Hay dos fechas en el año que son especiales para la Fuerza Aérea Argentina y la numerosa afición que tiene la aviación militar en el país. El primero de mayo, fecha que recuerda el Bautismo de Fuego de la fuerza en 1982, y el 10 de agosto, día de la Fuerza Aérea Argentina. Las respectivas ceremonias, cargadas de una profunda emotividad, también son la posibilidad de presenciar el mayor despliegue anual de la Fuerza. Durante los días previos, hombres y mujeres de la FAA trabajan incansablemente para la puesta a punto y organización de un desfile que toma características especiales.

Este año, y coincidiendo con los 110 años de la Fuerza Aérea Argentina, se llevó a cabo una nueva edición del Festival “Argentina Vuela” en la Base Aérea Militar Morón. El acontecimiento, que ocupa el centro de atención de numerosos aficionados, está acompañado los días previos de interrogantes acerca de que sistemas participarán, cuántos aviones estarán presentes, desde donde van a operar, las cuales generan un entusiasmo que aumenta día a día. El festival, que tiene en sus antecedentes las denominadas Jornadas de Puertas Abiertas, o más atrás en el tiempo la “Semana aeronáutica y Espacial” supo congregar una enorme cantidad de público en las distintas bases aéreas o predios feriales donde se desarrollaron.

Escuadrilla Histórica Mentor. Por primera vez, se presentaron en el festival Argentina Vuela – Créditos: Zona Militar

Y es aquí donde la Fuerza Aérea cumplió. Durante dos días, se desarrolló un cronograma que incluyó demostraciones en vuelo de los distintos Sistemas de Armas de la Fuerza Aérea, acompañados de exhibiciones estáticas de la Armada Argentina, Ejercito Argentino, fuerzas de seguridad y representantes de la aviación civil. Y ante el despliegue y la pasión que despierta el arte de volar, la audiencia cumplió: se trató del mayor festival aéreo desarrollado en la Argentina, alcanzando según el Ministerio de Defensa la cifra de tres millones de personas que durante las dos jornadas colmaron la plataforma de la BAM Morón. Con la mirada en alto y el corazón colmado de emoción, familias enteras presenciaron un espectáculo que sin dudas servirá de inspiración a futuros integrantes de las filas de las Fuerzas Armadas.

Claro está, que tamaña concurrencia superó a las ediciones anteriores, lo cual significó numerosos inconvenientes que los asistentes debieron padecer. Las dificultades para la circulación en las adyacencias a la Base Aérea, la capacidad de los espacios de estacionamiento, las instalaciones sanitarias insuficientes, al igual que la limitada oferta en la venta de comida y bebidas, fueron algunos de los problemas que soportaron los espectadores. Los flujos de ingreso y egreso del predio tuvieron en momentos serias dificultades, generando situaciones críticas en cuanto a la seguridad.

Argentina Vuela 2022 – Créditos MinDef

Situación similar se vivió en los espacios de acreditación y ubicación de la prensa, los cuales no contaron con las comodidades que la tarea periodística requiere. La conectividad, instrumento vital para una comunicación eficiente y en tiempo real, al igual que postas para la carga de dispositivos eléctricos, estuvo ausente, limitándose la acreditación de prensa al acceso de unos pocos espacios, que distaban de los previamente anunciados por la organización.

Argentina Vuela es el principal evento aeronáutico del país. La ausencia tras ocho años no fue motivo para que el interés de la ciudadanía por la aviación se pierda. Esto significa un enorme desafío para los organizadores a futuro, que, contemplando las incidencias, estarán a la altura de un espectáculo único en el país.

Tal vez te interese: Galería – Así fue el cierre del Festival Argentina Vuela 2022

Publiidad

8 COMENTARIOS

  1. Según el Brig. Isaac está todo bien y la FAA no necesita aviones nuevos, sí necesitamos pilotos, pero aún no se sabe qué van a volar. A dónde pretenderán llegar con estas actitudes?

  2. No voy nunca más, o lo veré desde el techo de mi casa o desde afuera, lleve a mi hijo de 5 años y cuando salíamos pensé que pasaba una tragedia, no se podía caminar y tranquilamente podría haber habido una estampida con consecuencias trágicas, lleno de gente “ranchando” bajo los árboles y cantidad de personas que estaban ahí como podían estar en cualquier plaza de barrio, o sea fueron porque era gratis y no porque sean fanaticos de la aeronáutica. No hubo una tragedia de milagro.

  3. Lo importante es el éxito del evento, no el número en sí. Sin embargo están seguros sobre los 3 millones? No será 300k o 30k?? Yo diria que en esa foto hay unas 10 o 15000 personas…

  4. Fui los dos días. Creo que la convocatoria superó toda expectativa. Ir en momentos picos derivó en congestión de tránsito. La circulación en ingreso y egreso complicada pero lejos de una tragedia. Seguro superó los 3 millones. Mucha gente fue un rato y hasta última hora no paraban de ingresar. El evento en sí fue hermoso. Los puestos de comida eran pocos, pero la gran mayoría fue precavida y se llevó lo suyo. Me parece un poco exagerado lo que se menciona. Aclaro que fui con mi esposa e hijos de 11 y 13.

  5. deberian haber hecho un evento donde no pase ningun avion, si , ningun avion, como simbolicamente demostrando lo indefenso que esta el pais en materia de aviacion.

  6. Si se acerca a las FFAA se hace deficientemente, si no se la acerca es porque se la desprestigia. No puede salir todo perfecto. Menos en esta Argentina donde la vara se mide de acuerdo a si lo hace tal o cual espacio politico. Fui con mi faminlia: Esposa, 2 hijos de 4 y 10 y mi madre de 70 años. Fue una fiesta. Repleta de gente si, pero una fiesta al fin.

  7. Extrañamos los Mirage III pasando en vuelo supersónico…ah, se dieron de baja hace casi 15 años…perdón…algún día los reemplazarán con algo…si se acuerdan…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.