Aprovechando la ceremonia por el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina durante la Guerra de las Islas Malvinas, el Jefe de Estado Mayor de la FAA brigadier mayor Xavier Isaac confirmó a Zona Militar que desde la fuerza “estamos muy encaminados para incorporar un par de Saab”. Esta adquisición se realizaría a los fines de reforzar el servicio de LADE litoral, el cual actualmente opera en los aeropuertos de Rosario y Reconquista.

Vale recordar que a fines de febrero de este año, la FAA incorporó un nuevo Saab 340B, aeronave que fue asignada a la I Brigada Aérea. Durante la presentación del T-35, el ministro de defensa Taiana destacó que “Con LADE hemos ampliado las rutas, como la que estamos inaugurando al norte de Santa Fe, y hemos hecho cosas que consideramos importantes, como la ruptura del aislamiento, de la conexión entre el territorio continental de la Argentina y la isla grande de Tierra del Fuego para integrar nuestro territorio nacional.”

En los últimos años, Líneas Aéreas del Estado (LADE) ha logrado traccionar una mayor presencia gracias a la incorporación y recuperación de aeronaves de transporte de la Fuerza Aérea, tales como los Saab 340, Fokker F-28, Boeing 737, C-130 Hércules y DHC-6 Twin Otter. Esta disponibilidad permitió retomar y sumar la conectividad aérea con algunos puntos pocos frecuentes.

Especulando sobre la mencionada posibilidad de adquirir unidades adicionales de Saab 340, resulta práctico repasar algunos detalles del proceso por el cual la Fuerza Aérea adquirió el T-35 a la compañía norteamericana C&L AEROSPACE, como por ejemplo la inversión realizada: U$D 2.1 millones de dólares. Conforme a la información que se desprendió de la resolución 2022-654 (2022), la compra del mencionado bimotor tuvo como objetivo reforzar el sistema de transporte y abastecimiento aéreo operacional, así como incrementar el Área de Capacidad 2 (AC-2), movilidad táctica y estratégica de la Fuerza Aérea.

Pese a que una potencial adquisición de Saab 340 implicaría reforzar la actual flota, en el ámbito de defensa se sigue debatiendo si no resultaría más beneficioso para la FAA (y para las FFAA) la incorporación de un modelo de aeronave con capacidades que vayan más allá del transporte de pasajeros.

Tal vez te interese: La Fuerza Aérea Argentina aguarda la oferta definitiva de Estados Unidos por los cazas F-16

Publiidad

5 COMENTARIOS

  1. La defensa no obtiene nada con esto, seguimos en déficit, habría que preguntarle a los gobiernos porqué no solucionaron la falta de aviones supersónicos en vez de seguir incorporando transportes.

  2. Una tendencia evidenciada hace ya años es la perdida sostenida de la capacidad de combate, que es la función primordial de las FFAA. La FAA gasta sus recursos en cuestiones secundarias, como LADE. No estoy seguro si estas decisiones son exclusivas de la fuerza y avaladas por el poder político, o al revés. Esto no solo se da en la FAA. La ARA, cuando compra helicópteros Sea King, los compra para funciones utilitarias, no para misiones ASW, capacidad que prácticamente no existe en la ARMADA. Cuando piensa en reemplazar el único helicóptero ligero, piensa en uno para SAR, no para guiado de misiles antibuque más alla del horizonte, perdiendo esta capacidad. Lenta pero constantemente, nos vamos pareciendo a las FFAA de esas republiquetas centroamericanas, que tienen fuerzas casi testimoniales, con poca o nula capacidad disuasiva. Lamentable, porque nuestro país amerita FFAA potentes, bien equipadas, y creíbles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.