Francia, Alemania y España desarrollarán nuevo caza de 6ta G en cooperación.

Grulla

Colaborador
Colaborador
Alemania, Francia y España apuntan a un acuerdo sobre aviones de combate la próxima semana


 

Nocturno Culto

Colaboracionista
Colaborador

Los socios concretarán los detalles este mes​

Alemania, Francia y España perfilan su acuerdo sobre el futuro caza FCAS​

Posible aspecto del futuro avión de combate del programa FCAS. Imagen: Airbus

Posible aspecto del futuro avión de combate del programa FCAS. Imagen: Airbus

06/05/2021 | Madrid
G. S. Forte

Berlín, París y Madrid han definido ya cuáles serán los próximos pasos en el desarrollo del denominado Sistema de Armas de Nueva Generación / Futuro Sistema Aéreo de Combate (NGWS/FCAS). Se trata del ambicioso proyecto, cuantificado en más de 50.000 millones de euros, con el que pretenden sustituir, por un sistema que abarca mucho más que un avión de combate, la actual flota de aviones de combate Rafale franceses y los Eurofighter alemanes y españoles a partir de 2040.

Los detalles del acuerdo serán concretados a lo largo de este mes, de acuerdo con una fuente alemana citada por la agencia Reuters, que además apunta que los tres socios prepararán, también a mediados de mayo, una lista de derechos de propiedad intelectual en el futuro avión. En ella se concretará qué aspectos quedarán abiertos para uso de todos los participantes y cuáles permanecerán en compañías específicas.

El programa FCAS está liderado por las compañías Airbus, como principal socio industrial de Alemania en el proyecto; Dassault Aviation, por parte de Francia, e Indra, por el lado español. En un segundo nivel también están implicados los proveedores de motores Safran, de Francia; MTU Aero, de Alemania, e ITP, filial española de la británica Rolls Royce, y las compañías de electrónica y sensores Thales (Francia), y Hensoldt (Alemania) y la misilística MBDA, propiedad de la británica BAE Systems, la franco-germana, y en menor medida española, Airbus, y la italiana Leonardo.

Al siguiente paso previsto en el cronograma del FCAS se le calcula un coste de 2.500 millones de euros.

Reemplazo de aviones Rafale y Eurofighter


El mes pasado trascendió que los socios principales del programa han presentado a los países implicados una oferta para construir el demostrador del futuro avión de combate del programa FCAS

El compromiso de desarrollo y producción del FCAS supone complementar y posteriormente reemplazar la actual generación de aviones de combate Eurofighter y Rafale, entre los años 2035 y 2040. El Eurofighter es un programa europeo en el que participan Alemania, Italia, España y Reino Unido y del que la francesa Dassault Aviation se salió en su momento para desarrollar su propio avión de combate, el Rafale, que es el mayor competidor del Eurofighter.

 

Grulla

Colaborador
Colaborador

Tensiones en el proyecto FCAS​


12-5-2021. Safran Aircraft Engines, MTU Aero Engines y ITP Aero han alcanzado un acuerdo sobre la motorización del FCAS, proyecto conocido como EUMET (European Military Engine Team). El nuevo modelo se basará en el Snecma M88 (5), y los trabajos se dividirán en varios campos:

- Concepción e integración: Safran
- Turbina de baja presión y tobera: ITP Aero
- Servicios asociados: MTU

Actualmente hay un acuerdo general entre los 3 países, pero todavía quedan algunos obstáculos. El gobierno alemán no ha dado luz verde a la financiación, y en otoño hay elecciones en Alemania (6)

 

Grulla

Colaborador
Colaborador

Los países socios de FCAS / SCAF lanzan la fase de demostración de NGF

por Gareth Jennings

Los países socios Francia, Alemania y España han lanzado la siguiente fase del programa Future Combat Air System (FCAS) / Système de Combat Aérien Futur (SCAF).

El NGF del NGWS, que a su vez forma parte del FCAS / SCAF más amplio.  Los gobiernos de Francia, Alemania y España han lanzado la Fase 1B y la Fase 2 del programa, que están orientadas a desarrollar y construir un demostrador volador del caza para 2027 (Janes / Gareth Jennings)

El NGF del NGWS, que a su vez forma parte del FCAS / SCAF más amplio. Los gobiernos de Francia, Alemania y España han lanzado la Fase 1B y la Fase 2 del programa, que están orientadas a desarrollar y construir un demostrador volador del caza para 2027 (Janes / Gareth Jennings).

Los tres gobiernos emitieron un comunicado conjunto el 17 de mayo en el que anunciaron que habían comenzado la Fase 1B y la Fase 2 del proyecto. La Fase 1B tiene como objetivo desarrollar un demostrador volador del elemento New Generation Fighter (NGF) de FCAS / SCAF, siendo la Fase 2 la fabricación real del demostrador a tiempo para su primer vuelo de 2027.

“Florence Parly, ministra de las Fuerzas Armadas de Francia; Annegret Kramp-Karrenbauer, Ministra de Defensa de Alemania; y Margarita Robles, Ministra de Defensa de España, se complacen en anunciar la finalización de las discusiones sobre el contenido de la próxima fase del programa FCAS, con el objetivo de desarrollar un demostrador NGF que vuele para 2027 ”, dice el comunicado.

“Las discusiones llevadas a cabo por la DGA (Direction Générale de l'Armement Agencia francesa de adquisiciones de defensa), BMVg (Bundesministerium der Verteidigung Agencia alemana de adquisiciones de defensa) y DGAM (Dirección General de Armamento y Material Agencia española de adquisiciones de defensa) durante los últimos [pocos ] meses [logró] un acuerdo equilibrado entre los diferentes socios para el siguiente paso de la fase de demostración del programa ".


 

MAC1966

Colaborador
Colaborador
Algo de información desde el lado español,https://publicaciones.defensa.gob.es/media/downloadable/files/links/r/e/red_386.pdf

El acuerdo firmado en el parisino Hôtel de Brienne, residencia oficial de los ministros de Defensa de la República, es el pistoletazo de salida de una carrera de fondo para afrontar de forma secuencial entre 2021 y 2027 las fases 1B y 2 del Sistema de Armas de Siguiente Generación (NGWS), que forma parte del Futuro Sistema de Combate Aéreo o FCAS.

Se trata de un acuerdo de suma relevancia, ya que es una especie de contrato marco revisable que facilita hasta 2027 la continuidad del proyecto trinacional. Pero con la salvedad de que faculta a los ministerios de Defensa de los países asociados a revisar en el año 2023 la madurez de los hitos tecnológicos alcanzados en la etapa 1B que ahora está en marcha.

Ese derecho se ha incluido a tenor del alto grado de incertidumbre que ofrecen ciertas tecnologías en las que se investiga. Algunas están todavía en un incipiente grado de madurez —TRL 1, 2, 3— y hay que alcanzar el nivel TRL 6 o 7 para poder disponer de prototipos, lo que no siempre será posible. En consecuencia, hay que confirmar o descartar su viabilidad de cara a pasar a la fase 2 sin necesidad de modificar el techo económico que se vislumbra algo superior a los 7.000 millones de euros para las fases 1B y 2.

La cláusula de revisión temporal es la fórmula elegida para dejar de lado el modelo de contratación que se ha seguido hasta ahora. Consistía en una sucesión de contratos, que en cada ocasión requerían ser validados por los órganos políticos o legislativos de cada una de las naciones, con los consiguientes retrasos.

La finalidad es desarrollar un sistema de combate con una configuración única e igual para las tres naciones, capaz de interconectar e interoperar todos los sistemas entre sí. No obstante, cada país asociado al proyecto ha preservado su soberanía respecto a la explotación y sostenimiento del NGWS/FCAS.

Por ejemplo, cada Fuerza Aérea estará en disposición de reparar, modificar y certificar los parámetros de los sensores de sus aviones. Otro ejemplo más: cada Ejército del Aire podrá incluir nuevas armas o equipos propios, pero la plataforma será la misma para las tres naciones.
 

Noticias del Sitio

Arriba