En base a recientes declaraciones, el Ministerio de Defensa buscaría avanzar en la selección de un submarino para la Armada Argentina, plasmando dicha voluntad en la firma de un precontrato con la empresa elegida. Las palabras fueron pronunciadas en una rueda de prensa por el titular de la cartera, Jorge Taiana, en el marco del envío de un nuevo continente de Cascos Azules argentinos para la Misión de Mantenimiento de la Paz de Naciones Unidas (UNFICYP) en Chipre.

Como es de público conocimiento, por primera vez en su casi centenaria historia, el Comando de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina no cuenta con unidades operativas. Hecho producido con la pérdida del ARA San Juan; a lo cual se suma que los trabajos de reparación de su gemelo, ARA Santa Cruz, se encuentra sumergidos en la incertidumbre. Por último, el ARA Salta de la clase Tipo 209 ya no están en condiciones de navegar, siendo utilizado para tareas formativas de nuevos efectivos de la fuerza.

Con este panorama desolador a cuestas, desde la Armada Argentina y el Ministerio de Defensa se encuentran evaluando las propuestas acercadas por astilleros del extranjero. De este modo, durante el pasado año, fueron concretadas visitas a las instalaciones del astillero francés Naval Group y al alemán ThyssenKrupp Marine Systems.

En este sentido, la propuesta francesa se basaría en el submarinos de la clase Scorpene; mientas que la alemana podría clase en nuevos submarinos de la clase Tipo 209 o Tipo 214 (versión de explotación del Tipo 212 operador por las Marinas de Alemana e Italia). Sin embargo, no trascendió el monto de la oferta, ni por cuantas unidades se trataría cada propuesta.

De esta manera, finalizada la ceremonia de despedida del contingente de Cascos Azules que partieron a Chipre, el Ministro de Defensa Jorge Taiana participó de una ronda de preguntas a la prensa convocada al acto. Entre las cuestiones consultadas se pregunto por los actuales planes de la cartera para el año 2023.

Con esta cuestión presente, indicó que desde la gestión se trabaja para que durante el año 2023 se concrete la selección del futuro submarino de la Armada Argentina. Ratificando dicha voluntad con la firma del respectivo precontrato con algunas de las dos ofertas acercadas por astilleros de Alemania y Francia. Definiendo de manera preliminar el alcance de estos en cuestiones clave como: financiamiento, plazos, transferencia de tecnología, etc.

Sin embargo, esta cuestión ya ha sido mencionada por el Taiana en pasadas ocasiones, poniendo en contacto las evaluaciones y negociaciones por submarinos. Frente a la envergadura del proyecto en cuestión expresó en el pasado que “…seguramente no lo veré yo como ministro, pero eso va a suceder. No podemos pensar una defensa con capacidades disuasivas argentinas sin tener la capacidad submarina y sin una capacidad de aviones de caza…”.

A su vez, si bien las negociaciones siguen su curso, debe recordar las gestiones con la Marina de Brasil. Por medio de estas se buscaría desde la actual gestión concretar la transferencia de alguno de los submarino de la Clase Tupi a ser dados de baja con la incorporación de las nuevas unidades de la clase Scorpene. Respondiendo a si a recuperar, por le menos, una capacidad mínima dentro de la fuerza de submarinos de la Armada Argentina que permita la formación de nuevo efectivos. Los cuales, al día de la fecha, por medio de convenios con la Marina de Guerra del Perú, realizando una formación y capacitación práctica en unidades de la fuerza naval de dicho país.

Por último, y a pesar de los esgrimido por Jorge Taiana, el actual año electoral que atravesará la República Argentina hacen difícil vislumbrar para el actual Poder Ejecutivo como una de sus prioridades la selección y firma de un precontrato para la compra de nuevos submarinos para la Armada Argentina. Sumándose todo esto, la difícil situación económica y financiera que atraviesa el país.

Tal vez te interese La opción alemana con que recuperar la fuerza de submarinos de la Armada Argentina

Publiidad

12 COMENTARIOS

  1. Me parece que en caso de ofrecer algo los alemanes lo harian con el 214 pero no la version que es parecida al 212 que usan ellos sino al 214 que usan grecia y turquia(no sale en las fotos). No se por que algunos los llaman igual ya que este ultimo es derivado del 209. El 212A es muchisimo mas moderno y no creo que lo ofrezcan a un pais sudamericano.

  2. A principio serían opciones occidentales, menos conflictivos que los cazas. Tanto el gobierno como la oposición se podrían poner de acuerdo en esto. Será mucho pedir? Ver para creer.

  3. Por el bien de nuestra ARA y el país todo, esperemos que esto se defina, pero con los dichos de Fernández de hace poco, no tengo muchas esperanzas. Si no hay plata para cazas supersónicos, que necesitamos con urgencia (reunión de CELAC con cobertura de subsónicos A4AR), dudo que pongan plata para siquiera un submarino, menos en año electoral. Es bien sabido que la defensa no suma votos. No me gusta el papel de pesimista, pero los años de ver y escuchar cuentos de todo tipo, me han quitado un poco las esperanzas. Esperemos que nunca más compremos chatarra inservible como los SEM, solo sirven para repuestos o para monumento y museo.

  4. Tengo la esperanza que con la llegada de “Lula” Da Silva, se consiga la financiación para los blindados “Guarani” y para los submarinos Scorpene que se fabrican bajo licencia en Brasil, de otra manera lo veo muy dificil, es más yo creo que las declaraciones del Ministro Taiana responden a esa posibilidad

  5. Todos somos proclives a ser optimistas y estas noticias no hacen otra cosa que mantener la espectativa viva pero el mismo Taiana dice que todo esos avances se haran cuando el no sea Ministro eso podria ser en la proxima gestion o nunca.

  6. La aerolínea de bandera dá pérdidas de 500 millones al año, y no quieren comprar un sub de 300 millones que sabemos que al menos dura 30 años. No quieren comprar aviones por casi 700 millones, siendo un gasto cada 30 años…pero siguen subsidiando la Línea de Bandera. Malas políticas, malas decisiones.

  7. Guillermo Freire. Brasil no solo no tiene la posibilidad de financiar el Guaraní o los Scorpene sino que tampoco sería normal que lo haga, ya que existen entidades financieras internacionales que se encargan de ello. Y en las actuales circunstancias es muy difícil que Argentina consiga financiamiento para adquirir armamento. Los únicos que podrían financiar como países son dos: USA O China pero los condicionamientos son de tal envergadura (por cuestiones geopolíticas) que diría es absolutamente improbables de obtenerlos.
    Mal que pese y en algún momento quienes toman las decisiones tomarán conciencia que si se logra algún avance en equipamiento, será a través de la activa participación de industrias radicadas en Argentina (aún cuando el capital mayoritario sea foráneo) porque es lo que da garantías en la continuidad de los programas de equipamiento.
    Ciertamente no hablo de «sustitución de importaciones» sino de «complementación de importaciones» que se adecua perfectamente a nuestra estructura técnico industrial. Cualquier programa en que intervenga el capital privado se habrá asegurado previamente la existencia de financiamiento para cumplir la totalidad del programa. De lo contrario no participa.
    ue intervenga

  8. Improvisación, cero evaluaciones, ausencia de un plan integral, miopía temporal y de alternativas; manotazo con aroma a suculentos adornos. Se debe barajar y dar de nuevo. Liquidar astilleros Rio Santiago y los de Tandanor. Pensar en una locación más estratégico desde el punto de vista de la defensa, la logística y el desarrollo económico. Hacer un plan ambicioso de reequipamiento de la flota de superficie y submarina para los próximos 30 años; y buscar un socio extranjero con larga experiencia para diseñar de cero el/los astilleros y arrancar la producción. Con transferencia de tecnología, socios y proveedores locales. Pensar en alguna alianza con Corea del Sur o Japón, que tienen reconocidos gigantes de la industria pesada naval como Mitsubishi o Hyundai construyendo a pleno actualmente y hasta pueden estar interesados en derivar su propia producción acá, lejos de China. Hasta se puede pensar en un leasing. O explorar un acuerdo con Alemania, Francia, Italia o Países Bajos (para aprovechar el vinculo con la reina). Argentina es el país que menos presupuesto dedica a defensa en la región y es también el único en permanente decadencia, o sea, dinero hay, antes lo gastan en cualquier cosa. Entre Aerolíneas, las demás empresas del Estado y los astilleros antes mencionados se reunen fácil 1.000 millones de dólares para destinar cada año a reequipamiento.

  9. La realidad nos lleva a pensar en una solución casi única que es el clase 209, lo más inmediatamente alcanzable a lo que se puede aspirar, eventualmente modernizado en sus sonares y armas, el resto de las unidades submarinas requieren de una inversión mucho más superior y dudo que Taiana pueda cerrar un acuerdo con lo que le queda de tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.