EEUU incrementa su presencia militar en Australia ante la pujanza china

Shandor

Colaborador
Colaborador
El presidente estadounidense, Barack Obama, y la primera ministra australiana,Julia Gillard, acordaron la llegada de 2.500 soldados al norte australiano. La iniciativa busca contrarrestar la presencia china en Asia Pacífico

Crédito foto: Reuters

Ambos gobernantes se reunieron este miércoles en Camberra y en la rueda de prensa tras el encuentro bilateral, la premier australiana señaló que el pacto prevé que, para mediados de 2012, entre 200 y 250 infantes de Marina estadounidenses queden destacados en el norte de Australia en rotaciones de seis meses.

Gradualmente, el número de unifirmados aumentará de modo que se llegue a constituir una fuerza de tierra, aire e infantería de Marina de 2.500 miembros.

Además, los Estados Unidos desplegarán más aviones y aumentarán las maniobras conjuntas con la Fuerza de Defensa Australiana.

"Gracias a esta iniciativa, estaremos en posición de fortalecer de manera más efectiva nuestra defensa mutua y la de esta región", aseguró el presidente Obama. "Esto envía un claro mensaje sobre nuestro compromiso inquebrantable y duradero" con Asia Pacífico, agregó.

Esta iniciativa forma parte de la estrategia de la Casa Blanca para la región, que, al tiempo que busca colaborar con China, intenta contrarrestar la creciente pujanza de ese país por vías comerciales, diplomáticas y militares.

La presencia militar estadounidense "nos permitirá contar con un mayor equilibrio geográfico y responder a una gama de intereses", había declarado previamente el consejero adjunto de Seguridad Nacional estadounidense, Ben Rhodes.

El gobierno de Obama contempla con preocupación la creciente tensión en el mar del Sur de China, un área que considera estratégica para sus intereses pues, por sus rutas, pasan cerca de 1,2 billones de dólares anuales en mercancías procedentes de los Estados Unidos o que se dirigen hacia allí.

Las autoridades chinas se vienen mostrando más agresivas en sus reclamaciones territoriales en la zona, de donde también se disputan la soberanía Brunei, Malasia, Filipinas, India, Brunei y Taiwán.

Pero, además, esta mayor presencia militar permitirá a Washington una mayor rapidez en su despliegue en caso de desastres naturales en la región.

Obama aseguró que, pese a todo, no quiere excluir a Pekín. "Damos la bienvenida a una China pujante y pacífica", afirmó. "La noción de que tenemos miedo de China o de que queremos excluirla está completamente equivocada", aseguró antes de puntualizar que es importante que el país asiático "respete las leyes de juego en toda una gama de temas".

El mandatario estadounidense pronunciará, el jueves, un discurso ante el Parlamento australiano sobre la política de su país en la región. Tras recorrer una escuela junto a Gillard, se desplazará a Darwin.

Allí, ambos encabezarán una ceremonia de homenaje a los marinos estadounidenses caídos en el ataque contra el destructor USS Peary durante la II Guerra Mundial.

El destructor se encontraba en Darwin cuando el 19 de febrero de 1942 se hundió tras un bombardeo masivo de aviones japoneses que mató a 80 de sus hombres e hirió a otros trece.
Fuente:EFE

Algo mas del tema

ESTADOS UNIDOS AUMENTARA SU PRESENCIA MILITAR EN AUSTRALIA


Estados Unidos aumentara su presencia militar en el norte de Australia, anunciaron el presidente Barack Obama y la primera ministra australiana Julia Gillard, despues de una reunion en la capital australiana Canberra. La iniciativa prevee desplegar 2.500 soldados en la region, que se sumaran a las fuerzas terrestres, aereas y navales de los australianos. Ademas, Estados Unidos enviara mas aviones a las bases del norte australiano e incrementara las maniobras conjuntas, detallo el presidente norteamericano. Este plan fortalecera la defensa bilateral en la region, aseguro. Algunos activistas ya expresaron que esto podria alterar la paz en el pais y en general en toda el area del Asia-Pacifico. Nosotros estamos rotundamente en contra de la instalacion de bases militares estadounidenses en territorio australiano, y creo que no somos la unica nacion que se opone a la presencia militar de este pais en su territorio, expreso Justin Tutty, integrante de la organizacion australiana Residents Against War. Obama visita Canberra como parte de una gira por la region de Asia-Pacifico. Con el aumento del contingente militar en Australia, los estadounidense tendrian una presencia cada vez mas cercana al sur de China.
espejo aeronautico
 

Shandor

Colaborador
Colaborador


Barack Obama ha anunciado hoy un nuevo despliegue militar en Australia como prueba del compromiso de su Administración de volver a ocupar un papel protagonista en la región de Asia-Pacífico, no solo desde el punto de visto económico y comercial, sino también político y estratégico.
“Queremos estar seguros de que la arquitectura de seguridad en la región es acorde con las necesidades del siglo XXI, y esta iniciativa nos va a permitir hacerlo”, ha dicho el presidente norteamericano en Canberra durante una conferencia de prensa junto a la primera ministra australiana, Julia Gillard.
Aunque el despliegue militar es rotatorio y modesto, su valor simbólico y estratégico es considerable, puesto que demuestra la voluntad de Estados Unidos de involucrarse más a fondo en la seguridad del sur de Asia, una zona amenazada por varios conflictos territoriales.

Los soldados de EEUU solo serán en principio 200 o 250 y no tendrán base propia​
Los soldados norteamericanos serán, en un principio, tan solo unos 200 o 250 y se instalarán en el puerto de Darwin dentro de instalaciones australianas. No se establecerá una base de Estados Unidos, y los 2.500 marines que pasarán por ese territorio no lo harán al mismo tiempo sino de forma rotatoria, aunque sí traerán nuevos barcos y aviones para incrementar el número de maniobras militares. “Será el Pearl Harbor de Australia”, ha dicho Gillard.
Aunque Estados Unidos cuenta ya con soldados e instalaciones militares en Japón y Corea del Sur, esta iniciativa puede ayudar a que otros países asiáticos que ven sus intereses amenazados por el crecimiento de China se sientan más seguros.
Obama ha asegurado, sin embargo, que el despliegue no tiene por objeto controlar a China. “La noción de que tememos a China es equivocada, la noción de que estamos tratando de excluir a China es equivocada”, ha declarado.
El presidente estadounidense ha insistido en que el único propósito de esta medida es el de actualizar el compromiso de Estados Unidos en Asia-Pacífico, algo que Obama dejó claro durante la celebración el pasado fin de semana en Hawai de la cumbre de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).
“Con mi visita a la región quiero dejar claro que Estados Unidos está incrementando su interés en el área”, ha manifestado este miércoles en Canberra.


T N A
 
,mm, esto me suena mas a una reduccion de costos, en vez de tener una MAU navegando en la zona todo el año como ahora, la van a tener anclada en darwin




 
http://www.myfoxtwincities.com/dpps/news/china-warns-australia-on-strengthened-ties-to-us-dpgonc-20111116-kh_15986332

Mediante Traductor Google :

(NewsCore) - China ha reprochado fuertemente Australia sobre EE.UU. fortaleció los vínculos de defensa, advirtiendo que puede ser "atrapados entre dos fuegos" si Washington utiliza la nueva sede en Australia las fuerzas militares para amenazar a sus intereses.
Un editorial fuertemente redactado en el Diario del Pueblo estatal dijo que la nueva Australia y Estados Unidos pacto de defensa que plantea una amenaza a la seguridad de Australia.
"Australia sin duda no se puede jugar a China por un tonto. Es imposible que China siguen siendo individual, sin importar lo que Australia tiene para socavar su seguridad", dijo. "Si Australia utiliza sus bases militares para ayudar a los intereses de EE.UU. daño chino, entonces Australia se quedará atrapada en el fuego cruzado."
El editorial advirtió Australia por confiar en China por sus intereses económicos si se gira hacia los Estados Unidos con fines políticos y de seguridad.
"[El primer ministro australiano Julia] Gillard se puede ignorar algo - su cooperación económica con China no representa ninguna amenaza para los EE.UU., mientras que la alianza militar de Australia y Estados Unidos sirve para contrarrestar a China", dijo.
El Ministerio de Relaciones Exteriores chino también marca la alianza fortalecida como inadecuado y contraproducente para el desarrollo pacífico de la región.
"Puede que no sea muy apropiado para intensificar y ampliar las alianzas militares y no pueden estar en el interés de los países de esta región", dijo el vocero de la cancillería Liu Weimin miércoles por la noche. "China considera que el desarrollo pacífico y la cooperación es una tendencia de los tiempos y es la corriente principal de la política exterior de los países de esta región, especialmente en el contexto de lento crecimiento económico."
La fuerte reacción de China al anuncio del miércoles del fortalecimiento de los vínculos Estados Unidos y Australia siguieron duras palabras del canciller indonesio Marty Natalegawa.
"Lo que me gustaría ver es si ese desarrollo fueron a provocar una reacción y contra-reacción", dijo en Bali, donde EE.UU. El presidente Barack Obama y Gillard se dirigió la noche del jueves de la ASEAN y la Cumbre del Este de los líderes de Asia.
Inauguración el miércoles a los planes de la estación de 2.500 infantes de marina de EE.UU. en el Territorio del Norte en cinco años, Obama confirmó la importancia estratégica de Australia en un siglo de Asia y el Pacífico, dominada por el poder creciente de China e India.
 

Con una aparente prohibición del carbón, China aumenta el costo del desafío político de Australia​

Oct 14, 2020 | 17:11 GMT

]https://worldview.stratfor.com/arti...china-ups-cost-australia-s-political-defiance

Los informes de que China ha detenido las compras de carbón australiano sugieren que Beijing está aumentando la presión económica para frenar la postura más conflictiva de Canberra. Sin embargo, es poco probable que tales movimientos inhiban el mayor cambio estratégico de Australia para reequilibrar contra la invasión china en la región. El 14 de octubre, las filtraciones indicaron que alrededor de 850.000 toneladas de carbón coquizable australiano en diez buques Panamax con destino a China se estaban desviando a otros mercados. Esto sigue a una confirmación el 13 de octubre del Ministerio de Comercio de Australia de que estaba determinando si Beijing había suspendido las compras de carbón coquizable y térmico australiano. Los informes del día anterior indican que los funcionarios chinos dijeron a la mayoría de las grandes centrales eléctricas y acerías a principios de octubre que detuvieran el uso de carbón australiano. Según los informes, a muchos puertos también se les dijo que no descargaran el producto, lo que hizo que los compradores respondieran deteniendo las compras por temor a no pasar por la aduana. Si se confirma, la suspensión de China de las compras de carbón australiano sería una escalada de las restricciones agrícolas anteriores que cortaron 411 millones de dólares del comercio anual de cebada (que representa menos del 1 por ciento del comercio total de mercancías de Australia). Estas medidas anteriores también incluyeron apuntar a algunas exportaciones de carne vacuna y expulsar a los periodistas, además de apuntar al pequeño sector de la carne vacuna y a los periodistas.



  • En 2019, el 21,6 por ciento de las exportaciones de carbón de Australia ($ 9,5 mil millones) se destinó a China, o el 3,5 por ciento de sus exportaciones totales de bienes. No está claro cuán extensas son las restricciones actuales al carbón de China, con informes de que algunas compras aún están en curso. A principios de 2020, China endureció las importaciones de carbón australiano mediante cuotas de importación y retrasos en la emisión de licencias tanto para el carbón como para el mineral de hierro.

  • Si bien China es en gran parte autosuficiente para gran parte de su producción de carbón, todavía importa carbón, aproximadamente la mitad del cual proviene de Australia. Las importaciones de carbón de China en septiembre cayeron un 38 por ciento interanual, con una menor demanda de electricidad debido al clima templado del otoño y la expiración de las cuotas, lo que permitió un mayor consumo de producto nacional. China puede orientarse más hacia la producción interna, particularmente dada la necesidad de apoyar a las provincias del interior más afectadas por las consecuencias económicas del COVID-19. También tiene suministros alternativos disponibles en Indonesia, Rusia y Mongolia.

  • Australia también tiene varios mercados alternativos de carbón. Japón es el mayor consumidor de carbón australiano, India es el tercero y Corea del Sur es el cuarto. A diferencia de China, estos otros compradores se enfrentan a importantes reveses económicos relacionados con la pandemia que los hacen mercados menos viables en 2020 y en 2021. Esto hará que la posible prohibición actual afecte más de lo que hubiera sido de otra manera.

Mientras Pekín busca presionar a Canberra sin poner en peligro la relación comercial bilateral de larga data de los dos países, es probable que elija tácticas calculadas para señalar el descontento con la política australiana actual, evitando al mismo tiempo medidas que causarían daños a largo plazo, como apuntar a las exportaciones de mineral de hierro. El alto nivel de dependencia económica de Australia en China es el mayor limitante de su capacidad para enfrentarse a Beijing, una palanca que China tratará de preservar para mantener su influencia a largo plazo. Pero aunque China ha aumentado constantemente la presión sobre Australia a lo largo de 2020, se ha limitado a las exportaciones a menor escala, como la cebada, que tienen un fuerte impacto en un grupo demográfico en particular. Para demostrar la necesidad de relaciones amistosas con Canberra, China se ha resistido a las muchas otras restricciones y cortes que podría imponer, incluido el objetivo del mineral de hierro o la expansión de las restricciones de productos agrícolas para incluir la carne de res y la lana.

  • China representó el 32,8 por ciento de las exportaciones totales de bienes australianos en 2019, con el consumo particularmente concentrado en materias primas y el sector agrícola orientado a la exportación de Australia.

  • El mineral de hierro, a diferencia del carbón, es una exportación mucho más importante de Australia a China. China consume el 83,3 por ciento de las exportaciones totales de mineral de hierro de Australia ($ 54,8 mil millones), más de 11 veces más que el siguiente comprador más grande, Japón. Las exportaciones de mineral de hierro de Australia a China también representan el 20 por ciento de las exportaciones totales de todos los bienes del país..

Los acontecimientos del año pasado también han agriado al electorado australiano en China, lo que significa que las tácticas demasiado agresivas de Pekín también correrían el riesgo de alienar aún más al público. Desde principios de 2020, las tensiones entre Australia y China han ido en aumento en medio de la postura más conflictiva de Australia sobre el ascenso regional de China, las supuestas operaciones de influencia china en Australia y la pandemia de COVID-19. La escena política australiana está marcadamente dividida, dejando abierta la posibilidad de un retorno hacia un gobierno australiano más amigable hacia China. El estrecho liderazgo parlamentario de la coalición gobernante Liberal-Nacional deja abierta la perspectiva siempre presente de un giro hacia el Partido Laborista, que históricamente ha tenido una mejor relación de trabajo con China.

  • La percepción pública australiana de China ha caído precipitadamente en los últimos años, y los datos de la encuesta del Pew Research Center publicados el 6 de octubre encontraron que las percepciones "desfavorables" de China aumentaron al 81% en 2020, un 24% más que en 2019.

  • Las próximas elecciones australianas están programadas para principios o mediados de 2022.
 

Noticias del Sitio

Arriba