Ministerio de Defensa de Colombia - Noticias del GSED

Caballero Negro

Colaborador
Guatemala Compra fusiles galil a Cplombia



https://www.infodefensa.com/latam/2019/09/17/noticia-guatemala-compra-fusiles-galil-colombia.html
 

Caballero Negro

Colaborador
El negociazo que acaba de hacer Colombia con fusiles Galil fabricados por Indumil


La empresa estatal vendió 8.000 de esas armas a Guatemala, una transacción calificada por Semana como “una de las mayores ventas de armas de su historia”.

Septiembre 23, 2019 01:02 am
La revista reveló este fin de semana que la empresa estatal fabricó para el país centroamericano Galil SAR Córdova 13, calibre 5,56, cada uno por 1.290 dólares, es decir que se trata de un negocio de 10 millones de dólares, “una cifra casi inédita en las exportaciones de armas del país”.

Si bien los Galil son de origen israelí, ese país dejó de fabricarlos, por lo que Colombia (donde son el arma principal de la infantería) empezó a trabajar en mejorarlos “hasta el punto en que Indumil empezó a venderles repuestos a los propios israelíes”, agrega la publicación.

“El hecho de que Colombia hoy esté desarrollando y modernizando los Galil […] abre una ventana de oportunidad. Los cuerpos policiales en México, Costa Rica u Honduras, y los militares de Portugal y Sudáfrica aún utilizan estos fusiles”, sostiene Semana.


Además, el negocio con Guatemala se suma a la “mayor venta en la historia” de indumil: un contrato con Emiratos Árabes en 2017 y hecho efectivo el año pasado por el que la empresa estatal colombiana recibió 22,4 millones de dólares como pago por bombas MK 81 de 250 libras y MK 82 de 500 libras, lanzables desde aviones, precisa la revista.

“El negocio con los Emiratos Árabes impulsó las exportaciones bélicas colombianas a su punto máximo, 68.000 millones de pesos, frente a los 8.400 de 2017”, sigue la publicación. “Sumando los cuatro años anteriores, esos ingresos no alcanzan ni a la mitad de lo logrado el año pasado. Y con la reciente venta de los fusiles a Guatemala, Indumil podría conseguir un resultado similar este año”.

Sin embargo, las cosas no marchan de igual forma para Indumil en el mercado interno del país, porque el presupuesto del sector defensa ha caído en los últimos años y las Fuerzas Armadas, debido al desescalamiento del conflicto, disminuyen sus compras.

Informes financieros de Indumil citados por Semana dan cuenta de que “mientras que en 2014 el Ejército hizo compras por 72.000 millones de pesos, el año pasado solo llegó a 14.000 millones. La Fuerza Aérea, que en 2014 compró 7.600 millones de pesos, compró 1.187 en 2018. Es decir, las ventas de productos militares a nivel interno han dejado un hueco que se ve compensado con las recientes exportaciones”, afirma la publicación.

Pero la revista hace la salvedad en el sentido de que pese a que Indumil tiene en la fabricación de armas su línea más conocida, su verdadero negocio ha estado en la minería y la infraestructura: de los 585.000 millones en ingresos que tuvo el año pasado, solo el 15 % corresponde a productos militares.

“En ese periodo, a Indumil le entraron 250.000 millones de pesos por vender emulsiones y materiales como el Anfo a 19 empresas como Cemex o Argos, que lo usan para explotar canteras o para la minería a cielo abierto”, explica la publicación. “Los negocios con el sector de la infraestructura […] les significaron 42.500 millones de pesos, impulsados por el comienzo de nuevas concesiones viales de cuarta generación”.
https://www.pulzo.com/amp/economia/colombia-vende-8000-fusiles-galil-guatemala-PP771619
 
Las Fuerzas Armadas Colombianas y su lento proceso de construcción de capacidades mínimas disuasivas - Noticias Infodefensa América

Revista Defensa Infodefensa.com


Informe especial



Fotos: Infodefensa.com

24/06/2020 | El Carmen de Bolívar

Erich Saumeth

En medio de la pandemia del Covid-19 y las consecuencias que en todos los ámbitos ha generado, las Fuerzas Armadas Colombianas se avocan a otro período de fuertes restricciones presupuestarias que dificultarán aún más sus incansablemente postergados, cuando no recortados, procesos de construcción de capacidades mínimas disuasivas.

Es así que, para el presente 2020, las Fuerzas Militares cuentan con un total de 266.606 efectivos (Ejército, Fuerza Aérea y Armada), a los que se suman 185.000 policías y 23.513 civiles que trabajan en el sector defensa, para un total de 452.446 miembros.

Estas cifras revelan ya el inicio de un descenso del pie de fuerza de esta nación, que en 2017 contaba con 291.771 efectivos disgregados en el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada, más 190.443 policías y 23.993 civiles, contabilizando en ese entonces un total de 482.154 miembros, evidenciandose entonces una reducción del 6,1% en tres años.

Esta contracción se da en medio de un creciente accionar delictivo de la insurgencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN), de las reincidencias de las Farc-EP y de los grupos armados organizados (GAO), entre ellos el Clan del Golfo así como de los grupos delincuenciales organizados (GDO), todos los anteriores dedicados casi que exclusivamente al narcotráfico y al terrorismo.

A estas amenazas internas se suman constantes tensiones fronterizas que se traducen en intimidaciones por parte de sectores políticos reaccionarios de países vecinos, cuyas Fuerzas Armadas realizan también persistentes ejercicios militares y que además se han destacado por una tendencia –casi que histórica- de violaciones a los espacios aéreos y terrestres colombianos, sin justificaciones algunas.

Ante este panorama, el Ministerio de la Defensa de Colombia proyectó una serie de recursos para el presente año tasados en aproximadamente 10.371 millones de dólares, de los cuales 10.081 millones -casi el 97.7%- vienen siendo destinados a gastos de funcionamiento, mientras que solo unos restantes 294 millones de dólares (2.3%) estarían disponibles para inversión o compra de nuevos sistemas y equipos.
De esos escasos 294 millones, 61 fueron asignados al Ejército, 46 a la Fuerza Aérea y otros 46 a la Armada, esperándose que estas cifras fueran efectivamente invertidas en la adquisición de los tan necesitados nuevos medios.

De hecho, y en sus justificaciones, el Ministerio de la Defensa aseguraba que con estos recursos buscaba (o busca) fortalecer el control territorial, el mantenimiento de los niveles de alistamiento y fortalecer su política de defensa y seguridad nacional.

Promesas financieras

Siendo entonces consecuentes con estas "promesas" financieras, las diferentes fuerzas realizaron la labor de presentar una serie de proyectos y programas con el fin de renovar, modernizar, actualizar, reemplazar o mantener sistemas y medios, ampliamente justificados (tanto por esas amenazas internas como externas) y soportados en estudios de factibilidades económicas.

Pero la realidad ha chocado –y fuertemente- con los deseos y aspiraciones del conjunto de las Fuerzas Militares. En este sentido, el Ministerio de Hacienda ha sido reiterativo a lo largo del último lustro, luego de establecidos los rubros de inversión para el sector defensa, en comenzar desde el inicio de las nuevas vigencias fiscales, con un proceso sistemático de recortes –cuando no bloqueos- de los mismos, aduciendo diversas razones, todas fundamentadas en últimas a la no disponibilidad de recursos para los fines previamente concertados y contrarios a los discursos y justificaciones del ministro de Defensa de turno.

Todo esto viene generando consecuencias contrarias a los planeamientos estratégicos de las Fuerzas, en momentos de un acelerado rezago tecnológico como consecuencia del fin –a pesar de las extensiones continúas- de la vida útil de diversos sistemas y de la falta de materialización de los proyectos que desde las fuerzas se plantean para la renovación de esos medios.

Es así como la Armada, a pesar de haber planteado la necesidad de adquirir once nuevos buques (de acuerdo a su Plan ya no 2030, sino 2042) se ha visto en la obligación de reprogramar fechas, extendiendo en casi 12 años sus planes originales de renovación de una importante parte de sus flotillas, postergando también el inicio de su programa de Plataforma Estratégica de Superficie (PES) y reduciendo, además, el número original de embarcaciones de ocho a cinco.

Por su parte, la Fuerza Aérea insiste en la necesidad de materializar la compra de un sistema de misiles para su Sistema Integral de Defensa Aérea (Sisdan), habiendo avanzado en las conversaciones con un posible proveedor, pero sin un panorama claro en cuanto a la posibilidad de comprar una o dos baterías para tales efectos. A esto se suma el requerimiento –ya inaplazable- de ponerle fechas definitivas de retiro a sus aviones a reacción (IAI Kfir C-10/12 y Cessna A-37B), que se encuentran si no al límite, ya más allá de su vida útil.

Y en cuanto al Ejército, la institución continúa justificando, en documentos reservados, la necesidad de renovar medios y equipos y de dotar a otros con mayores capacidades de fuego, ante la imposibilidad de poder responder de manera contundente (defensivamente) ante una agresión o violación de los espacios soberanos, con el material con que dispone actualmente.

A lo anterior se suma, en la actualidad, el complejo panorama político y social que, reacio en gran medida a aceptar y justificar (o por lo menos a entender) compras de nuevos equipos, tilda de inmediato el adelanto de procesos e inversiones mayores como innecesarios y belicistas, escenario en el que la administración presidencial no tiene interés de entrar a explicar o defender.

Esto sin olvidar que desde hace dos años se pertenece en calidad de socio global a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que exige una modernización y estandarización de sistemas para poder proyectar internacionalmente las capacidades propias.
En resumen, un panorama complejo con un limitado apoyo político y financiero, con necesidades crecientes y capacidades disuasivas cada vez más escazas que, ojalá en un futuro, no se conviertan en cuentas de cobro para unas administraciones nacionales completamente de espaldas a las realidades geopolíticas y a la debida atención de la defensa de la soberanía e integridad nacional.


https://www.infodefensa.com/latam/2...struccion-capacidades-minimas-disuasivas.html
 
Almirante (r) D. Moreno (Colombia): "El GSED es un activo estratégico de la nación" - Noticias Infodefensa América

Revista Defensa Infodefensa.com



Informe especial


Viceministro de la Defensa para el GSED, almirante (r) David R. Moreno. Foto: Infodefensa.com

25/06/2020 | Bogotá

Erich Saumeth


El viceministro de la Defensa para el Grupo Social y Empresarial de la Defensa (GSED), almirante (r) David R. Moreno, ha asumido la dirección de este grupo empresarial, con una nueva visión no solo comunicacional, sino aplicando desde ya estrategias para la promoción activa de los servicios y soluciones que ofrecen las compañías que lo componen.
En este sentido, y con el fin de compartir como avanzan algunos de los más importantes proyectos de la industria de la defensa colombiana, Moreno ha conversado con Infodefensa.com, revelándonos aspectos de esa visión de desarrollo de país en la que está inmerso el GSED.

Señor Viceministro, para Colombia y en particular para su sector industrial de la defensa, ¿Cuál es la importancia que tiene el GSED y porque razones?

Este Grupo Empresarial (GSED) es un activo estratégico de la Nación, es uno de los grupos empresariales más grandes del país, emplea a más de 12.000 personas en forma directa e indirecta, está constituido por 18 entidades que ofrecen una amplia gama de bienes y servicios para atender las principales necesidades de la Fuerza Pública, constituida por las Fuerzas Militares y por la Policía Nacional. Diseñan, construyen y comercializan desde aviones de entrenamiento y aeronaves no tripuladas, hasta buques, tanto para uso de la Armada Nacional, como para atender las necesidades del mercado regional. Diseñan, fabrican y comercializan armas, municiones y explosivos, así como un sin número de elementos de uso dual, esto es, que tienen aplicación en el campo de la defensa y seguridad, como también tienen utilización en el ámbito civil.

¿Qué cifras manejan las empresas del GSED?

El año anterior manejaron en conjunto un presupuesto superior a los 12 billones de pesos, lo cual equivale aproximadamente a 1.5% del PIB nacional. Las capacidades tecnológicas que poseen varias de sus entidades permiten el apoyo a la industria nacional y son vitales para contribuir al logro de la independencia tecnológica del país. Con las exportaciones de muchos de sus productos se colabora igualmente a la seguridad y defensa de los países amigos. El GSED suple las principales necesidades logísticas del sector Seguridad y Defensa, así como ejerce la tutela sobre las entidades encargadas del bienestar de la Fuerza Pública y de su entorno familiar, tanto para el personal en servicio activo, como para aquellos que han adquirido el derecho, bien sea por ser veteranos, por ser pensionados o por tener asignación de retiro. El bienestar está constituido por aspectos tales como la salud, la recreación, la vivienda, las facilidades hoteleras, el pago oportuno de las asignaciones de retiro y el transporte aéreo, entre otras actividades.

¿De qué forma el GSED apoya, impulsa y/o promociona los productos, soluciones y desarrollos de sus empresas, es decir, de Cotecmar, Codaltec, Indumil y la CIAC?

En la estrategia de comunicaciones del Grupo Empresarial se hace un énfasis particular en la divulgación permanente de cuáles son las capacidades y cuáles son los principales productos de cada entidad, estrategia que se interioriza dentro del mismo GSED para que el apoyo primario sea ofrecido a las instituciones que conforman la Fuerza Pública, se motiva al logro de nuevos desarrollos que consideren los avances de la ciencia, tecnología e innovación y se busca unir esfuerzos y capacidades para el logro de nuevos resultados. Para su divulgación exterior se recurre igualmente a las publicaciones en revistas especializadas, se elaboran publicaciones explicativas propias de cada entidad y se participa con una alta frecuencia a los eventos de carácter nacional e internacional que estén relacionados con la naturaleza de las entidades. Dentro del mismo país se participa en campañas televisivas que muestren no solo las capacidades de cada empresa, sino que se resalta la contribución de las mismas al logro de las metas y objetivos establecidos por el Gobierno Nacional. Dentro de la estrategia de comunicaciones reviste gran importancia la labor que adelantan los agregados militares, navales, aéreos y de policía en el exterior, ya que estos tienen como una de sus tareas el divulgar y dar a conocer los logros de estas entidades.
El GSED y su énfasis en las tecnologías de uso dual

Las entidades industriales se destacan por ser pioneras en el desarrollo tecnológico de aplicación dual. En ese caso Indumil gestiona el soporte que requieren todas las empresas del grupo y las integra hacia objetivos estratégicos comunes, alineados con la visión de desarrollo del país, en el largo plazo. Indumil tiene programado participar en ferias nacionales e internacionales, como lo hizo en enero en las vegas en el Shot Show. A su vez, articula el esfuerzo de las empresas con los diferentes sectores y gremios del país, que ven en el GSED un respaldo gubernamental para fortalecer la consolidación de los negocios. Como parte de la agenda de difusión y promoción este Viceministerio apoya la participación de las entidades en ferias internacionales, adicionalmente a través de los agregados militares en las embajadas de diferentes países se ha dado a conocer los bienes y servicios de cada una de las empresas, lo cual ha permitido que empresas como CIAC S.A. se encuentre en negociaciones comerciales con la Fuerza Aérea Hondureña y de Guatemala en los productos y capacidades que ofrece la Corporación. También participa y promueve los productos y servicios de la Corporación en las actividades y encuentros del Sector Defensa en Colombia y en el exterior. Orienta e impulsa la utilización de soluciones y desarrollos de Cotecmar en aquellas zonas de alta criticidad económica y social, las cuales tienen prioridad para su integración logística y desarrollo, por parte del gobierno nacional.

En la pasada Expodefensa 2019, el viceministerio ha presentado el UAV Quimbaya (así como su compra por parte de la Policía Nacional), como un producto de desarrollo colombiano. En este punto ¿cómo avanza la comercialización de este UAV/ART y que posibilidades reales hay de su compra por parte de la Fuerza Aérea Colombiana?

Por parte de la CIAC, el UAV/ART Quimbaya tuvo en el año 2019 sus pruebas operacionales satisfactorias, por lo que siguen las negociaciones con las Fuerzas para su venta y futura comercialización. En diciembre del año 2019 la CIAC S.A. realizó la firma de un acuerdo de entendimiento (MOU) con el área de Aviación de la Policía Nacional, con el cual se pretende crear relaciones comerciales con intención de compra del UAV Quimbaya y actualmente la Fuerza Aérea Colombiana se encuentra en trámite de viabilidad presupuestal para adquirir dichos UAV’s.

Siguiendo en este aparte, Indumil continúa con la promoción de la pistola colombiana Córdova 3.0. ¿Cree que sería factible la adquisición de la mima por parte de la Policía, dentro de los ya próximos procesos de renovación de su parque de armas de dotación? ¿Que viene realizando o gestionando el GSED para tales efectos?

En esa misma línea los productos militares de Indumil, la pistola Córdova, que fue probada en combate por el Gaula y por las Fuerzas Especiales, ha demostrado ser confiable en todos los ambientes y ha superado todas las pruebas nacionales e internacionales a las que ha sido sometida. Más de 10.000 unidades vendidas aseguran que tienen todo el respaldo de la Industria Militar de Colombia (con más de 65 años de experiencia) lo que implica un servicio postventa a nivel nacional; sin mencionar que parte del costo por la adquisición se revierte directamente a la nación por concepto de impuestos, siendo una de las alternativas más económicas del mercado por ser producto nacional.

En relación al proyecto de Plataforma Estratégica de Superficie (PES), que adelanta la ARC, ¿qué consideración tiene el GSED respecto de lo que este programa representa para el sector industrial de la defensa y naviero colombiano?

El proyecto permitirá a Colombia reemplazar sus Fragatas Misileras cuando estas lleguen al término de su vida útil, lo cual exige un incremento en las capacidades navales requeridas para la defensa nacional, por su importancia e impacto, el proyecto se considera un reto-país y representa el desafío más importante para la ingeniería Naval en Colombia, como resultado de la proyección y crecimiento que Cotecmar ha venido impulsando con éxito desde hace 20 años. Es un impulsador de desarrollo tecnológico para la industria, con un enorme impacto en la innovación, la educación y la investigación a nivel nacional, debido a la oportunidad que ofrece de adquirir y elevar nuestras capacidades científicas, tecnológicas e industriales, como resultado de su ejecución. Para describir el proyecto PES en cifras, se hace referencia a una producción de 5.000 millones de dólares, con encadenamientos productivos por 1.700 millones de dólares, la generación de más de 50.000 nuevos empleos y un incremento del 11% en las exportaciones, con un objetivo del 45% en contenido local. En coherencia con lo anterior, y por vía de los encadenamientos productivos que integran a diferentes grupos de interés, el proyecto PES genera un notable impacto socioeconómico en diferentes sectores como el metalúrgico, metalmecánico, TIC, industrias 4.0, eléctrico, electrónico y petroquímico, entre otros. Tras la evolución de la capacidad de construcción en Colombia alcanzada por Cotecmar, el proyecto representa un salto tecnológico de alto impacto, con beneficios tangibles y representativos, coherentes con los propósitos que Colombia como nación se ha propuesto.

¿Cuáles serán los proyectos o programas que durante el presente 2020 impulsará el GSED?

Actualmente, existen varios proyectos en desarrollo por parte de las entidades del GSED, entre los cuales se encuentra el tema inmobiliario a cargo de la Caja de Sueldos de Retiro de las FFMM con el proyecto El Pedregal y la restauración del complejo urbano del Centro Internacional Tequendama, ambos en la ciudad de Bogotá. Por su parte, la Caja Promotora de Vivienda Militar y Policial, conocida como Caja Honor, empresa industrial y comercial del estado vinculada al GSED, cumple una excelente labor con la misión de dotar de vivienda no solo al personal militar y policial vinculado, sino en colaboración directa con los programas del Gobierno Nacional, facilita la adjudicación de vivienda a las viudas y heridos de la fuerza pública. La labor de esta entidad permitió la entrega de 16.735 soluciones de vivienda en 2019 y programa entregar cerca de 24.500 en el año 2020.

¿Y en el área naval?

En el medio marítimo y fluvial, Cotecmar estará comprometida en el diseño y construcción de una unidad tipo buque oceanográfico, con el propósito de reemplazar a las actuales unidades de este tipo, ya que están cercanas a cumplir 40 años de operación al servicio de la comunidad científica del país, así como tendrá un papel muy importante en la construcción de las nuevas unidades que conformarán la naciente empresa SENAC, meta establecida en el Plan Nacional de Desarrollo, para prestar apoyo a las comunidades más alejadas de la geografía nacional tanto en los principales ríos navegables del país, como en el litoral pacífico. En el marco de proyectos de innovación industrial, que parten de la necesidad de la Fuerza Pública y cuentan con su acompañamiento y apoyo, se destaca el proyecto de codesarrollo entre los Gobiernos de España y Colombia de un Sistema Remotamente Tripulado de Alta Precisión, el cual está en proceso de inicio de la fase de diseño y desarrollo, y pretende reemplazar los sistemas no tripulados de las Fuerzas Aéreas de ambos países de la mano de la CIAC y Airbus (Atlante) con impacto importante en el desarrollo del sector aeroespacial del país y otros sectores complementarios. Asimismo, la finalización de pruebas y comercialización de las Aeronaves Remotamente Tripuladas (ART) Quimbaya y Coelum.

https://www.infodefensa.com/latam/2...eno-mindefensa-activo-estrategico-nacion.html
 
Especial FFAA de Colombia | Planes de adquisiciones

Infodefensa.com ha lanzado un especial sobre las FFAA y la industria de Colombia. En este vídeo se explican los principales planes de adquisiciones que el país pretende realizar en los próximos tres años y medio.


 
La CIAC moderniza los aviones AT-27 Tucano de la Fuerza Aérea Colombiana - Noticias Infodefensa América

Revista Defensa Infodefensa.com


Actualización de la flota


Avión AT-27 Tucano de la FAC. Fotos: CIAC

02/07/2020 | Bogotá

Erich Saumeth

La Corporación de la Industria Aeronáutica de Colombia (CIAC) ha anunciado la finalización del proyecto de modernización de la flota de 14 aviones Embraer Defesa & Segurança (Boeing Brasil-Commercial) AT-27 Tucano (EMB-112) de la Fuerza Aérea (FAC) de esta nación.

El proceso se inició en 2008 con las firmas del offset entre el Ministerio de la Defensa Colombiano y Embraer, que le permitió a la CIAC capacitar a su personal y adquirir los medios (manuales y herramientas), así como la adecuación de sus instalaciones, para llevar a cabo este proyecto, por inversiones cercanas a los 19 millones de dólares.

En 2013, Embraer certificaba finalmente a la compañía colombiana para que adelantara el mencionado proceso en las instalaciones del Comando Aéreo de Mantenimiento (Caman) de la FAC. Esto permitió entregar, en 2014, la primera de las aeronaves modernizadas, lo que condujo a que, en 2019, la compañía brasileña nuevamente certificara a la CIAC como Centro de Servicios Autorizados.

En este sentido, el gerente de la CIAC, general Iván Hidalgo, manifestó la importancia de fortalecer las capacidades tecnológicas nacionales de la industria aeronáutica y poder ofrecer este mismo servicio a nivel regional.

Digitalización de la cabina

El objetivo de la modernización fue alargar la vida operativa de los Tucanos hasta en 15 años, gracias a la actualización de la cabina con un nuevo sistema de visualización del tipo Cobham (pantallas dobles multifunción), remoción de la pintura, actualización de los sistemas de planos y trenes de aterrizaje, inspección de los orificios de sujeción, instalación de nuevos fittings, refuerzos estructurales, así como el cambio estructural de sus alas (suministradas por Embraer), cambio de soportes, antenas, cableado y la actualización de la aviónica de la aeronave.

La modernización de la flota responde a que los Tucanos colombianos llegaron al número máximo de horas de vuelo reglamentarias (80.000). A la fecha, estas aeronaves han completado más de 24 años de servicios continuos, con destacado éxito operacional.



https://www.infodefensa.com/latam/2...a-aviones-tucano-fuerza-aerea-colombiana.html
 

Caballero Negro

Colaborador
Negocio bomba: Colombia alcanza sus mayores ventas de armas al exterior

La Industria Militar Colombiana logró las mayores exportaciones de su historia con dos negocios de venta de fusiles a Guatemala y bombas a Emiratos Árabes Unidos. Así se mueve el país en el mercado mundial castrense.
La Industria Militar Colombiana (Indumil) alcanzó sus mejores resultados en el mercado internacional de la guerra. Con la venta de bombas a Emiratos Árabes, fusiles a Guatemala y granadas a Paraguay, entre otros negocios, esta empresa estatal llegó a su pico histórico en exportaciones. Durante 2019 hizo negocios internacionales por 75.945 millones de pesos, 7.000 millones más que en 2018. El crecimiento es más evidente si se compara con que en 2017 produjo ventas por 8.481 millones de pesos y en 2016 por 9.284 millones.
Indumil hace negocios con 17 países, entre esos Estados Unidos, India, Turquía y Sudáfrica, pero los contratos con Guatemala y Emiratos Árabes impulsaron sus exportaciones al pico histórico. El primero, un negocio se firmó a mediados del año pasado, en Bogotá, entre el general Luis Miguel Ralda, ministro de Defensa de Guatemala, y el almirante Hernando Wills, gerente de Indumil.
Leer más, aquí...

https://www.semana.com/nacion/articulo/indumil-exportacion-de-armas-y-bombas-colombianas/685730
 

Caballero Negro

Colaborador
Raciones militares de la Armada Nacional:


Ya el ejército colombiano dispone de más de 6 raciones de campaña debido a la topografía del país
 

Noticias del Sitio

Arriba