Luego de la cumbre de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), organización político-militar entre países de Europa y Asia Central, el secretario general de la misma, Stanislav Zas, afirmó que el documento final aún está a punto de completarse y que se acordaron diversas medidas. Sus declaraciones refieren al pedido de Armenia en materia de asistencia militar para poder hacer frente a las disidencias y hostilidades con Azerbaiyán luego de las tensiones sufridas en septiembre de este año. En este sentido, la CSTO envió una misión de monitoreo a Armenia durante un tiempo para después dialogar sobre la situación en la cumbre de Ereván, y decidir así si brindar apoyo al país o no. 

Según Zas, se acordaron ciertas medidas para brindar asistencia a Armenia en la difícil situación que vive por las tensiones en la frontera con Azerbaiyán aunque el documento necesita una revisión. Sus comentarios surgen después de la reunión del Consejo de Seguridad Colectiva en Ereván, demostrando que el bloque nunca tomó la decisión de brindar asistencia militar a Armenia, aunque Zas señaló que luego de realizarse diversas enmiendas el documento será presentado para su firma a los jefes de Estado incluidos en el bloque, sin brindar fechas específicas. “Es normal que los participantes de la cumbre no logren llegar a un consenso y adoptar un documento. No existen tales organizaciones internacionales donde todos piensen de la misma manera”, afirmó el secretario. 

Participantes de la cumbre CSTO en Ereván. Fuente: JAM news

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva está conformada por Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán. Armenia emitió un pedido de ayuda, principalmente a Rusia, para que la OTSC le brindara asistencia militar para disuadir a Azerbaiyán de sus ataques contra el territorio nacional. En este contexto, el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, describió el manejo de la CSTO de la situación como un “fiasco”, algo a lo que adhirió el secretario de prensa del presidente de Rusia. Por lo pronto, Pashinyan se negó a firmar un documento sobre la prestación de asistencia a Armenia ya que se discutieron 17 proyectos y solo se acordaron 15, dejando de lado las propias propuestas de Armenia. El mandatario destacó que la falta de una evaluación política clara de la situación y una decisión de ayudar a Armenia podría significar no solo que la OTSC abandone sus obligaciones aliadas, sino que también “puede ser interpretado por Azerbaiyán como una luz verde para continuar su agresión contra Armenia”. 

Pashinyan declaró que “a partir del 11 de mayo de 2021, Azerbaiyán usó la fuerza tres veces y ocupó aproximadamente 140 kilómetros cuadrados del territorio soberano de la República de Armenia”, y que si la organización no emite declaraciones en forma de “evaluación política claramente formulada” sobre la situación, están diciendo que no hay una frontera entre Armenia y Azerbaiyán y por lo tanto que no hay una zona de responsabilidad de la OTSC. Asimismo, Pashinyan declaró que “la membresía de Armenia en la OTSC no disuadió a Azerbaiyán de acciones agresivas”, aunque Bielorrusia se mostró en contra de estas declaraciones y puntualizó en que “no está dentro de las funciones de la OTSC contener a nadie”. 

Tal vez te interese: Azerbaiyán lleva a cabo “operación antiterrorista” contra Armenia en Nagorno-Karabaj

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.