Finalizada nuestra recorrida al Aérea Material Río Cuarto (ARMACUAR), en la provincia de Córdoba, la siguiente escala fue Villa Mercedes en la provincia de San Luis. Nuestro destino la V Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina, mejor conocida como “Cuna de Halcones”. A lo largo de nuestra visita tomamos conocimiento de los esfuerzos realizados por la unidad para el mantenimiento del sistema de armas A-4AR Fightinghawk. Como se expresó en oportunidades previas, la decisión oficial y esfuerzo de la Fuerza Aérea Argentina es la de incrementar el número disponible de cazas operativos, hasta alcanzar las 12 unidades en una primera etapa; para expandir ese número hasta las 18 en el mediano plazo.

Desde Zona Militar observamos algunos de los trabajos que se vienen realizando en los cazas A-4AR Fightinghawk, en un aspecto de crítica y vital importancia: el motor Pratt & Whitney J52-P-408A. De esta forma pudimos recorrer las instalaciones del Taller Motores del Escuadrón de Mantenimiento de la V Brigada Aérea de San Luis.

Como se ha indicado en pasadas publicaciones y entrevistas, desde las autoridades de la Fuerza Aérea Argentina se fijo el objetivo de aumentar la disponibilidad de unidades del sistema de armas A-4AR Fightinghawk. Con esto mente, los esfuerzos pasaron por recomponer diversas cadenas logísticas, ya sea con nuevos proveedores (como el caso de asientos eyectables) o incorporar nuevas capacidades a fin de reducir tiempos y ahorrar recursos. De esta forma dos aspectos resultaban críticos: el primero, el propio mantenimiento del motor J52; y, segundo, el denominado motor de arranque.

Previó a la Pandemia COVID-19, diversos componentes del motor debían ser enviados a los Estados Unidos para su procesamiento y mantenimiento. Los retrasos en los envíos y las demoras provocaron que los tiempos de trabajo sobre cada motor se dilatará ocasionado la merma en el número de unidades disponibles de A-4AR. De esta forma, desde la unidad se comenzaron a emprender los esfuerzos para obtener capacidades de mantenimiento modular del motor J52.

En base a lo informado por personal de la V Brigada Aérea durante nuestra presencia en la unidad, la capacidad de mantenimiento modular se ha alcanzado a partir del mes de marzo de 2022, luego de grandes esfuerzos. Esto ha repercutido de forma positiva, ya que en base a las evaluaciones realizadas fueron detectados una buena cantidad de motores preservados que podrían ser recuperados. Los mismos poseen muy pocas horas de uso, presentando novedades que podían ser subsanadas con las capacidades incorporadas. Entre dichas novedades halladas podemos citar, por ejemplo, oscilación de presión de aceite o perdida de este fluido en algunos de los cojinetes.

Uno de los componentes críticos para la recuperación de los cazabombarderos A-4AR Fightinghawk es el motor de arranque. Uno de los objetivos fue contar con la capacidad de efectuar mantenimiento de nivel I de este componente. A grandes rasgos, estos trabajos consisten en del desarme completo de la pieza para su inspección y posterior reparación o cambios de componentes. Posteriormente, el motor de arranque debidamente reparado debe ser sometido a diversas pruebas para evaluar que se encuentre en optimo estado para ser instalado en uno de los cazas. Para este fin, fue recuperado uno de los bancos de pruebas adquiridos originalmente con la llegada de los A-4AR, y que desde hacía años no estaba disponible.  

Al día de la fecha, a través del mantenimiento modular, ya fueron procesados y recuperados cuatro motores J52 los cuales ya se encuentran instalados cazabombarderos A-4AR Fightinghawk. Por medio de lo confirmado por el personal, el taller de motores se encuentra calificado para intervenir componentes separados (o módulos) del motor J52 que no afecten el balanceo de este. Los próximos pasos es la incorporación de nuevos bancos de prueba para poder avanzar con la capacidad de mantenimiento global de este componente critico para la disponibilidad del sistema de armas.

Otra de las capacidades que se busca incorporar desde la V Brigada Aérea es la de poder avanzar con las respectivas pruebas de laboratorio de filtros. Esta cuestión no es menor, ya que cada 25 horas de vuelo de un caza A-4AR debe ser tomada una muestra de aceite del motor. Con el análisis de la composición de los restos metálicos en el aceite, se puede determinar que pieza del motor J52 requiere o precisará próximamente inspección, mantenimiento o cambio en base a su desgaste.

Previo a la Pandemia COVID-19, estas muestras de laboratorio debían ser enviadas al exterior. Más precisamente a la empresa canadiense Gastops. Los retrasos en los envíos producidos por la pandemia global generaron retrasos en el procesamiento de las muestras de aceite y filtros generando contratiempos. Como sucediera con otros componentes, se decidió incorporar la capacidad de análisis de laboratorio, al poseer la Fuerza Aérea Argentina el equipamiento para tal fin. En este sentido se ha contado con la colaboración de la empresa canadiense, alcanzando este objetivo recientemente. Frente a la periodicidad de estas tareas de control y análisis, esto representa un hecho no menor en la recuperación y disponibilidad de los A-4AR.

Como fuera expresado por el Brigadier Isaac, uno de los principales objetivos de la gestión es aumentar la disponibilidad de los A-4AR. De esta forma, la meta esta fijada en alcanzar como primer hito de 12 unidades en condición de vuelo. Desde este número avanzar hacía las 18 aeronaves en el mediano plazo. De cara la celebración del Día de la Fuerza Aérea Argentina en el mes de agosto se espera ya contar con siete cazabombarderos disponibles y listos.

A pesar de los contratiempos generados por Pandemia, desde la V Brigada Aérea de San Luis, con apoyo del Aérea Material Río Cuarto (ARMACUAR), avanzan en la recuperación del sistema de armas A-4AR Fightinghawk. Los esfuerzos encarados por todo el personal de unidad, en sus diversos niveles, deberá ser acompañado sin duda por la voluntad de la Jefatura del Estado Mayor General de la Fuerza Aérera, como de las autoridades políticas del Ministerio de Defensa en la necesaria asignación de recursos.

Como el Brigadier a Isaac ha expresado en diversas entrevistas, la Fuerza Aérea Argentina tiene como principal activo a su personal. Los integrantes de la V Brigada Aérea, desde el Jefe de la unidad, el Comodoro Carlos Adrián Pesante, pasando por pilotos y mecánicos, poseen la voluntad y capacidad de cumplir con esta misión.

*Especial agradecimiento al personal de la V Brigada Aérea de San Luis, por permitirnos visitar las instalaciones y dar a conocer a los lectores de Zona Militar el esfuerzo y trabajo diario que realizan al servicio de la Nación.

Tal vez te interese Los A-4Ar Fightinghawk del G5C despliegan en el sur argentino

Publiidad

16 COMENTARIOS

  1. Excelente el trabajo de la V Brigada Aérea y del Área Material Río Cuarto, ojalá se pueda llegar pronto a contar con 18 A-4 y se puedan sumar cazas supersónicos también en el mediano plazo…

  2. Acá llama la atención algunas cosas…, La verdad es que no me explico del todo como se llegó a la situación de que no tengamos aparatos para volar y por consiguiente una merma en la cantidad de pilotos calificados. Si ahora (se descubrió) que se podían poner en vuelo 18 aeronaves (varios años después de la compra de los mismos), por qué no se hizo antes cuando todo era mucho más fácil de realizar? Se iluminaron 20 años después de la compra cuando hasta incluso es mucho mas difícil conseguir los repuestos? A ver…, Me parece que acá no hubo voluntad política por parte del ejecutivo, pero tampo mucha voluntad por parte de las anteriores autoridades de la FAA. Este es un ejemplo, al que se deben agregar muchos otros más como los 707 que quedaron a la buena de Dios. Creo si, que ya que se hace este tipo de trabajos, y que ahora resulta que muchos de los aviones (preservados al pedo por lo obsoletos que ya son hoy en día), se podría poner un poco más de dinero y actualizar la electrónica como en el caso de los A4 Brasileros con radar ELTA 2032 que permite lanzar misiles de largo alcance. Por lo visto teníamos aviones con remanentes de horas que actualizados pueden ser aún hoy, verdaderas aeronaves de al menos disuacion de agresiones externas. Deberían poner mano los Israelíes que conocen el avión, pero dudo que lo hagan por presiones Norteamericanas y del Reino Unido (históricos aliados geopolíticos).

  3. Feliz día de la Bandera, feliz día de la Patria.
    Siempre estamos listos para criticar, pero está vez es para felicitar tanto a los hombres de la V Brigada Aérea, como al Brigadier Isaac y al ex Ministro Rossi, como al actual Min. Taiana porque dieron la orden y los fondos para que la Argentina recupere y amplíe una más que importante capacidad: el mantenimiento casi total de sus sistema de cazabombarderos A4. Este es un excelente piso para que con la adquisición de los nuevos cazas, si se eligen los Kfir o los JF17, se realice su mantenimiento y mejoras en el país, producto de la transferencia tecnológica como del servicio de mantenimiento que ambas se comprometieron a instalar en el país.

  4. Y falta incorporar bombas láser y misiles BVR, el radar que lleva AN/APG 66 es el mismo de los F-16 MLU de Chile, y en todo caso se podrían poner nuevos Grifo 4 como los F-5M de Brasil que utilizan el Derby ER o el Israelita EL/M-2032 que llevan los A4M de Brasil.

  5. Muy interesante el énfasis en mantenimiento predictivo de las turbinas analizando las propiedades del lubricante, tal cual como se hace con las turbinas de gas estacionarias para generación de energía. Esto ahorra costos y sobre todo da seguridad.

  6. Según lo que el artículo ZM dice: «aumentar la disponibilidad de unidades A4AR», daría a entender que la actualización de las aeronaves de la FAA o la desición de adquirir cazas supersónicos más modernos quedaría prorrogado hasta que el próximo gobierno se haga cargo; y ésto ya sucedió hace 15 años cuando se desprogramaron los Mirage III (mas o menos?)

  7. Disculpar mi total ignorancia,pero si mal no recuerdo en Argentina hay un montón de A4 dados de baja,entonces mi pregunta es si se tiene una fábrica de aviones y se les pide ayuda a Israel y se modifican estructuralmente esos aviones como los últimos A4 y en vez de que sean monomotor sean bimotor con todo lo que ello implica. De hecho si no recuerdo mal China dotó de motores gemelos en su momento a los aviones soviéticos que les vendieron y estos eran en su principio monomotor.

      • Es posible que así sea, pero tampoco podemos depender de que los países fabricantrs de cazas de combate nos vendan material de primera y depender de que ellos nos den los repuestos para reparar los cazas el día que se estropeen. Dado que tenemos una fábrica de aviones pues en mi humilde pensamiento habría empezar a pensar si no es hora de tener un caza Pampa bimotor de Mach 2 como mínimo y fabricar nosotros los motores sin depender de nadie para ello. Y lo mismo vale para el armamento. Como habría que empezar a aplicar todo esto para el ejército y la Marina en todo lo que se pueda. Es una opinión personal mía y quizás peco de desconocimiento.

  8. la gente no sabe diferenciar entre un A4 y un F16 o Grippen, si ven un avion volando en algun desfile o en una notal de un diario , van a creer que la fuerza aerea está bien equipada, aunque sean A4 de los años 50s sin misiles, creo que pasa por ahi el tema, distraer los reclamos publicos por el desarme de las ffaa.

  9. Estimado Fernando, si usted se pone a pensar un poco y analizar el tema de la fabricación de aviones de combate se va a encontrar con que sólo unos pocos países fabrican sus aviones de combate supersónicos, y si analiza aún más va a notar que menos países todavía fabrican motores a reacción, en base a esto se entiende que no es tan simple como tener una fábrica de aviones, fíjese que el Pampa no llega al 20% de fabricación local, el resto incluyendo motor, aviónica y asientos eyectables viene de afuera, así que lo que propone es hoy un imposible, y si fuera mínimamente posible demandaría años o décadas de desarrollo.

    • Estimado Javier como dije peco de ignorancia quizas,pero es verdad todo lo que usted dice,como si no queremos depender de nadie en materia militar,llámese avuones,barcos,tanques,ect para en el supuesto que fuéramos a un conflicto bélico no tevusiemos problemas de reemplazo de equipos,quizas sea hora de fabricar todo lo posible nosotros aunque ello implique años,dinero y por supuesto ingeniería inversa. De hecho en el conflicto bélico de las Malvinas donde un familiar de mi madre el ahora retirado Brigadier Mayor Guillermo Adolfo Donadille y tantos otros combatientes de las diferentes armas lo pasaron mal con lo poco que tenían para combatir a los ingleses en Malvinas y no tenían y no les querían dar ni vender ni nada material mínimamente decente para por lo menos intentar hundir toda la flota británica por poner un ejemplo.

  10. Fernando, antes se fabricaban en el país armas portátiles, morteros, obuses y su respectiva munición… hoy ni eso… Pero veamos el lado bueno, se fabrican radares y satélites, seguramente llevan componentes que se deben fabricar en el extranjero pero es algo…

    • Ahí está el problema,que no se por que a algún iluminado se le ocurrió que Argentina no debía fabricar armamento militar,quizás si se hubiese seguido haciendo se podría tener armamento y vehículos modernizado y nuevos de ser posible. Pero ahora Tengo mis serias dudas de que eso vuelva a pasar nuevamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.