Durante el ejercicio a gran escala “Arctic Edge” que finalizó la semana pasada, el Ejército de Estados Unidos integró sus sistemas de defensa aérea de última generación por primera vez.

En dicha integración, se encontraban el sistema de misiles tierra-aire MIM-104 Patriot, el sistema de defensa aérea de corto alcance (SHORAD) AN/TWQ-1 Avenger y el radar AN/MPQ-64 Sentinel. Según el comandante de la Guardia Nacional de Carolina del Sur, Frank M. Rice, el despliegue de los sistemas de defensa aérea terrestres en Alaska “envía un mensaje claro” a los adversarios que consideren atacar a la región.

Sistema de defensa aérea Patriot. Imagen cortesía de UPI News

Además, el mayor Stanton Jordan del 263° Comando de Defensa Aérea y de Misiles del Ejército, reveló que su equipo comenzó a prepararse para el ejercicio Arctic Edge hace casi dos años: “A lo largo de este ejercicio, hemos aprendido a asegurarnos de tener el combustible correcto para los sistemas, los aditivos correctos para que las mangueras no se congelen mientras giran las torretas”.

Según el mayor Jordan, los sistemas de defensa aérea de alta potencia desplegados recientemente en Alaska han existido durante mucho tiempo y se han utilizado en misiones del mundo real durante muchos años. Sin embargo, el ejercicio probó las plataformas en un clima helado, lo que garantiza que son un “activo estratégico” para el Ejército de los EE.UU.

“Esta es realmente una demostración de cómo podemos usar todas estas diferentes operaciones para entrelazar cómo apoyamos a nuestros países para proteger los intereses de nuestras naciones, y defender también a nuestras patrias” sostuvo el Teniente General de la Fuerza Aérea David Krumm.

Te puede interesar: Alemania solicita nuevos sistemas de defensa aérea a Estados Unidos

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.