Australia ha comenzado el proceso de reemplazado de sus misiles Harpoon. Así se desprende de un reciente comunicado de Kongsberg Defence & Aerospace (KONGSBERG) del 6 de julio. En base a lo informado por la empresa de Noruega, el gobierno australiano ha colocado una orden para la adquisición de nuevos misiles superficie-superficie NSM (Naval Strike Missile). El valor del contrato asciende hasta los USD 48.600.000.

Desde los últimos meses, desde la Armada Real Australiana viene acelerando el proceso de reemplazo de sus misiles Harpoon. Esta clase de misiles anti-superficie equipan a las fragatas Clase Anzac y Destructores Clase Hobart. Según los reportado por Kongsberg Defence & Aerospace las negociaciones y contacto con el gobierno australiano comenzaron en el mes de abril, fijando las primeras entregas de misiles NSM para la segunda mitad del año 2022.

Desarrollado y fabricado en Noruega, NSM es un misil que puede ser lanzado desde múltiples plataformas, como buques, para atacar blancos terrestres o de superficie. Según lo informado por Kongsberg posee un rango aproximado de 100 millas náuticas, alcanzando velocidad de entre 0,7 y 0,9 Mach.

En el presente diversas armadas cuentan en sus inventarios con el misil NSM, teniendo como usuario inicial a la Armada Real de Noruega. Las capacidades del misil y características del misil captaron la atención de la Marina de los Estados Unidos, que los ha adquirido para sus Buques de Combate Litoral (LCS) y las futuras fragatas clase Constellation. También ha sido adquirido por el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos.

Tal vez te interese Australia: Sólo los submarinos nucleares pueden hacer el trabajo que necesitamos

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.