El Ministerio de Defensa del Reino Unido adjudicó a la compañía BAE Systems un contrato de 4.200 millones de libras esterlinas para la construcción de cinco fragatas City Class Tipo 26 para la Royal Navy. Los trabajos se realizarán en el astillero que BAE tiene de Glasgow, lugar donde ya están en construcción la primera tanda de tres buques.

Conforme a lo informado desde BAE Systems, el contrato rubricado permitirá mantener más de 4.000 puestos de trabajo en la compañía y en toda la cadena de suministro marítimo del Reino Unido. También permite asegurar la construcción de buques en las instalaciones de BAE Systems en Escocia hasta la década de 2030. Del monto central, casi 1.800 millones de libras se volcarán en la cadena de suministro, incluidos 1.200 millones de libras en proveedores del Reino Unido.

Ben Wallace, Secretario de Estado de Defensa, expresó que con este nuevo contrato “…estamos invirtiendo en nuestra flota para garantizar que la Royal Navy mantenga su capacidad de liderazgo mundial para proteger y defender a nuestra nación en el mar. Este diseño ya se ha exportado con éxito a Australia y Canadá, demostrando ser una capacidad marítima de primer orden, asegurando miles de puestos de trabajo en el Reino Unido y reforzando las alianzas con nuestros aliados. Este contrato, que genera miles de puestos de trabajo altamente cualificados en Escocia y otros más en la cadena de suministro del Reino Unido, seguirá impulsando nuestra industria naval británica, galvanizando lo mejor de la ingeniería, la fabricación y el diseño británicos…”

En BAE Systems Glasgow ya se están construyendo tres buques del Tipo 26. El primero de su clase, el HMS Glasgow, está en vías de entrar en el agua a finales de este año y ser entregado a la Royal Navy a mediados de la década de 2020. También está en marcha la construcción del HMS Cardiff y del HMS Belfast.

Las fragata Tipo 26 (clase City) han sido diseñadas para brindar disuasión estratégica y conformar el escudo protector de los nuevos portaaviones de la clase Queen Elizabeth, ya que su diseño ha sido optimizado para la guerra antisubmarina y la defensa aérea de alta intensidad. Se espera que las fragatas cumplan misiones en todo el espectro de operaciones de la Royal Navy: desde escenarios de combate complejos, lucha contra la piratería, así como ayuda humanitaria y asistencia en caso de catástrofes naturales.

Las ocho Tipo 26 actualmente en construcción y en orden sustituirán a las ocho fragatas antisubmarinas Type 23 actualmente en servicio. El programa también ha incluido a Australia y Canadá, países que en su conjunto con el Reino Unido tienen previsto la construcción de 32 buques.

Para el caso de Australia, las fragatas de la clase Hunter proporcionarán a las Fuerzas de Defensa australianas los más altos niveles de letalidad y disuasión, contando con capacidad de ejecutar misiones de forma independiente, o como parte de un grupo de tareas, con suficiente autonomía para operar en toda la región. Está previsto que la primera fragata, de las nueves prevista, entre en servicio a finales de la década de 2020 en reemplazo de las ocho fragatas de la clase Anzac / MEKO 200, las cuales fueron dadas de alta a mediados de la década de los 90.

Por su parte, Canadá incorporará 15 fragatas Tipo 26 bajo el programa Canadian Surface Combatant, buques que sustituirán a los destructores de la clase Iroquois y a las fragatas de la clase Halifax, ya retirados, con un coste estimado de entre 56.000 y 60.000 millones de dólares. “…Los costes adicionales de personal, operaciones y mantenimiento para el ciclo de vida de los buques CSC están muy influenciados por el diseño del buque y, por lo tanto, sólo estarán disponibles más adelante en el proceso. Este coste del proyecto también incluye la munición, la formación, el apoyo y la infraestructura necesarios. Se prevé que la construcción del primer buque CSC comience en 2023/2024…”. Su alta en servicio está prevista para inicios de la próxima década.

Imagen de portada: UK MOD – Crown copyright.

Publiidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.