De acuerdo con lo informado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, el nuevo paquete de asistencia militar valuado en U$D 1.100 millones de dólares incluye una nueva tanda de dieciocho Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad, más conocido como HIMARS. El armamento y material contemplado para esta ocasión se encuentra bajo el paraguas de la Iniciativa de Asistencia para la Seguridad de Ucrania (USAI), programa por el cual la los Estados Unidos adquiere capacidades de la industria y no corresponde a un retiro de sus propias existencias.

El anuncio realizado por el DoD de los Estados Unidos representa el inicio de un proceso de contratación para proporcionar capacidades prioritarias adicionales a Ucrania a medio y largo plazo, por lo que se puede esperar que el armamento, vehículos y equipo se integre a las Fuerzas Armadas ucranianas en los próximos meses o años, pensando en una estrategia de sostenimiento para el probable caso que el conflicto perdure en el tiempo.

Para esta ocasión, el DoD ha incluido:

  • 18 Sistemas de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad (HIMARS) y su munición
  • 150 Vehículos Blindados de Ruedas Multipropósito de Alta Movilidad (HMMWVs)
  • 150 vehículos tácticos para remolcar armamento
  • 40 camiones y 80 remolques para transportar equipo pesado
  • Dos radares para sistemas aéreos no tripulados
  • 20 radares multi-misión
  • Sistemas aéreos no tripulados
  • Sistemas tácticos de comunicaciones seguras, sistemas de vigilancia y óptica;
  • Equipos de desactivación de explosivos
  • Equipo de protección personal y material de campo
  • Financiación para la formación, el mantenimiento y el sostenimiento

HIMARS

El HIMARS M142 es una plataforma altamente móvil que proporciona una capacidad de largo alcance gracias a la munición GMLRS (Guided Multiple Launch Rocket System) M31. Esta última dispone de una Unidad de Medición Inercial y GPS, lo que le permite batir objetivos con extrema precisión (error circular probable de 5 metros o menos) a una distancia de más de 70 kilómetros.

El vehículo HIMARS utiliza como plataforma a un camión 6×6 Oshkosh FMTV, el cual está equipado en su parte trasera con un lanzador de seis tubos para el caso de los GMLRS (1 solo tubo para la munición ATACMS, la cual tiene un alcance de 300km). La parte delantera del sistema está equipada con una cabina totalmente cerrada y blindada, proporcionando protección contra el fuego de armas de bajo calibre y esquirlas.

Una de las ventajas del HIMARS, además de su alta movilidad y rápida puesta en batería, lo constituye su sistema de control de fuego, la electrónica y las unidades de comunicaciones, las cuales son intercambiables con el sistema M270A1 MLRS / MARS que también está en servicio con las Fuerzas Armadas de Ucrania. Estas similitudes entre el HIMARS y el MLRS tiene sus lógicos beneficios, ya que facilitan el entrenamiento de las tripulaciones (tres efectivos) y del personal técnico.

El arribo de los sistemas HIMARS y M270/MARS al teatro de operaciones tuvo una incidencia notoria, ya que finalmente las fuerzas ucranianas dispusieron de un medio preciso y eficaz para batir puntos estratégicos rusos, bien por detrás de las líneas de contacto. Esto incluyó puestos de comando, depósitos de municiones, puentes y nodos ferroviarios. La destrucción de estas posiciones permitió ralentizar los avances del enemigo y generar serios problemas logísticos en lo que a disponibilidad de recursos se refiere. Pese a estos resultados, la flota de HIMARS y M270/MARS en manos ucranianas se ha mantenido en cantidades limitadas, unos 27 vehículos (16 y 11 respectivamente) sumado a la negativa de proveer la munición ATACMS, la cual pese a su veteranía cuanta con un alcance de 300 kilómetros, lo que sin duda pondría en riesgo a gran parte de complejo ruso que sirve para sostener el esfuerzo en el campo de batalla.

El esfuerzo de los EE. UU se ha centrado en mantener una continua provisión de munición para los HIMARS y demás sistemas de apoyo de fuego, lo que le ha permitido a Ucrania mantener la presión en la cadena logística rusa, así como apoyar las distintas operaciones de contra-ofensiva realizadas en las últimas semanas.

Vehículos

El listado del DoD incluye 340 vehículos y 80 remolques, los cuales representan un notable refuerzo si consideramos que se tratará de HMMWV blindados, camiones M1083A1P2 para el remolque de piezas de artillería y, probablemente, camiones del tipo HEMTT o similares. Estos últimos, junto con los remolques, son un aporte de valor para el tren logístico ya que facilitarán el transporte de munición, repuestos y otros elementos vitales para mantener sostener la ofensiva en los frentes.

La presencia de HMMWV a esta altura no resulta extraña, ya que los conocidos 4×4 norteamericanos no solo ya se encontraban en servicio con las FFAA ucranianas antes de la invasión del 24 de febrero, sino que fueron parte de algunos de los tantos paquetes de asistencia militar. En las últimas semanas se ha podido apreciar como la infantería ucraniana ha hecho uso de estos medios y camionetas 4×4 blindadas en distintas acciones, vehículos que han permitido incorporar movilidad, protección y potencia de fuego. Vale recordar que los HMMWV de la familia M1151 cuentan con una torreta blindada giratoria (360°) la cual puede ser equipada con ametralladoras M240, M2, lanza granadas automáticos Mk19 y con el sistema anti-blindaje TOW.

En lo que refiere a vehículos tácticos para el remolque de armamento, Ucrania ya cuenta con más de un centenar de Oshkosh M1083A1P2, los cuales fueron provistos junto a las piezas de 155mm M777 y M119. La lógica indica que se mantendría esta línea a los fines de facilitar la cadena logística y experiencia ucraniana en los mismos.

Los 40 camiones y 80 remolques para transporte de equipo pesado obedece a los requerimientos de sostener el esfuerzo logístico en los distintos frentes, lo que también podría incluir diversos sistemas como medios de defensa antiaérea, equipo de ingenieros, pontones, etc. Con esta transferencias, los EE. UU. intentan asegurar la capacidad ucraniana de mantener la movilidad de su cadena logística, por lo que se podría esperar similares iniciativas en futuros paquetes de asistencia.

El comunicado del DoD cierra aclarando que desde el inicio de la invasión del pasado 24 de febrero, los Estados Unidos ha comprometido aproximadamente unos U$D 16.900 millones de dólares en asistencia de seguridad a Ucrania desde enero de 2021.

Imagen de portada: US Army – Sgt. Nicholas Ramshaw

Tal vez te interese Noruega envió misiles Hellfire a Ucrania

Publiidad

4 COMENTARIOS

  1. Toda esta ayuda de ahora tenía que haber llegado mucho antes, en los meses en que el ejército Ruso se desplegó en la frontera, si se hubieran hecho maniobras conjuntas con la OTAN dentro de Ucrania los Rusos no hubieran entrado.

  2. Ucrania corre peligro de desaparicion desde el momento en que el bufon de zelensky guinonado desde Wshington busco el camino de la confrontacion cuando pudo haberse beneficiado ampliamente de ser el puente entre Europa y Rusia…Pero en EEUU decidieron que era hora del gran desacople (desacople de Europa con respecto a Rusia) y Ucrania es el país pivote articulador por donde es propicio cortar. Desde ya la Ucrania que quede en pie después de esto deberá afrontar con creces las generosas ayudas…el complejo militar industrial no trabaja gratis ni el tío sam da dinero sin reclamar luego reembolso mas intereses.Pobres Ucranianos, la posguerra sera peor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.