La semana pasada, el cúter Kimball del Guardia Costera de los EE. UU. detectó una formación de buques pertenecientes a las armadas de China y de Rusia. El reporte de la presencia las unidades navales especificó que el avistamiento se dio a unos 120 kilómetros de la isla Kiska, la cual integra los sub-archipiélagos de las Islas Aleutianas, Alaska. De acuerdo con los informes iniciales, todos los buques fueron detectados operando dentro de la zona económica exclusiva de los Estados Unidos.

La tripulación del USCGC Kimball identificó al menos dos unidades de la formación combinada, la cual estaba integrada por seis buques, dos de la Armada del Ejército de Liberación Popular y cuatro de la Federación de Rusia. Uno de ellos resultó ser el destructor chino de la clase Type 55, el “Nanchang” 101. Otro de los destructores que pudo ser fotografiado en la ocasión corresponde a la clase rusa “Udaloy”. Tal como se mencionó, el avistamiento se dio a unos 120 kilómetros al norte de Kiska, zona localizada dentro de la Zona Económica Exclusiva de los Estados Unidos.

De acuerdo con lo expresado por autoridades del USCG, “…aunque la formación ha operado de acuerdo con las reglas y normas internacionales, mantendremos la presencia para asegurar que no haya interrupciones en los intereses de Estados Unidos en el entorno marítimo alrededor de Alaska…”

Un antecedente a este avistamiento se rastrea a agosto de 2021, cuando durante una patrulla de rutina en el Mar de Bering y la región del Ártico, el cúter USCGC Bertholf divisó y estableció contacto por radio con una fuerza de tarea de la Armada del Ejército de Liberación del Pueblo Chino en aguas internacionales pero dentro de la zona económica exclusiva de los Estados Unidos. De acuerdo con lo oportunamente informado por el servicio norteamericano, todas las interacciones entre los guardacostas estadounidenses y los buques chinos se ajustaron a las leyes y normas internacionales. En ningún momento la formación naval compuesta por tres buques ingresó en aguas territoriales de Estados Unidos.

Desde que la tensión en Europa derivó en una nueva invasión rusa a Ucrania, la Flota del Pacífico de Rusia y unidades navales de la Armada del Ejército de Liberación Popular de China han incrementado sus operaciones y movimientos conjuntos en el Pacífico Norte, movimientos que obedecen a la estrategia de ambas naciones respecto a su presencia en la región del Pacífico y Ártico. La conformación y operaciones de estas fuerzas de tareas conjuntas también ha sido seguida de cerca por otras naciones, tal como fue el caso de Japón hace poco menos de un año.

Foto de portada: USCG

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.