A través de los correspondiente comunicados, Saab y Boeing han confirmado la recepción en Estados Unidos de los últimos componentes del entrenador T-7A Red Hawk fabricados en Suecia. A partir del futuro, con el inicio de la fabricación de las aeronaves de producción, los mismos serán construidos en los Estados Unidos para equipar a la USAF (United States Air Force).

En base a lo informado por Saab el 16 de junio, la entrega final de componentes a Boeing fue realizada el 6 de mayo. El envió realizado por la empresa consistió en un total de cinco secciones del fuselaje trasero, fabricadas en sus instalaciones de Linköping, Suecia. Además, se ha sumado a este envío dos fuselajes de pruebas; uno para pruebas estáticas y otros para test de fatiga.

Este hecho es importante para el programa T-7A Red Hawk, ya que, a partir de este momento, todos los componentes fabricados por Saab serán producidos en los Estados Unidos en sus instalaciones de West Lafayette, Indiana. La mismas fueron inauguradas durante el pasado mes de octubre de 2021, reduciendo así los tiempos de envío e incrementando la cooperación entre Boeing y Saab.

Sección fuselaje trasero – Créditos SAAB

Desarrollado con un enfoque de ingeniería basado en modelos digitales, el T-7 representa un enfoque revolucionario para el desarrollo de aeronaves. El T-7 demuestra el enfoque con visión de futuro de Saab para el crecimiento internacional y respalda nuestra posición como una compañía de aviones de clase mundial y un socio comercial único”, dijo Jonas Hjelm, director del área comercial de aeronáutica de Saab.

Por su parte, desde Boeing también confirmaron la recepción de las secciones del fuselaje trasero del T-7A fabricadas en Suecia. Además, confirmaron que el ensamblaje y unión de las secciones delantera y trasera se esta haciendo de manera exitosa en menos de 30 minutos.  

Estamos entusiasmados de comenzar a construir los primeros aviones de entrenamiento que volarán los futuros pilotos de la Fuerza Aérea”, dijo Paul Niewald, vicepresidente de programas de Boeing T-7. “Los equipos de calidad y producción de Boeing y Saab estarán más cerca, acelerando la capacidad de respuesta para satisfacer las necesidades de ingeniería y hardware”.

T-7A Red Hawk Jet; Building 75 – St. Louis, MO. MSF22-012 Series.

En total, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) planea la adquisición de un total de 351 aeronaves de entrenamiento T-7A Red Hawk, junto a 46 simuladores de vuelo, entrenamiento de mantenimiento y soporte por un monto que alcanza los USD 9,2 mil millones. Su incorporación busca reemplazar a los antiguos Northrop T-38 Talon introducidos al servicio a principio de la década de los 60´.

*Fotografía de portada: Boeing

Tal vez te interese Boeing se prepara para entregar el primer T-7A Red Hawk a la Fuerza Aérea de los EE.UU.

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.