A través de un comunicado oficial, la empresa alemana Hensoldt confirmó que le fue adjudicado un importante contrato para llevar a cabo próximamente la siguiente fase de mantenimiento de las flotas de Eurofighter de varias naciones del continente europeo. No obstante, desde la empresa no han divulgado la cifra exacta del monto adjudicado.

De esta forma, Hensoldt realizará próximamente los trabajos de mantenimiento en varios componentes y sistemas de los cazabombarderos Eurofighter Typhoon en servicio con las principales fuerzas aéreas de Europa. Los segmentos principales de los trabajos se centrarán en los sistemas de radar, aviónica y contramedidas.

En este último aspecto, la empresa ha presentado el 26 de abril su nuevo sistema de contramedidas electrónicas denominado Kalaetron Attack; el cual, en base al comunicado, puede “bloquear incluso los últimos radares rusos, protegiendo a los aviones contra la defensa aérea enemiga.” El nuevo sistema combina elementos de inteligencia artificial y digitalización junto a las capacidades de los nuevos radares tipo AESA. Los próximos pasos por Hensoldt en este campo es la instalación del sistema Kalaetron Attack en cazabombarderos, hecho que tendrá lugar en el verano europeo de este año.

Cuando el contrato entre en vigor, las instalaciones de HENSOLDT en Ulm, Friedrichshafen, Taufkirchen, Neuburg y Laage mantendrán las líneas de ensamblaje de las cuatro naciones centrales de programa Eurofighter, con un total de aproximadamente 500 aviones en servicio.

Otras instalaciones se abocarán específicamente, al mantenimiento de los radares de los Eurofighter Typhoon alemanes. De esta forma, en los centros de Neuburg y Laage, técnicos de Hensoldt repararán in situ los componentes de radar y autoprotección de los Eurofighter de la Luftwaffe en el menor tiempo posible.

*Créditos de fotografías: HENSOLDT AG/Stefan Petersen

Tal vez te interese Los futuros submarinos U212CD alemanes y noruegos serán equipados con nuevos sensores optrónicos

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.