Cómo bien hemos mencionado en Zona Militar, el buque rompehielos ARA Almirante Irizar realizó una navegación previo a la Campaña Antártica de Verano con motivo de preparar a la dotación y realizar las diversas pruebas de máquinas del buque. Con un total de 250 personas a bordo, los primeros días de la navegación se realizaron ajustes de roles así como el adiestramiento de personal en vistas a la próxima campaña Antártica 2022/2023.

El sábado 5 de noviembre, luego de zarpar en horas de la madrugada del puerto de Buenos Aires, el buque fijó su derrota o rumbo hacia la ciudad de Mar Del Plata. Horas más tarde, al llamado por alto parlante de “Diana, diana, diana” invitados y medios de comunicación a bordo comenzaron a dar sus primeros pasos en lo que fueron cuatro días acompañando a la dotación que forma parte del buque rompehielos. 

Durante las jornadas subsiguientes tuvimos la posibilidad de conocer los distintos departamentos (cubiertas, máquinas, operaciones y abastecimiento) que conforman la organización del Irízar, además de tomar contacto en primera persona con parte de la dotación, quienes nos explicaron los diferentes roles, la importancia de la preparación del buque y el adiestramiento del personal. 

SONY DSC

En ese sentido, el segundo comandante, el capitán de Fragata Guillermo Ortega, explicó que “El período de alistamiento de la unidad arranca en el mes de mayo/abril cuando el buque llega al continente y se divide en dos etapas: Por un lado, se realiza el alistamiento propio de máquinas y cambios en el mantenimiento; por otro lado, se dictan cursos obligatorios que debe realizar el personal como lucha contra incendio, abandono y seguridad en el mar, y rol de cubierta de vuelo.”

“Una vez evaluado el ajuste de roles, se pasa a las pruebas de los equipos en general que van desde las pruebas de máquinas, vueltas evolutivas, y pruebas complejas cómo el Crash-Stop, la evaluación de cubierta de vuelo con la aproximación real de helicópteros, y toques y sigues para habilitar a los pilotos en cubierta de vuelo” agregó el segundo comandante.

En la primera jornada conocimos el puente de mando, espacio desde el cual dirige la navegación y donde los diferentes roles asignados cumplen una función vital durante la navegación del rompehielos. En el transcurso de la jornada también participamos de aquellas actividades de adiestramiento obligatorias para la tripulación, tales como el abandono y supervivencia ante un caso de emergencia. En la cubierta del vuelo del Irízar, tuvo lugar la capacitación del personal con una práctica de lanzamiento y recuperación de aeronaves, definiendo los roles de cubierta de vuelo y pasos a seguir ante el anavizaje de un helicóptero. Por último, se realizaron clases de lucha contra incendios. 

Durante la segunda jornada, ya frente a las costas de Mar del Plata, se realizaron maniobras con embarcaciones menores en donde tuvimos la oportunidad de observar el buque desde otro punto de vista. Posteriormente, se llevó a cabo una nueva ejercitación de abandono del buque, seguido de maniobras de rescate y pruebas de curvas evolutivas. El día cerraría con el dictado de una práctica de utilización de bengalas de mano y de tipo paracaídas.

Durante la tercera jornada de pruebas, una vez alejados de las costas de Mar del Plata, la dotación realizó la maniobra de crash-top. Más tarde, dos helicópteros pertenecientes a las Fuerza Aérea Argentina (Bell 412 y Bell 212) efectuaron maniobras VERTREP, para el adiestramiento de pilotos y operadores de carga.  Por la tarde, se contó con la participación del Eurocopter AS-555-SN  Fennec perteneciente a la “Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros”. En esta ocasión, el helicóptero prestó apoyo para la capacitación de la dotación en la práctica de lanzamiento y recuperación de aeronaves.

En el último día de actividades, en horas de la madrugada, personal de la Agrupación de Buzos Tácticos de la Armada Argentina realizó una operación de “visita, registro y captura” como parte de su adiestramiento. Luego, con motivo de cierre y ya de regreso al Puerto de Buenos Aires, el comandante del buque, el capitán de fragata Carlos Alberto Recio, expuso la participación de rompehielos A.R.A Almirante Irizar en las diferentes Campañas Antárticas, resaltando el rol de la Argentina y las Fuerzas Armadas.

En las próximas jornadas, estaremos le compartiendo a nuestros lectores una serie de publicaciones entorno a la importancia de la campaña Antártida de verano, junto a las diferentes entrevistas realizadas a la dotación con el fin de brindarles una mirada sobre el trabajo que realizan diariamente los efectivos de las Fuerzas Armadas.

Desde Zona Militar agradecemos profundamente a la dotación completa del Rompehielos ARA Almirante Irízar por compartir sus experiencias de trabajo y conocimientos acerca de las maniobras realizadas previo a la Campaña Antártica de Verano.

Te puede interesar: Cobertura: ceremonia de botadura del buque hidrográfico ARA Petrel

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.