Diversos medios especializadas de la India han adelantado que la Aviación Naval de la Armada de la India estaría próxima a definir su futuro cazabombardero embarcado. El proyecto, que finalmente se centró en el Dassault Rafale-M y en el Boieing F/A-18E/F Super Hornet, tiene como objetivo incorporar un sistema de armas que pueda operar desde el portaaviones INS Vikrant, y que sirva como plataforma de transición hasta que pueda materializarse el programa local TEDBF (caza embarcado bimotor).

Tanto el Rafale como el Super Hornet han atravesado por diversas fases de evaluación en la India, pruebas que le permitieron a la Aviación Naval considerar los puntos altos y bajos de cada modelo, así como la adaptabilidad al portaaviones construido localmente, el INS Vikrant. Uno de los aspectos más relevantes de las pruebas incluyó un completo programa de actividades que tuvieron lugar en la Estación Naval de Goa. La Aviación Naval de la India efectuó demostraciones y ensayos que abarcaron despegues y aterrizajes sobre pista, compatibilidad con sistema Skyjump, pruebas de vuelo en varias configuraciones de carga, cada una de ellas para cumplir misiones aire-superficie, aire-tierra, y aire-aire.

Un detalle no menor en favor del cazabombardero francés es que la Fuerza Aérea de la India ya es usuaria del Rafale, lo que sin duda se traducirá en beneficios logísticos y comerciales. El mariscal del aire Anil Chopra (retirado), director general del Centro de Estudios del Poder Aéreo, afirmó oportunamente que es lógico que la Armada opte por los cazas Rafale M para ocupar el nicho de stop-gap. “…La versión marítima del Rafale tendrá más de un 85% en común con los Rafale de la Fuerza Aérea. Eso significa que habrá enormes ventajas en la gestión logística de los repuestos y la homogeneidad del mantenimiento…”, añadió Chopra.

Recientemente, el portal especializado Livefist informó que la decisión podría concretarse en el transcurso del 2023, confirmando además que la Armada India ha indicado formalmente al Ministerio de Defensa que el Dassault Rafale se constituye en una plataforma que se amolda a lo requisitos de la Aviación Naval, por encima del otro contendiente en liza, el F/A-18 Super Hornet de Boeing.

Los 26 cazas que la Armada de la India adquiera en el mediano plazo son considerados una solución transitoria o stop-gap hasta que la industria local pueda consolidar el programa TEDBF. El Hindustantimes informó que autoridades de la Armada de la India ya están finalizando los documentos finales para ser puestos a disposición del gabinete, abordando cuestiones como diseño final y desarrollo del TEDBF.

Actualmente, la Aviación Naval de la India opera MiG-29K, aeronaves que según Livefist ha demostrado problemas de disponibilidad, rendimiento y mantenimiento, obligando a la Armada a poner fin a cualquier consideración sobre el tipo, a pesar de los considerables costes de infraestructura.

Imagen de portada: USAF – Staff Sgt. Gerald R. Willis

Tal vez te interese: India y Francia despliegan sus aeronaves en el ejercicio aéreo “Garuda 22”

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.