Asuntos Nucleares

Derruido

Colaborador
Confirman la presencia del agua radioactiva de Fukushima en la costa de Canadá

Muestras de agua tomadas en agosto a unos 1.200 kilómetros al oeste de Vancouver, Canadá, contienen cesio 134, isótopo radioactivo vertido al océano Pacífico a causa del desastre de la central nuclear japonesa de Fukushima, informa el periódico estadounidense 'Statesman Journal'.
Según Ken Buesseler, oceanógrafo químico de la Institución Oceanográfica Woods Hole, las muestras también revelaron altos niveles de cesio 137, otro isótopo proveniente de Fukushima.

Los resultados detallados de las pruebas realizadas en las aguas cercanas a la costa norteamericana se harán públicos el mes que viene.
http://actualidad.rt.com/ultima_hora/view/143988-presencia-agua-radioactica-fukushima-costa-canada
No más Atún.

Besos
 

Derruido

Colaborador
O atúnes mas grandes (?)
Para qué más grande, si hasta ahora con un atún así me alcanzaba.

 
Para qué más grande, si hasta ahora con un atún así me alcanzaba.


Ese atún viene de Brasil.

Cuando Arcor compro la Campagnola también se quedó con los activos de esta en Brasil; una flota atunara de seis buques (cinco son de procesamiento de pescado, factoría).
 

Derruido

Colaborador
Ese atún viene de Brasil.

Cuando Arcor compro la Campagnola también se quedó con los activos de esta en Brasil; una flota atunara de seis buques (cinco son de procesamiento de pescado, factoría).
Sep, pero el agua es agua y está toda mezclada.:confused:

Besos
 

Derruido

Colaborador
Bueno Derru, si es por eso, los atunes brasileros están más cerca de nuestra descarga de popo que de fukushima, jajaja.
Eso me dá más miedo.

Besos
PD: Ojo esa marca es Campagnola, pero hay otras marcas que capturan Atún en el Pacífico cerca de las costas Peruanas y de Ecuador.
 
IMPSA: OTRA EMPRESA ARGENTINA QUE SE FORTALECE EN EL SECTOR NUCLEAR GRACIAS AL CAREM

Por María Julia Echeverría. En U-238 Julio 14

Si bien viene realizando trabajos para el sector nuclear desde hace más de 35 años, la construcción delrecipiente de presión del CAREM será el gran desafío para esta empresa argentina. Repasamos la historia y los principales proyectos desarrollados por esta firma que, desde sus inicios, exhibió una fuerte vocación por el desarrollo tecnológico.



Uno de los principales objetivos del Plan Nuclear Argentino es conferir el mayor grado de participación a la industria local en todos los proyectos del sector que están en marcha. Con este propósito, en diciembre pasado, el Ministerio de Planificación Federal adjudicó a la empresa Industrias Metalúrgicas Pescarmona (IMPSA) un contrato fundamental para el Proyecto CAREM: el desarrollo de la ingeniería, la provisión y el montaje del recipiente de presión que contendrá al primer reactor nuclear modular desarrollado íntegramente en la Argentina.

Si bien este es un hito tanto para la empresa como para el sector nuclear argentino, IMPSA lleva más de 35 años colaborando con esta industria. Conozcamos un poco más sobre su historia y sus principales trabajos, tanto en el país como en el mundo, donde ha desarrollado proyectos de energías renovables en 30 países.

Historia de una empresa centenaria

Los orígenes de IMPSA se remontan a 1907 cuando el abuelo del actual presidente de la empresa, Enrique Pescarmona, fundó los Talleres Metalúrgicos Enrique Epaminondas Pescarmona, en la Provincia de Mendoza. Allí se fabricaban repuestos de hierro fundido, equipos para la industria vitivinícola y compuertas para canales de irrigación.

Ya para la década del 20, la empresa se había consolidado como líder en la provisión de equipamiento para vitivinicultura. Con los años, siguió sus trabajos en manufactura de componentes de metalúrgica liviana.

En 1946, la familia Pescarmona fundó Construcciones Metálicas Pescarmona (CMP) para dedicarse al diseño y construcción de estructuras metálicas, compuertas de riego y otros equipos electromecánicos. Y casi 20 años más tarde, en 1965, se creó la actual empresa IMPSA, mediante la transferencia de los activos y pasivos de CMP. Desde entonces, la firma se expandió y diversificó ampliamente su producción y actividades vinculadas.

Tras consolidarse como el líder en generación hidroeléctrica en Argentina durante la década del 70, en los años 80 IMPSA adoptó el concepto de proveedor de soluciones totales. Para alcanzar este objetivo, implementó una política agresiva de Investigación y Desarrollo que permitió hacer realidad este nuevo enfoque. Ejemplo de eso es el laboratorio hidráulico que la compañía construyó en Mendoza, en el Centro de Investigación Tecnológica (CIT), uno de los más avanzados en el mundo. Paralelamente, las operaciones de la compañía se expandieron internacionalmente, llegando actualmente a una presencia en 30 países.

Durante los años 90, la compañía comenzó a desarrollar proyectos bajo modalidades BOT (Build, Operate & Transfer), BROT (Build, Rehab, Operate & Maintenance) y BOM (Build, Operate & Maintenance). Con este logro, la compañía se convirtió en el principal desarrollador de proyectos “hydro” en el mundo y un proveedor de soluciones totales.

Gracias a este abanico de actividades —que incluyen desde la ingeniería, aprovisionamiento y construcción hasta la operación y mantenimiento— IMPSA desarrolló un profundo know how no sólo sobre aspectos tecnológicos sino también financieros y de gerenciamiento.

La primera década de este siglo se caracterizó por el desarrollo de proyectos de generación sustentable de energía eléctrica, algunos de los cuales ya se han puesto en marcha. Entre ellos se destaca el proyecto Tocoma donde IMPSA se encarga del diseño, fabricación, transporte y montaje del equipamiento electromecánico para la central hidroeléctrica Tocoma; sobre el río Caroní, en Venezuela. Proveerá 10 unidades generadoras Kaplan de 235 MW, que son las de mayor potencia y eficiencia del mundo.

En cuanto a energía eólica, en mayo del 2008 IMPSA firmó un contrato con la Provincia de La Rioja para proveer un aerogenerador del tipo IWP-83 de 2,1 MW clase II, para el proyecto Arauco I. Al final de este mismo año, se firmó un nuevo contrato para el suministro de 11 nuevos equipos de iguales características. Además, IMPSA tiene a cargo la operación y mantenimiento del complejo.

A nivel internacional, IMPSA se encuentra desarrollando cinco parques eólicos en Brasil, equipados con unidades de 1500 KW, totalizando más de 300 MW de capacidad instalada. Además, en septiembre de 2008 inauguró su fábrica de aerogeneradores en el puerto de Suape, en el estado de Pernambuco, Brasil. La nueva planta tiene capacidad para fabricar 300 equipos por año, para abastecer el mercado local, regional y global.

Su participación en el sector nuclear

El doctor Ismael Jadur, Gerente de Marketing y Relaciones Institucionales de la empresa, recordó: “Comenzamos en 1976 fabricando diversos equipamientos para la Central Nuclear de Embalse. También, participamos en proyectos para Atucha II, proveyendo los componentes pesados de esa central, y en el laboratorio Tandar de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), a través de la fabricación y ensamble de componentes del acelerador”.

Sobre su participación en Atucha II —recientemente bautizada Doctor Néstor Kirchner—, Jadur recordó las complejidades que surgieron en el suministro de las turbinas hidráulicas: “El contrato de este suministro fue firmado el 15 de noviembre de 1993 y, por motivos ajenos a IMPSA, el montaje y la puesta en operación de esta unidad se completó casi 20 años después de la suscripción del respectivo contrato. La complejidad que se presentó fue la de hacer una revisión minuciosa de un equipamiento que estuvo muchos años sin ser montado ni ensayado como estaba previsto inicialmente”.

Este componente es una turbina Francis que posee una potencia de 10 MW y una velocidad de 150 rpm. “Se ubica en el canal de agua de enfriamiento del reactor que abastece a la turbina principal de la central. Su objetivo es generar energía aprovechando el circuito de enfriamiento del reactor. Como el reactor es tan grande y para enfriarlo se requiere un caudal significativo de agua, se aprovecha ese mismo caudal para generar energía”, explicó el doctor Jadur.

Además, agregó: “Por pedido del cliente, Nucleoeléctrica Argentina, IMPSA asumió la supervisión de montaje y puesta en marcha, no sólo de la turbina y regulador de velocidad suministrados por la firma, sino también del generador y equipo de excitación que fueron suministrados por una empresa de origen alemán”.

Por otro lado, IMPSA también ha realizado trabajos conjuntamente con CONUAR y FAE: la fabricación de los generadores de vapor para la Central Nuclear Embalse, que incluyeron tubos de inconel fabricados por FAE.

La empresa también ha tenido participación —aunque escasa— en el sector nuclear internacional: “Hemos construido el reactor experimental que INVAP le vendió a Perú”, destaca Jadur.

CAREM: el gran desafío

“Para nosotros participar en el proyecto CAREM, a través de la ingeniería, la provisión y el montaje del recipiente de presión, tiene un alto valor agregado, ya que significa incrementar nuestra experiencia en el desarrollo nuclear a partir de este proyecto, que es el primero de este tipo en construcción”, afirmó el doctor Jadur. “Implica, además, sumar experiencia en la fabricación de componentes nucleares y dar continuidad al negocio en ese ámbito preparándonos para futuros desafíos en el rubro”, amplió el Gerente de Marketing y Relaciones Institucionales de la empresa.

Según el especialista, “el proyecto en sí es de gran complejidad. Por ello, hemos formado a un grupo de profesionales especialmente entrenados bajo la Norma Asme III para el desarrollo de esta ingeniería. Somos una de las pocas empresas de Latinoamérica Certificadas por ASME para el diseño, la ingeniería y fabricación de componentes nucleares”, afirmó.

El material que se utilizará para fabricar el recipiente de presión del CAREM es acero al carbono forjado, y tiene un revestimiento interno de acero inoxidable (llamado claidding) que se coloca con un sistema de soldadura especial. Este componente tendrá once metros de altura y será capaz de soportar una presión de 122 atmósferas.

“Actualmente, estamos en la fase de desarrollo de toda la ingeniería de detalle del recipiente de presión”, comentó Jadur. En principio, el plazo del contrato es de 32 meses sin montaje, por un monto de 76,5 millones de dólares.

Para finalizar, el doctor Jadur analizó las posibilidades de la empresa en el marco de la reactivación del sector nuclear y su participación en el Proyecto CAREM: “Esperamos poder tener la oportunidad de obtener nuevos contratos en el sector. De hecho, la Sala Limpia, que se encuentra funcionando en el Centro de Producción de Mendoza desde octubre pasado, se desarrolló con el propósito de que IMPSA se posicionara en el negocio de la construcción de equipamiento nuclear. Se trata de una instalación con los más altos estándares internacionales, que ha sido desarrollada para uso exclusivo de proyectos nucleares, pero podrá ser utilizada para cualquier otro proyecto, si así se requiere”.

Una empresa diversificada

Actualmente, la empresa cuenta con cinco centros de producción: dos en Mendoza, dos en Suape (Brasil) y uno en Lumut (Malasia). Sus actividades se dividen en cinco unidades de negocio:

■ Hydro: está dedicada a producir soluciones integrales para la conversión de la energía del agua en electricidad.

■ Wind: desde los años 80, la empresa incursiona en investigación y desarrollo en materia de energía eólica.

■ Process: desarrolla la concepción, el diseño, la fabricación y la instalación de plantas llave en mano y de equipos para la industria de procesos.

■ Energy: se dedica a desarrollar proyectos integrales, incluyendo la elaboración de la Ingeniería Financiera, que es uno de los pasos claves para su concreción.

■ Services & Smart Grids: se ocupa del diseño y optimización de sistemas eléctricos para el abastecimiento seguro de energía eléctrica, preservando el medio ambiente.
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Registran niveles de radiación récord en Fukushima tras paso de supertifón

El nivel de contaminación radiactiva detectado en el agua subterránea cerca de la accidentada central nuclear japonesa de Fukushima ha alcanzado nuevos máximos históricos tras las lluvias torrenciales causadas por un tifón la semana pasada, informó la operadora de la planta citada por la agencia TASS.
El nivel de cesio radiactivo en el agua de un pozo situado en la costa y próximo a la central ascendía a 267.000 becquereles por litro, el más alto observado hasta ahora en este punto, según las muestras tomadas por TEPCO.
Las mediciones realizadas la semana pasada mostraron que la concentración de tritio en una muestra de agua subterránea aumentó hasta el nivel de 251.000 becquereles por litro debido a las fuertes lluvias causadas por el tifón Vongfong que azotó Japón.
http://actualidad.rt.com/ultima_hora/view/144069-radiacion-record-tifon-japon-fukushima
 
La ARN otorgó a la CNEA la licencia de construcción del Reactor nuclear RA-10

La Autoridad Regulatoria Nuclear otorgó a la CNEA la licencia de construcción del Reactor RA-10, un proyecto para incrementar la producción de radioisótopos, concretar ensayos de materiales y para investigación y desarrollo.



cienciaytecnologiaenargentina.blogspot.com
 
Avanza la construcción del primer reactor nuclear de potencia diseñado en el hemisferio sur

Una importante obra avanza a ritmo silencioso pero sostenido, entre ruidos de máquinas que producen hormigón, grúas que enganchan vigas de acero y soldaduras. Se trata de un proyecto histórico para la ingeniería civil argentina y para la ciencia y tecnología del país, es el CAREM- 25.



Llevado a cabo por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en Lima y en el antiguo predio donde se alzaba la planta de agua pesada, ubicada en un terreno lindero al Norte de la central nuclear de Atucha I. Esta obra consta de la construcción y puesta en marcha de un prototipo de reactor nuclear modular, de baja potencia y más pequeño de los que se pueden ver en las centrales nucleares comerciales y convencionales. Se trata de una obra única, con un licenciamiento único y que cumple con todas las normas de seguridad nuclear y medioambientales actuales; con una permanente revisión de los programas de trabajo y dirigido exclusivamente por la CNEA.

Asimismo, tiene una característica que no tuvo ninguna otra central del país, se arrancó desde cero, desde su “startup”, con recursos 100% nacionales, con un diseño nacional, con mano de obra local y priorizando que todas las empresas proveedoras sean argentinas. Sin dudas es el coronamiento de más de 60 años de conocimiento industrial y nuclear adquirido por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

Nota completa: http://cienciaytecnologiaenargentina.blogspot.com.ar/
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Luz verde en Japón a la reactivación de los primeros reactores nucleares tras Fukushima

Una ciudad del suroeste de Japón aprobó este martes la reactivación de una central nuclear en el país, informa la agencia Reuters.
19 de los 26 miembros de la asamblea de la ciudad de Satsumasendai votaron a favor de reiniciar la planta de Sendai, que cuenta con dos reactores nucleares, señala la agencia.
La central de Sendai se convertirá así en la primera en volver a sus actividades tras el desastre que sacudió a la central de Fukushima en marzo de 2011
http://actualidad.rt.com/ultima_hora/view/145083-fukushima-japon-aprobar-central-nuclear
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Detectan drones sobre siete centrales nucleares en Francia

Aviones no tripulados de origen desconocido han sido avistados el último mes sobre siete instalaciones nucleares en Francia, según informó la compañía energética EDF.
El primer incidente se registró el pasado 5 de octubre, y los restantes entre el 13 y el 20 de este mes, en varias partes de Francia.
La empresa, citada por la agencia AFP, afirmó que los drones aparecían en la madrugada y no afectaron el funcionamiento de las instalaciones.
http://actualidad.rt.com/ultima_hora/view/145266-registran-drones-centrales-nucleares-francia
 

Barbanegra

Colaborador

Incursiones de drones ponen en duda la seguridad de las nucleares francesas
La seguridad de las centrales nucleares francesas ha sido puesta en entredicho a lo largo de todo el mes de octubre. En las cuatro últimas semanas, pequeños drones no identificados han violado el espacio aéreo de seguridad de al menos nueve de las 19 instalaciones existentes en el país, según han confirmado el Ministerio del Interior y EDF, la empresa explotadora de las centrales. La preocupación ha subido de tono porque los dos últimos sobrevuelos se han registrado horas después de que las autoridades alertaran de esas misteriosas prácticas de las que nadie se ha responsabilizado.

Los ministerios de Interior y Defensa han coincidido en asegurar que los drones son “pequeños”, como los que pueden adquirirse libremente en algunos comercios de electrónica o juguetes por unos centenares de euros. EDF, sin embargo, ha precisado a este periódico que se trata “de aeronaves del tipo dron”, pero que “no hay constancia fehaciente de su tamaño o de su peso”. Un portavoz de esta compañía aseguró, en todo caso, que las centrales francesas “están concebidas con medidas de protección suficiente ante cualquier amenaza exterior” y que no se ha visto afectado el funcionamiento de las instalaciones en ningún momento.

Los extraños sobrevuelos se han producido por toda la geografía francesa. Ninguna organización ecologista, que en ocasiones han realizado acciones para mostrar los fallos de seguridad en las centrales, se han atribuido los vuelos de drones. Especialmente Greenpeace, la más activa en ese terreno, ha negado estar implicada y ha añadido que siempre reconoce públicamente sus actividades.

El jueves, el Gobierno y EDF difundieron las primeras informaciones al respecto y les restaron toda importancia. No obstante, el Ministerio del Interior añadió que las fuerzas de seguridad disponen de sistemas para neutralizar ese tipo de aparatos y que, en el futuro, se analizaría la posibilidad de derribarlos. La sorpresa llegó este mismo viernes cuando EDF y el Gobierno confirmaron una información de iTele según la cual otros dos drones habían sobrevolado en la noche del jueves, y prácticamente a la misma hora (sobre las 21.00) las centrales de Penly, al noroeste de Francia, y de Golfech, al sur del país.

El primer sobrevuelo se registró el pasado día 5 sobre la instalación de Creys-Malville, actualmente en desmantelamiento. Después, y a lo largo y ancho de toda la geografía, se registraron otros seis sobrevuelos entre los días 13 y el 20 y, finalmente, los dos del jueves.

Todos y cada uno de los vuelos, asegura el Gobierno, han sido detectados. EDF añade que, tras cada caso, se ha reforzado de inmediato la seguridad en torno a la central afectada, una misión que corresponde a la Gendarmería y, en último caso, al Ejército del Aire en caso de amenaza aérea. Los drones pequeños pueden ser inutilizados o bien por láser o bien mediante la perturbación de las comunicaciones por radio entre el avión no tripulado y quien lo maneja. En ninguno de los nueve casos se ha producido ninguna acción de ese tipo.

De acuerdo con la legislación francesa, el espacio aéreo de protección de una central es de cinco kilómetros de perímetro y una altitud de mil metros. EDF ha señalado que probablemente acudirá a los tribunales, que ya actúan de oficio para intentar localizar a los responsables. Ninguna de las fuentes consultadas se arriesga a aventurar ninguna hipótesis. Algunos datos, como la coincidencia horaria de los sobrevuelos del jueves, apuntan a una acción coordinada. Otros, como el amplio número de centrales sobrevoladas, podría apuntar también a la existencia de personas o grupos diferentes que imitan sus acciones.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/10/31/actualidad/1414768740_146240.html
 

Noticias del Sitio

Arriba