La Geopolítica de Francia

Salió una entrevista a MacronMUY interesante sobre política internacional. Lectura obligatoria.

 

Rumplestilskin

Colaborador
Colaborador
Salió una entrevista a MacronMUY interesante sobre política internacional. Lectura obligatoria.


Resumen: "queremos ser el árbol con la mayor y más linda copa. Eso sí, nada de raíces".

Suerte.
 
Quiere algo (la copa del árbol) sin las bases y las causas de ese algo (las raíces). Quiere libertad y democracia al mismo tiempo que más presencia estatal (y de una pseudocemocrática como son las instituciones de la UE). Quiere los valores del iluminismo francés y la inmigración africana.

Saludos compañero;

Bueno, yo vivo a escasos kilómetros de Francia, por suerte o por desgracia, y la inmigración suele venir incentivada muchas veces, no tanto por el propio país de acogida, si no por echos concretos que no podemos cortar, como son los lazos históricos y/o culturales. Existen latinoamericanos que les gustaría ir a vivir a Polonia, Alemania, Reino Unido, pero deciden viajar a España, debido a ciertas facilidades de índole cultural, en el que la más importante, es la lengua. Francia fué una potencia colonial en África, y tuvo presencia en Argelia, Marruecos y en varios países subsaharianos, lo que indefectiblemente ha condicionado las preferencias de sus habitantes a la hora de viajar.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que no es tan fácil negar el paso a alguien, y menos por motivos étnicos o raciales, ya que Francia no tiene un control absoluto sobre sus fronteras al estar comprendida dentro del espacio Schengen. Somos muy estrictos a la hora de dejar entrar en muchos países a ciertas personas, el problema es que estamos atados de piés y manos cuando estos ingresan de manera ilícita, ya que, al contrario que ocurre en sus países de Orígenes, no podemos devolverlos en caliente o emprender matanzas y persecuciones étnicas para intimidar a quien piense en cruzar la frontera.

La inmigración por otro lado, es un arma arrojadiza usada por ciertas potencias para ablandar o condicionar su agenda política respecto a otro país, tienes el caso de México con EEUU, o de Turquía, Marruecos, Argelia o Libia con Europa. Da la casualidad que los países que juegan a propiciar la inmigración masiva a ciertas naciones, no poseen las mismas regulaciones fronterizas que nosotros, y eso es un problema. Es más una problema estructural en el marco de la normalización legislativa y normativa de una entidad formada por varios países, cada una con una concepción propia de las mismas, que de que un país simplemente decida abrir las puertas a cualquier persona, no es tan sencillo lamentosamente, y te das cuenta de eso mucho, cuando vives en Europa y ves algunas cosas que en Latinoamérica serían impensables.

Si a eso le sumas, que una mínima parte de los inmigrantes son fundamentalistas, entendemos como Francia especial énfasis en tener una de las mejores fuerzas policiales del mundo, y en enviar a tantos soldados a ciertas zonas del mundo a apoyar en tareas de contra-terrorismo.
 
Última edición:
Un pequeño ejemplo, que se repite cada vez más:funcionaria de la policia francesa asesinada de 2 cuchilladas en el cuello por un tunecino treintañero
https://elpais.com/internacional/2021-0 ... llada.html

ocurrió en Rambouillet, la víctima de 49 años trabajaba de administrativa en la comisaría, el asesino fue abatido a tiros y había llegado de forma irregular a Francia en 2009
 

El nuevo enfoque de Francia hacia el Sahel: preparación para la inestabilidad regional sostenida​

LECTURA DE 7 MIN 22 de julio de 2022 | 17:09 GMT

Se espera que el nuevo enfoque militar de Francia hacia el Sahel ilustre su adaptación a la inestabilidad prolongada en la región al brindar un mayor apoyo a los ejércitos nacionales, especialmente al de Níger, así como un compromiso europeo continuo. Sin embargo, es probable que la retirada de Francia de Malí y la incapacidad de intervenir en el país sigan provocando un deterioro continuo del entorno de seguridad regional.El 13 de julio, el presidente francés, Emmanuel Macron, pidió un "replanteamiento" de la postura militar de Francia en África tras su salida forzosa de Malí. Macron enfatizó que Francia buscaría brindar un mayor apoyo a los ejércitos regionales a través de capacitación adicional e intercambio de inteligencia, e insinuó que Francia buscaría asegurar un compromiso continuo de los estados miembros de la UE en el Sahel. Estos anuncios fueron seguidos por la primera visita de alto nivel de ministros franceses a África desde la reelección de Macron en abril de 2022, con la ministra de Asuntos Exteriores, Catherine Colonna, y el ministro de las Fuerzas Armadas, Sebastien Lecornu, visitando Níger del 14 al 16 de julio. Si bien no ofrecieron detalles sobre cómo la estrategia antiterrorista de Franciaen el Sahel, Colonna destacó especialmente la importancia de la asociación multidimensional de Francia con Níger.

  • Francia completará su retirada de Malí a finales del verano. París tomó esta decisión en febrero después de meses de relaciones agrias con Bamako, específicamente debido a que la junta solicitó apoyo paramilitar al Grupo Wagner de Rusia. La junta llegó al poder a través de sucesivos golpes de estado en agosto de 2020 y mayo de 2021, y se basa en parte en el sentimiento anti-francés para asegurar su control sobre el país .
  • El Grupo de Trabajo Takuba de la Unión Europea, que tenía la tarea de evitar que los grupos terroristas establecieran un refugio seguro en la región de la triple frontera entre Malí, Níger y Burkina Faso, se disolvió el 1 de julio después de completar su retirada de Malí.
  • Además del giro anti-francés de Mali , la posición de Francia en el Sahel más amplio se ha debilitado notablemente en los últimos 18 meses, en parte debido a transiciones de poder extralegales en algunos de sus aliados regionales más cercanos, como Burkina Faso y Chad .
La nueva estrategia militar de Francia en el Sahel probablemente cambiará su enfoque de Malí a Níger. París querrá asegurarse de que el ejército de Níger sea capaz de actuar como un baluarte contra los grupos yihadistas y que la presencia militar restante de Francia en el Sahel no genere más sentimientos anti-franceses entre las poblaciones locales.La retirada de Francia de Malí y el presunto fin de la cobertura aérea francesa empeoran las perspectivas de seguridad del país, ya que ni el Ejército de Malí ni el Grupo Wagner de Rusia tienen capacidades aéreas comparables a las de Francia. Esto, a su vez, permitirá a los grupos yihadistas obtener una mayor libertad de movimiento. Francia aumentará su apoyo a otros países de la región para mitigar el riesgo de un contagio yihadista pronosticado desde Malí. París dará un apoyo especial a Níger debido a sus estrechas relaciones con Francia en un intento por evitar un enlace de grupos yihadistas transnacionales en Malí y Nigeria. Sin embargo, el ámbito de acción de Francia se verá limitado por el creciente sentimiento anti-francés en la región más amplia del Sahel, que podría hacer que los gobiernos regionales rechacen el reposicionamiento de 2.400 tropas francesas en Malí a su territorio. Para evitar que aumente aún más el sentimiento anti-francés, Francia ha señalado que la presencia de sus tropas restantes sea más discreta y opere en apoyo de los comandos militares locales en lugar de su propia iniciativa, lo que podría hacer que los países del Sahel, especialmente Níger, se inclinen más a aceptar el despliegue de tropas francesas adicionales en su territorio. París también parece dispuesto a proporcionar ayuda adicional para el desarrollo a los estados sahelianos y apoyar sus propias iniciativas antiterroristas. Esta nueva estrategia también podría hacer que París pida a los estados miembros de la UE que acepten una misión similar a la Fuerza de Tarea Takuba que se lanzará en Níger, en espera de su apoyo, así como brindar un mayor apoyo a los estados costeros africanos debido a la amenaza del extremismo violento. hacia el Golfo de Guinea.

  • París ya ha aumentado su apoyo al desarrollo de Níger al firmar un préstamo de 50 millones de euros para mejorar la red eléctrica del país, así como una donación de 20 millones de euros y un aumento del 66 % de la ayuda alimentaria bilateral de Francia a Níger para 2022. Este enfoque, que parece vincular el desarrollo económico con la lucha contra el terrorismo, se puede esperar que crezca hasta 2023 y 2024, y probablemente se expandirá a otros países socios en la región.
  • A pesar de su aversión a la junta en Bamako , la determinación de Francia de evitar la expansión yihadista podría hacer que aceptara tácitamente los esfuerzos de los socios regionales para reintegrar a Malí en el G5 Sahel después de que el país se retirara de la fuerza antiterrorista regional en mayo. Sin embargo, esto requeriría otorgar a Mali la presidencia rotatoria de la organización, y no está claro si otros países del G5 Sahel están preparados para hacer tal movimiento.
  • El número exacto de personal militar francés que se desplegará en el Sahel tras la salida de Francia de Malí sigue sin estar claro. El comandante de la Operación Barkhane de Francia, Laurent Michon, dijo que unos 2.500 soldados franceses probablemente permanecerían en el Sahel una vez que se completara la retirada de Malí. Pero las conversaciones sobre la naturaleza exacta de la futura presencia militar de Francia en la región aún están en curso entre París y los gobiernos de las regiones. Una presencia más discreta de las fuerzas francesas, junto con una mayor amenaza a la seguridad que se origina en Malí, podría hacer que el gobierno de Níger acepte un aumento temporal de la plantilla militar francesa en el país mientras aumenta las capacidades de las Fuerzas Armadas de Níger.
Si bien se puede esperar que esta nueva estrategia fortalezca las capacidades militares de los países socios en el Sahel, la incapacidad de Francia para intervenir en Malí, junto con el empeoramiento de la violencia en Burkina Faso, significa que es probable que el entorno de seguridad de la región continúe deteriorándose .Las débiles capacidades aéreas de Malí y la violencia entre comunidades en el país, junto con los continuos abusos contra los derechos humanos por parte del ejército de Malí y los paramilitares de Wagner, proporcionarán un terreno fértil para que los grupos yihadistas obtengan el control de partes del país. Esto no solo empeoraría la inseguridad en Malí sino también en los países vecinos, ya que los yihadistas probablemente buscarán utilizar estos territorios para intensificar las operaciones transfronterizas, que ya ocurren en la región de la triple frontera con Níger y Burkina Faso. Si bien el entrenamiento adicional y el intercambio de inteligencia de Francia mejorarán las capacidades antiterroristas de los estados sahelianos, seguirán siendo insuficientes frente a la creciente actividad yihadista sin equipo militar adicional, que no está claro si París está dispuesto a entregar. Es más, Si bien la nueva estrategia militar de Francia probablemente tendrá como objetivo contener la inestabilidad en Malí y parece enfocarse en Níger, su éxito podría depender de los acontecimientos en Burkina Faso, donde la junta gobernante ha tratado de distanciarse de París a pesar de los crecientes ataques en su territorio. región de la triple frontera con Malí y Níger. Se espera que el apoyo aéreo francés en Burkina Faso continúe a mediano plazo, pero es probable que su junta gobernante rechace un aumento de la presencia militar francesa, lo que, combinado con el deterioro de las perspectivas de seguridad de Malí, probablemente resultará en un aumento continuo de los ataques yihadistas en el país. país. Un mayor deterioro del entorno de seguridad de Burkina Faso tendría serias implicaciones para los estados costeros de África,

  • Para los países del Sahel, ganar más propiedad sobre las operaciones antiterroristas mitigará el creciente sentimiento anti-francés. Pero esta mayor responsabilidad significará que posibles fallas en la seguridad podrían debilitar la legitimidad de los gobiernos nacionales entre las poblaciones locales y potencialmente abrir el camino para más transiciones de poder extralegales en la región . Esto ocurrió a principios de este año en Burkina Faso , donde el expresidente Roch Marc Christian Kabore fue depuesto en enero por el ejército, que lo culpó de no garantizar la seguridad del país.
  • El deterioro de las perspectivas de seguridad de Malí (y de la región en general) tras la retirada de Francia también podría provocar un aumento de los flujos de refugiados hacia el norte de África y Europa. Esto aumentaría la presión sobre la frontera sur de la Unión Europea, lo que podría exacerbar el sentimiento antiinmigrante en Europa.
 
Última edición:


Se consolida una nueva asociación estratégica entre Francia, la India y Emiratos Árabes Unidos bajo el ala de los 'Rafale' franceses​


Publicado:4 oct 2022 21:44 GMT

Bajo la asociación tripartita entre Francia, India y Emiratos Árabes Unidos (EAU), lanzada en una reunión de sus ministros de Relaciones Exteriores en Nueva York el 20 de septiembre, Francia propuso la formación de un programa conjunto para su avión de combate 'Rafale', informó el periódico The Economic Times de India después de la reunión. South China Morning Post (SCMP) comunicó este martes que los nuevos acuerdos de sus cazas polivalentes avanzados equivalen a miles de millones de dólares.

Según SCMP, la asociación estratégica trilateral se lleva a cabo debido a que estos países buscan preservar su "autonomía estratégica" en medio de la rivalidad entre Estados Unidos y China. "Estas potencias medias quieren conservar su propio espacio estratégico para maniobrar en medio de una disputa cada vez más aguda", dijo Harsh Pant, profesor de relaciones internacionales en el King’s College de Londres. "Son reacios a formar parte de un solo bloque, por lo que fortalecer los lazos entre ellos es una buena opción para conservar su autonomía estratégica", agregó.

Según Jean-Loup Samaan, investigador principal del Instituto de Oriente Medio de la Universidad Nacional de Singapur, las ventas anteriores de 'Rafale' a India y los Emiratos Árabes Unidos podrían "allanar el camino para una cooperación trilateral más estrecha en términos de entrenamiento y ejercicios aéreos conjuntos".

Los analistas también consideran que otro elemento que condicionó la consolidación de esta alianza fue, sin dudas, la actitud desleal de Australia, en septiembre de 2021, cuando rescindió su acuerdo de compra de los submarinos franceses por valor de más de 30.000 millones de dólares a favor del acuerdo Aukus con EE.UU. y el Reino Unido.

En consideración de los investigadores, este hecho destrabó, de manera sorpresiva, la venta estancada de 80 'Rafale' a los EAU en diciembre pasado. En medio de esta situación, Emiratos Árabes Unidos congeló las negociaciones para comprar los cazas furtivos F-35 de EE. UU., ante la presión estadounidense para que este país redujera su relación con China, su segundo mayor socio comercial después de India.

"La crisis de Aukus y las negociaciones congeladas del F-35 dieron crédito al argumento inicial de que Francia, India y los Emiratos Árabes Unidos necesitan construir su propio marco de política exterior", declaró Samaan.

Nunca tan lejos de EE.UU.​

Pant comentó que estos tres países pondrían "mucho énfasis" en el desarrollo conjunto de sus programas 'Rafale'. Además, explicó que Francia es una "opción mucho menos complicada" para India que Estados Unidos, pero la amplia gama de fabricación en materia de defensa de EE.UU. supera con creces al país galo. "Entonces, siempre que sea posible, India irá a Francia, pero Estados Unidos también seguirá siendo un jugador clave", señaló. También, subrayó que estas potencias seguirán siendo socios importantes de EE.UU., pero "una estrecha asociación entre ellos les ayudará a gestionar mejor sus lazos con Washington".

Sin embargo, los analistas indican que estas alianzas con Francia en los temas militares pudieran cambiar rápidamente en virtud de diversos elementos geopolíticos. "Ese tipo de ventas puede ser extremadamente volátil", dijo Samaan. "Si mañana aumentan las tensiones con China, países como los Emiratos Árabes Unidos e India pueden considerar que, por razones operativas y diplomáticas, es mejor estar equipados con plataformas estadounidenses".
 

Rumplestilskin

Colaborador
Colaborador
Triunfa el menemismo:

Macron ha pasado de la 'autonomía estratégica' a la 'intimidad estratégica'​

El día que la baguette fue añadida a la lista de “patrimonio cultural inmaterial” de la UNESCO, el presidente francés, Emmanuel Macron, estaba obsequiando a cientos de expatriados de su país en una sala cavernosa de la embajada francesa en Washington. Tras elogiar el saber hacer transmitido de generación en generación de panaderos “desde el fondo de los siglos”, dijo que el toque francés no se encuentra únicamente en la boulangerie sino en otros sectores empresariales que pensaba destacar. durante la visita de estado de Francia a los Estados Unidos la semana pasada, en particular, energía nuclear y renovable, tecnología de la información y exploración espacial. Macron había venido a Washington con un mensaje claro: compre francés.

Sin duda, su visita de estado, la primera de la administración Biden, no fue únicamente comercial. El presidente francés habló de la necesidad de una mayor “intimidad estratégica” entre las dos naciones, un término que empleó para abarcar vínculos más estrechos tanto en el comercio como en la defensa. Otorgó medallas a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial y anunció un programa para expandir la instrucción del idioma francés en los Estados Unidos.

Pero hay problemas de intimidad. A lo largo del viaje, la delegación francesa habló con un murmullo de exasperación sobre lo que calificó de competencia económica transatlántica desleal. Los diplomáticos franceses destacaron la necesidad de estrechar la relación entre los aliados democráticos y reducir sus dependencias económicas mutuas de China y Rusia. Después de tres años de luchas derivadas de la pandemia de COVID-19, la guerra de Rusia en Ucrania y las crisis energética y del costo de vida resultantes, “básicamente existe el riesgo de que Europa salga debilitada de todo esto, que es, que yo sepa , no en el interés estadounidense”, dijo un miembro del séquito de Macron, que habló bajo condición de anonimato de acuerdo con la práctica diplomática, en la víspera de la reunión de Macron con el presidente estadounidense Joe Biden.

“Tenemos los medios para seguir siendo competitivos”, agregó. “Sin embargo, no esperamos que nuestros socios estadounidenses compliquen la tarea”.

El quid de las quejas francesas es un paquete de créditos fiscales en la Ley de Reducción de la Inflación destinados a promover productos de energía limpia fabricados en Estados Unidos. Los franceses ven estos créditos fiscales como potencialmente dañinos para sus propios negocios, y si no están satisfechos con la implementación, entonces podrían presentar sus quejas ante la Organización Mundial del Comercio. Los europeos subvencionan la producción de energía limpia, pero el paquete estadounidense es más amplio y rápido porque los créditos fiscales entran en vigor de inmediato. Macron aludió a la necesidad de “resincronizar” las políticas estadounidenses y europeas en una entrevista con Good Morning America durante su visita de estado.


La fuente diplomática francesa dijo que esta legislación no llegaba al nivel de la “traición” que ocurrió con el llamado pacto de seguridad AUKUS el año pasado, que llevó a Australia a cancelar un importante contrato para comprar submarinos franceses. Las relaciones, entonces tensas, se han descongelado desde que la guerra en Ucrania reveló más dependencias mutuas que puntos de competencia.

De hecho, Biden y Macron hicieron todo lo posible para demostrar muestras públicas de afecto. El presidente francés habitualmente prologó sus comentarios con "querido Joe". Cuando entraron juntos en la Oficina Oval, un reportero le preguntó a Biden por qué había elegido a Macron como su primera visita de estado. Biden respondió simplemente: “Porque es mi amigo”.

Pero a París le preocupa que los nuevos créditos fiscales de energía limpia puedan redirigir algunos de los flujos sustanciales de capital de inversión a través del Océano Atlántico. Estados Unidos ha sido durante mucho tiempo el mayor inversionista extranjero en Francia, y los franceses temen que si Estados Unidos tiene incentivos más atractivos para los productos de energía limpia, entonces algunos de esos miles de millones de dólares pueden cambiar de rumbo.

Estados Unidos y la Unión Europea han establecido un grupo de trabajo de alto nivel para explorar el tema de cómo armonizar sus incentivos para productos de energía limpia. Biden resumió el objetivo como asegurarse de que “seamos nuestra propia cadena de suministro , y la compartimos con Europa y todos nuestros aliados”.

Biden y Macron parecen haber hecho lo que deben hacer muchas parejas exitosas: comprometerse. Los dos discutieron extensamente la guerra en Ucrania durante su reunión en la Oficina Oval. Biden dijo después que “no tenía planes inmediatos de contactar al señor [Vladimir] Putin”, pero que podría hablar con él si el presidente ruso decide que “está buscando una forma de poner fin a la guerra”. Macron, por el contrario, ha estado en contacto frecuente con Putin desde la invasión de Rusia en febrero.

Otro funcionario de alto rango de la delegación francesa describió la reunión en el Despacho Oval entre los presidentes y sus principales asesores como una conversación franca entre amigos a pesar de los rumores de descontento por cuestiones comerciales.

“Tenemos exactamente la misma ambición de acelerar la descarbonización de nuestra economía y, en segundo lugar, ser más independientes de China en términos de producción de componentes estratégicos”, dijo. “Tienes que saber quiénes son tus aliados y quiénes son tus competidores. Todos hemos entendido que queremos ser independientes de China y también de Rusia. Y, en consecuencia, es mejor permanecer unidos que pegarnos un tiro en el pie”.

El presidente francés viajó con un séquito de dignatarios, incluidos los ministros de Finanzas, Asuntos Exteriores, Defensa, Cultura y Educación Superior e Investigación de su gabinete, quienes sostuvieron almuerzos de trabajo y reuniones nocturnas con sus homólogos en Washington. Entre ceremonias llenas de salvas de 21 cañonazos y interpretaciones de La Marsellesa , el himno nacional francés, Macron participó activamente en reuniones para discutir la profundización de la cooperación en energía nuclear civil y exploración espacial.


Desde Washington, la delegación francesa se dirigió a Luisiana, el corazón energético del país, donde se encuentran algunas de las mayores terminales para la exportación de gas natural licuado (GNL). Desde el inicio de la guerra a gran escala de Rusia en Ucrania en febrero, el GNL más caro ha reemplazado gran parte de las importaciones de gas natural ruso más baratas de Europa. Los franceses se quejan de que el aumento vertiginoso de los precios de la energía pone a sus negocios, desde los fabricantes de automóviles hasta los panaderos de la famosa baguette, en una desventaja competitiva.

Estaba claro que el precio del GNL de EE . UU . iba a estar sobre la mesa cuando los dos presidentes se reunieran. Pero los funcionarios de EE. UU. se irritaron ante la sugerencia de que los exportadores de energía de EE. UU. están “lucrándose” con la nueva necesidad de gas de Europa. “Solo seré franco. Creemos que es una afirmación falsa”, dijo John Kirby, el principal vocero del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos. "Lo que escuchamos de nuestros socios europeos es que estas ventas de GNL han ayudado a apuntalar sus existencias antes del invierno". Un problema de larga data con las exportaciones de energía de EE. UU., especialmente a Europa, es la confusión sobre qué tipo de voz tiene Washington sobre qué cargamentos van a dónde ya qué precio. Kirby explicó que las empresas privadas utilizaron contratos existentes con empresas europeas “que deciden por sí mismas a qué lo van a vender”.

Los presidentes franceses siempre admiran a Brig. general Charles de Gaulle, por lo que no fue una sorpresa que Macron concluyera su visita mezclándose con la multitud en las estrechas calles del Barrio Francés de Nueva Orleans, como lo había hecho De Gaulle hace más de 60 años.

Pero De Gaulle nunca vaciló en su convicción de que Francia debería mantener a Estados Unidos a distancia, e incluso Francia últimamente ha pedido a Europa que afirme una mayor autonomía del dominio de Estados Unidos en las finanzas y la defensa mundiales. Sin embargo, los desafíos globales recientes parecen haber asentado firmemente la mente de Macron, no manteniendo a Washington a distancia, sino adoptando una intimidad aún mayor.

 

Noticias del Sitio

Arriba