La 82° División Aerotransportada del Ejército de Estados Unidos ha desplegado el primer lote de nuevos vehículos de escuadrón de infantería (ISV) tras las críticas negativas. Recibieron un total de 59 vehículos, y está programada para junio la entrega de 59 adicionales para la 101 División Aerotransportada.

El ISV es un vehículo liviano de transporte de tropas todoterreno diseñado por GM Defense, basado en el diseño del Chevrolet Colorado ZR2, siendo capaz de transportar una carga útil de 3200 libras (1451 kg), incluidos nueve soldados. En total, y según el contrato firmado en 2020, se indicó que el Ejército de Estados Unidos planea comprar 165 ISV para 2023, y 183 adicionales para 2024. De acuerdo con el presidente de GM Defense, Steve duMont, la compañía está preparada para entrar en la producción completa de ISV para el Ejército de EE.UU. y otros clientes internacionales.

Sin embargo, a principios de el presente año, el equipo de Pruebas y Evaluación Operacionales (OT&E) del Ejército de Estados Unidos publicó una evaluación de los ISV no muy positiva. Sostuvieron que el vehículo «no es operativamente efectivo» para misiones de combate contra amenazas cercanas. Se indicó que, si bien el ISV sirve como un transporte de tropas capaz en condiciones estándar, carece de capacidades de comunicación y protección de fuerza adecuadas. Además, según los informes de las pruebas realizadas, el vehículo del escuadrón no pudo evitar la detección, emboscada o enfrentamientos enemigos en la mayoría de sus misiones.

La principal cuestión es, si no es efectivo: ¿por qué el Ejercito de EE.UU. continúa con su incorporación? Steve Herrcik, responsable de la oficina del Ejército para la producción de los ISV, defendió el programa sosteniendo que, en primer lugar, el vehículo no está diseñado para operaciones de combate: «El ISV no está diseñado para derrotar o contrarrestar amenazas específicas ni tiene la intención de operar como una plataforma de combate. La función principal del ISV es como transporte de tropas para proporcionar movilidad terrestre a los escuadrones de fusileros de infantería designados, lo que reduce su necesidad de cubrir grandes áreas de terreno a pie.»

Además, Herrick sostuvo que el Ejército de EE.UU. ya está abordando otros problemas mencionados en el informe, incluidas las grietas en el motor y la pérdida de dirección.

Te puede interesar: Estados Unidos comienza la construcción de una nueva base marítima móvil

Publiidad

1 COMENTARIO

  1. Gracias por mantenernos informados.. Es bueno que USA controle el uso de los equipos militares vendidos a otros países para que no caigan en las manos de China o Korea del Norte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.