Gracias a una publicación en redes sociales, la Fuerza Aérea Argentina (FAA) confirmó el primer despliegue operativo de los UAV AR-1F BÚHO desde la Base Aérea Militar Chamical. El mismo tuvo como marco los ejercicios que esta realizando actualmente el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) en la provincia de La Rioja.  

Denominados por la Fuerza Aérea Argentina como Sistemas de Armas Militares Remotamente Piloteados (SAMIRP), los UAV AR-1F BÚHO se encuentran operando desde la Base Aérea Militar Chamical. A principios del mes de octubre de año 2021 la unidad recibió dos sistemas, siendo entregados por las Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGIyD). Ambas unidades poseen las matrículas de identificación “UX-32” y “UX-33”.

A su vez, estos vehículos aéreos no tripulados de clase I fueron presentados a finales del año pasado al Ministro de Defensa, Jorge Taiana y al Jefe del Estados Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Teniente General Juan Martin Paleo.

En base a lo informado por la Fuerza Aérea Argentina, el Escuadrón Operativo de Sistemas de Armas Militares Remotamente Piloteados (SAMIRP) se encuentra empleando actualmente al AR-1F BÚHO “UX-32” en la zona de la salina “La Antigua” ubicada en La Rioja. Por medio de su despliegue en apoyo a los ejercicios realizados por el Grupo de Operaciones Especiales, los operadores del sistema pueden adiestrarse en tareas de exploración y reconocimiento.

Los AR-1F BÚHO son vehículos aéreos no tripulados (o UAV por sus siglas en ingles) de uso militar, siendo desarrollados y construidos por Dirección General de Investigación y Desarrollo de la Fuerza Aérea Argentina. De propulsión eléctrica, es un vehículo de clase I con un peso de 30 kilogramos. Inicialmente ha sido concebido como un medio para adiestramiento para operadores y técnicos en este tipo de vehículos. No obstante, puede ser empleado en misiones de vigilancia, renacimiento e inteligencia (ISR) gracias a su cargo útil de 2,4 kilogramos; la cual permite la instalación de sensores FLIR (EO/IR) de tipo giro-estabilizado.

*Fotografías: Fuerza Aérea Argentina (FAA)

Tal vez te interese Recuperando a los A-4AR Fightinghawk: visita a la V Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina

Publiidad

3 COMENTARIOS

  1. Que buena noticia… Espero que se continúe con esto y pasen a la segunda face de hacer algunos con cohetes o misiles de ataque a tierra, las últimas contiendas están demostrando que esté es el camino a seguir… Bajando mucho los costos de operatividad.

  2. La FAA, junto con los institutos técnicos nacionales, podrían esmerarse en fabricar modelos más avanzados, que posean más autonomía y capacidad de detección.

  3. Sin duda es una buena noticia, pero me gustaría ver que se compraron 6 ,12, 20 unidades, fabricadas localmente y se están usando en operaciones de vigilancia y reconocimiento, en distintos puntos del país.

    También me gustaría ver que están en producción los de las clases II y III.

    No dudo que tengamos capacidad para construir un caza. Pero creo que este tipo de plataforma es mucho más compatible con nuestra realidad. Además que viene demostrando tener elevado valor estratégico. Para nuestra industria sería viable, tecnología local, trabajo local, moneda local.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.