La Fábrica de Reparación de Blindados BTRZ, compañía que integra el consorcio Uralvagonzavod, entregó hace unos días al Ministerio de Defensa de Rusia un nuevo lote vehículos blindados a rueda BTR-82AM modernizados para las Fuerzas Terrestres. Según lo informado por medios rusos, la nueva incorporación implicó la modificación de transportes de tropa BTR-80, los cuales han recibido diversos trabajos correspondientes a una revisión programada así como un paquete de actualización el estándar BTR-82AM.

El BTR-82AM corresponde a la variante del BTR-82A destinada a unidades de infantería de marina, por lo que cuenta con algunas capacidades particulares tales como abrir fuego mientras se encuentra a flote. Uno de los aspectos que destaca a simple vista es el módulo de combate integrado, el cual está armado con cañón 2A72 de 30 mm y una ametralladora PKTM de 7,62 mm.

En cuanto a las modificaciones y trabajos realizados en los BTR-80 para su conversión, previamente se constató que las unidades y conjuntos del tren de rodaje, transmisión, electrónica y equipos especiales de los vehículos hayan sido restauradas de acuerdo con los requerimientos actuales. El compartimento de combate y la unidad de potencia fueron completamente reemplazados por partes y componentes nuevos, algunos de los cuales fueron producidos en las mismas instalaciones. Las mejoras también incluyeron un sistema de estabilización digital y nuevos equipos de comunicación.

Los trabajos de actualización en los BTR-80 forma parte de la iniciativa anunciada por el general de división Aleksandr Shestakov, jefe de la Dirección de Vehículos Blindados Principales (GABTU) del Ministerio de Defensa ruso, a los fines de incrementar la protección y algunas capacidades de los blindados BMP-3, BMP-2, BTR-82A y BTR-80 que son utilizados por las fuerzas armadas rusas.

La incorporación de nuevos blindados como los BTR-82AM, así como las diversas modificaciones que apuntan a incrementar su protección, sin duda obedecen a las experiencias recientes en los campos de batalla ucranianos. Desde el inicio de la nueva invasión a Ucrania el pasado mes de febrero, las fuerzas blindadas rusas han sufrido un alto nivel de atrición, tanto por la destrucción de material como por el lógico desgaste luego de casi 9 meses de campaña continua.

De acuerdo con algunas cifras de medios independientes y de análisis de fuentes abiertas, las fuerzas armadas rusas han perdido (entre destruidos, dañados y capturados) al menos unos 360 BTR-82A/AM y más de 180 blindados de la familia BTR-80/82A. La incorporación de nuevos vehículos sin duda representa una bocanada de aire fresco, ya que es muy probable que sean desplazados al teatro de operaciones ucraniano a los fines de reforzar las distintas líneas de contacto.

Imagen de portada: MinDef Rusia

Tal vez te puede interesar: Programa VCBR: la propuesta rusa por BTR-80 y BTR-82A

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.