A finales del mes de abril, el Ejército de Chile realizó una prueba de tiro con sus misiles Spike. Las mismas fueron realizadas en la zona general de Pampa Chaca, teniendo como protagonistas a medios y personal Batallón de Infantería Blindado N° 27 “Bulnes”.

Las pruebas tuvieron como objetivo la constante preparación y alistamiento de los operadores de estos lanzadores de misiles Spike. Para tal fin, antes de salir al terreno, los efectivos tuvieron sesiones de entrenamiento con simulador. Una vez finalizadas estas, durante la salida al terreno fueron realizados una serie de disparos de misiles Spike a través de lanzadores montado en vehículos de la familia HUMVEE.

La labor es compleja, pero ésta se minimiza con una buena integración del equipo desplegado, ya que se fomenta la confianza lo cual aumenta automáticamente el buen manejo del material”, con estas palabras el Comandante de la Compañía Antiblindaje de Misiles Spike, Capitán Carlos Corona se refiere al entrenamiento y certificación de los apuntadores del misil.

El Ejército de Chile es un importante operador de la familia de misiles antiblindaje Spike, de fabricación israelí. Como fue observados en las prácticas, la fuerza los emplea ya sea con lanzadores montados en vehículos HUMVEE, como también en los IFV Marder. Entre las versiones que cuenta se pueden listar al Spike MR (de rango medio hasta 2,5 kilómetros) y LR (de largo alcance de 4 kilómetros).

La incorporación original de los misiles de la familia Spike fue concretada en el año 2006, cuando el Ejército de Chile adquirió los primeros lotes en su variante MR. Posteriormente, desde la fuerza han incorporado nuevas versiones, como la de rango extendido (ER) con un alcance de hasta 8 kilómetros.

*Fotografías: Ejército de Chile

Tal vez te interese Armada de Chile continua con el monitoreo de flotas pesqueras

Publiidad

2 COMENTARIOS

  1. Eso es estar preparados, constante ejercicios de la armada, ejército, fuerza aérea y conjuntos…y con excelente material en todas sus ffaa y apoyo de su industria militar

  2. Argentina tenía que hacer como Chile, sus F-16 acuden regularmente a las maniobras Red Flag en la base de la USAF de Nellis, y participan con otros países OTAN e Israel, vuelan a USA en 12 horas en tres etapas y tienen que repostar en vuelo en 8 ocasiones, y eso exige pericia y entrenamiento a los pilotos. También tropas USA de la 10ª División de montaña se desplazan a los Andes para maniobras conjuntas. Argentina no acudió tampoco a las ultimas maniobras navales UNITAS, creo que esta situación debe cambiar cuanto antes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.