La Real Flota Auxiliar (RFA) verá sus capacidades incrementadas considerablemente luego de que el gobierno del Reino Unido confirmara, por medio de la firma de un contrato de construcción, la compra de tres buques logísticos destinados al proyecto Fleet Solid Support. El acuerdo alcanzado con el consorcio naval Team Resolute asciende a la suma de 1.600 millones de libras esterlinas.

La Royal Navy (RN) comentó que las obras para la construcción de los tres buques logísticos iniciarán dentro de dos años, estando previsto que la última unidad sea finalizada para 2032. Los denominados buques Fleet Solid Support que incorporará la RFA prestarán apoyo a los grupos de tareas anfibias y a los grupos de ataque de portaviones de la Royal Navy, suministrando municiones, piezas de repuesto, motores de recambio, víveres y provisiones para sostener operaciones navales a gran escala a cientos o miles de millas del Reino Unido.

Los tres buques serán construidos por el consorcio Team Resolute, el cual está integrado por las empresas de Reino Unido Harland & Wolff, BMT y Navantia UK, filial británica del astillero español Navantia. Una vez que comiencen a entrar en servicio, reemplazarán al único buque que actualmente cumple el rol: el RFA Fort Victoria. Pese a haber recibido una completa recorrida, el mencionado buque cuenta con más de 30 años en servicio. A su lógico desgaste también se suma el requerimiento por contar con unidades adicionales que permitan incrementar las capacidades logísticas y proporcionar mayor flexibilidad a la flota británica.

Conforme a lo informado por la Royal Navy, la construcción de los tres buques (que aún no han recibido clase y nombres) implicará una inversión millonaria para la mejora de las instalaciones de dos astilleros, así como la creación de 1.200 puestos de trabajo, tres cuartas partes de ellos en Belfast, además de otros 800 empleos previstos en toda la cadena de suministro del Reino Unido.

“…En el marco del contrato firmado con Team Resolute se invertirán 77 millones de libras en infraestructuras en los astilleros de Belfast y Appledore de la primera, y otros 21 millones en transferencia de conocimientos y tecnología por parte de Navantia…” mencionó la gacetilla de prensa de la RN.

Construidos según un diseño de BMT, con sede en Bath, con muchos sistemas, equipos y características comunes a los petroleros de la clase Tide ya en servicio, los nuevos buques de apoyo, de 216 metros de eslora, sólo serán superados en longitud por los dos portaaviones del Reino Unido.

La mayor parte de los bloques y módulos de los buques se construirán en las instalaciones de Harland and Wolff en Belfast y Appledore, algunos trabajos de construcción tendrán lugar en los astilleros de Navantia en Cádiz, y los tres buques se ensamblarán en Belfast.

Los trabajos de modernización de los dos astilleros y de formación y perfeccionamiento de los trabajadores comenzarán inmediatamente. Está previsto que la construcción de los buques inicie en el transcurso del 2025, y que los tres buques de apoyo estén operativos para 2032.

Imagen de portada: Team Resolute

Tal vez te interese: La primera fragata Tipo 26 ya se encuentra a flote

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.