11 de mayo de 1982. Tras una intensa actividad en la zona de las Islas Malvinas dada por dos buques británicos, los cuales efectuaron un cañoneo naval sobre las posiciones defensivas de Puerto Argentino por la noche, las fuerzas armadas argentinas consiguieron repeler el ataque. A su vez, a pesar de las condiciones meteorológicas adversas en la Isla Soledad, el radar emplazado en la BAM Cóndor detectó dos Harrier que se aproximaron por el sureste. La artillería antiaérea abrió fuego sobre los mismos, consiguiendo de las aeronaves enemigas abortaran su misión.

Frente: Islas Malvinas

Luego de permanecer en el Área de Patrulla MARÍA, en las cercanías de la entrada norte del Estrecho de San Carlos, el submarino ARA San Luis percibió dos contactos de idénticas características lo que le lleva a presumir a su tripulación la presencia de dos buques. Esta es la tercera oportunidad de atacar que se le presentó en la madrugada del 11 de mayo. Los mismos fueron clasificados como destructores (DD) o fragatas (FF) y se dio la orden de posicionar al submarino para el ataque ya que era sabido que ninguno era un buque argentino se encontraba en aquella zona. Dichos buques correspondían a la dos fragatas Tipo 21 HMS Arrow HMS Alacrity los cuales se encontraban regresando al núcleo de la Task Force. La HMS Alacrity había ingresado al estrecho por el sur y, en su derrotero, había hundido al buque logístico ARA Isla de los Estados con fuego de cañón en el día de ayer, 10 de mayo.

El Capitán de Navío Fernando María Azcueta, comandante del ARA San Luis, decide atacar el que se encuentra más al sur con la intención de detener su regreso a la flota. Con condiciones meteorológicas favorables y encontrando al HMS Alacrity en las cercanías a la costa, da la orden de “Fuego” y lanza los torpedos SST-4, aunque no obtuvo resultados positivos.

Realizado el primer disparo de torpedos, el ARA San Luis se posicionó para atacar al segundo blanco ubicado un poco más al norte. Sin embargo, el ataque no pudo ser llevado a cabo ya que éste se alejo del lugar a alta velocidad, abortando el disparo del segundo torpedo. La ineficacia observada del principal armamento del submarino, ha provocado que sea enviado un reporte informando de esta situación a los mandos de la Armada Argentina.

Recibido el informe del Capitán Azcueta, el Comando de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina, con aprobación del comando del teatro, dispuso el repliegue del submarino ARA San Luis. Aproximadamente a las 1800 horas, la unidad comenzó retorno a su base de operaciones en Puerto Belgrano. Una vez arribado a puerto se espera que el submarino sea sometido a diversas inspecciones y evaluaciones a fin de detectar los problemas que han aquejado a lo largo de su patrulla de combate, con el objetivo de efectuar las respectivas reparaciones. Se espera que una vez finalizados estos trabajos vuelva al teatro de operaciones.

Luego del ataque al ARA Islas de Los Estados, aprovechando la oscuridad de la noche cerrada en Puerto Mitre, el ARA Forrest zarpó para cumplir una misión de búsqueda y rescate de los tripulantes del buque argentino. Sin embargo, una vez en camino hacía el lugar del naufragio, el ARA Forrest recibió la orden de no proseguir frente a la presencia de buques y aeronaves británicos en la zona. Esta situación ha provocado que las acciones para dar con sobrevivientes del ARA Isla de los Estados se retrasen. En horas de la mañana el ARA Forrest, embarcando una patrulla del Ejército Argentino, realizó la búsqueda de sobrevivientes en una zona central del Estrecho de San Carlos, entre Puerto Mitre y bahía Ruiz Puente. A las 17 horas la tareas no arrojaron resultados positivos, retornando a Puerto Mitre.

Frente: Continente

Durante la mañana de la presente jornada, se realizo una operación especial con dos aeronaves Learjet 35 con indicativo CONDE. Los mismos se encontraban a cargo del Capitan Antonio Florentino Buira. Cap. Carlos Pane. C1º Dardo Rocha, y en la segunda aeronave el primer teniente Eduardo Bianco y el Teniente Luis Herrera.

Como parte de la misma operación, un KC-130 Matricula TC-70 con Indicativo ÑATO, despego a las 0700 de GAL compuesta por el My Roberto Briend, Cap Eduardo Senn, Cap Osvaldo Bilmezis, SM Juan Cufre, CP Carlos Golier, SAux Hector Sosa, SP Julio Lastra, SA Luis Martinez. Dicha actividad constituía en realizar una simulación de reabastecimiento en vuelo, realizando así una maniobra para engañar al bando enemigo.

Por otro lado, en horas cercanas al mediodía, un T-24 con matricula OF 2059, a cargo del Ten Luis Herrera, el 1er Teniente Eduardo Bianco, y el C1° Dardo Rocha despego de GRA con el objetivo de hacer reacción al enemigo aeronaval (PAC), y efectuar exploración y reconocimiento sobre el área. Las mencionadas salidas no dieron resultados positivos ya que no despego ningún enemigo aeronaval en el TOAS ni se avisto un buque enemigo.

Ya en aguas jurisdiccionales argentinas, la Fuerza de Tareas 79 (FT.79) se ha reorganizado a la espera de una oportunidad en la cual poder efectuar un ataque contra unidades de las Task Force. No obstante, la actividad de submarino nucleares de ataque de la Royal Navy impiden poder efectuar al día de fecha mayores operaciones.

Frente británico

Teniendo en consideración la amenaza que representaban a la posible cabeza de playa los aviones de ataque con asiento en la Estación Aeronaval Calderón, los británicos tomaron la decisión de emprender una acción directa contra la posición argentina. Para ello, en horas de la noche, un quipo de 8 hombres del D Squadron pertenecientes al SAS fueron helitransportados desde la cubierta del HMS Hermes a bordo de un Sea King hacia una zona próxima junto con sus canoas Klepper. Este elemento constituía la avanzada de exploración y reconocimiento para un posible ataque, aunque su accionas estaba atado a las condiciones meteorológicas y situación táctica.

Mientras tanto, en Hereford se presentan las planificaciones para otra operación del SAS: Mikado, la cual tenía como finalidad materializarse en un ataque contra la Base Aeronaval de Río Grande, teniendo como objetivo central los aviones de ataque Super Étendard y sus tripulaciones.

Tal vez te interese Malvinas 40 años – El HMS Alacrity ataca y hunde al ARA Isla de los Estados

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.