La Marina Real Australiana está considerando si sus submarinos clase Collins podrían equiparse con misiles de crucero Tomahawk, según lo informado por Naval News, citando al Jefe de Capacidad de la Marina: «Estamos haciendo el trabajo para ver lo que se necesitaría para poner a Tomahawk en los submarinos» sostuvo el Contraalmirante Peter Quinn.

Teóricamente, si la Marina sigue adelante con el plan, es probable que se haga durante la renovación planificada de US$4,2 mil millones ($6 mil millones de dólares australianos) del LOTE (Life of Type Extension) de sus seis submarinos Collins, a partir del 2026, gracias a la cual cada embarcación pasaría por una revisión de dos años de su potencia, propulsión y sensores.

La falta de sistemas de lanzamiento vertical en el Collins significa que la variante del misil lanzada por tubo tendría que adquirirse: actualmente está fuera de producción, pero podría reiniciarse por Raytheon, especialmente si la Marina Real realiza un pedido conjunto con la Royal Navy.

Según el experto en submarinos, HI Sutton, «la clase Collins es uno de los submarinos no nucleares más grandes, y tiene una carga de armas relativamente grande (…) Llevar Tomahawks a bordo no es tan desafiante como en submarinos más pequeños. Los ajustes a la estiba y manejo de armas serían menores. El sistema de combate fabricado en Estados Unidos, que se conecta al lanzamiento de armas, debería actualizarse. Pero esto es de esperar durante el LOTE de todos modos. Los Tomahawks proporcionarán a la RAN una capacidad de ataque de «primera noche» que podría emplearse tanto en escenarios tácticos como estratégicos».

Imagen destacada: HMAS Sheean de la Marina Real de Australia.

Te puede interesar: Australia adquirirá 29 nuevos helicópteros AH-64E Apache y 12 MR-60R

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.