El Informe N° 133 elevado por la Jefatura de Gabinete de Ministros a la Cámara de Diputados de la Nación sigue revelando algunos datos de interés. En esta ocasión aborda una cuestión que, en muchas ocasiones, suele pasar desapercibida: la cantidad de personal de las Fuerzas Armadas Argentinas (FFAA) que han solicitado el retiro prematuro en los últimos seis años.

La Pregunta N°559 del mencionado Informe no solo indaga sobre la cantidad de …oficiales altamente capacitados, pertenecientes a las tres fuerzas armadas… que se han retirado prematuramente para desempeñarse en la actividad privada, sino que deja reflejado una de las principales causas de esta sangría al mencionar la notoria diferencia entre los salarios estatales y las remuneraciones del sector privado, las cuales llegan a duplicar los haberes que actualmente perciben los integrantes de las Fuerzas Armadas.

Esto último no nos tiene que resultar para nada llamativo, ya que las Fuerzas Armadas sufrieron y sufren serias mermas en lo que a haberes se refiere. Uno de estos asuntos de larga data pudo ser resuelto en los últimos años con la finalización del blanqueo de los suplementos en los haberes. Sin embargo, el problema central sigue vigente: el considerable atraso salarial de los integrantes de las Fuerzas Armadas respecto a la masa de los empleados estatales. Pese a algunas insinuaciones, y a la promesa de avanzar con la “jerarquización profesional” durante el año 2023, la cuestión se mantiene irresuelta.

Vale aclarar que el retiro prematuro de oficiales y suboficiales de las FFAA es multicausal. Pese a que el aspecto salarial puede considerarse uno de los factores centrales, también inciden a otras razones que van desde la cultura organizacional de las Fuerzas, a la falta de incentivos en lo que refiere a material y actividad propia de la métier, solo por mencionar algunos ejemplos.

Volviendo al tema central, el Ministerio de Defensa brindó la siguiente respuesta:

“…En los últimos seis años han solicitado la baja o el retiro un promedio de 300 oficiales y suboficiales por Fuerza. En concreto, en el Ejército han solicitado la baja 237 personas, de las cuales 149 pertenecen al grupo de suboficiales y 88 al grupo de oficiales; en la Armada así lo han hecho 336 personas y en la Fuerza Aérea se estima un retiro prematuro de 300 oficiales…”

“…Cabe destacar que, en primer lugar, están aquellos oficiales pertenecientes al denominado “Cuerpo Comando”, cuya formación y capacitación se adquiere a lo largo de la carrera a través cursos sucesivos y complementarios, y cuya especialización no existe en el ámbito civil. El segundo grupo se encuentra constituido por los oficiales del Cuerpo Profesional, los cuales ingresan a las fuerzas, en su gran mayoría, con una formación universitaria previa…Es importante aclarar que en las cantidades referenciadas no se encuentran contemplados aquellos oficiales que han pedido el retiro por haber cumplido los 35 años de servicio o más…” concluye la respuesta.

Al igual que en otras ocasiones, la contestación por parte del MinDef no es del todo precisa ya que solo discrimina entre suboficiales y oficiales para el caso del Ejército, mientras que para Armada solo se limita a “personas” y en el caso de la Fuerza Aérea informa únicamente sobre oficiales. Pese a ellos, y haciendo uso de estos datos, podemos hacer algunos números y comparaciones:

  • Promedio suboficiales del Ejército que se retiraron prematuramente: 24,8 por año
  • Promedio oficiales del Ejército que se retiraron prematuramente: 14,6 por año
  • Promedio suboficiales/oficiales de la Armada que se retiraron prematuramente: 56 por año
  • Promedio oficiales de la FAA que se retiraron prematuramente: 50 por año

Para tener un atisbo de la incidencia de estos retiros prematuros citaremos la cantidad de suboficiales y oficiales que egresaron durante 2021, información que proviene de la Cuenta de Inversión 2021

Ejército Argentino : “…Cabe destacar que la educación en el Ejército se vio afectada por la emergencia sanitaria COVID-19; no obstante ello, las adaptaciones que se realizaron por medio de las diferentes plataformas de educación a distancia como las diferentes medidas sanitarias contra la propagación del virus fueron muy positivas para cumplimentar la mayor cantidad de metas posibles…”

  • Oficiales egresados: 121
  • Suboficiales egresados: 672 aspirantes y 400 Art.11

Armada Argentina: “…Por intermedio de la Dirección General de Educación de la Armada, se cumplimentó la formación y perfeccionamiento del personal incorporado a los cuadros activos y la especialización y capacitación profesional a lo largo de su carrera. Cabe destacar que, durante el ejercicio 2021, los productos se vieron afectados por mayor demanda, por razones de servicio y por la pandemia COVID19…”

  • Oficiales egresados: 56
  • Suboficiales egresados: 335

Fuerza Aérea Argentina: “…Durante el ejercicio 2021 se regularizaron los egresos de Formación de Oficiales (Escuela de Aviación Militar) y de Formación de Suboficiales (Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea Córdoba y el Instituto de Formación Ezeiza), recuperando lo afectado por la pandemia COVID-19 durante el año 2020. Los egresos de oficiales se cumplimentaron con los Cursos de Perfeccionamiento Militar (CUPERMIL), Curso de Residencias Médicas (CUFORMIL) y el Curso de Servicios Profesionales (CUSERPRO), en todos los casos con altos niveles de egresos según lo proyectado por la Dirección de Políticas de Personal. En el caso de suboficiales se realizaron 3 Cursos de Reclutamiento Zonal con un porcentaje alto de egresos…”

  • Oficiales egresados: 201
  • Suboficiales egresados: 326

Lamentablemente la información disponible tampoco reflejó el porcentaje de retiros prematuros por grados o años en servicio, sin embargo, desde diversas fuentes se coindice que una parte importante corresponde a personal con años de capacitación y experiencia, en algunos casos muy puntual, por lo que la pérdida de estos recursos tiene una lógica incidencia.

Pese a que es usual centrar la atención en cuestiones de material y equipamiento, lo cierto es que el recurso central y más relevante de las Fuerzas Armadas Argentinas sigue siendo su personal. De una vez por todas el poder político tiene que plasmar las promesas y palabras en hechos, implementando las medidas oportunas a los fines de brindar mejores condiciones al personal de las FFAA, Instituciones a las cuales se ha postergado por décadas.

Aclaración del autor: Se actualizó la cantidad de suboficiales del Ejército Argentino, ya que las cantidades brindadas por la cuenta de inversión 2021 no resultan acordes.

Publiidad

1 COMENTARIO

  1. Los oficiales que nos fuimos de baja lo hicimos por muchas cosas, si bien, en la mayoría, la causa principal son los sueldos son miserables e indignos, la balanza también se inclina por la incompetencia generalizada de la casta política y del generalato que se enyunta con los mismos políticos que decretan la miseria en las fuerzas.
    Hasta que no haya gente con cargo y grado con pelotas que se plante ante la casta vamos a ir de mal en peor. Lo más triste es los jóvenes oficiales que están convencidos de la clásica mentira qué dice que hay que mirar de “la visera para abajo”, símbolo de que los que están arriba hacen las cosas mal y no quieren críticas. Lo que se vive es una vergüenza y una falta de respeto a la institución. Pero así seguirán, cultivando inútiles y dejando ir a los más antiguos por promoción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.