Las Fuerzas Armadas rusas han recibido un nuevo lote de cazabombarderos Su-30SM2. Así se desprende de un comunicado oficial del gobierno de la Federación Rusa del día de ayer, 21 de noviembre. Esta entrega de cazas ha sido complementada también con la recepción de nuevos entrenadores Yak-130.

Según de lo que se desprende del comunicado oficial, el gobierno ruso confirmó que la planta de producción de la Irkutsk, perteneciente a la United Aircraft Corporation (UAC), hizo entrega de un nuevo lote de cazabombarderos Sukhoi Su-30SM2. Siendo esta la última versión de la aeronave biplaza cuyo desarrollo se remonta a la familia de cazas Su-27. No obstante, ni desde el gobierno, ni el Ministerio de Defensa, confirmaron el número de unidades este lote. Tampoco precisando si los cazas serán destinados a la Fuerza Aérea o Armada rusas. Posiblemente se debe a que serán destinados a reponer a las aeronaves perdidas por las fuerzas armadas en el marco de la guerra que Rusia mantiene con Ucrania desde el mes de febrero.

Además, aparte de la entrega de los cazas Su-30SM2, el Ministerio de Defensa ruso también recibió por parte de United Aircraft Corporation otro lote de entrenadores avanzados Yakovlev Yak-130. Estas aeronaves están destinadas a la formación y entrenamiento de nuevos pilotos de la Fuerza Aérea rusa, como también para misiones de ataque ligero. Sin embargo, al igual que con los cazas de superioridad aérea, las autoridades no indicaron el número provisto en esta nueva partida de entrenadores.

En los referido al Sukhoi Su-30SM2 es una de las últimas versiones introducidas por la Federación Rusa de su caza de superioridad aérea. Denominado como “Super Sukhoi, es un derivado de la versión Su-30SM empleado actualmente tanto por la Fuerza Aérea como por la Armada de la Federación Rusa. Según lo que se desprende de las características anunciadas por la United Aircraft Corporation, el caza incorpora elementos y características presentes en los más avanzados Su-35; entre ellos destaca el motor AL-41F-1S, el cual posee un empuje 16% mayor en comparación con la planta propulsara empleada hasta el momento.

Por su parte, entre la nueva aviónica destaca el radar tipo PESA Irbis-E, el cual incrementa las capacidades de detección del Su-30SM2 a mayores distancias. Además, incorpora nuevas capacidades contra aeronaves de tipo furtivo, comúnmente denominada stealth. Por último, un elemento presente en los cazas de quinta generación Su-57 también esta presente. Más precisamente, el sistema integrado de comunicación, intercambio de datos, navegación e identificación multicanal (OSNOD). Además, de la mejora en el intercambio de datos tácticos, con otras aeronaves, drones y estaciones en tierra.  

*Fotografías empleadas a modo de ilustración.

Tal vez te interese La Fuerza Aérea rusa recibe más cazabombarderos Su-34

Publiidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.