El Ejército de los Andes en Chile: Campaña en Arauco, Cancha Rayada,y Maipúú

Brunner

Forista Sancionado o Expulsado
La sorpresa de Cancha Rayada fue una episodio intersante: pues alli los realistas sufrieron mas bajas que los patriotas, (120 muertos y heridos, 26 cañones, todo el parque y municiones, gran cantidad de armamento, y 1500 dispersos)-Los realistas sufrieron 300 muertos,inclusive 14 oficiales, numerosos heridos- El 22 de Marzo, el gral. Brayer (el lmsmo que concibio el desastre del asalto a Talcahuano) llega a Santiago portando noticias exageradas del contrastes de Cancha Rayada. El panico cundio de inmediato . Se afirmaba que San Martín y O' Higgns habian muerto, que e;l ejército habia dejado de existir y que la revolución habia sido nuevamente vencida. Los pusilanimes se aprtestaban, unos a emigrar a Mendoza y otros a reonciliarse con los realistas...En seguida se convoco a cabildo aberto, que se reuni en la mañana del 22 de Marzo y en el cual el gral. Brayer abati+a todos los animos, al manifestar que no habia esperanza de reaccionar contra la derrota sufrida. Afortunadmente llego la noticia de que San MartYn se hallaba en San Fernando , donde procedia a reunir a los fugitivos d ela batalla. El 23 se supo que Las Heras habia salvado su división y que aun se disponía de 4000 ombres. Beltran revivio en Santiago las escenas de antaño en Mendoza. Volvieron a encenderse las fraguas y mediante una leva de trabajadores en las que no hubo distinción de sexo ni de edades, recompuso el armamento,y obtuvo un rendimiento diario de 50.000 proyectiles. San Martín no solo remoito al ejérito, sino que estableció un campo de instruccin en los llanos de Maipú sino un servicio de avanzadas de caballeria emplazado en Rancagua que porporcionaba seguridad al campamento y mantenia una constante y activa observación sobre el adversario El ejrcito rea; permanei en Talca hasta el 24 deMarzo, cuando reinició el avance preceido por la caballeria y acampó en Camarico. El 28 las tropas de Osorio llegaban a San fernando y el 28 a la hacienda de Valdivieso. El 30 se produo en primer encuentro entre las fracciones de caballería adelantadas por ambos bandos. Una fracción de caballeria de 60 granaderos a caballo, a las ordenes del capitán Cajaraville en misión de exploración choca contra una patrulla enemiga ala que se incorporo una fraccion de 200 jinetes que avanzaba mas atras y a corta distancia. Tratabase de un escuadrón de Dragones dela Frontera, el que al comprobar la inferioridad numerica del adversario se dirigio resuleltament sobre el. El capitan Cajaraville, sin vacilar ordenó a sus hombres formar linea, carabina en mano. Al alcanzar la distancia de tiro, los jinetes argentinos descargaron sus armas de a caballo sobre las filas delos dragones y pseguieron al mismo aire de marcha hasta llegar a 200 metos de quellos, en cuyos momento se lanzaron a la carga. LA caballeria realista se desoriento ante esta actitud tan resuelta, lo que permitio los Granaderos arrolar a aquella, matandole 30 hombres entre los que se encontraba su hefe.El uniforme de este fue remitio Santiago. Este triunfo, cuya importancia desde el punto de vista militar era poco menos que insignificante tuvo una gran reperusión en Santiago, por cuanto devolvió a los chilenos la confianza, al comprobarse que aun se obtenan victorias sobre el enemigo. En los prmeros dias de Abril el Ejército Unido de los Andes y de Chile habia terminado su reorganización y estaba nuevamente en condiciones de enfrentarse al enemigo

La Batalla de Maipü.

Constituian la División Derecha (Bat. No, 11, Cazadires de Coquimbo. Infantes de la Patria, el batallón de artilleria de Blanco Encalada y el regimiento de granaderos a Caballo comanaddopor Zapiola, todo este onjunto a las ordenes del cnel. Gregorio Las Heras

Ala Sudeste: Bat. 1 y 8 de Los Andes, y No. 2 de Chile) a uya izqierda se empalzo la artilería de Borgoño y el el extremo la caballeria chilena mandada por Freire. El mando fue confiado al cnel. R=udecindo Alvarado. En el lugar en que ambas alas se articulanan, emtro en posición la artilleria de Los Andes (cuatro piezas de gran calibre) a cargo del cnel. Pedro Regalado de la Plaza

Formaban la reserva, en 2a. linea a los ordenes del cnel. Hilarion de la Quintana el bat. No. 7 de los Andes a la derecha, el No.1 de Chile al centro y el no. 3 de Arauco ala izqierda. El cuartel general y puesto de comando del grl. San Martin se instalaron en el centro, entre la artillería de lso Andes y la reserva.. A medidioa inicia la batalla la artileria patriota con su cañones de gran calibre. La artilleria realista emplazada en los cerros de Errazuris causba estragos en las filas del bat. No. 11 de los andes, y los Dragones (realistas) de morla al advertri la arriesgada situacion del batallon argentinos e dispusieron a cargarlo. El Bat. 11 cerro en masa, esperando el choque. Las Heras observó el episodio y ordeno a la arilleria de Blanco Encalada que enfocase sus cañones contra los jinetes españole, mandando tambien a Zapiola que cargase con sus Granaderos a Caballo. Los escuadrones de Granaderos de Escalada y Medina se lanzaron a la carga, arrolando a lacaballeria deMorla, arrojandola contra a el flanco note de la segunda división. los Granaderos prosigueroin audazmente y penetraron el claro que el enemigo dejaba descubierto, a pesar del terrible fuego que recibian desde el vertice norte de la parte triangular. Las perdidas que recibieron ambos escuadrones fueron severas. Rechazados, debieron retroceder sovre el resto del regimiento que acudia a sostenerlos. Zapiola reoganizo rapidamente la linea y con el regimiento en mas se arrojo en una carga tan impetuosa sobre los Dragones de la Frontera que los hizo pedazos en un solo encuentro. El Bat. No. 11, libre de ese peligro logro alcanzar una pequeña altura situada frete al claro ocupdo por los jinetes de Morla y comenzo batir la psición enemiga. Mientas tantola división de Alvarado se habia lanzado cuesta abajo para salvar la hondonada que la separaba del adversario. Osorio ordeno colocar a los Lanceros del Rey ya los Dragones de Arequipa sobre el fanco derecho. Al cnel. Morla le ordeno cubrir el flanco izquierdo cuando este ara arrollado por los Granaderos a Caballo Fnalmente hizo decir a Primo de Rvera que con las compañias de cazadores y granaderos constituyera una reserva . El terreno orecia ventajas al os realistas, al tener la pendiente a su favor. Los batallones Concepcion e Infante Don Carlos rompieron el fuego cargando a la bayoneta. El bat. no.8 de Los Andes fue desorganizado y oblgado a retirarse. El bat. No. 2 de Chile trpezo a su vez con la división enemiga, sin reaccionar a tiempo y fue tambien disperso. Borgoño observaba el cuadro y sin esperar asestó sus cañones sobre las columnas españolas triunfantes.Alvarado ordeno replegar al Bt. No. 1 de Cazadores de Los Andes, el que recibio con vivo fuego alas fuerzas españolas. Por su parte, Las Heras alcanzo darse cuenta del giro desfaorable que tomaban los acentecimientos y ordeno al bat. de Infantes de la patrua que cooperase con la divisin izquierda. La intervencion de este batallón fue tan bien coordinada con la del No.1 que el ataque realista se detuvo imediatamente Sin embargo, los relistas amenzaban penetrar por el claro producido por los bat. No.2 y No. 8 al dispersarse . Vista la siutuación, San Martín ordeno al cnel de La Quintana que acudiese a marcha forzada. Entretanto, en el ala norte, all ver derrotada a su caballeria,el cnel. Primo de Rivera resolvio replegarse. AL fin desprendio sus tropas de lal lucha empeñada contra el Bat. No.11, abandonando los cerros de Errazuriz. En ese mismo momento. la reserva del cnel. Quintana alcanzaba la primera linea del ala izquierda patriota y se lanzaba al contaataque., conjuntamente con los Cazadores de Los Andes y los Infantes de La Patria. Fracsaso el itento de Ordoñéz, sus tropas caian diezmadas por los batallones es patriotas. Osorio trato de hacer retroceder sus lineas, pero Las Heras no le dio tiempo, pues en esa circumatancia cargo a los cazadores y granaderos que e habian desprendido de los cerrillos, sin dejarlos hacer pie en ninguna parte. Concidiendo con esta accion, Alvarado desorganizo al as dos divisiones realistas, Freire, dueño de todo el terreno en el flanco sur, se precipitaba sobre las mismas con si caballeria, deshaciendo totalmente las filas enemigas. El panico cundio entre los realistas y comenzo el debande em doreccion a las casas de la hacienda Lo Espejp. Aun alli, Osorio tarto de reunier a cerca de 2000 hombres, que desmebovaron sobre el callejón de la hacienda, sin onseguirlo. Al salier a los camos del sur se dispersaron. Tampoc logro detener la caballeria patriota que perseguia a los fugitivos, aunque intento hacerlo con 100 lanceros que mantenia en mano el capitan Ramon Coba. En vista del desastre, Osorio huyo hacia la costa. Ordonéz aun resistia en la hacienda, Balcarce ordenó al bar. de Coquimbo que atacase al callejon de la hacienda, cayendo esta unidad en una verdadera trampa. Ordoñez abrio fuego, derribandole alrededor de 250 hombres.

A continuacion, el jefe español, viendose perdidp formo el cuadro con la infanteria qye quedaba. Las Heras hizo la señal convenida y al sonar el abriose un fuegoi violentisimo. En menos de un cuarto d ehora.fue roto el cudro enemigo. Los pocos honres que quedaron se refugiaorn el as casas, donde el bat. No.11 llevo una nueva carga a la bayoneta, aniquilandolos completamenmte. A las 5 de la tarde llegaba al campo de batalla el gral O'Higgins, y saludaba al vencedor con el inmortal abrazo de Maipü. A las 6 de la tarde habia concluio la batalla. Los realistas dejaron mas de 2000 cadaveres cubriendo el campo de batalla,iy cayeron prisioneros cerca de 3000, incluso 109 jefes y oficiales. Todo el matertial deguerra y armamento el ejército real , junto a cuatro banderas pasaron a manos de los patriotas.Los patiotas, a su ves sufrieron unas 100 bajas entre muertos y heridos (1 )

En el celebre "Abrazo de Maipú",O'Higginw se adelanta a caballo y echa el brazo derecho sobre el cuello de San Martín exclamando " Gloria al salvador de Chile" San Martín, , por su parte señala las vendas ensangrentadas del brazo derecho de O'Higgins y prorumpe "General! Chile no olvidara jamas su sacrificio, presentandose en el campo de batalla con su gloriosa herida abierta". (2)


Bibilografía

(1) Ornstein Leopoldo "La guerra Terrestre r y la Acción Continental de la Revolución Argentina-San Martin y La Independencia de Chille, Chacabuco, Cancha Rayada y Maipú", Historia de la Nación Argentina (20 vols., Buenos Aires, 1940) VI:1-161

Mitre, Bartolomé, Historia de San Martín y de la Emancipación Sudamericana ( Editorial El Atenéo, Buenos Aires, 1950, 3 vols.) I: 384-385
 

Noticias del Sitio

Arriba