Hace unos días, el Ministerio de Defensa de España dio a conocer la asignación presupuestaria y una serie de nuevos programas correspondientes a la cartera de Defensa. En este sentido, el presupuesto alcanzará los 12.825 millones de euros en 2023 con el objetivo de impulsar las capacidades militares, la Base Industrial, la Tecnológica de la Defensa y el empleo.

Siguiendo lo declarado, el incremento previsto del presupuesto en defensa permitirá, por una parte, mantener las capacidades operativas disponibles en la actualidad, adquirir nuevas capacidades y sustituir aquellas en desuso. Esto permite mantener el nivel de operatividad necesario de las Fuerzas Armadas españolas en su conjunto en el contexto de seguridad actual.

VCR 8×8 Foto: Ejército Español

Como se explica en el comunicado, la asignación presupuestaria destinada a los programas especiales de modernización, fortalecen a las empresas de la Base Industrial y Tecnológica de la Defensa. Asimismo, los proyectos destinados a la modernización de las Fuerzas Armadas impulsarán el desarrollo de tecnologías duales, invirtiendo en investigación, desarrollo e innovación tecnológica.

El Presupuesto de Defensa dispone 4.902 millones de euros, los cuales están destinados a inversiones de los programas especiales de modernización. Dicho valor, sumado a los 7.923 millones, presupone un aumento de las políticas destinadas a Defensa de un 25,8%, que permite llegar al compromiso alcanzado con la OTAN de destinar al gasto en Defensa el 2% del PIB en 2029. En tal sentido, el incremento del 25,8% en las políticas de Defensa se cumplirá con el objetivo de alcanzar el 1,2 % del PIB

La modernización de los Tigre sigue vigente Foto: FAMET

Nuevos Programas

El gobierno español anunció nuevos programas, como el Avión Patrulla marítima MPA C295, el programa para los Buques hidrográficos o el programa para el Avión Vigilancia Marítima VIGMA. Algunos de los proyectos más relevantes incluidos en el presupuesto son el desarrollo del Vehículo Aéreo No Tripulado EUROMALE, la adquisición de helicópteros multipropósito para la Armada Española (MH-60R Seahawk), la segunda fase de incorporación de sistema anti-carro (SPIKE), lanzacohetes de alta movilidad (probablemente HIMARS), aviones de vigilancia marítima y avión sustituto de C.15M/AV-8B Harrier II + (se especula con el F-35 Lightning II)

También se mantiene en curso la inversión para programas ya en proceso, como el submarino S80, los Vehículos de Combate a Rueda 8×8, la FASE II del Vehículo de Combate de Infantería Pizarro así como otros proyectos de adquisición y desarrollo.

En tal sentido, presupuesto del Ministerio de Defensa para 2023, sin los programas especiales de modernización, se cifra en 7.752 millones. Esto significa un 6,5% más que en el ejercicio 2022, alcanzando los 7.923 millones, un 8,5 % más que en este último ejercicio si se incluyen los fondos europeos.

Te puede interesar: Actualización del empleo del poder aéreo y la amenaza nuclear en el conflicto en Ucrania

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Una de las ventajas de estar en la OTAN es que se obliga a los políticos a invertir en defensa, y creo que al gobierno populista Español no se le “ocurrió” subir el presupuesto este año un 25,8 % pero los militares Españoles si están muy contentos, y también influyen para que la OTAN les apoye.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.