En forma muy abreviada y más allá de otros intereses geopolíticos que rodea el Mar de China Meridional, China considera a Taiwán como una provincia rebelde que es parte indisoluble de “una sola China”.

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, China se empeñó en una Guerra Civil entre los nacionalistas chinos (Kuomintang), liderados por Chiang Kai-shek y el Partido Comunista de China, dirigido por Mao Zedong. De esta guerra y tras una serie de ofensivas comunistas durante 1949, llevaron a la posterior derrota del ejército nacionalista en el continente y los comunistas fundaron la República Popular de China el 1 de octubre de ese año.

En diciembre de 1949, tras la pérdida de diferentes capitales, Chiang evacuó su gobierno nacionalista a Taiwán e hizo de Taipéi la capital temporal de la República de China (también llamada «capital de guerra» por Chiang Kai-shek).

Taiwán y China continental se han gobernado por separado ya hace más de siete décadas, donde el Partido Comunista Chino nunca administró la isla democrática que tiene una población de unos 24 millones de habitantes.

Hasta la década del 70, Taiwán se mantuvo bajo un gobierno considerado por occidente como antidemocrático debido al mantenimiento de la ley marcial, censura de los medios y por no permitir partidos de oposición.

Pero entre los 70 y 90, Taiwán pasó por reformas y cambios sociales que lo transformaron de un estado autoritario a una democracia; llevando a los taiwaneses a desarrollar su propia identidad nacional de tal forma que de acuerdo con estudios desarrollados por la Universidad Nacional de Chengchi establece que tan sólo un 7.1% de la población quiere la unificación, el 55.7% mantener el statu quo, mientras que desde el 2018 se ve un incremento en la población que busca la independencia alcanzando el 31,5%[1].

Si bien la presidenta taiwanesa ha sido desafiante contra Beijing al clamar en reiteradas ocasiones que la mayoría de los habitantes de Taiwán prefieren vivir en un sistema democrático que en una dictadura, el Líder chino Xi Jinping también declaró que Taiwán pertenece a la madre patria y que asegurará que la isla se incorpore al continente de forma pacífica. Sin embargo, afirmó que en caso de que Taiwán proclame unilateralmente la independencia, su gobierno tomará todas las medidas necesarias para asegurar ‘‘la integridad nacional’’ de China.

En este sentido y con el objeto de demostrar su determinación para alcanzar la unificación, China realiza diferentes incursiones aéreas con aviones de combate sobre la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán.

Zona de Identificación de Defensa Aérea

Una Zona de Identificación de Defensa Aérea (Air Defense Identification Zone – ADIZ) es el espacio aéreo que un país define más allá de sus límites terrestres y marítimos, sobre el cual se establecen ciertos procedimientos para identificar y controlar las aeronaves que ingresen al mismo con el objeto de garantizar su seguridad nacional.

Estas zonas se declaran en forman unilateral por el Estado y se pueden extender sobre otros espacios soberanos con el objeto de poder efectuar las coordinaciones necesarias para la identificación de las aeronaves que ingresen a territorio propio.

El concepto de ADIZ no está definido en ningún tratado internacional y no está reconocido por ningún organismo internacional, pero es un concepto empleado ampliamente a nivel doctrinario entre las fuerzas armadas de diferentes países. Como ejemplo, en nuestro país, el Código Aeronáutico (Ley N° 17.285/67) establece:

  • ARTICULO 7° – Cuando se considere comprometida la defensa nacional, el Poder Ejecutivo podrá prohibir o restringir la circulación aérea sobre el territorio argentino.
  • ARTICULO 8° – La actividad aérea en determinadas zonas del territorio argentino, puede ser prohibida o restringida por razones de defensa nacional, interés público o seguridad de vuelo.

Nuestro país se apoya en los citados artículos para declarar dichas ADIZ, las cuales son publicadas en los NOTAMS (Notice to Airmen) para conocimiento de todo el personal aeronáutico de la aviación nacional e internacional.

La primera ADIZ fue establecida por los Estados Unidos el 27 de diciembre de 1950, poco después de que el presidente Truman proclamara una emergencia nacional durante la Guerra de Corea y actualmente alrededor de 20 países y regiones tienen declaradas tales zonas.

Taiwán tiene una ADIZ que cubre la mayor parte del Estrecho de Taiwán, parte de la provincia china de Fujian, Zhejiang y Jiangxi, parte del Mar de China Oriental y el espacio aéreo adyacente. La ADIZ de Taiwán fue diseñada y creada por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos (USAF) después de la Segunda Guerra Mundial y coincide con la Región de Información de Vuelo de Taipei, cuyo empleo es para el control del espacio aéreo para la aviación civil. Por ello, los vuelos militares sobre territorio chino no son reportados como incursiones, pero si aquellos que pasen la línea media del Estrecho de Taiwán.

En el siguiente gráfico se pueden observar las diferentes ADIZ determinadas por China, Japón, Corea del Sur y Taiwán.

Imagen: ADIZ[2]

Incursiones chinas

En general, las incursiones chinas se dan en la parte suroeste de la ADIZ, el cruce de la línea media del Estrecho o la circunnavegación de la isla. Como respuesta, Taiwán envía aviones, emite advertencias por radio y despliega sus sistemas de misiles de defensa aérea para rastrear los aviones de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF), aunque estas incursiones no violan el espacio aéreo de Taiwán, que se extiende 12 millas náuticas desde su costa.

Estas prácticas son conocidas como tácticas de zona gris, a menudo utilizadas en el ámbito de la guerra asimétrica o híbrida y se definen como “un esfuerzo o una serie de esfuerzos que van más allá de la disuasión y la seguridad constantes que intentan lograr los objetivos de seguridad propios sin recurrir al uso directo y considerable de la fuerza”[3].

En este sentido y desde septiembre de 2020, China ha aumentado el uso de esta táctica al enviar aviones de forma rutinaria a la ADIZ de Taiwán, y la mayoría de los incidentes tienen lugar en la esquina suroeste. En 2021, aviones militares chinos ingresaron a la ADIZ de Taiwán en 961 ocasiones durante 239 días, según el Ministerio de Defensa Nacional (MND).

El récord histórico de la mayor cantidad de aviones militares chinos vistos en la zona en un solo día fue de 56 aeronaves el 4 de octubre de 2021. Mientras que durante lo que va de 2022 las mayores incursiones se registraron el 23 de enero con 39 aeronaves, el día 30 de mayo con 30 aeronaves y 21 de junio con 29 aviones.

A continuación, se pueden observar algunas de las más significativas incursiones que se realizaron junto con la trayectoria descripta y composición de aeronaves.

Se puede observar el empleo del poder aéreo bajo el concepto occidental de COMAO (COMposite Air Operation) que consiste en la conformación de paquetes de aeronaves con diferentes roles en un solo grupo de ataque con el objeto de mejorar la sinergia y aumentar la supervivencia del mismo.

Estos paquetes están conformados inicialmente por aeronaves de superioridad aérea, conocidos con el rol de sweepers para destruir cualquier oposición aérea enemiga con misiles aire-aire de largo alcance, seguidos de aviones de guerra electrónica (EW) para interferir sus comunicaciones y radares. A estas aeronaves les siguen los cazas polivalentes o multirol con diferente tipo de armamento que permiten suprimir las defensas antiaéreas, ya sea con misiles anti radiación o misiles aire-tierra.  Estas operaciones son conocidas como SEAD (suppression enemy air defense).

Una vez suprimidas las defensas antiaéreas, hacen su entrada los bombarderos para atacar los objetivos principales. Todos ellos acompañados por aviones cazas polivalentes con armamento aire-aire para protegerlos, cumpliendo el rol de escoltas o escort.

Estas operaciones están apoyadas por aeronaves de comando y control en vuelo y por aeronaves de reabastecimiento que también poseen su propia escolta.

Este empleo de los medios aéreos no se observa en las operaciones aéreas realizadas por Rusia sobre Ucrania.

Concepción estratégica

EEUU / OTAN

El presidente de los Estados Unidos declaró el 23 de mayo de 2022 que su país se involucrará militarmente si China ataca a Taiwán. Estas declaraciones, que implicaban un cambio de estrategia, fueron aclaradas que se referían a brindar apoyo de equipos militares, no de una intervención militar manteniendo la relación de defensa que rige la Ley de Relaciones con Taiwán.

Un mes después, el 29 de junio de 2022, los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN reunidos en Madrid aprobaron el nuevo concepto estratégico de la Alianza, en el cual observan una asociación cada vez más profunda entre Rusia y China constituyéndose en un desafío al orden existente.

Si bien China no respalda militarmente la guerra de Rusia en Ucrania, el líder chino, Xi Jinping, ha manifestado su apoyo a Moscú por cuestiones de «soberanía y seguridad», y esto lo consideran extremadamente amenazante, no sólo para Estados Unidos, sino también para Europa.

Finalizada la bipolaridad luego de la caída del muro, pasamos a un sistema unipolar liderado por EEUU y hoy, con el crecimiento económico y militar de China y en menor medida de Rusia, estamos tendiendo a un sistema multipolar el cual molesta a EEUU y busca interponer terceros países para contener las aspiraciones de sus rivales. Con Rusia, utilizó a Ucrania y con China, está empleando a Taiwán.

En este sentido, el 30 de junio de 2022, el representante Young Kim (miembro de rango adjunto del Subcomité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes sobre Asia, el Pacífico, Asia Central y la no proliferación) y Michael McCaul presentaron el proyecto de la Ley de Soluciones de Entrega de Exportaciones de Armas (HR 8259) para rastrear las transferencias y garantizar la entrega eficiente del equipo de defensa estadounidense vendido a Taiwán y otros aliados del Indo-Pacífico.

Este proyecto de ley reafirmaría el compromiso del Congreso con los aliados estadounidenses, aumentaría la transparencia de los esfuerzos en curso para defender los acuerdos de seguridad e identificaría soluciones para abordar los retrasos en los plazos de entrega.

Además, EEUU constantemente realiza acciones que son percibidas por China como una provocación, como es el hecho que en junio de 2021 un grupo de senadores estadounidenses volaron a Taiwán en un avión militar para anunciar una importante donación de vacunas contra el covid-19.

Estos hechos se repitieron e incrementaron en los últimos meses, pudiéndose mencionar:

  • Mar 20 – aprobación de la Ley de la Iniciativa de Protección y Mejora Internacional de los Aliados de Taiwán (TAIPEI) de 2019.
  • Feb 21 – operación de libertad de navegación (FONOP) de la USN en el Mar de China Meridional.
  • Nov 21 – despliegue de cazas F-22 y F-35 y bombarderos B-2 en Australia.
  • Feb 22 – despliegue de 130 aviones para el ejercicio Cope North 22 en Guam.
  • May 22 – instalación de un sistema de defensa THAAD en Guam.
  • Jun 22 – despliegue de 4 bombarderos B-1 a Guam.
  • Jun 22 – despliegue de 20 cazas F-35 a Japón para probar su capacidad de empleo ágil de combate (ACE).
  • Jun 22 – ejercicio Valiant Shield 22 en Guam.
  • Jun 22 – desarrollo de una segunda instalación militar en Tinian, cerca de Guam.
  • Jun 22 – un avión de la USN EP-3E Aries II de reconocimiento y guerra electrónica y un RC-135W de vigilancia electrónica sobrevolaron el Estrecho de Taiwán, Mar de China Oriental y Mar Amarillo.

CHINA

El 12 de junio de 2022 con motivo del 19° Diálogo de Shangri-La el jefe de defensa chino pronunció en su discurso que “las fuerzas armadas chinas lucharán hasta el final si alguien se atreve a separar a Taiwán de China”, asegurando que Taiwán es parte de China y que la cuestión de Taiwán es un asunto interno y que definitivamente realizará su reunificación, ya sea por un proceso pacífico o por la fuerza.

Esta es la advertencia más fuerte que China ha enviado a los EE.UU., ya que Washington ha utilizado con frecuencia la cuestión de Taiwán para provocar a China y alentar a las autoridades separatistas de la isla a empeorar la situación de seguridad de la región.

En este sentido, el líder chino, Xi Jinping, firmó una directiva que permite usos militares «no bélicos», lo que genera preocupaciones de que Beijing pueda estar preparándose para invadir la isla democrática de Taiwán bajo la apariencia de una «operación especial» no clasificada como guerra.

Consideración final

Entre Ucrania y Taiwán se pueden observar algunas similitudes y diferencias, a saber:

  • Ambas están amenazadas por grandes potencias.
  • Ambas son reclamaciones territoriales.
  • Ambos líderes de China y Rusia se inspiran en el nacionalismo y autoritarismo.
  • Ucrania es una nación soberana reconocida por 180 países mientras que Taiwán es apenas reconocida por una docena de países.
  • Taiwán tiene fuerte apoyo militar de los EEUU mientras que Ucrania tenía un pequeño número de asesores y un suministro limitado de armas de Occidente para combatir contra los separatistas, aunque una vez iniciadas las operaciones ha recibido un gran apoyo militar.
  • China posee una capacidad económica y militar mejor que Rusia para soportar una guerra de larga escala pero no posee experiencia en guerras recientes.
  • Las geografías son diferentes, Ucrania una llanura colindante con Rusia, mientras que Taiwán es una isla a unos 180 km de China con una orografía no muy favorable para un desembarco.

Por lo mencionado, la situación no es del todo parecida en ambos escenarios y ante la hipotética invasión por parte de la República Popular de China contra Taiwán, al ser esta una isla que está a unos 180 km de distancia lo lógico podría hacerse con un desembarco anfibio, pero para ello debería desplazar una gran cantidad de barcos lo cual sería fácilmente detectado por los satélites y además Taiwán no poseen suficientes playas para un asalto desde el mar.

Por lo cual, debido a la escasa distancia las aeronaves de combate estarían sobre Taiwán en no más de 15 minutos de vuelo y si logra mantener la superioridad aérea sobre la zona podría realizar un asalto aéreo para lograr la ocupación.

Si bien la cantidad de aeronaves militares de la USAF (5.600 aviones), sin contar las de sus aliados, casi duplica a las de China (entre 2.500 a 3.100 aviones); China, por su lado, tiene un sistema misilístico importante con capacidad hipersónica, tecnología que todavía no fue alcanzada por los EEUU.

Por otra parte, la disuasión nuclear está de vuelta en las relaciones internacionales, ya lo vimos con Rusia. Si bien el arsenal nuclear de China (350 ojivas) es muy inferior al de EEUU (5.500 ojivas) esta clase de arma como herramienta de persuasión puede también ser utilizada por Xi Jinping contra los Estados Unidos para permitirle alcanzar sus objetivos. En este sentido China prevé incrementar su número de cabezas nucleares a 1.000 para 2030.

En el siguiente gráfico podemos observar los diferentes sistemas de misiles y sus alcances.

Fuente:Alcance de las armas nucleares chinas. (The Economist (2019))

Por su lado, EEUU está reforzando a sus aliados en la primera línea de combate como ser Taiwán, Corea del Sur, Japón y Australia y fortaleciendo sus posiciones en una segunda línea de las Marianas (Guam, Tinian).

Además, ha asegurado alianzas de seguridad fuertes en el Indo-Pacifico como QUAD en 2017 que es un foro estratégico informal entre Estados Unidos, Japón, Australia e India que se mantiene mediante cumbres semi-regulares, intercambios de información y ejercicios militares entre países miembros. El acuerdo diplomático y militar fue ampliamente visto como una respuesta al aumento del poder económico y militar chino, y el gobierno de éste respondió al Quad emitiendo protestas diplomáticas formales a sus miembros. Otra alianza estratégica militar es el AUKUS realizada entre Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos, que se anunció públicamente el 15 de septiembre de 2021 para la región del Indo-Pacífico.

Dada la posición de China y EEUU es muy probable que Taiwán se convierta en la Ucrania de Asia, esto va a depender de las señales que dé cada actor y cómo sean percibidas por el otro.

En este sentido algunos de los posibles escenarios son:

  1. Es muy probable que estas incursiones sigan como forma de:
    1. entrenamiento de pilotos en vuelos de largo alcance y en formaciones de combate tipo COMAO,
    1. recopilación de información,
    1. disuasión a través de demostración de su poderío aéreo a efectos de desacoplar coaliciones ya sean de alianzas con otros países o provocar divisiones internas políticas,
    1. o simplemente para desgastar a la Fuerza Aérea de Taiwán.

Mientras, espera el resultado de Rusia sobre Ucrania. Hay que tener presente que el principal aliado de China es Rusia, además de Corea del Norte, entre otros.

  • Xi Jinping puede esperar hasta el 2024, cuando se realizarán las elecciones presidenciales. Si gana el partido Koumintang es probable la reunificación pero manteniendo un gobierno nacionalista sobre la isla sin necesidad del uso de la fuerza.
  • Si se produce la independencia de Taiwán por presión de EEUU, esto va a motivar la invasión a la isla y China se va a encontrar con una gran resistencia de los taiwaneses apoyados por los EEUU.
  • De no lograrse la reunificación pacífica, la invasión podría retrasarse para después del 2025, pudiendo optarse por el año 2027, Centenario del Ejército Popular de Liberación o el 2049, Centenario de la República Popular de China.
  • No se estima conveniente para EEUU abrir otro frente en el Indo-Pacífico hasta que no se resuelva el tema con Rusia.
  • Si Rusia escala el conflicto a Europa podría ser una oportunidad para China alcanzar su objetivo.

[1] Apoyo de los taiwaneses a la independencia (1994-2021) (Universidad Nacional de Chengchi (2021))

[2] https://www.jstor.org/stable/resrep26130.6?seq=1

[3] https://www.csis.org/maritime-gray-zone-tactics-argument-reviewing-1951-us-philippines-mutual-defense-treaty

Imagen de portada: Reuters

Te puede interesar: China realiza pruebas de disparo con su nuevo sistema de artillería autopropulsado PCL-181

Publiidad

10 COMENTARIOS

  1. es una comparacion disparatada esa de taiwan y ucrania, taiwan se asemeja mas a malvinas, y argentina siendo la china continental , taiwan es parte de china y china tiene todo el derecho de tomar el territorio por la fuerza asi como argentina puede usar la fuerza para recuperar la integridad territorial sobre malvinas si asi lo desea, la argentina reconoce el concepto de «una sola china» , igual que incluso estados unidos lo hace, no tiene nada que ver con el caso de ucrania cuando ucrania es un pais soberano cuya integridad territorial fue vulnerada por rusia.

  2. China tiene todo el derecho de invadir Taiwán por la fuerza…. y Taiwán tiene todo el derecho de defender su territorio por la fuerza… y eso es lo que hará de forma contundente, no esperen otra cosa.

  3. Comparto tu razonamiento, Pablo. Querer trazar un paralelo entre Ucrania y Taiwan, equivale a reconocerle a Malvinas su independencia respecto a Argentina, cuando son islas parte de nuestro territorio, ocupadas por un enemigo, al cual vía diplomática o bélica, debemos echar, ahora y a futuro. Estos razonamientos equivocados y mal intencionados, instalan falsas ideas contrarias a los intereses soberanos de Argentina.

  4. Podría reclamar hipotéticamente claro, España la devolución de Malvinas a UK o Argentina? En 1520 la expedición de El Cano y Magallanes llegó allí y se hizo el primer mapa, y en 1540 un galeón con el capitán Español Alonso de Camargo estuvo varios meses allí, y en 1770 la isla fue tomada por los Españoles rindiendo a la guarnición británica. Luego Argentina más tarde se independizó de España y los Ingleses volvieron de nuevo.

  5. Es verdad que existe cierta similitud entre la situación de Malvinas y Taiwan, solo que las islas Malvinas son ocupadas por una potencia extranjera desde hace más de 150 años y se ha producido un conflicto bélico en el medio.
    A quien le damos importancia, al derecho geopolítico o a la historia?…Argentina o UK?
    Mientras tanto Rusia y China desarrollan un carácter netamente expansionista justificando amenazas al buscar un conflicto para ocupar territorios, un estilo no muy diferente al que fué Corea y Vietnam por parte de EEUU y la URSS. El peligro con los colosos de Asia es que pueden seguir avanzando con Japón, por ejemplo, quien sufrió el asesinato de su primer ministro recientemente, o con otros países del sudeste asiatico con crisis políticas.

  6. Hola Pablo, le falta una parte al artículo, pero el sentido de la comparación es para sentar la similitud de la estrategia de contencia de Rusia y China que esta llevando adelante EEUU. Si ves, tienen algunas similitudes o mayores diferencias, por eso digo que no son iguales las situaciones pero lo común es EEUU

  7. El artículo sobre Taiwán está bastante bien y es objetivo, incluso hasta el título es adecuado. Una respuesta correcta de mi parte sería larga, pero desde hace mínimo 40 años Taiwán es un peón de ajedrez o moneda de cambio entre China y EE.UU. Digamos que por décadas fue una situación tranquila y consensuada entre las partes, empezando en 1972, el primero de los comunicados conjuntos entre los EEUU y China acordando que hay solo una China, la de Beijing. La situación actual se disparó con la llegada de la actual presidenta al poder, y ella llegó al poder por una serie de acontecimientos fortuitos, desencadenados por el mal manejo de unos temas mal llevados por el gobierno anterior, en los últimos meses de su gestión. Todo este embrollo geopolítico solo es por la ubicación de donde está Taiwán en el mapa. Muy cerquita de China, separada por el Estrecho de Taiwán. Ojo, si estuviera Taiwán al lado de África o metida en el Caribe, sería una isla más, con un desarrollo económico no muy distante al de Filipinas o alguna de las islas de Indonesia. El primero que hizo un comentario serio sobre la importancia geopolítica y estratégica de Taiwán fue el general McArthur al que consideró a la isla como un “portaviones insumergible”. La gran diferencia en una comparación de Ucrania-Rusia con Taiwán-China, son los fuertes lazos culturales que hay entre Taiwán-China, sin ninguna rivalidad ni expresiones de odio entre sus partes. Ese es el mayor obstáculo que han tenido que enfrentar la facción independiente de Taiwán.

  8. Además de no coincidir en lo que decís, el mayor país expansionista e intervencionista que es EEUU no lo mencionás en tu, ponele, «Análisis». No dejo de sorprenderme por como nos han casi convencido que lo nuestro no es nuestro. Que grave problema es la batalla cultural en la Argentina.

    p/d. El ex 1er ministro japonés quería poner misiles nucleares americanos en suelo japonés, trasladon a Japón un problema nuclear con potencias que no tiene, y lo que es peor: PONER ARMAS NUCLEARES DEL PAÍS QUE LE TIRÓ 2 BOMBAS!!! Creo que los japoneses se salvaron.

  9. A mi entender China solo desgasta a Taiwan, invadirla significaría una catarata de sanciones provocadas por «Occidente» que no le reportaría ningún beneficio, como está pasando actualmente con Rusia. China está dominando el comercio mundial y esa es, creo, su mayor fortaleza; recuperar Taiwan sería solo una cuestión de «orgullo nacional» sin mayores ventajas desde el punto de vista estratégico. Creo que la situación Ucrania-Rusia va a llegar a un estancamiento muy pronto, con un armisticio que congele las posiciones en el lugar donde se encuentren las tropas (a la manera de Chipre), ya que Europa va a tener que enfrentar el invierno que se viene y reactivar su economía (y no creo que su matriz energética dependiente del gas ruso se haya reconvertido en tan poco tiempo) y Rusia también querrá recuperarse de las sanciones, una «tregua de invierno» a la manera de las épocas antiguas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.