La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) recibió el último AC-130J Ghostrider. La aeronave fue entregada por Lockheed Martin en una ceremonia realizada en sus instalaciones ubicadas Crestview el día 2 de noviembre.

De esta forma, el Comando de Operaciones Especiales de la USAF recibió el AC-130J Ghostrider número 31; siendo esta la última aeronave perteneciente al programa iniciado a principios de la década de 2010. A través de este se buscó el reemplazo de las anteriores versiones denominadas legacy; compuestas por las variantes AC-130W/U/H.

El avión y sus predecesores superaron todas nuestras expectativas y mantuvieron con vida a más estadounidenses que cualquier otro avión en el campo de batalla”, expresó el Teniente General James C. “Jim” Slife, Comandante del Comando de Operaciones Especiales de la USAF.

El futuro va a ser diferente de lo que hemos experimentado durante los últimos 20 años, pero una cosa de la que estoy seguro es que este avión será relevante para lo que sea que traiga el futuro entorno operativo, así que gracias a todos por ofrecer una experiencia tan magnífica. capacidad para los combatientes de hoy”, agrego.

En este sentido, la primera aeronave de la nueva variante AC-130J completó su desarrollo por Lockheed Martin en 2015. Iniciando los vuelos de pruebas y evaluaciones durante el mismo; para así alcanzar en 2017 la capacidad operacional inicial por parte de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Retomando lo informado por la USAF, posterior a la finalización de la ceremonia, el AC-130J fue entregado de manera oficial a 27° Ala de Operaciones Especiales con asiento de la Base Aérea Cannon, en Nuevo México.

Por su parte, entre las nuevas características del AC-130J Ghostrider se encuentran un “Paquete de ataque de precisión, que incluye una consola de gestión de misiones, un sólido conjunto de comunicaciones, dos sensores electroópticos/infrarrojos, equipo avanzado de control de incendios, capacidad de lanzamiento de municiones guiadas de precisión, así como armas entrenables de 30mm y 105mm”; reporta la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de forma oficial.

Al igual que sus predecesores, el Comando de Operaciones Especiales de la USAF empleará a su nuevo AC-130J en misiones que van desde apoyo aéreo cercano (CAS), interdicción aérea y reconocimiento armado.

*Fotografías Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF).

Tal vez te interese Filipinas adquirirá helicópteros pesados a los Estados Unidos

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.