15 de mayo de 1982. Día nublado en la zona. Se reporta que como parte de una operación de la Task Force, el enemigo atacó la Base Aeronaval Calderón. La unidad fue concebida inicialmente para alojar a los cuatro T-34 Turbomentor de la Armada Argentina para efectuar tareas de reconocimiento y apoyo aéreo cercano. Además, posteriormente seis IA-58 Pucará de la FAA y un Skyvan de la Prefectura Naval Argentina (PNA) se encontraban en la Base. Originalmente, estaban apostados en la BAM Cóndor en Darwin. Sin embargo, los reiterados ataques y bombardeos británicos con dicha unidad provocaron el traslado a la Base Aeronaval Calderón por razones de seguridad.

Frente: Base Aeronaval Calderón

Luego del repliegue de los Neptune que constituyen la Escuadrilla de Exploración, el Teatro de Operaciones quedó prácticamente ciego por nuestra parte, lo que terminó por ceder tiempo al enemigo para las últimas planificaciones. La operación había comenzado el día de ayer, 14 de mayo, luego del reporte de que tanto el portaviones HMS Hermes como el HMS Glamorgan se habían separado de la Task Force británica para llevar adelante la incursión sobre la base, y ya se comenzaban a sospechar los movimientos. La incursión fue realizada en horas de la madrugada, oficialmente a las 04:10 AM, se constituyó por un total de 45 efectivos pertenecientes al Escuadrón D del Special Air Service (SAS). Los mismos partieron durante el abrigo de la noche desde helicópteros que despegaron del HMS Hermes. Por su parte, las unidades de superficie tomaron posiciones para efectuar el bombardeo naval contra las posiciones argentinas en apoyo de los miembros del SAS.

Es importante destacar que la operación, realizadas a altas horas de la madrugada, fue empleada con el personal inglés portando gafas de visión nocturna, mientras que nuestros combatientes se vieron obligados a valerse por sí mismos en el enfrentamiento. Desgraciadamente, la operación de las fuerzas especiales enemigas fue exitosa, a pesar de haberse desplegado el sistema de seguridad que trató de resguardar la pista, los pañoles y el material aeronáutico fueron destruidos. El reporte final de las acciones indica que cinco IA-58Pucará de la Fuerza Aérea Argentina, cuatro T-34 Turbomentor, mas un Skyvan, fueron destruidos por miembros del SAS que emplearon diversos tipos de explosivos con la aeronaves.

El ataque finalizó aproximadamente a las 08:40 hs de la mañana. Se pudo recuperar material abandonado por el SAS, el cual se replegó en helicóptero a Darwin. Además se realizaron las evacuaciones del personal aeronáutico de la Base Aeronaval Calderón, empleando al un CH-47 Chinook matrícula H-93, que efectuó dos vuelos a a zona.

La Fuerza Aérea Sur, por su parte, además de realizar el apoyo aéreo a la Base Calderón, realizó vuelos de reconocimiento a lo largo del día.

Frente: Puerto de San Carlos

Además de los acontecimientos más importantes, se informó que la guarnición argentina en Goose Green, en cumplimiento de órdenes recibidas, envió 62 hombres de los Regimientos 12 y 25 de Infantería que, bajo la denominación Destacamento Águila y al mando del Teniente 1° Esteban, ejercerán vigilancia sobre la Bahía de San Carlos: se solicitó que se provea de alerta temprana por cualquier desembarco en la zona.

También fueron trasladados a la desembocadura del Estrecho de San Carlos Comandos del Ejército Argentino, cañones de 105 mm y morteros. No está de más aclarar que, según los informes, se visualizaron en distintas oportunidades la presencia de patrullas aéreas de combate (PAC), constituidas por aeronaves Harrier, en la zona.

Frente: Puerto Argentino – BAM Malvinas

Como en jornadas previas, el accionar de la aviación enemiga se concentran en efectuar bombardeos desde gran altura contra las pista y posiciones defensivas de la BAM Malvinas. En este sentido, aproximadamente en horas del mediodía un Harrier realizó un ataque contra dichas posiciones empleando una bomba con espoleta de retraso de unos ocho segundos. Otro ataque fue realizado a las 14:30. Durante estas incursiones aéreas fue derribado un cazabombarderos Harrier por accionar de la artillería antiaérea argentina. Su piloto logró eyectarse siendo recuperado y capturado por efectivos argentinos.

A su vez, con la artillería antiaérea como protagonista, una de las batería de misiles antiaéreos Tigercat del Ejército casi es alcanzada por dos bombas, las cuales impactaron aproximadamente a 15 y 30 metros de el emplazamiento del sistema. La situación fue grave ya que casi es alcanzado el depósito de misiles. Especialistas en explosivos, comprobaron que una de bombas había perdido su espoleta quedan inerte en el terreno; mientras que la otra no explotó, quedando activa en el campo. Los técnicos efectuaron posteriormente su desactivación por medio de una detonación controlada.

Por su parte, la Fuerza Aérea Argentina continua rompiendo y burlando el bloqueo británico sobre las Islas Malvinas. En la jornada del día de hoy, tres Hércules C-130 arribaron a la pista de la BAM Malvinas. Las tres aeronaves, además de la necesaria y vital carga de suministros, transportaron dos cañones de artillería de 155mm. Las unidades que realizaron el cruce, con el peligro que eso conlleva, fueron los Hércules TC-65, 63 y68.

Frente Continente:

Llegadas las noticias del ataque del SAS a la Base Aeronaval Calderón en la Isla Borbón, la Fuerza Aérea Sur (FAS) dispuso el envió de nuevo material a fin de reponer las perdidas en el Teatro de Operaciones. De esta forma fue ordenado el cruce de cuatro IA-58 Pucará con destino a las Islas Malvinas. Equipado con cañones, ametralladoras y coheteras LAU 61, despegaron desde Santa Cruz. A lo largo de su cruce sobre el Atlántico fueron apoyado y acompañados por una aeronave Mitsubishi MU-2. Arribados al occidente del archipiélago se separaron del MU-2, prosiguiendo los IA-58 Pucará en vuelo rasante con dirección a la hacia la BAM Cóndor.

En el plano de otras operaciones aéreas, la meteorología marginal que viene imperando en las Islas Malvinas no ha impedido que continúen los vuelos de reconocimiento y exploración ha fin de clarificar el accionar de la Task Force durante los próximos días.

Actividad de las Task Force y la RAF:

Los últimos reportes de la actividad enemiga indican que la Task Force viene reforzando sus actividades preparatorias para efectuar un asalto anfibio contra las Islas Malvinas. De esta forma, aeronaves de patrulla y vigilancia marítima de la Royal Air Force (RAF) viene efectúan misiones de reconocimiento de largo alcance. De esta forma, en el día de la fecha se detecto en el Teatro de Operaciones la presencia de aeronaves Hawker Siddeley Nimrod. En base a los informes, estas aeronaves cuentan con la capacidad de reabastecimiento en vuelo lo cual incrementa significativamente su alcance y presencia en la zona de operaciones. A su vez, están equipadas con el nuevo radar EMI Searchwater. Este equipamiento le permite registra aun aérea aproximada de 400 MN de ancho por 1.000 NM de largo.

Por último, y en especifico a la actividad de la Task Force, en el transcurso de la jornada no fueron registradas acciones de cañoneo naval contra las posiciones argentinas en los alrededores de Puerto Argentino, ni la presencia de unidades de superficie en las cercanías de la capital malvinense.

Te puede interesar: Malvinas 40 años: el HMS Hermes se aproxima a la isla Borbón

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.