Tal como hemos informado en las últimas semanas, el ejercicio de artillería SALINAS XI / Escuela de Fuego realizado en las Salinas del Bebedero, provincia de San Luis, significó uno de los despliegues más importantes del año en curso para el arma de artillería. Coordinadas por la Escuela de Artillería, las operaciones en el terreno contaron con la participación de distintas unidades y subunidades de las Fuerzas Armadas.

Este fue el caso del Batallón de Artillería de Campaña Nº 1 Ec. (BIAC) y del Batallón Antiaéreo (BIAA), unidades pertenecientes a la Fuerza de Infantería de Marina de la Flota de Mar (FAIF). Ambos batallones desplegaron desde su asiento de paz localizado en la Base Naval Puerto Belgrano, trayecto en el cual se acumularon más de 1800 kilómetros (ida y vuelta).

Al igual que las unidades del Ejército, la presencia del Batallón de Artillería de Campaña Nº 1 Ec. también se dio en el marco de los diversos cursos que tuvieron lugar a lo largo del ejercicio, ocasión que fue igualment aprovechada para realizar diversas actividades en el terreno. Esto incluyó la ocupación y cambios de posiciones, alistamiento de las piezas, simulacros de defensa y marchas con encolumnamiento táctico.

Para su presencia en las Salinas del Bebedero, el BIAC dispuso de su Batería Bravo, subunidad que desplegó en las tierras puntanas casi ochenta efectivos y cuatro obuses de 105mm Oto Melara M-56. Los medios de apoyo para el transporte incluyeron camiones MB 1725 y 4×4 Marrúa.

Otra de las unidades de la FAIF que estuvo presente en las Salinas del Bebedero fue el Batallón Antiaéreo, el cual dispuso para el ejercicio SALINAS XI de diez efectivos, una unidad de lanzamiento RBS-70 y el respectivo simulador del mencionado sistema de misiles de defensa antiaérea. Vale recordar que el BIAA también tiene su asiento de paz en la Base Naval Puerto Belgrano, contando como material de dotación a los ya mencionados misiles y a las piezas de artillería de 40mm Bofors L70.

Durante nuestra cobertura en San Luis tuvimos la posibilidad de apreciar el trabajo de ambas unidades, pudiendo tomar conocimiento de alguno de los pormenores de sus actividades. En el caso de BIAC, nuestra llegada con las primeras luces de la jornada coincidió con el inicio del desplazamiento de la Batería desde el puesto de comando, para posteriormente presenciar los trabajos iniciales de la subunidad durante la ocupación de posición y alistamiento de las piezas Oto Melara M-56.

Por su parte, el Batallón Antiaéreo pudo demostrar algunas las bondades del sistema RBS-70, tanto con su simulador como con la unidad de lanzamiento, aprovechando la participación de los helicópteros de Aviación de Ejército. Personal de la unidad no solo nos brindó algunos aspectos generales del RBS-70, su funcionamiento e importancia del simulador sino que también dispuso de la UL, ocasión en la cual apreciamos la puesta en posición y operatoria de la misma.

La presencia del BIAA junto al RBS-70 no resulta llamativo, ya que el sistema pasará a ser uno de los medios de defensa antiaérea conjunto para las Fuerza Armadas. Pese a que la variante adquirida corresponde a la versión RBS-70NG, el Batallón Antiaéreo sin duda aportará su experiencia y conocimientos ya que opera el sistema sueco desde hace décadas.

Galería

Agradecimientos: A todo el personal del Batallón de Artillería de Campaña Nº 1 Ec. (BIAC) y del Batallón Antiaéreo (BIAA) por su excelente predisposición y cordialidad.

Cobertura para Zona Militar: Victoria Pierucci y Carlos Borda Bettolli

Tal vez te interese La Infantería de Marina se adiestró junto al ARA «Bouchard»

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.