En una nueva conferencia de prensa brindada por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, funcionarios de la cartera brindaron las últimas actualizaciones respecto a la situación en Ucrania. Entre algunos de los temas abordados estuvieron los planes de provisión de material bélico, incluido el polémico y fallido intento de los MIG-29 polacos.

Referido a esto último, los funcionarios presentes confirmaron una vez más que los EE.UU no está en condiciones de proveer aviones de combate, tal como fuel el caso de los MiG-29 pertenecientes a Polonia. Esta última declaración probablemente sea un cierre definitivo a la iniciativa, luego de idas y vueltas entre la Unión Europea, Polonia y el Estados Unidos, lo que expuso cierta falta de coordinación y acuerdo entre las naciones aliadas.

Habiendo descartado la opción de los cazas, los funcionarios del Departamento de Defensa si confirmaron que se está avanzando en diversos planes a los fines de proveer a las Fuerzas Armadas Ucranianas con «capacidades adicionales que nosotros no tenemos pero que otras (naciones) si». Consultados por los periodistas presentes, los funcionarios informaron que estas iniciativas incluyen de sistemas terrestres y aéreos, incluidos medios de defensa aérea más sofisticados que los misiles portátiles antiaéreos que actualmente dispone Ucrania.

Pese a que los funcionarios no brindaron mayores precisiones sobre el equipamiento en consideración, se puede especular que se trata de armamento y sistemas de armas que ya prestan servicio en las Fuerzas Armadas de Ucrania, esto con el objeto de facilitar la cesión de material y que el mismo pueda ser puesto inmediatamente en servicio operacional sin que sea necesaria capacitación o formación, y que la firma logística no resulte tan demandante.

Dentro de la OTAN, son varias las naciones que aún disponen de material que podría atender las necesidades ucranianas, desde artillería autopropulsada pasando por blindados, misiles antiaéreos, artillería, vehículos aéreos no tripulados, entre otros. Son varios los medios especializados y analistas que han puesto especial énfasis en sistema de defensa aérea, a los fines de reemplazar el requerimiento ucraniano por cazas. Sistemas móviles como el 9K33 Osa y 9K35 Strela 10 aún prestan servicio en algunos países aliados y podrían resultar de fácil cesión. Sin embargo, medios más complejos como S-300 o Buk resultan más escasos, complejos y por lo tanto de muy baja probabilidad para concretar.

Publiidad

2 COMENTARIOS

  1. El presidente de EEUU, Joe Biden, miembro del partido Demócrata está haciendo bastante poco con Ucrania. Seguramente sí Israel fuera invadida por un ejército Ruso através de Siria, no habría ningún problema de suministro de armas, y el que pongo es un simple ejemplo teórico claro. En la guerra del Yom Kippur USA mandaba los Phantom F4C propios para reponer pérdidas de Israel. Y el asunto de los Mig-29 se negociaba en secreto según prensa USA, y casi estaba decidido, pero el representante de la UE para Exteriores el Español José Borrel lo hizo público por error y Biden canceló la operación.

  2. joaquin estades seco, coincido con tu comentario. El lobby de Israel en EEUU es inmenso. Israel siempre tendrá acceso al armamento más moderno de EEUU. Los Phantom que envió de remplazo en 1973 recibieron apenas las insignias de la IAF. Seguramente Rusia saldrá bastante dañada en todo sentido de este conflicto, pero ¿con qué autoridad moral podrá EEUU señalar a Rusia el día de mañana cuando arme a sus enemigos durante una guerra? Claro, cuando tenés poder económico, político, mediático y militar, no necesitas autoridad moral para hacer atrocidades, los hacés y punto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.