Los globos vuelven a la guerra.


Experimentos con globos a altitudes estratosféricas que se han llevado a cabo en el campo de pruebas White Sands han causado una gran impresión en el mando militar de EE.UU., según el portal DefenseNews. Estos nuevos artefactos podrían mejorar no solo las capacidades de operativas y de comunicación de las Fuerzas Armadas norteamericanas, sino hacer posible el lanzamiento de ataques con drones en territorios enemigos.

El teniente general Daniel Karbler señaló que estos globos [en realidad se trata de dirigibles no tripulados] demostraron sus excelentes prestaciones, tras realizar tareas tácticas generalmente asignadas a los sistemas de satélite.

Según el Centro Espacial de Sistemas y Misiles de la Fuerza Aérea estadounidense, los globos guiados, actuando a altitudes de unos 20-30 kilómetros, pueden cumplir misiones de reconocimiento, guiar armas de precisión y servir como nodos de comunicaciones. "Aún queda mucho por hacer, pero definitivamente estamos en el camino correcto", comentó Brent Fraser, jefe del departamento de desarrollos avanzados del Centro a finales de octubre.



Sin embargo, una nueva información confirma que los planes del mando militar estadounidense han ido más lejos. Ahora la Oficina Ejecutiva del Programa del Ejército para Inteligencia, Guerra Electrónica y Sensores está estudiando crear una red de globos que operarían en la estratosfera y podrían lanzar enjambres de drones, incluidos drones suicidas, sobre territorio enemigo, informa el portal The Drive.

Estos dirigibles se enmarcan en un programa mucho más amplio del Sistema de Detección de Dominios Múltiples (Multi-Domain Sensing System, o MDSS), que a día de hoy se encuentra en la primera etapa de desarrollo.

Steve Trimble, el editor de la sección de defensa del portal Aviation Week, logró guardar una copia del informe presentado por la mencionada Oficina la semana pasada y publicó algunas diapositivas en Twitter.
 

Noticias del Sitio

Arriba