Autodeterminación para Puerto Rico.

Aprueban en la ONU la 40.ª resolución que pide la autodeterminación para Puerto Rico​


El documento plantea una serie de medidas para reducir la subordinación de esa nación insular al Gobierno de EE.UU.

El Comité de Descolonización de las Naciones Unidas aprobó por consenso este lunes una resolución que reconoce una vez más el derecho de Puerto Rico a la libre determinación e independencia frente a Estados Unidos.

La 40.ª versión anual de ese documento, que busca poner fin a la condición dependiente de la isla, fue presentada por el embajador de Cuba ante la ONU, Pedro Luis Pedroso, y copatrocinada por las delegaciones de Antigua y Barbuda, Bolivia, Nicaragua, Rusia, Siria y Venezuela, informa Prensa Latina. Decenas de organizaciones políticas y sociales presentaron sus ponencias y propuestas sobre el tema.

La resolución reconoce al pueblo puertorriqueño su "propia e inconfundible identidad nacional" y hace un nuevo llamamiento a la Asamblea General para que examine de "manera amplia" el problema colonial de Puerto Rico y se pronuncie sobre el tema "lo antes posible". El comité, dice, "observa con preocupación" el aumento de la subordinación del país insular al Gobierno estadounidense por medio de la llamada Ley Promesa, que impuso una Junta de Supervisión Fiscal en San Juan.
Las alternativas del desarrollo futuro, sugiere el texto, requieren "un mecanismo que asegure la plena participación de representantes de todos los sectores de la opinión pública puertorriqueña" y que incluya una Asamblea Constitucional. Además, se señala que la independencia de Puerto Rico cuenta con un "amplio apoyo de personalidades eminentes, gobiernos y fuerzas políticas en América Latina y el Caribe".
Puerto Rico podría luego tomar decisiones soberanas "para atender sus urgentes necesidades económicas y sociales, incluidos el desempleo, la marginación, la insolvencia y la pobreza, y los problemas relativos a la educación y la salud, que se han agravado por el azote de los huracanes Irma y María, los terremotos que afectaron a la parte suroeste de Puerto Rico y la pandemia de covid-19", recuerda el documento.

 
''Para España es mejor no interesarse por Puerto Rico''. Desde hace mucho tiempo se sabe que los EEUU mantienen cuadros políticos de delegaciones independentistas de Euskadi, Catalunya y Canarias para presionarnos si les conviene??... está bien que lo recalques.

EEUU intenta ahora independizar a los kurdo-sirios y kurdo-iraquíes, también hace lo posible para que Taiwan no se reintegre en China aunque diga lo contrario, está cómodo viendo a una Corea independizada de la otra... con esa inercia independizante y liberadora que le caracteriza, igual se despista un momento y sale de una vez de esa isla que es latinoamericana.
 
Última edición:
''Para España es mejor no interesarse por Puerto Rico''. Desde hace mucho tiempo se sabe que los EEUU mantienen cuadros políticos de delegaciones independentistas de Euskadi, Catalunya y Canarias para presionarnos si les conviene??... está bien que lo recalques.

EEUU intenta ahora independizar a los kurdo-sirios y kurdo-iraquíes, también hace lo posible para que Taiwan no se reintegre en China aunque diga lo contrario, está cómodo viendo a una Corea independizada de la otra... con esa inercia independizante y liberadora que le caracteriza, igual se despista un momento y sale de una vez de esa isla que es latinoamericana.
Toda la razón.

Pero dudo mucho "bastante", que el ciudadano puertorriqueño quiera renunciar a un pasaporte USA... Viendo como sus vecinos de islas se matan por llegar a trabajar a yankilandia... O desde Centroamérica.
Terminará por ser un estado más, supongo.
Puerto Rico sigue siendo uno de los mayores robos a España, pero ahora ya... Al margen de los indepes en España, imagina los eurones que se irían en inversiones a esa isla, ayudas sociales, bufff... Ni pensarlo.
 
RT
Independencia, estadidad o libre asociación: ¿el referendo que podría redefinir el futuro de Puerto Rico ya tiene luz verde?

Un comité de la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el miércoles un proyecto de ley para llamar a un plebiscito sobre el estatus político de la isla.


Los últimos párrafos...

Hace casi dos años, en noviembre de 2020, Puerto Rico celebró un referendo que culminó con 53 % de votos a favor de la estadidad. ¿Qué pasó entonces? Los comicios no fueron reconocidos por la Administración de EE.UU. y solo contaron con la participación de la mitad de la población.

Movimientos sociales que respaldan la independencia consideran que el proceso político del territorio debe ser protagonizado por su propia gente, sin imposiciones externas. "La idea de que el Gobierno estadounidense tiene derecho a controlar los mecanismos de nuestra autodeterminación es peligrosa", sostuvo el mes pasado Benjamín Ramos, del grupo ProLibertad Freedom Campaign, durante una reunión del Comité de Descolonización de la ONU.

Y es que en el sustrato de las discusiones permanece el derecho de Puerto Rico a su independencia y libre determinación, reconocido en numerosas oportunidades por las Naciones Unidas, pero que sigue siendo una cuestión irresoluta.
 

Repudia organización oleada represiva del FBI en Puerto Rico​


San Juan, 25 ago (Prensa Latina) El puertorriqueño Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) repudió hoy la oleada represiva desatada por el FBI de Estados Unidos contra integrantes de la Brigada Juan Rius Rivera, que en julio pasado estuvieron en Cuba.



La conducción del MINH reaccionó de ese modo a la denuncia hecha por el Comité de Solidaridad con Cuba (CSC), al alertar de que más de una decena de brigadistas fueron visitados en sus hogares o llamados por teléfono por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI).
“Ante lo que se perfila como una nueva oleada represiva por parte FBI contra el sector patriótico puertorriqueño, hay que mantenerse alerta”, expresaron los presidentes del MINH, Ángel Rodríguez-León y Julio A. Muriente.
Establecieron que el FBI se ha caracterizado por la persecución a los luchadores por la independencia de Puerto Rico, sometido a 124 años de dominación colonial por Estados Unidos....

 

El desastre de Puerto Rico es político​

  • José (Papo) Coss
  • Fuente: TeleSur
El más reciente huracán que azotó a la isla del Encanto, volvió a dejar al descubierto la inoperancia e ineficiencia del gobierno, en la planificación y la transformación que necesita el país, pero sobre todo la podredumbre moral del actual gobierno colonial.

Pasaron cinco años desde el devastador huracán María, categoría cinco, que destruyó y/o debilitó, prácticamente todo el sistema eléctrico de Puerto Rico y de su infra-estructura económica, pero nada ha cambiado.
El reciente golpe del huracán Fiona, otro desastre natural de menor categoría, con una cantidad de agua sin precedentes, constató que no se reconstruyó, ni se procedió a adelantar el indispensable cambio estratégico a la energía renovable. Más bien, Fiona volvió a dejar al descubierto la inoperancia e ineficiencia del gobierno, en la planificación y la transformación que necesita el país, pero sobretodo la podredumbre moral del actual gobierno colonial.

Billones de dólares han sido asignados a la reconstrucción y a la puesta en marcha de la energía renovable por el poder imperial de USA, conscientes del estado actual de empobrecimiento de su colonia clásica. Sin embargo, la magnitud de la corrupción pública de los gobiernos neoliberales se ha profundizado, pues dichas ayudas han ido a parar a “los amigos del alma”, a través de contratos fraudulentos.

Solo en la ultima década, más de 500 funcionarios, vinculados a esas fuerzas retrógradas, salieron convictos y condenados por sus delitos de corrupción, en las propias cortes de justicia impuestas por USA en Puerto Rico. Estos incluyen a varios altos ejecutivos de la agencia FEMA de USA, encargada de distribuir los fondos, así como líderes políticos, legisladores y alcaldes de decenas de municipios.

Mientras tanto, la Junta Dictatorial de USA, impuesta por Obama en el 2016, mantiene su política de austeridad para todos los servicios públicos y se adueña de gran parte de los fondos federales, para que los bonistas de Wall Street cobren sus regalías. Se trata de “las cabras velando a las lechugas”, para beneficio del gran capital extranjero estadounidense.

El efecto inmediato ha sido el empobrecimiento de la clase trabajadora, especialmente de la juventud del país, que opta por emigrar en masa a USA, buscando mejores condiciones de vida. Allí se encuentran con una sociedad que los explota y discrimina, por tratarse de ciudadanos de segunda clase, que son excluidos de los empleos mejor remunerados.

Algunos terminan regresando a la patria puertorriqueña, con el compromiso de enfrentar al colonialismo y al gran capital, identificándolos por experiencia propia, como las raíces de sus problemas socio-económicos. La mayoría permanecen allá en USA, formando parte de la numerosa diáspora boricua, cada vez más comprometida con el proceso de descolonización.

Un ejemplo de esa radicalización política de nuestros emigrados a USA, es el caso de la destacada congresista Alexandria Ocasio Cortes, quien representa un baluarte de la izquierda más radical del Partido Demócrata. Ella junto a otros congresistas de origen puertorriqueño, como Nydia Velázquez, impulsan una Asamblea Constitucional por la Descolonización de Puerto Rico.

El proyecto ha sido boicoteado por el Partido Republicano de USA, que se niega a ofrecer la alternativa de la anexión de Puerto Rico, que contradictoriamente cuenta con amplio apoyo de los sectores más empobrecidos de nuestro país. Esto se explica por la idílica promesa de más fondos federales y ayudas económicas, de parte del liderato asimilista y corrupto, que respalda la incorporación de Puerto Rico a USA.
Sin embargo, al calor de la más grave crisis económica, social y política en la historia moderna de Puerto Rico, crece de manera significativa un clamor general de unir las fuerzas anti-coloniales y por la justicia social, encabezado por el Movimiento Victoria Ciudadana, el Partido Independentista Puertorriqueño y los movimientos sociales. La unidad en la acción de estos sectores, representa la esperanza del país y de nuestra diáspora boricua.

Por eso, el llamado a construir una Alianza de País, de parte de Victoria Ciudadana, ha tenido gran resonancia y simpatías de la mayoría del pueblo. Ahora con este nuevo desastre político, en el manejo de la crisis provocada por Fiona, se crean las condiciones objetivas para consolidar esa unidad en la acción, a través de la auto-gestión comunitaria y la solidaridad ciudadana.

 

Un extracto del artículo:

Colonialismo airbnb​

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define el colonialismo como el "régimen político y económico en el que un Estado controla y explota un territorio ajeno al suyo". Y eso es justamente lo que ocurre en Puerto Rico, no solo con el modelo de LUMA.

"Están desplazando al boricua para hacerse ellos ricos", dice una de las mujeres que habla en el reportaje de Graulau. Otro de los problemas que se ventilan en el video de 'El apagón' es que los nativos han tenido que dejar sus casas porque barrios enteros han sido comprados por capitales estadounidenses, o porque el Estado ha derrumbado las viviendas sociales para instalar condominios de lujo.

A muchos puertorriqueños, que tenían años habitando en sus casas y edificios, les dieron apenas 30 días para desalojar y meter su vida en unas cuantas cajas. Así, pisos que les costaban unos 300 dólares al mes, ahora son residencias que se alquilan por 150 dólares la noche a través de plataformas como Airbnb, un negocio turístico que florece abonado por la llamada Ley 22.

Esta ley, que aplica para estadounidenses que se muden a Puerto Rico, ofrece apetecibles exenciones tributarias por las ganancias de inversión como inmuebles y criptomonedas. El huracán María, que desplomó el precio de las propiedades en la isla en 2017, disparó el interés de los capitales en EE.UU. para la adquisición de bienes raíces en el territorio insular.

Según Graulau, hay al menos 3.000 beneficiarios de la ley 22. "Yo les digo invasores colonizadores porque ellos se comportan como tal. Claro, es que el Gobierno de Puerto Rico les ha puesto el país en bandeja de plata", afirma Laura Mía González, una de las residentes desalojadas por los nuevos propietarios de inmuebles y entrevistadas en el documental que acompaña a 'El apagón'.

La ley 22, a usanza de las viejas prácticas coloniales, beneficia a los ciudadanos estadounidenses por sobre los habitantes de Puerto Rico, al punto que, en la práctica, les permite desplazarlos. La gentrificación no solo es con las propiedades, sino que ocurre en las playas, los barrios y su propia tierra.

Los puertorriqueños no se han quedado de brazos cruzados. En el documental de Graulau se muestra cómo la resistencia ciudadana ha logrado arrebatar de manos privadas la explotación del espacio público; cómo los vecinos se han unido para hacer cumplir resoluciones judiciales ignoradas por el Gobierno y cómo, incluso a través de la música, se organizan para exigir una vida digna.

"Yo no me quiero ir de aquí, que se vayan ellos. Lo que me pertenece a mí, se lo quedan ellos, que se vayan ellos. Esta es mi playa, este es mi sol, esta es mi tierra, esta soy yo", dice un coro de la canción. A cualquier despistado podría sonarle a una consigna más, pero los puertorriqueños conocen la fuerza telúrica de la música, la movilización y la denuncia para poner a temblar al poder. El exgobernador de la isla Ricardo Rosselló puede dar fe....

 

Noticias del Sitio

Arriba