler, sintetizó la metanfetamina, que se comercializó con el nombre de Pervitin. Los nazis, expertos en rogar a Dios y arrear con mazo, vieron en aquel medicamento mágico una antidroga multiuso que sustituía el “morfinismo” del “judío intelectual de la gran ciudad”, y que a la vez contrarrestaba la “denegación del rendimiento” del pueblo. El Pervitin se vendió como churros (incluso salieron al mercado bombones de meta) y a partir de 1939 empezaron a considerarse sus aplicaciones militares.

Mirá también: Así era el despacho en el que murió Hitler

El “decreto sobre sustancias despertadoras” del 17 de abril de 1940 tenía nombre de elepé de Future Sound of London y ratificaba la apuesta de Ranke por una droga química, empujando hacia un uso regulado de la sustancia. La posología que se recomendó a las tropas fue de pastilla diaria, dos “para prevenir” por la noche y, “en caso necesario, una o dos más cada tres o cuatro horas”. Para aquellos de ustedes que no hayan probado el MDMA, esa cantidad es lo que el psiconauta Terence McKenna calificaría de “dosis heroica”.

Mirá también: Encuentran en el Ártico una base nazi secreta más de 75 años después

El gran misterio de Dunquerque (¿por qué la Wehrmacht detuvo su avance majara y permitió que los aliados evacuaran la zona?) goza hoy de una explicación plausible: Göring, loco y opiómano, convenció a Hitler de que aquellos dos drugstore cowboys de los pánzers no podían llevarse el mérito, y que convenía culminar la ofensiva occidental con una victoria aérea (que sólo tenía sentido en su deslavazada mente de crackhead). Göring, que decía que “controlaba” pero ya hacía tiempo que había pasado el Rubicón yonqui, metió la pata y Alemania perdió su única oportunidad de vencer. Desde ahí fue todo descenso, como en la peor resaca de éxtasis de la historia, por mucho que esta Mákina Total nacionalsocialista continuase experimentando con cócteles de fármacos para submarinos de bolsillo u operaciones aéreas. Como el famoso D-IX, un speedball de tal potencia (5 mg de oxicodona, 5 de cocaína y 3 de metanfetamina) que producía “parálisis paulatina del sistema nervioso central” y obstaculizaba más que contribuía al esfuerzo de guerra.

El paciente A.:

Hoy sabemos que el destino del pueblo alemán estuvo durante casi quince años en las manos de un mostrenco que iba más puesto que Peter Tosh el día de la independencia de Jamaica. La culpa de todo ello, leemos, fue del doctor Morell, un tío repugnante incluso para estándares del Reich, donde la competición sarnosa era dura. Definido como “curandero” tiralevitas, incapaz, pomposo (la SS le prohibió que vistiera de uniforme, tras ver que el medicucho se paseaba por ahí con un machihembrado de fantasía castrense), cobarde y pesetero (“su único Dios era la riqueza”), Morell se había hecho famoso en el demimonde berlinés por sanar enfermedades venéreas, y entró en contacto con el Führer tras tratarle a Heinrich Hoffman, reportero gráfico del NSDAP, una “enfermedad delicada” (gonorrea). Cuando Hoffman, agradecido y con el pene en estado de revista, invitó a Morell a una cena en su palacete, allí estaba el mismísimo caudillo. Hitler, ávido de una cura para sus “flatulencias atroces” (sic), secuestró a aquel matasanos “de hablar poco articulado y con las costumbres higiénicas de un cerdo” (Trevor-Roper dixit) para su residencia alpina. Desde entonces y hasta la muerte del dictador, aquella figura “mofletuda”, con “nariz de patata” y “sudor constante” sería inseparable de Hitler, en una simbiosis que tenía trazas de posesión infernal.

Las consignas eran: eliminación inmediata de los síntomas del “Paciente A.”, como llamaba Morell a su cliente, y “restablecimiento inmediato” del jefe de Estado. Un plan ideal para Morell, quien en todo caso no hubiese sabido tratar a su paciente de un modo hipocrático, y quien empezó a utilizar una política de bufet libre de jeringazos. Morell acompañó a Hitler a la Guarida del Lobo cuando empezó la ofensiva oriental en 1941 y el líder sufría un ataque de cagarrinas, y aplicó sus inyecciones. En 1943, cuando el paciente A. padecía un terrible estreñimiento, aplicó nuevas inyecciones. La célebre anotación “inyección como siempre” aparece a diario en los cuadernos de Morell desde verano de 1943.

¿Qué había en aquellas jeringas? Las 28 drogas que mencionaban los viejos biógrafos y un notable hallazgo: Eukodal (oxicodona). Un opioide tumba-mulas que doblaba en efecto analgésico a la morfina y cuya sensación de bienestar tóxico era muy superior al de la heroína. Y no dejaba KO.

Mirá también: Revelan una autobiografía hasta ahora desconocida de Hitler, anterior a "Mi Lucha"

Por supuesto, no hay yonquis longevos. Todo el esta-sí-esta-no le acabó pasando factura a Adolf, quien a comienzos de 1945 ya era un despojo incurable. Dejó los estimulantes en enero (los suministros de Eukodal se agotaron), y entró en un brutal síndrome de abstinencia que le incapacitaría del todo para el mando. En abril de 1945 despidió a Morell (inútil camello sin producto), que procedió a volverse loco de inmediato y ni siquiera fue capaz de declarar en Núremberg (murió demente en 1948). Y ustedes ya saben lo que sucedió el 30 de abril en el búnker: Hitler se suicidó con ácido dianhídrico y un tiro en la cabeza, tras haber sumido a un mundo entero en la oscuridad.

Hoy vemos que todo aquello no fue un “triunfo de la voluntad”, sino el efímero subidón de un superyonqui. Las sustancias adictivas quizás no descarriaron a Alemania, pero, como resume Ohler, aceleraron un hundimiento que ya estaba predestinado de fábrica
clarin
 
Un Hitler adicto, al frente de ejércitos drogados

Hitler judío, Hitler homosexual, Hitler enano, Hitler impotente, Hitler comunista... Hitler drogadicto es buena, nueva, divertida y ademas es original. aplausosmanos

Tengo una! Hitler manicero. El titulo seria: Recientes investigaciones han determinado que hitler podría haber sido manicero.

Gigliotti
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Una nueva investigación revela cuándo, cómo y dónde murió Alois Brunner, criminal nazi y "mano derecha" de Adolf Eichmann
La revista francesa XXI citó el miércoles a tres agentes de seguridad que lo custodiaron durante su exilio en Siria. “La investigación es perfectamente verosímil”, dijo Serge Klarsfeld, el historiador que fue una de sus víctimas y que lo persiguió durante gran parte de su vida

Brunner deportó a decenas de miles de judíos a una muerte segura en los campos de exterminio y dirigió el campo de Drancy, cerca de París
El criminal nazi Alois Brunner, mano derecha de Adolf Eichmann, murió en un calabozo en Damasco en 2001 a los 89 años, según una nueva investigación publicada el miércoles.

Nacido en 1912, Brunner era juzgado responsable del asesinato de 130.000 judíos de Europa, fue juzgado in absentia en 1954 y en la posguerra se había refugiado en la Siria del presidente Hafez al Assad, padre del actual mandatario Bashar al Assad.


En un principio fue dado por muerto en 1992 por el historiador y cazador de nazis de origen rumano Serge Klarsfeld, que había pedido en vano al régimen sirio que lo expulsara en 1982.


Una foto de Brunner en edad avanzada durante su exilio en Siria
Pero en 2014 el Centro Simon-Wiesenthal afirmó que el criminal de guerra austríaco que tuvo a su cargo el campo de concentración de Drancy, cerca de París, había muerto en Damasco en 2010.

La investigación publicada el miércoles por la revista francesa XXI se basa en tres testimonios de agentes de seguridad sirios que tenían a cargo la seguridad de Brunner. Uno de ellos, Abu Yaman, aceptó dar su nombre desde su refugio en Jordania.

De acuerdo a las tres fuentes, el "mejor hombre" de Eichmann pasó sus últimos años encerrado en un calabozo debajo de una residencia habitada por civiles.


El capitán austríaco de las SS nació en 1912 en Nádkút, Hungría, que por entonces era parte del imperio Austro-húngaro
Tras su muerte, en diciembre de 2001, Brunner recibió un funeral musulmán y fue enterrado discretamente en el cementerio de Al Affif, en Damasco.

El nazi, temido por sus masivas deportaciones de judíos austríacos, eslovacos y franceses a los campos de exterminio, se hacía llamar Abu Hosein y hasta el final no renegó de sus brutales crímenes. Según XXI, recibió arresto domiciliario en 1989 y un año después fue escondido en un calabozo por "razones de seguridad".


Brunner, juzgado in absentia por la muerte de 130.000 judíos, fue la “mano derecha” y “el mejor hombre” del criminal de guerra Adolf Eichmann, en la foto
Vivió, sin embargo, de forma miserable: "Estaba muy cansado, muy enfermo. Sufría y gritaba mucho, todo el mundo le oía", explicó uno de sus guardias bajo el pseudónimo de Omar. "Tenía derecho a una ración minúscula, algo infame, un huevo o una patata, tenía que elegir. No podía ni lavarse", agregó.

"La investigación de XXI es perfectamente verosímil. Han interrogado a alguien que lo conoció muy de cerca", dijo Klarsfeld, que fue arrestado por Brunner en 1943 y cuyo padre fue asesinado en Auschwitz. "Nos satisface saber que vivió mal", agregó.

Con información de AFP
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Murió a los 106 años la secretaria de Joseph Goebbels, ministro nazi de Propaganda

Brunhilde Pomsel falleció el pasado 27 de enero, Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto

Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Una "casualidad interesante", como señaló Christian Krönes, uno de los directores del documental "A German life", de la productora BlackBox.

Krönes explicó que Pomsel falleció a los 106 años de edad y que, aunque no tenía familiares, un grupo de amigos, gente joven, se ocupaba de ella.

Su historia

Ejerció como secretaria, taquígrafa y mecanógrafa del ministro de Propaganda, al que recordaba en esa cinta como una persona con encanto e increíblemente vanidoso, que cuidaba cada detalle de su apariencia.

Pese a haber trabajado estrechamente con uno de los principales jerarcas nazis, Pomsel aseguraba en esa película que no tuvo constancia de los asesinatos masivos cometidos por el régimen.

"No supimos nada", afirma en uno de los momentos de ese documental.

Pomsel pasó los últimos días de la guerra en 1945 en el búnker situado bajo la Cancillería, donde vivió las últimas horas de Adolf Hitler y de Goebbels, que se suicidó junto a su esposa, Magda, tras envenenar a sus seis hijos.

Ella fue hecha prisionera por las tropas soviéticas y tras cumplir cinco años de cárcel se reincorporó a la vida laboral en Alemania como secretaria.

Pomsel estaba considerada uno de los últimos testigos del régimen nazi.

Agencia EFE
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Será subastado el teléfono personal de Adolf Hitler
El aparato es considerado por algunos como “un arma de destrucción masiva” porque fue el medio por el que el líder nazi dio muchas de sus órdenes
18 de febrero de 2017

(AP)
Una casa de subastas de Maryland puso a la venta el teléfono personal que Adolfo Hitler usaba en sus viajes.

Bill Panagopulos, de Alexander Historical Auctions, dice que los soldados rusos de la ocupación le dieron el teléfono al brigadier sir Ralph Rayner durante una visita al bunker de Hitler en Berlín.


(AP)
Ahora, el hijo de Rayner ha puesto a la venta el teléfono rojo, el cual tiene un grabado en la parte trasera que muestra el símbolo del Partido Nazi y el nombre de Hitler.


(AP)
Se calcula que el valor del aparato oscila entre 200.000 y 300.000 dólares, y Panagopulos dice que las pujas comenzarán a partir de 100.000 dólares el fin de semana.

Él considera el teléfono un "arma de destrucción masiva", ya que las órdenes que Hitler dio a través de él cobraron muchas vidas.


(AP)
Dice que el vendedor y la casa de subastas esperan que vaya a parar a un museo, donde la gente que lo vea "comprenda realmente lo que el pensamiento fascista extremo puede traer consigo"
infobae
 

fepago

Colaborador
Será subastado el teléfono personal de Adolf Hitler
El aparato es considerado por algunos como “un arma de destrucción masiva” porque fue el medio por el que el líder nazi dio muchas de sus órdenes
18 de febrero de 2017

(AP)
Una casa de subastas de Maryland puso a la venta el teléfono personal que Adolfo Hitler usaba en sus viajes.

Bill Panagopulos, de Alexander Historical Auctions, dice que los soldados rusos de la ocupación le dieron el teléfono al brigadier sir Ralph Rayner durante una visita al bunker de Hitler en Berlín.


(AP)
Ahora, el hijo de Rayner ha puesto a la venta el teléfono rojo, el cual tiene un grabado en la parte trasera que muestra el símbolo del Partido Nazi y el nombre de Hitler.


(AP)
Se calcula que el valor del aparato oscila entre 200.000 y 300.000 dólares, y Panagopulos dice que las pujas comenzarán a partir de 100.000 dólares el fin de semana.

Él considera el teléfono un "arma de destrucción masiva", ya que las órdenes que Hitler dio a través de él cobraron muchas vidas.


(AP)
Dice que el vendedor y la casa de subastas esperan que vaya a parar a un museo, donde la gente que lo vea "comprenda realmente lo que el pensamiento fascista extremo puede traer consigo"
infobae
ese águila es re falso, después se confirmo la falsedad del objeto.

un régimen totalitario es mayormente obsesivo con la simbología y sellados. colga o pinta un feo cuadro de Stalin, dibuja a Mao Ste Tung señalando en la dirección incorrecta y zacate!!
 

Barbanegra

Colaborador

Alemania: Acusan a exguardia de campo de exterminio nazi
Un exguardia del campo de exterminio de Majdanek en la Polonia ocupada por los nazis ha sido acusado de complicidad en el asesinato de al menos 17.000 judíos, dijo la fiscalía de Francfort el viernes.

El hombre de 96 años, cuyo nombre no fue dado a conocer bajo las normas alemanas de privacidad, presuntamente fue guardia en el campo en las afueras de Lublin, Polonia, entre agosto de 1943 y enero de 1944, cuando se perpetraron los asesinatos.

La fiscalía alega que como soldado de la división Calavera de las SS, el hombre montaba guardia en las torres perimetrales del campo.

“De acuerdo con todas las pruebas conocidas, el sospechoso, tanto como todos los demás miembros de las SS en el campo, estaba al tanto del asesinato en masa cruel y sistemático”, dijo la fiscalía en un comunicado.
El acta de acusación dic
e que el hombre apoyó la llamada Operación “Erntefest” _Festival de la Cosecha_ el 3 de noviembre de 1943, cuando 17.000 presos judíos de Majdanek y otros que realizaban trabajos forzados en los alrededores de Lublin fueron fusilados en fosas en torno al campo. Mientras tanto, los altoparlantes de Majdanek disimulaban el ruido de los disparos con música.

El acusado “en su función de guardia del perímetro y guardia de torre colaboró consciente y deliberadamente con las matanzas”, dijo la fiscalía.
No se ha fijado fecha para el juicio.

Pasados más de 70 años de la Segunda Guerra Mundial, los fiscales alemanes siguen iniciando juicios a sospechosos de crímenes de guerra nazis. Debido a la edad de los sospechosos, la tarea se vuelve cada vez más difícil, pero en los últimos años los fiscales han logrado algunas condenas notables.

AP
 

Julian5000

Colaborador
En cualquier momento encuentran el esqueleto del ovejero de Adolfo con la llave de la V2 nuclear colgada en el cuello...
Se dice que el can tenía instrucciones precisas de llevarle dicha llave al portero del último refugio del último cohete a último momento para desatar el acabóse cuando la cosa se pusiera fea.
El MI5 los garcó porque consiguió una perra en celo que lo distrajo y el mismo murió abotonado sin cumplir su mortal misión.
Los restos de la perra fueron recuperados por fuerzas rusas y están sepultados en las afueras de Chernobyl.
No es joda..., hay pruebas irrefutables..., en Chernobyl.
 

Nopelovic

Guardián de los Sótanos
Colaborador
En cualquier momento encuentran el esqueleto del ovejero de Adolfo con la llave de la V2 nuclear colgada en el cuello...
Se dice que el can tenía instrucciones precisas de llevarle dicha llave al portero del último refugio del último cohete a último momento para desatar el acabóse cuando la cosa se pusiera fea.
El MI5 los garcó porque consiguió una perra en celo que lo distrajo y el mismo murió abotonado sin cumplir su mortal misión.
Los restos de la perra fueron recuperados por fuerzas rusas y están sepultados en las afueras de Chernobyl.
No es joda..., hay pruebas irrefutables..., en Chernobyl.

Venía como la mona en la mañana, pero me sacaste una sonrisa.....:p
 

Barbanegra

Colaborador

Muere el ex SS Oskar Gröning, conocido como el "contable de Auschwitz"
El "contable de Auschwitz", el alemán Oskar Gröning, ha muerto a los 96 años, ha anunciado este lunes su abogado, citado por distintos medios alemanes.

Un portavoz de la fiscalía de Hannover, Oliver Eisenhauer, ha dicho a la AFP haber sido informado de la muerte de Gröning por su abogado, aunque no pudo confirmar oficialmente el fallecimiento de ese hombre condenado a cuatro años de cárcel en 2015 por complicidad en la muerte de 300.000 judíos.

"Lo único que tenemos es una carta de su abogado según la cual habría fallecido", declaró Eisenhauer, que aseguró "no disponer todavía" de un certificado de fallecimiento, un documento que debe ser entregado por el ayuntamiento a las autoridades judiciales y cuya emisión puede tardar unos días.

Según el semanario alemán Der Spiegel, el exmiembro de las SS murió el viernes en el hospital.

Gröning es uno de los últimos nazis juzgado por sus actos durante la Segunda Guerra Mundial, más de 70 años después del final del conflicto.

A finales de 2017, la justicia alemana ordenó su encarcelamiento, después de que el anciano tratara en vano de sortear la detención presentando un recurso ante el Tribunal Constitucional, alegando su mal estado de salud.

"Falta moral por su papel de contable"
Durante su juicio, había pedido perdón y reconocido una "falta moral" por su papel de 'contable' del campo de exterminio nazi de Auschwitz. "Nunca he hallado la paz interior", confesaba a finales de 2014 al diario Hannoverische Zeitung, unos meses antes de la apertura del proceso.

Gröning nació en 1921 cerca de Bremen (norte) en una familia nacionalista atormentada por la derrota bélica. Quedó huérfano de madre con cuatro años y se crió con su padre, un obrero miembro del grupo paramilitar Der Stahlhelm. Integró las juventudes de Stahlhelm y vivió en un entorno belicoso y antisemita.

Como le interesaban más las cifras que las armas, Gröning ocupó un puesto administrativo nada más entrar en las SS y en 1942 fue destinado a Auschwitz, en la Polonia ocupada, para recoger los billetes de los deportados y enviarlos a Berlín.

"Vi prácticamente todas las divisas del mundo"
"Vi prácticamente todas las divisas del mundo", explicaba el exnazi, encargado de separar los zlotys de los dracmas, florines o liras, mientras que sus propietarios morían en las cámaras de gas, ejecutados, de hambre o por malos tratos.

El joven apoyó el principio del exterminio, "un instrumento para librar la guerra con métodos avanzados". Pero cuando vio a un soldado matar a un bebé lanzándolo contra la pared de un vagón pidió su traslado al frente.

Rechazaron su solicitud, y también dos posteriores. El soldado acabó por aclimatarse. El día a día era mejor que en el frente, los soldados jugaban a las cartas y bebían mucho alcohol. Cuando estaban borrachos apagaban las luces a disparos.

Después de la guerra regresó a su región natal. Se casó, tuvo dos hijos y trabajó en una vidriería. Ya jubilado, en 1985, resurgió su pasado cuando un miembro de su club filatélico le confió una obra negacionista, lamentando la prohibición de contestar el Holocausto.

La iniciativa sacó de quicio al Gröning, que devolvió el libro con un comentario escueto: "Estuve allí, todo es verdad". Escribió una memoria de 87 páginas para sus familiares y en 2003 declaró en un documental de la BBC y en la prensa alemana.

http://www.huffingtonpost.es/2018/0...l-contable-de-auschwitz_a_23384135/?ncid=yhpf
 

Barbanegra

Colaborador

EEUU entrega a Alemania al ex guardia de un campo de concentración nazi
Alemania aceptó este martes recibir a un ex guardia de las SS de 95 años que estuvo empleado en un campo nazi de trabajos forzados donde más de 6.000 personas fueron asesinadas, después de que Estados Unidos lo expulsara tras retirarle la ciudadanía.

Nacido en Polonia, Jakiw Palij vivía desde 1949 en Nueva York, tras haber trabajado como asistente de las SS en el campo de Trawniki en 1941.

Palij llegó este martes por la mañana al aeropuerto de Düsseldorf, y fue trasladado a un centro de cuidados geriátricos cerca de Münster, según la prensa alemana, que duda que el hombre pueda ser juzgado algún día.

"Con la admisión de Palij, el Gobierno federal envía una señal clara de la responsabilidad moral de Alemania", afirmó a la AFP un portavoz del Ministerio alemán de Relaciones Exteriores.

"La obligación que deriva de nuestra historia implica la aceptación [del pasado] y un debate honesto sobre los crímenes del régimen de terror nazi", declaró el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, al diario 'Frankfurter Allgemeine'. "Nosotros asumimos la responsabilidad hacia las víctimas del nacionalsocialismo así como hacia nuestros socios internacionales", añadió.

El lunes, durante un viaje a Polonia, el ministro calificó el antiguo campo de exterminio de Auschwitz como "el peor lugar del mundo", y recordó la responsabilidad de los alemanes que lo crearon "no terminará nunca".

Palij emigró en 1949 a Estados Unidos y obtuvo la nacionalidad estadounidense ocho años más tarde. Pero en 2003, un juez federal se la retiró porque mintió sobre su pasado en las SS. El fiscal estimó que Palij, como guardia del campo de concentración evitó que los prisioneros se escaparan y "contribuyó directamente a su masacre", algo que él niega.

Estados Unidos intentó varias veces sin éxito expulsarlo a Polonia, a Ucrania (donde se encuentra actualmente su ciudad de nacimiento, que en aquella época era polaca) y a Alemania.

Berlín se negó entonces a recibirlo porque el hombre no tenía la nacionalidad alemana. Asimismo, un tribunal alemán abrió una investigación preliminar en 2015 por este caso y luego lo cerró por falta de pruebas suficientes.

El ex guardia de las SS fue blanco de varias manifestaciones en su contra en Estados Unidos y en los últimos años las protestas eran cada vez más frecuentes delante de su casa en Nueva York.

Justicia tardía
"Palij mintió sobre el hecho de ser nazi y se quedó en Estados Unidos durante décadas. Su expulsión envía un mensaje fuerte: Estados Unidos no tolera a aquellos que facilitaron los crímenes nazis y otras violaciones de derechos humanos y no encontrarán refugio en suelo americano", dijo por su parte en un comunicado la Casa Blanca.

El campo especial de Trawniki, abierto en septiembre de 1941, cerró a finales de 1943 después que las unidades de las SS mataran a todos los prisioneros, unos 6.000 judíos.

Alemania ha juzgado y condenado en los últimos años a varios ex integrantes de las SS por complicidad en asesinatos, entre ellos John Demjanjuk, Reinhold Hanning y Hubert Zafke, pero hasta ahora ninguno ha ido a la cárcel por razones de salud.

El último caso fue el de Oskar Gröning, conocido como el "contable de Auschwitz", que murió en marzo a los 96 años de edad justo antes de ser encarcelado.

http://www.elmundo.es/internacional/2018/08/21/5b7c28fde5fdea3e718b45c6.html
 
Hola,
Muy buena noticia, una decisión clara y contundente , una decisión sencilla y ejemplo a seguir.
Es indecente lo ocurrido al final de la Segunda Guerra Mundial, la captación de Ingenieros y personal de alta capacitación mecánica e industrial por parte de EE.UU y la URSS para sus propios fines.

Por cierto, se debería de cambiar el nombre del título del Tema a: Noticias sobre la época Socialista de Adolf Hitler,
Parece que ponéis noticias de la época Nazi como si fuera un partido "Raro" surgido de la nada, Adolf Hitler fue el Presidente del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán, Vamos que clarito,clarito sin engañar a nadie, Me parece que los que viven auto-engañados son los Socialistas actuales que dicen que AH era de derechas.....cuando lo primero que hizo fue matarlos.
Saludos
 

Noticias del Sitio

Arriba