La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF, por sus siglas en inglés) ha firmado contrato con las compañías estadounidenses Lockheed Martin, Northrop Grumman y L3Harris Technologies por un total de $2 millones de dólares cada una, para comenzar a trabajar en un sistema de ataque aire-tierra que equipara a los aviones multirol F-35 Lighting.

Además de las tres empresas seleccionadas, las compañías Boeing y Rayteon Technologies estaban dentro de las cinco consideradas por la USAF para el proyecto.

Diseño virtual del futuro SIAW. Créditos: defensenews

La USAF ha presupuestado $1900 millones de dólares para el diseño de un nuevo misil aire tierra, cuyo programa de desarrollo es conocido por sus siglas en inglés SIAW (Stand-in Attack Weapon). En el presupuesto fiscal para el 2023, por primera vez se solicitó una partida de $78 millones para la adquisición de los primeros 42 misiles.

La USAF espera que estos misiles le permitan atacar objetivos enemigos que crean un entorno de denegación de área con gran movilidad. Estos objetivos potenciales incluyen sistemas integrados de defensa aérea, lanzadores de misiles balísticos, lanzadores de misiles crucero de ataque terrestre y antibuque, inhibidores de señal GPS y sistemas antisatélite.

El nuevo SIAW tendría un alcance más corto que los misiles del tipo stand-off, que están diseñadas para ser disparadas desde una distancia fuera del alcance de las defensas enemigas, como puede ser desde un bombardero B-52.

En caso del SIAW, el avión dispararía el misil una vez ingresado en el espacio aéreo enemigo. Esta previsto que el mismo sea transportado en la bahía interna del fuselaje del F-35 Lighting, en lugar de en un soporte subalar, a fin de evitar comprometer las capacidades furtivas del avión. Se espera que el futuro SIAW posea una velocidad mayor que otros misiles que actualmente opera el F-35.

F-35 Lighting. Imagen cortesía de UPI News

El interés de la Fuerza Aérea en desarrollar un misil que pueda alcanzar objetivos como las defensas aéreas enemigas demuestra cómo su doctrina se está alejando de escenarios donde la superioridad aérea era indiscutida, como podía ser en las campañas de Medio Oriente durante las últimas dos décadas, para enfocarse en nuevos entornos contra un contrincante cuya tecnología es más avanzada.

En su primera fase el programa SIAW se centra en la ingeniería y el diseño digital. La compañía Lockheed afirmó que esta es la primera vez que la Fuerza Aérea tiene un programa de adquisición y desarrollo de armas completamente digital.

Por su parte, la empresa Northrop informo que utilizará su experiencia en el diseño y la producción de misiles guiados anti-radar de largo alcance -AARGM-ER por sus siglas en inglés-, para la Armada de los Estados Unidos.

La Fuerza Aérea requiere que este programa utilice un concepto de arquitectura de sistema abierto que le permita «conectar y usar» diferentes sistemas modulares. De esa manera, los distintos componentes podrían conectarse fácilmente sin necesidad de un largo proceso de prueba y evaluación, y el arma podría ser actualizada con mayor facilidad.

Tal vez te interese: Detalles del nuevo caza furtivo de sexta generación de la U.S. Air Force

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.