En marco del programa de adquisición de patrulleros oceánicos, la Armada Italiana suscribió por medio un contrato con el consorcio europeo Orizzonte Sistemi Navali (empresa conjunta propiedad de Fincantieri y Leonardo) para la construcción de tres buques que darán lugar a la nueva generación de patrulleros italianos.

El convenio, firmado a través de la Dirección de Armamento Naval de la Secretaria General de Defensa, posee un importe inicial que asciende a los 925 millones de Euros, y prevé la opción para la adquisición de tres unidades adicionales junto a trabajos relacionados con la adecuación de infraestructura en las bases navales de Augusta, Cagliari y Messina, donde tendrán asiento los nuevos OPV.

Patrullero Oceánico Multipropósito Paolo Tahon di Ravel. Ultimo patrullero de altura adquirido por la Armada Italiana

En los próximos días, OSN cerrará los contratos de subabastecimiento con Fincantieri y Leonardo, que tendrán un valor aproximado de 540 y 255 millones de euros, respectivamente. El programa OPC de la Marina Militare responde a la necesidad de asegurar una adecuada presencia y capacidades de vigilancia, vigilancia marítima, control del tráfico mercante, protección de las líneas de comunicación y de la zona económica exclusiva, así como actividades de protección frente a las amenazas derivadas de la contaminación marina, como las líquidos.

Al respecto, Pierroberto Folgiero , Consejero Delegado de Fincantieri , declaró: “Esta firma representa un notable éxito comercial, porque las OPV pertenecen a la familia FCX, la piedra angular de la nueva oferta de Fincantieri en el sector de la defensa a escala mundial.” Asimismo, agregó: “Por último, pero no menos importante, el programa, a través del relanzamiento de Orizzonte Sistemi Navali, consolida aún más la colaboración con Leonardo, lo que nos permite concentrar las habilidades de integración del sistema de buques y, en un sentido más amplio, reafirma el valor de nuestro sistema-país”.

Características de los futuros OPV

Los futuros buques contarán con una eslora aproximada de 95 metros, un desplazamiento de 2.300 toneladas y capacidad para albergar a 97 tripulantes a bordo. Uno de los aspectos mas destacables estará dado por la incorporación de una cabina especialmente diseñada para patrulleros oceánicos por Leonardo y Fincantieri NexTech, que permite la realización de las operaciones del buque y aeronaves a bordo por sólo dos operadores: un piloto y copiloto, que han incorporado las figuras del oficial de guardia en el puente de mando y el comandante. Desde esta posición, situada en el puente de mando, es posible gestionar tanto las máquinas, los timones y los sistemas de plataforma como algunas funciones del sistema de combate.

Tal vez te interese: El gobierno de Italia avanza en la modernización de los tanques C1 Ariete

Publiidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.